4/7/18

Bruja Blanca: de Luis Santillán




Bruja Blanca


de Luis Santillán




Esta obra está protegida por INDAUTOR
Contacto: 
babilonia0@yahoo.com.mx




Personajes

Luna (Joven de trece años, tiene el cabello blanco)
Ikka (Joven guerrera de la tierra Tundra)
Balsha (Urs milenario –Lo más parecido a un urs es un oso polar,
pero mucho más grande y de color azul turquesa)
Shil-Vaná(Guardiana de los árboles –Es una especie de mujer-aguila-)
Marva (La reina de las marval´s)
Bruma (Su forma recuerda a un lobo del artico,
sólo que el tamaño es mayor que el de un león)
Calipsis (La destrucción)
Estela (Mamá de Luna)

1
Luna lava los trastes, hace ejercicios de vocalización. Canta; el agua se desperdicia. La voz se quiebra por falta de apoyo.

LUNA- ¡Qué difícil es esto!
Vuelve a cantar. Entra Estela.

ESTELA- Cierra la llave.
LUNA- Lavo los trastes.
ESTELA- Desperdicias el agua.
LUNA- Si quieres los lavo con saliva.
ESTELA- Sólo cuida el agua.

ESTELA- Si sigues cantando así, te vas a lastimar.
LUNA- ¿Por qué?
ESTELA- Porque impostas la voz.
LUNA- ¿Imposto? ¿Qué es eso?
ESTELA- Cantar con una voz que no es la tuya.
LUNA- Claro, lo hago con la voz de mi abue.
ESTELA- Estás tratando de cantar como alguien más.
LUNA- ¿Qué vas a saber, mamá?
ESTELA- Sé muchas cosas, Luna. Y quiero que tú aprendas.
LUNA- ¿Vas pagarme las clases de canto?
ESTELA- Quiero que aprendas lo que ocurre si desperdicias agua, si no cuidas los recursos…
LUNA- Wara wara, wara wiri.
ESTELA- ¿Cómo te puedo hacer entender?
LUNA- Exageras, mamá. El agua no se va acabar, hay mucha. Por si no lo sabes, la tierra tiene tres cuartas partes de…
ESTELA- No te hagas la chistosa.
LUNA- Inscríbeme en las clases, por favor.
ESTELA- Deja de desperdiciar agua.
LUNA- Si tuviéramos un lavatrastes...
ESTELA- No lo tenemos.
LUNA- Si fueras como la mamá de Julieta…
ESTELA- No soy la mamá de Julieta.
LUNA- Si yo fuera Julieta…
ESTELA- Eres Luna. Cuando te aceptes, dejarás de atormentarte.
LUNA- ¿De qué sirve ser yo si no me pagas las clases y me mandas a lavar los trastes?
Luna vuelve a cantar.
ESTELA- Canta con tu voz, Luna, no intentes ser otra persona.


2
Una fuerte ventisca, neva con intensidad. Con grandes esfuerzos Ikka y Balsha tratan de caminar. Balsha tropieza y cae.
IKKA- ¿Estás bien?
BALSHA- Puedo seguir.
IKKA- Descansemos un rato.
BALSHA- Hemos perdido mucho tiempo.
IKKA- Aún estás débil.
BALSHA- Ya tendré tiempo para descansar.
IKKA- De nada servirá que desfallezcas.
BALSHA- Estaré bien, Ikka.
IKKA- Eres muy terco.
BALSHA- No más que tú.
Entran a la cocina Luna y Estela.
LUNA- ¡Ya, mamá! ¡Ya!
ESTELA- No seas tan terca.
LUNA- Sólo deje abiertas las llaves un ratito, mientras me lavaba los dientes.
ESTELA- Ya lo hablamos y parece que no quieres entender.
LUNA- De ahora en adelante no me lavo los dientes.
ESTELA- Estoy hablando muy en serio.
LUNA- De todo me regañas.
ESTELA- Te comportas peor que niña chiquita.
LUNA- No es para tanto, mamá.
ESTELA- ¿Cómo te hago entender?
LUNA- ¿Qué quieres que entienda?
ESTELA- Que ahorres agua, que separes la basura, que apagues la luz cuando...
LUNA- Te prometo que lo haré.
ESTELA- ¿Has pensado qué harías sin agua?
LUNA- Nunca lavaría los trastes.
ESTELA- ¡Luna!
LUNA- Si en verdad se fuera a acabar el agua, alguien estaría haciendo algo para evitarlo.
ESTELA- Es lo que pido, que hagas algo.
LUNA- Relájate, mamá, no es para tanto. Por cierto, ¿podré ir?
Ikka y Balsha caminan tratando de vencer la ventisca. Ikka cae y Balsha trata de subirla a su lomo, pero Ikka lo rechaza.
BALSHA- ¿Por qué no?
IKKA- Porque estás débil para llevarme en tu lomo.
BALSHA- No podrás seguir caminando con esta ventisca.
IKKA- Sí puedo.
BALSHA- Nada pierdes si te ayudo.
IKKA- Creo que ninguno de los dos podrá seguir.
BALSHA- ¿Te vas a dar por vencida?
IKKA- Por supuesto que no, pero tampoco dejaré que me lleves.
BALSHA- No tiene nada de malo recibir ayuda.
IKKA- Mira quien lo dice. Sigamos.
LUNA- ¿Por qué no quieres darme permiso?
ESTELA- Acordamos qué hacer el fin de semana.
LUNA- Necesito ensayar mi canción.
ESTELA- Lo puedes hacer allá, incluso el aire fresco puede que te ayude.
LUNA- Lo que me puede ayudar es que me dejes ir a casa de Julieta.
ESTELA- Tu papá está muy emocionado con ir de paseo al bosque.
LUNA- Vayan los dos.
ESTELA- Vamos a ir los tres.
LUNA- ¿Qué puede tener de emocionante estar rodeados de árboles? Es muy aburrido.
ESTELA- No te vas a morir por respirar aire puro.
LUNA- Pero me voy a morir de aburrimiento.
ESTELA- Todas las princesas cantan en el bosque.
LUNA- Solo en las películas para niñas babosas.
ESTELA- Vamos, Luna, no puede ser tan malo. Te hará bien estar en contacto con la naturaleza.
LUNA- Yo estoy muy bien lejos de la naturaleza.
ESTELA- Cuando deje de haber árboles, a ver si sigues diciendo lo mismo.
LUNA- Te pones muy fatalista. “Cuando deje de haber árboles”. Ya no veas tantas noticias, mamá. Te falta decir: “Ahora que desaparezcan los osos polares…”
Balsha cae. Ikka trata de reanimarlo.
BALSHA- Es inútil. Déjame y sigue tú sola.
IKKA- Sabes que no te dejaré.
BALSHA- No vamos a conseguir nada así.
IKKA- ¿Qué propones?
BALSHA- Invoquemos a la Bruja Blanca.
IKKA- No puedo creer que en verdad digas eso. Sabes que puede ser muy peligroso.
BALSHA- Creo que no tenemos opción.
IKKA- Invocar a la Bruja es lo último que deberíamos hacer.
BALSHA- ¿Tienes una mejor idea?
IKKA- Que te levantes y sigamos.
BALSHA- Dame las rocas.
IKKA- No. Nosotros podemos lograrlo.
BALSHA- Llevamos mucho tiempo y llegamos a ningún lado.
IKKA- Hemos tenido mala suerte.
BALSHA- Invoquemos a la Bruja, Ikka.
IKKA- ¿Estás completamente seguro?
BALSHA- Sólo hazlo.
ESTELA- Mira nada más, ¿cuándo lo vas hacer?
LUNA- ¿Hacer qué?
ESTELA- Descongelar el refrigerador.
LUNA- Lo olvide.
ESTELA- Te he dicho muchas veces que si no lo descongelas ocupa más luz.
LUNA- Te digo que se me olvidó.
ESTELA- Por ese tipo de cosas se daña tanto el ambiente.
LUNA- Hoy sí estás insuperable, mamá.
ESTELA- Necesitas afrontar tus responsabilidades, dejar de ser tan egoísta. Entiende que todo lo que hacemos o dejemos de hacer trae consecuencias.
LUNA- Ya no vayas a tus clases de yoga, mamá, te hace daño.
ESTELA- Basta, Luna, deja de burlarte. Oye bien lo que te voy a decir porque sólo lo diré una vez. No vas a dormir hasta que descongeles el refrigerador y el sábado vas con nosotros.
LUNA- Pero, mamá…
ESTELA- Pero nada.
BALSHA- De nada sirve si no crees en lo que haces.
IKKA- Lo que no sirve son las rocas.
BALSHA- Dámelas, lo haré yo.
LUNA- Mamá se está volviendo loca. Desde que se metió en esa cosa ambientalista todo se lo toma demasiado en serio. Que el agua se va a acabar, por favor. Paseo por el bosque, que babosadas. Luego va a ser capaz de querer ir de campamento. Que miedo. En verdad hay mucha escarcha. ¿Cuánto va a tardar en descongelarse esto? ¡Ya sé! Voy a quitar el hielo con un cuchillo y así terminaré mucho antes.
Balsha frota las rocas. Luna toma un cuchillo. Balsha vuelve a frotar las rocas. Luna toca el congelador con el cuchillo, al mismo tiempo que Balsha frota las rocas, se produce un gran destello de luz. Después la oscuridad.


3
Luna en el piso. Balsha e Ikka la miran atenta. Luna se levanta.
LUNA- ¿Quién eres tú? ¡Mamá! ¿Cómo te metiste a mi casa? ¡Mamá, alguien se metió a la casa! No tienes permiso de estar aquí. ¡Mamá!
IKKA- No me digas que esta cosa es la Bruja Blanca.
BALSHA- Tenle respeto.
LUNA- ¿Hablaste?
BALSHA- Te pido una disculpa en nombre de Ikka, ella no cree mucho en ti.
LUNA- ¡Mamá, un oso se metió a la cocina y me está hablando! No te me acerques porque… porque… ¡¿Dónde estoy?! ¡Mamá!
IKKA- Deja de gritar.
LUNA- ¿Dónde dejaron a mi mamá? ¿Qué hicieron con la cocina? ¡Mamá!
IKKA- ¿Qué dice? ¿Entiendes algo?
BALSHA- Quizá es un ritual. Quizá “mamá” es un saludo. Hay que ser corteses, toma en cuenta que lleva mucho tiempo dormida.
IKKA- Esta cosa no puede ser la Bruja Blanca.
LUNA- Tiene que ser un sueño, tiene que ser un sueño, tiene que ser un sueño. No. Es una pesadilla. Una horrible pesadilla por no hacerle caso a mamá. ¡Mamá, despiértame! ¡Mamá!
BALSHA- Debemos responder su saludo. ¡Mamá! Salúdala, Ikka.
IKKA- Si tú lo dices. ¡Mamá!
BALSHA- ¡Mamá!
IKKA- ¡Mamá!
LUNA- ¡Mamá!
IKKA- ¿Mamá?
LUNA- No soy tu mamá.
BALSHA- Te damos la bienvenida, Bruja Blanca.
LUNA- Bruja tu abuela.
BALSHA- Por favor no vueles, si lo haces no podremos seguirte.
LUNA- ¿Qué le pasa a este oso?
IKKA- Ya estás aquí, ahora dinos que hacer.
LUNA- ¿Es a mí? No los conozco, no les he hecho nada. Miren, les propongo una cosa. Voy a cerrar los ojos, contaré hasta cinco y cuando los abra ustedes ya no estarán aquí, ¿de acuerdo? Uno, dos, tres, cuatro, cinco… ¡Siguen aquí! Piensa, piensa, piensa.
IKKA- ¿No hay forma de que haya un error, Balsha?
BALSHA- Frote las piedras y apareció. Ella tiene que ser la Bruja Blanca.
LUNA- No, no, no. No soy ninguna bruja. Yo soy Luna. Lu-na. Luna. ¿Entienden?
IKKA- ¿Luna?
LUNA- ¡Sí! Luna. Yo Luna. Ustedes… ¿Ustedes quien son?
BALSHA- Mi nombre es Balsha, ella es Ikka, Bruja Blanca.
LUNA- ¿Cómo les explico que no soy bruja ni blanca, ni rosa, ni de ningún color?
IKKA- Balsha dice que eres la Bruja.
LUNA- No le hagas caso a ese oso. Está mal, muy mal; es más, los osos no hablan. No hablan.
BALSHA- Sé que no me crees, pero mírale el cabello. Es todo blanco.
LUNA- Sí, mi cabello es blanco, pero no es mi culpa. Es blanco por un problema de melanina.
BALSHA- Perdona por despertarte de tu sueño, no lo hubiéramos hecho si no es por que las cosas han empeorado demasiado.
LUNA- Te creo, las cosas han empeorado.
BALSHA- Nuestro espacio cada vez se reduce más, pronto todos vamos a dejar de existir si no logramos evitar que la tierra se vuelva fuego.
LUNA- ¿Cómo le voy a explicar a mamá que no descongele el refri?
BALSHA- Algo está provocando un desequilibrio y nosotros debemos detener a quien este causando todo esto.
IKKA- Pero Balsha está grave, así que cúralo para que podamos seguir nuestro camino.
LUNA- No soy veterinaria, no sé curar osos.
BALSHA- No perdamos tiempo en eso.
IKKA- Creí que la necesitábamos para curarte.
BALSHA- Ella puede traer el equilibrio.
IKKA- Anda, pues, equilíbranos.
LUNA- ¿Dónde los equilibro?
IKKA- No te hagas la graciosa.
LUNA- Hablas como mi mamá. No tengo ni idea de donde estoy, tampoco sé porqué llegue aquí. Todo esto tiene que ser una ilusión. Me hizo daño lo que comí y tengo alucinaciones. No vuelo a cenar tanto.
IKKA- Está delirando, Balsha. Esto lo único que hará es retrasarnos más.
BALSHA- Luna, sólo sigue tus pasos, nosotros te seguimos.
LUNA- Sigue tus pasos. No voy a moverme de aquí, con suerte y en cualquier momento despierto.
BALSHA- No es un sueño. Te hemos traído a nuestra tierra para que nos ayudes, sólo tú puedes hacerlo.
LUNA- ¿Qué se supone que debo hacer?
BALSHA- Llevarnos al lugar desde donde se destruye nuestra tierra.
LUNA- ¿Sólo eso?
BALSHA- Eliminar lo que provoca el desequilibrio.
LUNA- ¿Algo más?
BALSHA- Sólo eso.
LUNA- Pues lo siento, no puedo. No sé cómo hacerlo, no me interesa, no me importa. No.
BALSHA- Para que regreses a tu descanso debe cumplir tu misión.
LUNA- ¿Mi misión? No, no, no. No tengo misión alguna más allá de descongelar el refri e irme a dormir. Mañana tengo que ensayar mucho y si no descanso… ¿A dónde van?
BALSHA- No puedo obligarte a que no ayudes, pero tampoco puedo quedarme sin hacer algo.
IKKA- Te equivocaste en llamar a esta bruja.
LUNA- ¿En verdad se van? ¿Van a dejarme aquí?
IKKA- Regresa como llegaste.
LUNA- Como si eso fuera posible. No están pensando dejarme aquí sola, ¿verdad? Está bien, está bien. Espérenme. No creo que esto se pueda poner peor.
IKKA- ¿Segura?
BALSHA- Confía en ella, Ikka. Sabe lo que hace.
LUNA- ¿Lo oíste, muchachita? Sé lo que hago.
IKKA- Es muy rara.
BALSHA- Es una bruja. Las brujas son raras.


4
BRUMA- Respondo a su llamado.
CALIPSIS- Tardaste demasiado.
BRUMA- No vine a escuchar reclamos.
CALIPSIS- Agradece que te dejo escuchar.
BRUMA- Si tiene algo que decirme, hágalo o me largo.
CALIPSIS- Ha llegado la Bruja Blanca.
BRUMA- No es posible; es historia, una leyenda.
CALIPSIS- Tú eres parte de esa leyenda.
BRUMA- La última vez que apareció no quedó mucho de ella, tiene que ser otra.
CALIPSIS- Es la que necesitamos.
BRUMA- Voy a encontrarla y después me divertiré un rato con ella.
CALIPSIS- Puede ser peligrosa, convenientemente peligrosa.
BRUMA- Va a ser fácil eliminarla.
CALIPSIS- No la subestimes.
BRUMA- Nunca he fracasado, cada vez soy más fuerte.
CALIPSIS- Balsha la protege.
BRUMA-¿Qué cosa puede hacerme un urs tan viejo?
CALIPSIS- No es un urs cualquiera.
BRUMA- Aún cuando fuera el más poderoso, pocas ventajas tiene contra mí.
CALIPSIS- Hablas demasiado.
BRUMA- Las entrañas del urs serán un regalo.
CALIPSIS- Lo que quiero es a la Bruja Blanca.
BRUMA- Tendrá su cabeza.
Bruma sale.
CALIPSIS- No es su cabeza lo que necesito.


5
IKKA- Estamos perdidos.
LUNA- Por supuesto que no.
IKKA- ¿Ah, no? ¿Dónde estamos?
LUNA- Estamos en… en… en medio de la nada.
IKKA- Perdidos. Perdidos.
BALSHA- No te desesperes, Ikka. Dale tiempo a que se adapte, ha estado mucho tiempo alejada de nosotros.
IKKA- Desconfío completamente de ella.
BALSHA- ¿Qué necesitas para confiar?
IKKA- Que haga algo. Si en verdad es la Bruja, puede hacer algo extraordinario, algo para que demuestre lo que en verdad es.
BALSHA- ¿Si lo hace confiaras en ella y dejaras de protestar?
IKKA- Lo prometo, pero no lo va hacer, ni siquiera sabe hacia donde nos lleva.
BALSHA- Luna, disculpa a Ikka, pero le cuesta trabajo creer en ti, por eso te pido que le demuestres tu poder.
LUNA- ¿Qué quieres que haga? ¿Qué saque un conejo? Me sé un truco de cartas.
BALSHA- Si con eso ganarás su confianza, está bien.
LUNA- ¿Cómo si fuera tan fácil? A ver. Piensa un número… Siete. Pensaste en el siete, ¿no? ¿Conformes?
IKKA- ¿Qué? ¿Ya hizo algo?
LUNA- Me estás fastidiando, muchachita.
IKKA- Tú también.
LUNA- Te voy a enseñar. ¿Qué diablos hago? Mmmm… eh… emm… ¡Abre la boca grande!
IKKA- ¿Qué?
LUNA- ¡Abrelabo cagrande!
IKKA- ¿Qué?
LUNA- ¡Abralá bocagre! (Con las palabras que acaba de pronunciar se abre un portal de luz) ¡Bolas! ¿Qué pasó?
BALSHA- ¿Ahora le crees?
IKKA- Con ciertas reservas.
BALSHA- Abrió el portal.
IKKA- Sí, sí, sí.
LUNA- ¿No estarán pensando que entraremos ahí?
IKKA- Para eso abriste el portal. Pero tú entras primero.
LUNA- ¿Yo? Puede ser peligroso, no sabemos que encontraremos ahí.
IKKA- ¿Qué te preocupa? Aún cuando aparezca un gron dirás tus palabras mágicas y ya, para algo eres bruja.
LUNA- ¿Qué es un gron?
BALSHA- Un habitante del abismo.
LUNA- ¿Nos puede hacer daño?
BALSHA- Digamos que si llega a atraparte será muy doloroso.
LUNA- Vaya forma de darme ánimos.
BALSHA- No te preocupes, eres la Bruja Blanca.
LUNA- Si tú lo dices.
Balsha entra en el portal.
LUNA- ¿En qué me estoy metiendo?


6
IKKA- No puedo ver nada.
BALSHA- Quédate a mi lado.
IKKA- ¿Dónde nos trajiste?
LUNA- Estamos en… la oscuridad.
IKKA- ¿En verdad?
BALSHA- No te burles.
IKKA- Ya que tú eres la bruja produce luz.
LUNA- No estoy para cumplir caprichitos. (Luna se recarga en la pared y al hacerlo enciende la luz) ¡Epale! Estamos en la cocina.
IKKA- ¿En dónde?
LUNA- En la cocina. No hagan ruido que puede venir mi mamá y no sé cómo le explicaría todo esto.
BALSHA- ¿Aquí encontraremos como detener el desequilibrio?
LUNA- Puede ser, quizá. Por lo menos ya estoy en mi casa. Deja eso, muchachita.
BALSHA- Compórtate, Ikka.
IKKA- Quiero llevarme un recuerdo.
LUNA- No, eso no. Quítate eso de la cabeza, es la ensaladera favorita de mi mamá.
IKKA- Y dale con eso de “mamá”
BALSHA- Debemos hallar a Shil-Vaná.
LUNA- Claro. Hallemos a Shil... Shilvilin.
BALSHA- Shil-Vaná.
LUNA- A esa mujer. ¿Tú crees que la encontremos en la cocina?
BALSHA- La podemos encontrar donde haya árboles antiguos.
LUNA- Aquí lo más antiguo es ella. No me mires así, era un chiste.
IKKA- Ja, ja, ja.
BALSHA- Vayamos a donde los árboles.
LUNA- Un momento. Primero comamos algo que todo esto me produjo hambre. Ustedes no hagan nada que yo les preparare unos ricos sándwich´s.
Luna abre la llave del agua, va al refrigerador y saca un par de jitomates, deja la puerta abierta. Las tuberías del agua, ante el desperdicio de agua, comienzan a brillar. Un sonido agudo es audible.
LUNA- ¿Qué pasa? ¿Escuchan eso?
BALSHA- Es el lamento de la tierra.
LUNA- Nunca había pasado esto.
BALSHA- Está muy dolida.
LUNA- ¿Cómo sabes eso?
BALSHA- Escucha.
Las tuberías brillan más, lo mismo que el interior del refrigerador. El sonido se intensifica. Comienza a sacudirse toda la cocina.
IKKA- ¡Haz algo!
LUNA- Está bien. Voy a… voy a…
El sonido es mucho más intenso. Luna cierra el refrigerador y la llave del agua
LUNA- Ya pasó, ¿verdad?
IKKA- Nunca vuelvas hacer eso.
LUNA- Yo sólo abrí la llave del agua.
IKKA- Tú dejaste que corriera el agua sin sentido.
LUNA- Quería lavar los jito…
BALSHA- No perdamos el tiempo peleando.
LUNA- Sólo quería hacer unos ricos sándwich´s.
BALSHA- Mejor vayamos con los árboles, Luna.
LUNA- Lo siento. No quería dañar a nadie.
IKKA- ¿Vamos a ir o nos quedamos a platicar?
LUNA- Vamos, pues. Que geniecito.
Luna sale de la cocina.
IKKA- ¿Qué tal si te equivocaste, Balsham? Viste lo que ocurrió, puede que ella no sea la bruja que nos ayude. Ella puede destruirnos.
BALSHA- Sabemos que ese es el riesgo.


7
Caminan por un bosque
LUNA- ¿No creen que ya caminamos mucho? Nunca había estado en esta parte del bosque. Se está haciendo muy noche. ¿Y si regresamos y volvemos después? Cuando haya más luz. No me gusta como se ve esto.
BALSHA- ¡Silencio!
LUNA- ¿Qué?
IKKA- ¡Que te calles!
Balsha olfatea preocupado.
BALSHA- Nos está siguiendo.
LUNA- ¿Alguien nos sigue? Puede que sea el guardia forestal. A él le podemos preguntar por… ¿Cómo dices que se llama lo que buscamos?
IKKA- ¿Qué hueles?
BALSHA- A Bruma.
LUNA- ¿Quién?
IKKA- Bruma, el protector de Calipsis.
LUNA- Van a empezar con sus palabras raras.
IKKA- Bruma te sigue a ti.
LUNA- ¿A mí?
BALSHA- Tú eres quien hará la diferencia.
LUNA- ¿Por qué yo? Eso no me agrada. Para nada. Sólo quiero hacer lo que me interesa, no más. Lo único que me interesa ahorita es tener una bonita canción, no quiero ser parte de nada, por eso soy solista, por…
IKKA- Tranquila.
LUNA- Tranquila; cómo voy a estar tranquila si mi mamá todo el tiempo dice que debo cooperar, que debo afrontar mi responsabilidad, dejar de ser tan egoísta y ahora este oso dice que haré la diferencia. No, no quiero ser la diferencia.
BALSHA- ¿Para qué quieres cantar, Luna?
LUNA- ¿Cómo para qué?
IKKA- Sí, ¿para qué?
LUNA- Pues para… para cantar.
BALSHA- Quieres cantar para encontrarte.
LUNA- ¡Oh, sí! Claro. No estoy perdida.
BALSHA- Espero que sea cierto.
LUNA- Claro que es cierto.
BALSHA- Pronto lo sabrás.
IKKA- ¿Qué hacemos? ¿Seguimos caminando? ¿Nos regresamos?
BALSHA- Debemos darnos prisa, Luna.
LUNA- ¿Y yo qué debo hacer?
BALSHA- Hablar con Shil-Vaná.
LUNA- ¿Dónde está?
BALSHA- No tenemos tiempo para juegos.
LUNA- No estoy…
BALSHA- Ahí. Ahí la encontrarás.
LUNA- Vamos.
BALSHA- Tú sola. No podemos acompañarte. Eres tú quien debe hablar con ella.
LUNA- ¿Yo por…? (Balsha se pone en dos patas y gruñe) No me gruñas, lo voy hacer.
Luna se interna en la parte más densa del bosque.
IKKA- Creo que sí la asustaste.
BALSHA- Bruma está muy cerca.
IKKA- ¿Por qué no le explicaste más de Bruma?
BALSHA- No quiero que sienta miedo.


8
Luna camina por la parte más tupida del bosque. Va oscureciendo gradualmente.
LUNA- Esto no me gusta nada. Caminar por el bosque, y pensar que tendré que volver a hacerlo el sábado con mis padres. ¡Un momento! ¿Y si no salgo de aquí?
Algunos sonidos distraen a Luna.
LUNA- ¿Hola? ¿Alguien me escucha? ¿Cómo me dijo que se llamaba la mujer que busco? Shilvinil, Shilivili, Shilshilili.
Luna quiere volver pero no se decide a caminar hacia ningún lugar. Está totalmente perdida.
LUNA- ¡Shilili! ¡Shilili! Aparece, Shilshal. Esto es muy tonto.
Pone atención a los sonidos y comienza a seguirlos.
LUNA- Chiqui chiqui chiqui bum bum bam,
Chiqui chiqui chiqui bum bum bam,
Bom borom bom borom bom borom
Bom borom bom borom bom borom
Chiqui chiqui bombom bom
Chiqui chiqui bombom bom
Chim chim chilivin
Chim chim chilivin1
Shilvaná shilvaná
Aparece Shil-Vaná y por un momento acompaña a Luna con los sonidos. Luna se emociona pero súbitamente se detiene.
LUNA- No te muevas, si das un paso hacia mí yo… yo… yo te escupo.
SHIL-VANÁ- Tú me invocaste.
LUNA- ¿Tú eres…?
SHIL-VANÁ- Shil-vaná, la que habita los bosques.
LUNA- Yo soy Luna y el oso… un oso grande de pelaje turquesa que habla…
SHIL-VANÁ- ¿Qué tiene que ver Balsha en esto?
LUNA- Ese oso me dijo que tenía que buscarte para… para…
SHIL-VANÁ- Así que Balsha te mando. Imagino que piensa en ti como la Bruja Blanca.
LUNA- Él me dice así.
SHIL-VANÁ- ¿Tú que piensas?
LUNA- No estoy segura, han pasado cosas muy raras.
SHIL-VANÁ- Pero qué decides.
LUNA- ¿Qué tengo que decidir?
SHILVANÁ- Ser la Bruja Blanca.
LUNA- Si mejor sólo voy a mi casa y todos felices.
SHIL-VANÁ- Eres una vil impostora.
LUNA- Y tú eres una cosa demasiado emplumada.
SHIL-VANÁ- Yo no soy la destrucción.
LUNA- Tampoco yo.
Shil-vaná desaparece la oscuridad. Lo que se puede ver es un bosque talado, el calor aumenta provocando un poco de sofocación en Luna.
LUNA- ¿Qué pasa?
SHIL-VANÁ- El futuro.
LUNA- Hace mucho calor.
SHIL-VANÁ- Y es sólo el principio.
LUNA- ¿Y los árboles? Necesito ponerme a la sombra de uno.
SHIL-VANÁ- Esto es lo único que queda.
LUNA- ¿Lo único? Pero hace rato había muchos.
SHIL-VANÁ- Tu gente acabará con todos.
LUNA- Yo nunca he cortado un árbol.
SHIL-VANÁ- Tu especie se creen dueños de todo a alrededor, creen que lo que hay es para su satisfacción y olvidan que deberían ser parte del equilibrio.
LUNA- Equilibrio. Esa palabra comienza a desesperarme.
SHIL-VANÁ- Los árboles son talados.
LUNA- Porque se necesitaban para hacer cosas.
SHIL-VANÁ- Por muchos años coexistimos en armonía, pero la ambición del hombre ha destrozado nuestro espacio. La tierra de Balsha está desapareciendo y en poco tiempo todo lo demás también. Los polos al derretirse inundaran las costas, cada vez hará más calor y se ira acabando el alimento. Los animales morirán y después también tú morirás.
LUNA- Estás exagerando; me culpas de cosas que no son ciertas. Yo voy a ir a plantar arbolitos y también toda mi escuela.
SHIL-VANÁ- ¿Eres tan ingenua para creer que por plantar unos cuantos árboles va a cambiar la situación?
LUNA- Algo es algo, ¿no?
SHIL-VANÁ- ¿Y con qué agua van a crecer? ¿En qué clima podrán crecer?
LUNA- Yo no tengo la culpa de lo que dices.
SHIL-VANÁ- Eres igual a todos los de tu especie. Me daría asco ser parte de los humanos.
LUNA- Estás exagerando las cosas.
SHIL-VANÁ- Ve a tu alrededor. ¿Esto es una exageración?
LUNA- Se necesita usar agua, cortar árboles.
SHIL-VANÁ- ¿Tantos árboles? Tu especie sólo desperdicia. Son el peor virus que pudo haber existido.
LUNA- No somos un virus. También ayudamos a la naturaleza.
SHIL-VANÁ- ¿Cómo?
LUNA- No sé. Crea refugios para animales, hay gente que cuida a las ballenas, hay gente que… que hace algo para proteger a los bosques.
SHIL-VANÁ- ¿Sí?
LUNA- ¡Sí!
SHIL-VANÁ- ¿Podrías decirme de quién los protegen?
LUNA- Pues de quién los mata, de quién los daña.
SHIL-VANÁ- ¿Quién los mata? ¿Quién los daña?
LUNA- Pues…
SHIL-VANÁ- Anda, dímelo.
LUNA- Pues los hombres. Pero no todos.
SHIL-VANÁ- Y Balsha confía en ti; se llevará una gran desilusión.
LUNA- Sí lo voy ayudar.
SHIL-VANÁ- ¿Qué harás? ¿Desperdiciar más agua? ¿Gastar luz sin sentido? ¿Dejar el refrigerado abierto? ¿Generar tanta basura como la peor plaga?
LUNA- ¡Estás mintiendo!
SHIL-VANÁ- Sabes que no es cierto.
LUNA- Soy un poco descuidada. Sólo eso. Lo que yo hago no causa tanto daño.
SHIL-VANÁ- Las acciones, aun por muy pequeñas, generan consecuencias.
LUNA- No sé para que querían que hablara contigo.
SHIL-VANÁ- La tierra morirá por tu culpa.
LUNA- No va a pasar eso.
SHIL-VANÁ- Entonces dile la verdad a Balsha. Dile realmente quién eres.
LUNA- No sabes quién soy.
SHIL-VANÁ- Tampoco tú lo sabes.
LUNA- Quiero irme de aquí.
SHIL-VANÁ- Tú harás la diferencia.
LUNA- Yo no haré nada.
SHIL-VANÁ- Tendrás que elegir.
Luna enojada se abalanza sobre Shil-Vaná, cuando la toca, todo se oscurece.


9
Luna rueda hacia donde están Balsha e Ikka. Balsha le ayuda a reponerse.
IKKA- ¿Así que ya regresaste? Ya te extrañaba.
BALSHA- ¿Estás bien?
LUNA- Mejor vámonos.
IKKA- ¿A dónde?
LUNA- Sígueme y no preguntes.
Luna se adelanta.
IKKA- ¿Qué le pasa?
BALSHA- Quizás no le gusto lo que le mostró Shil- Vaná.
IKKA- Eso significa que…
BALSHA- No te adelantes a nada.
IKKA- Shil-Vaná muestra el futuro; ella no nos va ayudar. Nos va a destruir.
BALSHA- En su momento lo sabremos.
IKKA- ¿Para qué engañarnos? ¿Para qué perder el tiempo? Hay que destruirla nosotros y continuar con nuestra misión.
BALSHA- Nuestra misión es estar con la Bruja.
IKKA- No entendí eso, Balsha. Tenemos que salvar…
BALSHA- Sólo tenemos que proteger a la Bruja hasta el momento indicado.
IKKA- Yo no… yo… No, Balsha. Yo no voy a proteger a quien va a destruir nuestro mundo.
BALSHA- Las cosas pueden cambiar.
IKKA- Shil-Vaná nunca se equivoca.
BALSHA- No sabemos qué pasó ahí.
IKKA- ¿Por qué confías tanto en ella?
BALSHA- Porque no hay más.
Regresa Luna.
LUNA- ¿Qué? ¿Me siguen o les traigo café y galletas?
Luna se va. Balsha la sigue, al sentir que Ikka no le acompaña se detiene.
IKKA- No voy a ser parte de esto. Lo siento, Balsha.
Ikka se va por el lado contrario. Balsha sigue a Luna.


10
BALSHA- ¿Dónde estamos?
LUNA- Estamos en… cerca.
BALSHA- Así que esto es “cerca”
LUNA- ¿Te estás burlando? Hay demasiada niebla, por eso no puedo ver bien.
BALSHA- La niebla no es de este color.
LUNA- ¿Qué otra cosa puede ser?
BALSHA- Humo.
LUNA- Acabo de pisar algo. Trono muy feo.
BALSHA- Era una flor.
LUNA- Está seca. No se puso seca por haberla pisado, ¿o sí?
BALSHA- Murió de sed. Allá hay más. Todas secas.
LUNA- Estoy segura de que fue una bella flor. No tenía porque haber muerto.
BALSHA- Déjala, no podrás revivirla.
LUNA- Quisiera poder hacer algo.
BALSHA- Por eso estas con aquí.
LUNA- Pobre flor. No quiero que le pase esto a las flores, ni a los árboles.
BALSHA- Sin agua ese es el futuro. ¿Crees que pueda ser diferente?
LUNA- Se puede salvar a la tierra, hay mucha gente que hace…
BALSHA- ¿Crees que tú puedes salvarla?
LUNA- Yo… imagino que… es decir… bueno, yo…
BALSHA- ¿Vas a ayudarnos serás quien nos destruya?
LUNA- Yo…
BALSHA- ¿Quién eres realmente?
LUNA- Nunca te engañe, nunca dije que yo…
De entre el humo aparece Bruma.
BRUMA- Te ves muy viejo, Balsha, te ha tratado mal el tiempo.
BALSHA- También a ti, Bruma.
BRUMA- Tienes razón, así que no lo gastemos inútilmente. Sabes a lo que vengo, sólo apártate.
BALSHA- No será tan fácil.
BRUMA- Si corres prometo no seguirte, Balsha.
BALSHA- No dejaré sola a la Bruja Blanca.
BRUMA- Perderás como la última vez. ¿Por qué insistes en proteger a quien te destruye?
BALSHA- Ella es diferente.
Balsha ruge y se para en dos patas. Bruma responde con un rugido. Ambos se preparan para el combate. Se mueven en círculo midiendo la distancia entre ellos. Bruma salta sobre Balsha. Pelean de manera intensa, ambos son muy poderosos. Luna, que ha estado paralizada, intenta ayudar a Balsha y jala de la cola a Bruma. Bruma se abalanza sobre Luna y la tira, cuando va a morderla Balsha se interpone. Balsha logra sujetarlo, pero en el forcejeo y distraido por ver como está Luna, Bruma logra darle una mordida, por el dolor Balsha lo suelta. Bruma no le da tiempo de recuperarse y se arroja a su cuello, lo muerde con fuerza. Balsha logra liberarse pero está gravemente herido. Bruma se lanza para el último ataque, pero Ikka llega corriendo y alcanza a desviar la mortal mordida. Balsha se recupera un poco. Bruma al ver que tendría que pelear con los tres decide retirarse.
BRUMA- Esto no ha terminado.
Apenas se va Bruma, Balsha se desploma.
IKKA- ¿Estás bien?
BALSHA- Pensé que ibas por otro camino.
IKKA- No te vas a librar tan fácil de mí.
LUNA- ¿Te sientes bien, Balsha?
BALSHA- Déjenme aquí; Bruma puede volver en cualquier momento.
IKKA- No te dejaré.
BALSHA- No se preocupen por mí.
LUNA- Dime que puedo hacer.
IKKA- Necesita que te curen.
LUNA- ¿Quién puede hacerlo?
IKKA- Las marvals.
LUNA- ¿Las qué?
IKKA- Las marvals.
LUNA- Las marvals. ¿Y dónde se encuentran?
IKKA- Nadie lo sabe.
BALSHA- Váyanse, Bruma volverá.
IKKA- Todo esto es tú culpa.
LUNA- Yo…
IKKA- Lo mejor sería entregarte a Bruma.
LUNA- No quería que… él quiso…
IKKA- ¿Cuándo te harás responsable?
Ikka saca un trapo y lo humedece con el agua que trae, frota la herida de Balsha. Luna, avergonzada, se aleja un poco, llega a donde hay una flor seca y la toma con mucho cuidado. Siente una profunda tristeza. Canta en voz baja y al llegar el sonido a la flor, esta vuelve a cobrar vida.
BALSHA- Luna.
LUNA- Yo no hice nada.
Las demás flores cobran vida y miles de entidades con alas como de mariposa llegan y cubren todo.


11
LUNA- ¿Qué ha pasado?
MARVA- Descansa, estás segura aquí.
LUNA- ¿Y Balsha? ¿Cómo está él?
MARVA- La mordida de Bruma puede ser mortal.
LUNA- Hay que curarlo, debo decirle algo muy importante.
MARVA- No es el momento.
LUNA- Pero es muy importante.
MARVA- No es el momento.
LUNA- Él me defendió, arriesgo su vida por mí porque cree que soy la Bruja Blanca y debo decirle que…
MARVA- Leo tu mente y para lo que quieres decirle no es el momento.
LUNA- Lo siento, no quise engañar a nadie.
MARVA- Y no lo has hecho.
LUNA- Balsha cree que lo soy.
MARVA- Balsha sólo cree que tú puedes hacer la diferencia.
LUNA- Está equivocado. Muy equivocado. Yo soy parte de quien destruye la tierra.
MARVA- Puedes elegir ser la otra parte.
LUNA- No es tan fácil, sólo soy una niña. ¿Qué puedo hacer ante tanto mal? Yo no puedo evitar que la gente tire basura en la calle, que desperdicie el agua, que maltrate a los animales, que destruya los bosques, que…
MARVA- Si crees que nada puedes hacer, todo está perdido.
LUNA- ¿Tú crees que yo soy capaz de cambiar algo?
MARVA- Sólo importa de lo que te crees capaz. Balsha te llama.
LUNA- ¿Qué debo decirle?
MARVA- Encuentra tu verdadera voz y las palabras llegaran solas.
LUNA- ¿Dónde la encuentro?
MARVA- Dentro de ti.
LUNA- Tan dentro que no la encuentro.


12
LUNA- ¡Que bien te ves! Imagino que curarás rápido.
BALSHA- No eres buena para mentir.
LUNA- ¿Quién miente?
BALSHA- Ya no podré seguir.
LUNA- No bromees, en un rato te pondrás de pie y adelante.
BALSHA- Deberás ser fuerte, Luna. Ya sólo quedarán tú e Ikka para detener el mal.
LUNA- Sobre eso tengo algo importante que decirte. No sé cómo empezar, tampoco sé cómo lo vayas a tomar, pero mi intensión nunca fue ser alguien que no…
BALSHA- …
LUNA- No entendí a mi mamá cuando dijo eso. Ella dijo que yo no cantaba con mi voz y yo me burle, pero tiene razón. Traté de ser alguien quien no era y por eso tú estás herido.
BALSHA- Cuando estés perdida, sólo mira en tu interior, ahí está toda tu fuerza. Es normal sentir inseguridad, sentir que nada puedes hacer, pero eres capaz de lograr lo que te propongas.
LUNA- ¿Aún cuándo no sea quien tú crees?
BALSHA- Sé quien eres, Luna.
LUNA- No, Balsha. Yo…
BALSHA- Prométeme no darte por vencida.
LUNA- Pero…
BALSHA- Todas mis esperanzas están en ti.
LUNA- Sabes que no soy una bruja.
BALSHA- La magia está dentro de ti.
LUNA- ¿Mi magia?
BALSHA- Tu voz.
LUNA- No sé como encontrar mi voz, no conozco el camino que me lleve ahí.
BALSHA- Mira tu alma. El mapa del universo está en el alma.
LUNA- Mi alma es oscura; yo soy quien está acabando con tu mundo.
BALSHA- Salvaste a las flores.
LUNA- No soy la Bruja Blanca.
BALSHA- Puedes serlo, Luna.
LUNA- Si realmente lo fuera tendría el poder de curarte.
BALSHA- Tienes el poder de salvar mi mundo.
Balsha ruge adolorido, intenta levantarse, pero ya no tiene la fuerza para lograrlo. Entra Marva y va con él, trata de ayudarlo.
LUNA- Balsha.
Entra Ikka y corre al lado de Balsha.
IKKA- Resiste, resiste. Sálvalo, Luna. Tienes el poder para hacerlo.
LUNA- Balsha, yo… yo… Yo salvaré tu mundo.


13
IKKA- Nunca imagine tener que seguir sin Balsha.
LUNA- Podías haberte quedado.
IKKA- Y dejarte a ti sola, nunca. No creo que seas capaz de cuidarte.
LUNA- ¿Crees que aún la cosa esa nos siga?
IKKA- ¿Bruma? Es lo más probable.
LUNA- Me da miedo, es muy fuerte.
IKKA- Se alimenta de la destrucción. Él desapareció a la otra Bruja.
LUNA- ¿Puede matarme?
IKKA- Para eso existe.
LUNA- Sin Balsha tenemos pocas oportunidades.
IKKA- Yo te protegeré.
LUNA- Mira, ahí está el muro que dijo Marva.
IKKA- ¿Cómo lo vamos atravesar?
LUNA- Debe haber una hendidura, hay que encontrarla.
IKKA- No veo nada. Todo es sólido. Tendríamos que ser transparentes para pasar.
LUNA- Marva dijo que con nuestra voz la abriríamos.
IKKA- Haz un conjuro.
LUNA- Inténtalo tú.
IKKA- Se ha de abrir con magia, no con la fuerza.
LUNA- Entonces no podremos pasar.
IKKA- Hemos llegado muy lejos para que salgas con eso.
LUNA- Balsha dijo que la magia está en el alma.
IKKA- Haz magia entonces.
LUNA- Quizá si…
Luna comienza a cantar, no pasa nada.
IKKA- Concéntrate.
LUNA- ¿Qué crees que hago?
IKKA- Deja de tener miedo de ti misma.
LUNA- Lo siento. Yo no pedí esto.
IKKA- Nadie lo pidió.
LUNA- Quiero poder hacer algo, pero soy demasiada pequeña para hacer algo así.
IKKA- Si no confías en ti, siempre, hagas lo que hagas, serás pequeña.
Mucho ruido por todos lados, Ikka reacciona.
IKKA- Ponte detrás de mí.
LUNA- ¿Qué es eso?
IKKA- Nada agradable. Ponte detrás de mí.
LUNA- Yo sé defenderme.
Cesa todo sonido. Ambas están a la expectativa. Luna se relaja un poco. El sonido regresa de manera abrupta. Comienzan a rodearlas bichos de basura, son de tamaño considerable. Luna usa a Ikka como escudo.
IKKA- Creí que sabías defenderte.
LUNA- Son bichos. Me dan asco los bicho normales, más estos.
Los bichos son demasiados e Ikka no puede alejarlos a todos. comienza a treparse en ellas. Luchan para alejarlos pero son demasiados. Ikka está totalmente cubierta, Luna lanza notas con su voz. Nada pasa. Hace un canto y un destello aleja a todos los bichos.
LUNA- ¡Lo logré! ¡Lo logré!
IKKA- Van a regresar. Debemos abrir el muro.
LUNA- Puedo hacerlo. En verdad puedo hacerlo.
Luna lanza su voz al muro suavemente, pero de maner audible. Luna se siente completamente segura y aumenta el volumen del sonido. El muro se abre. Los bichos regresan con mayor velocidad. Ikka y Luna no esperan y cruzan el muro.


14
LUNA- No lo entiendo. Estamos de nuevo en la cocina.
IKKA- ¿Nos equivocamos de muro?
LUNA- No es posible. El muro era tal como lo dijo Marva.
IKKA- ¿Qué se supone que encontraríamos tras el muro?
LUNA- El lugar donde está el mal.
IKKA- ¿Qué es ese ruido?
LUNA- Voy a prender la luz para ver mejor.
Luna enciende la luz. Una Segunda Luna lava los trastes, pero la llaves están abiertas y el agua corre desperdiciándose, pero el agua parece hielo; el refrigerador está abierto. La Segunda Luna desperdicia elementos –la intención es mostrar de manera contundente como se desperdician recursos-.
LUNA- No puede ser … No puede ser. Yo soy la que hace todo esto.
Aparece Bruma.
BRUMA- ¿Dos brujas? No puede haber dos brujas.
IKKA- Quédate detrás de mí.
BRUMA- A esta destruiré primero.
LUNA- Espera, Ikka. No pelees contra Bruma.
IKKA- Debo cuidarte.
LUNA- ¿No lo entiendes? Yo soy quien está acabando con tu mundo, no es a mí a quien debes cuidar. Deja que me destruya.
IKKA- Estás diciendo tonterías.
BRUMA- No te preocupes, dentro de un rato ya no podrá decir nada.
Bruma trata de atacar a Luna. Ikka se interpone y comienzan a pelear. Luna duda de que hacer. Bruma muerde del brazo a Ikka y la golpea contra el piso. Ikka no logra levantarse. Bruma avanza hacia Luna. La Segunda Luna hace lo indicado líneas arriba como si no pasará nada a su alrededor.
LUNA- ¡Detente!
BRUMA-¿Qué harás si no lo hago?
LUNA- Tendré que golpearte.
BRUMA- No me das miedo.
Bruma se lanza contra Luna. Luna alcanza a tomar un sartén y golpea a Bruma, pero de poco sirve.
BRUMA- Eso fue una caricia comparado con lo que haré contigo.
LUNA- Si das un paso más, te vas arrepentir.
BRUMA- Si Calipsis quiere tu cabeza, he de dársela.
LUNA- No sabes de lo que soy capaz. Soy muy poderosa y tengo mucha magia.
BRUMA- Me haces reír, pequeñita.
LUNA- No soy una pequeñita. Soy una poderosa bruja.
BRUMA- Eres una impostora.
LUNA- ¿Una impostora puede hacer esto?
Luna toma con fuerza el sarten y lo apunta a Bruma.
LUNA- ¡Malinti poturi!
Bruma rie.
LUNA- ¡Malinti porturi!
Bruma rie a carcajadas.
LUNA- Deja de burlarte.
Bruma gruñe y se lanza sobre Luna. Bruma muerde a Luna. Luna no puede defenderse y cuando parece que Bruma va a matarla, la Segunda Luna lo toma por el cuello y lo avienta lejos. Bruma logra levantarse y se lanza sobre la Segunda Luna.
LUNA- No harás más daño.
Luna –la original- toma el sarten y golpea con fuerza a Bruma.
LUNA- Creo que se desmayo.
Bruma se duele, se arrastra por el suelo buscando una salida.
SEGUNDA LUNA- Acábalo.
LUNA- No.
SEGUNDA LUNA- Mátalo ahora que está débil.
LUNA- ¿Quién eres tú?
SEGUNDA LUNA- Yo soy tú. Somos la misma.
LUNA- No es cierto. Yo nunca pensaría matar un animal, aun cuando fuera un animal tan feo.
SEGUNDA LUNA- No seas hipócrita, a diario matas animales, plantas y árboles.
LUNA- Mientes.
SEGUNDA LUNA- Acaba con Bruma. Es el último de su especie, si lo destruyes, estarás a salvo, de lo contrario tú e Ikka morirán.
LUNA- No inventes.
SEGUNDA LUNA- Las mordió, la única manera de sobrevivir es acabando con él.
IKKA- Dice la verdad.
Luna mira a Segunda Luna, quien le sonríe, luego mira a Ikka, quien le señala a Bruma. Luna camina hacia Bruma.
SEGUNDA LUNA- No dudes, acábalo.
LUNA- ¿Quieres que lo destruya?
SEGUNDA LUNA- Debes hacerlo.
LUNA- Algo no está bien.
SEGUNDA LUNA- No te preocupes, sólo cumplirás tu misión.
LUNA- Es una trampa.
SEGUNDA LUNA- ¿Qué dices, pequeña?
LUNA- Es una trampa. Yo no lo destruiré.
SEGUNDA LUNA- ¿Qué te preocupa? Has destruido la tierra, hacerlo con él no te quitará nada.
LUNA- Si estamos en la cocina es porque yo soy el origen del mal. Soy yo la que desperdicia el agua, la que fomenta la destrucción de los árboles, la que tira la basura en la calle, la que contamina el aire. Yo, como muchos otros humanos, soy quien está matando a la tierra.
Luna golpea a Segunda Luna, esta cae y al levantarse puede verse que es Calipsis.
CALIPSIS- ¿Por qué hiciste eso?
LUNA- Quería acabar conmigo.
CALIPSIS- Te hubieras golpeado a ti.
LUNA- Eso hice, bueno, creí que al golpearte... Lo siento.
IKKA- Ella es Calipsis.
LUNA- ¿Debo pelear contra ella?
CALIPSIS- Que ingenua. No puedes pelear contra mí.
Ikka se duele mucho, lo mismo Luna; la mordida de Bruma comienza a hacer efecto.
LUNA- Nunca quise lastimar a nadie.
CALIPSIS- Voy a salvarte, mataré a Bruma por ti.
LUNA- ¿Por qué harás eso?
CALIPSIS- Porque vivo en ti.
LUNA- No voy a destruir la tierra.
CALIPSIS- Es tu naturaleza.
LUNA- Todo será distinto.
Calipsis laza un ataque a Bruma, pero Luna se interpone y ella queda muy lastimada.
IKKA- ¡No!
CALIPSIS- Eres muy tonta. De nada servirá tu sacrificio, voy a encontrar a otra niña como tú, hay miles y todas dispuestas a cooperar conmigo.
LUNA- No lo harás.
CALIPSIS- No hay forma de detenerme.
Calipsis arrastra a Bruma. Se van a ir, pero se detienen porque Luna comienza a cantar. Su canción es potente, canta con su verdadera voz. –es recomendable elegir una canción que sea un canto de esperanza.
CALIPSIS- ¿Qué haces? ¿Qué haces?
IKKA- Encuentra su voz.
CALIPSIS- ¡No!
Calipsis se estremece, su cuerpo vibra como si fuera a explotar. Una intensa luz llena el espacio, la canción sube de intensidad y volumen. Después el oscuro y el silencio.


15
Estela con una vela en la mano.
ESTELA- ¡Luna! ¡Luna! ¿Estás bien, Luna?
Luna está en el piso, tiene un cuchillo en la mano. Estela llega ella.
ESTELA- Háblame. Responde, por favor. Luna.
Luna va reaccionando.
ESTELA- Hija. ¿Estás bien?
LUNA- ¿Qué pasó? Vi un destello de luz.
ESTELA- Fue un corto circuito. Hubo un corto. ¿Qué haces con ese cuchillo? ¡Ay, Luna! Tú lo provocaste. De seguro quisiste quitar el hielo con el cuchillo y provocaste el corto.
LUNA- ¿E Ikka? ¿Cómo está ella?
ESTELA- ¿Quién es Ikka?
LUNA- ¿Detuve a Calipsis?
ESTELA- No sé de qué hablas.
LUNA- De la destrucción.
ESTELA- No te entiendo.
Luna se levanta y va a la llave de agua, la cierra bien.
ESTELA- ¿Qué haces?
LUNA- Prometo que ya no voy a desperdiciar el agua, no quiero matar a la tierra, no quiero destruir la naturaleza.
ESTELA- ¿Estás bien? ¿No deliras, verdad?
LUNA- Vi las consecuencias de mis acciones. Desde ahora voy a cambiar, salvaré la tierra de Balsha.
ESTELA- ¿Quién es Balsha?
LUNA- No vas a creer lo que pasó, mamá.
ESTELA- Cuéntame qué pasó.
LUNA- Te lo contaré todo si prometes que vamos de día de campo.
ESTELA- ¿Quieres ir de día de campo?
LUNA- También quiero aprender a reciclar. Aprenderé a cuidar el agua y a los árboles.
ESTELA- Eso me parece muy bien.
LUNA- Me di cuanta de muchas cosas, mamá, gracias a Balsha e Ikka. Ya no seré el mal. Shil-Vaná se dará cuenta de que seré una muy buena Bruja Blanca.
ESTELA- Eres mi brujita.
LUNA- No quiero que se derritan los polos, ni que talen los árboles. Hay mucho por hacer, mamá.
ESTELA- Sí, Luna. Pero creo que te haría bien descansar.
LUNA- Sí. ¿Sabes, mamá? Me di cuenta de algo.
ESTELA- ¿De qué?
LUNA- Se me ve muy bonito el cabello blanco.




 Los sonidos tan sólo son una sugerencia, para la escenificación podría elegirse sonidos y ritmo acorde a la propuesta de la puesta en escena.



1

Seguidores