FESTÍN DE PERROS, de Susana Robles Gavarre

FESTÍN DE PERROS
(MURO NEGRO)
de: Susana Robles Gavarre

Obra en un acto
Personajes:
Jakob : 37 años, alto, delgado, fuerte, rapado, viste uniforme con rayas azules y grises.
Oberfürer (Equivalente a un grado intermedio entre Coronel o Militar)
Stefhan Bischof: 40 años, mediano de estatura, cabello con corte militar, güero,
delgado, musculoso, de personalidad andrógina, en ningún momento feminoide.
Mulka : Mujer de 50 años, rostro dulce pero dura físicamente, viste uniforme militar.
Sara : 20 años, guapa, morena, delgada.
Helga : 35 años, alta, robusta.
Personajes de ambiente.
Prisionero uno.
Prisionero dos.
Prisionero tres.
Prisionero cuatro.
Prisionero cinco.
Prisionera seis.
Prisionero del bandoneón.
Militar uno.
Militar dos.
Militar tres.
Boxeador uno.
Boxeador dos.
Hombre colgado.
Militar alemán uno.
Militar alemán dos.
Militar americano uno.
Militar americano dos.
Ambientación : Se sugiere basarse en el pintor Edward Hopper.
Escena 1.
Una barraca. Al centro del escenario un ring en escuadra; en la misma dirección.
En el área del ciclorama, hay un ventanal por el cual se vislumbra un muro negro,
y en lugar de él, alternativamente varias imágenes en el transcurso de la obra;
del lado izquierdo una puerta con una mirilla, del lado derecho pegado a la pared
un lavabo; sobre él una jofaina que contiene agua, al lado una regadera de presión;
en las paredes varias
claraboyas, bancos y sillas puestas caprichosamente por varios lados. Se va
iluminando el ventanal, en él se observa en sombra la imagen de dos
militares, se escucha un diálogo en alemán de ellos mismos, las voces que
se oyen en off se van alterando hasta convertirse en una pelea de perros, cuando
llegan al clímax él de la derecha saca una pistola, se escucha un disparo, oscuro.

Diálogo.
Militar 1 : De los nueve millones seiscientos mil perseguidos que vivían en
los territorios dominados por sus perseguidores desaparecieron
casi seis millones.
Militar 2 : Hay que pensar que la mayoría de ellos fueron
deliberadamente liquidados.
Militar 1 : El que no fue fusilado, torturado hasta morir, o asfixiado por el
gas...
Militar 2 : Encontró su fin por exceso de trabajo, hambre, enfermedad,
Miseria.
Militar 1 : Sólo en el campo fueron asesinados más de tres millones, para
calcular la cifra total de víctimas indefensas caídas en esa
guerra de exterminio.
Militar 2 : Debemos añadir a los seis millones de asesinados por motivos
racistas.
Militar 1 : Los tres millones de prisioneros de guerra soviéticos fusilados
y dejados morir de hambre.
Militar 1 : Así como los diez millones de ciudadanos civiles que hallaron la
muerte en los países ocupados. ( Este texto será traducido y
hablado en la obra en idioma alemán ).
Poco a poco entra una música de violonchelo, de la misma
forma se va iluminando el ring y se desvanecen las voces y la
luz del ventanal; sobre él, desnudas, con el cabello cortado a
rape Helga y Sara están en cuclillas, sus brazos cuelgan
extendidos hacia el frente, en el brazo derecho de ambas se ven
unos números tatuados; a un lado de pie, Mulka les golpes los
glúteos con una vara; hay en el piso dos pares de zuecos y unos
uniformes, un perro Chihuahueño pasea nervioso abajo del
ring. La música se difumina totalmente, atrás del ventanal se
ilumina el muro negro.
Mulka : Brinquen, cabronas, o les dejo las nalgas partidas en cuatro.
( Dan en el aire un salto; Sara cae al suelo, Mulka le pega rápido
varias veces ). Maldita flaca, te voy a sacar ese engendro. ( Sara
trata de levantarse, Helga sin ninguna expresión la mira, Mulka
la golpea de nuevo; Helga salta con velocidad, Sara no se
mueve; el perro se sube al ring, olfatea a las mujeres ).
Levántate asquerosa, se reproducen como animales, cada vez
son más, las razas tienen que ser puras...bola de cerdos...no lo
entienden. ( Mulka va hacia el lavabo, de encima de él toma una
jeringa que está preparada con un líquido viscoso, camina de
nuevo hacia Sara, le inyecta el líquido en la matriz, Helga grita,
Sara se contorsiona, tambaleándose va hacia el lavabo, vomita,
cae desmayada. Mulka la ve con indiferencia, carga al perro, lo
llena de besos, la luz se diluye ).
Escena 3.
De nuevo la luz se enciende sobre una celda o calabozo con tres
paredes alambrada; va descendiendo como si fuera un
elevador, queda al centro del escenario; la celda es de noventa
centímetros por noventa con dos metros de altura, tiene un
respiradero en el techo de cuatro centímetros por cuatro, de
puerta un agujero que se cierra con una plancha de madera;
hay seis personas adentro, están desnudos, rapados, sus
rostros y sexos son amorfos; apretujados se comienzan a
aventar, se muerden entre ellos, desesperados golpean las
paredes.
Prisionero 1 : Abran...tenemos cinco noches aquí, en este maldito calabozo.
Prisionero 2 : Por amor a Dios, denos algo de comer. ( El prisionero 1 orina,
el 2 se hinca, como si fuera un manantial se bebe él liquido,
una luz cegadora ilumina este momento, inmediatamente
después cesa la luz. Por el respiradero comienza a entrar gas, los
hombres se rasgan la piel unos a otros, se escuchan ruidos de
helicópteros, bombas; los hombres gritan, sus rostros se
deforman, todos se vuelven una masa sangrante, van
desvaneciéndose hasta caer los cuerpos apilados; el muro negro
desaparece, oscuro ).
Escena 4.
Un cenital ilumina a un prisionero que está sentado en un banco,
toca con un bandoneón la introducción del tango “ Sin fe”; se
enciende una luz sobre el ring, en él, Bischof, vestido de mujer
con peluca, uñas largas y rojas, liguero y medias negras, danza
al ritmo de la música; el elevador ha desaparecido, al mismo
tiempo el perro Chihuahueño con un Tutú en la cintura camina
y salta en dos patas alrededor del hombre. Abajo del ring,
sentado en una silla, observa la escena Jakob; hay aparte una
mesa pequeña y otra silla. Bischof tiene en la mano un
micrófono, ahora canta la canción para sí mismo. “Ya me di
cuenta que al final se vive igual mintiendo, tarde comprendí que
la ilusión se destrozó queriendo, pobre amor que está sufriendo
la amargura más tenaz. Y ahora que no es hora para nada, tu
boca enamorada me incita una vez más. Y aunque quiera
quererte ya no puedo, por que dentro del alma tengo miedo,
tengo miedo que se vuelva a repetir la comedia que me ha
hundido en el sufrir, ahora que di todo lo perdí, siempre puse el
alma entera, de cualquier manera, soportando afrentas, y al final
de cuentas me quede sin fe”. Mientras canta, el perro continúa
brincando, se mete entre los pies de Bischof, el Oberführer no lo
ve, tropieza con él, éste aúlla por el puntapié. Bischof con una
seña detiene bruscamente al prisionero que toca el bandoneón,
cesa la música, carga al perro, lo acaricia, descubre a Jakob, se
quita la peluca, va hacia él. Un reflector de guerra se mueve
continuamente atrás del ventanal.
Bischof : No me di cuenta cuando lo trajeron. ¿Tiene rato que está aquí?.
( Se sienta, cruza una pierna, coloca al perro sobre sus muslos, lo
sigue acariciando ).
Jakob : ( Niega con la cabeza ). ¿ Para qué me quiere ? ( Bischof toma
una botella de vodka que está en la mesita, la abre, bebe
directamente, le pasa la botella a Jakob ). No... gracias.
Bischof : ( Sin oír la respuesta ). Sé que es boxeador... no es así... un
cochino, un sucio judío boxeador. ( Ahora Bischof está sentado
con las piernas abiertas ). Le tengo una propuesta... ( Entra
Mulka seguida por Sara que trae puesto un uniforme de
prisionera todo viejo y sucio y una pañoleta gris en la cabeza )
Mulka : Aquí la tienes...totalmente recuperada, sin ningún estorbo.
( Bischof le hace una seña a Sara para que se acerque ).
Bischof : ( A Jakob ). Cuantos rounds aguanta, Jakob... ¿ ese es su
nombre ?. No es así . ( Se toma otro trago ); en este lugar lo
que importa es la ley de la sobrevivencia, soy un gran
aficionado de la fuerza humana. ( El perro, ansioso, brinca del
regazo de Bischof, va hacia Mulka, ésta cambia totalmente de
actitud, melosa agarra al animalito, le hace una seña al músico,
salen los dos junto con el perro, Bischof jala a Sara y la sienta
en sus piernas ). Les gusta la comida de este lugar, qué les
dieron hoy de menú... déjenme adivinar... a usted Jakob le
obsequiaron una exquisita sopa de pieles de patatas,
( dirigiéndose a ella sarcástico ) y a ti un delicioso filete de papel
y harapos en el café. ( Sonríe, besa en la boca a Sara, le deja
los labios pintados; ella de un impulso se quita el lipstick con el
dorso de la mano ). ¡Oh!... ¿No te gusto mi bilet?... ¿ Sabes?...
Prefiero el calor de las nalgas de Totó que el de las tuyas;
levanta tu putrefacto trasero de mis rodillas y lárgate. ( La
avienta al suelo; en la mesita hay un plato con panes, Bischof
le tira uno, ella lo agarra, lo devora, nerviosa se levanta,
sale, Jakob ha permanecido inmutable observando la escena ).
No la mando fusilar... por que... ¿le digo algo, Jakob, nada más
entre usted y yo, lo de el putrefacto trasero de ella no es
verdad. ( Ríe para sí ). Usted me cae bien. ( Le pone la mano
en la pierna ). Le propongo una pelea... una pelea muy
especial, ¿ sabe ? estar bajo mi cuidado lo salva de algunas
cosas... no de todas; aquí puede pasar cualquier situación sin
que uno lo pueda predecir... aquí...en la vida. ( Lo mira
fijamente, hay un silencio ) Pero si acepta me proporcionara un
placer casi... casi erótico.
Jakob : ( Directo ). De qué se trata.
Bischof : Ya le dije... de una pelea, quizá la ultima en su vida, escogí a
un buen contrincante. Ya está visto, observado; todo es que
usted quiera, bueno... creo que no le queda otra opción... ( Se
encuentra muy excitado, bebe casi el contenido de toda la
botella ). ¿Es casado? ( Jakob toma una cajetilla de cigarrillos
que también está en la mesa junto con unos cerillos y un
cenicero).
Jakob : ¿Puedo?
Bischof :( Le arrebata la cajetilla, nervioso saca un cigarrillo, lo
enciende, se lo pone a Jakob en la boca ). Pelearan sin rounds,
sin para, hasta que caiga uno de ustedes. ( Entra Mulka, trae
cargando un makinof, unas botas y una gorra de militar, se las
da a Bischof, éste se levanta, comienza a vestirse sobre lo que
trae puesto).
Jakob : Después... ¿ Qué pasara con el que pierda?.
Bischof :¿ Después?...Esa palabra aquí no existe... pronto le harán en
presencia mía una demostración pueril... de clase baja... la
mayoría de la gente no tiene imaginación ni siquiera para
matarse o morir con elegancia; de usted espero algo mucho
más refinado. ( Se vuelve a sentar frente a Jakob). Hágame
sentir vivo, excitado, aún en esto hay que recurrir a la
abstracción... al arte... a la inteligencia. ( Hace una pausa ). Yo
tengo dos hijas, rubias, hermosas.
Jakob : ¿Por qué a mí?... Por qué me escoge precisamente a mí.
Bischof : Soy un gran aficionado del box... en algún momento organicé
algo... bueno, lo importante es que lo vi pelear una vez... no
me pregunte dónde... olvido los lugares... todos, pero nunca
olvido a las personas que me hacen sentir eufórico más de lo
que está permitido. ( Le toma la barbilla, se acerca a él como si
lo fuera a besar en la boca ).
Jacob : ( Apaga el cigarrillo, en el aire le avienta la mano a Bischof ).
Mató a mi padre... es usted un asesino... un cochino... un sucio
Nazi asesino.
Bischof : ( De un golpe en el pecho tira a Jakob al suelo ). Su padre era
un anciano, estaba flaco y enfermo... para qué servía... ¿eh?...
para nada... sólo le tocaba... a todos nos toca; ¿ se imagina
que nadie muriera?, todo sería peor de lo que ya es.
( Repentinamente lo toma del cuello, lo levanta ) No soy un
asesino, me entiende... sólo cumplo órdenes. ( Lo suelta ) No
sea estúpido... no es tiempo de sentimentalismos románticos...
( Grita, histérico ) Le estoy ofreciendo la oportunidad de morir en
lo suyo... no como un vil animal.
Bischof : Y si no acepto. ( Hay un silencio, Jakob toma el cigarrillo del
cenicero. Bischof se calma, sonríe, saca lentamente los cerillos
de su abrigo, lo observa, le enciende de nuevo el cigarrillo; la
luz del reflector de guerra se va difuminando. Oscuro ).
Escena 5.
Se escuchan ruidos de sirenas; atrás del ventanal, por el muro
negro, que se va iluminado con una luz muy nítida, cruzan tres
militares que arrastran, amarrados con una soga al cuello a seis
prisioneros desnudos que tienen unos números gravados en el
pecho; son hombres y mujeres, traen las manos atadas con
alambre; los militares los avientan sobre la pared, quedan de cara al
publico; se ven débiles, con el cuerpo y el rostro ensangrentado.
Militar 2 :“Cabeza en alto”. Preparen...( Los otros dos militares alistan unas
escopetas de pequeño calibre con silenciador )
Prisionero 1 : Asesinos, criminales. ( El prisionero 2 cae al suelo ).
Militar 1 : ( Como si fuera a tomar una fotografía ). Estúpido...ponte de pie;
( El prisionero intenta levantarse ) no te molestes...así está
bien... quédate tirado. ( Le dispara en el corazón y en la cara, el
hombre hace el esfuerzo de levantarse de nuevo, el Blockführer
le avienta varios disparos en todo el cuerpo; una mujer grita, los
demás cantan un himno nacionalista, los otros militares
disparan sobre ellos. Todos los prisioneros caen al suelo; los
militares hacen con el brazo derecho la señal de saludo al
Führer; se cuadran, va desapareciendo la luz lentamente sobre
los cadáveres, con una iluminación especial del centro del
escenario va surgiendo la imagen de Bischof que está vestido
con uniforme de coronel nazi; los militares ya no están en el
muro negro).
Bischof : ( Camina hacia el frente, da la impresión de estar drogado ).
Quiero aclararlo de una vez. Ya desde nuestros años en la
escuela, de cada tres palabras una se refería siempre a los que
eran culpables de todo y que debían ser exterminados. ( Se
exalta ). Se nos inculcaba que eso era sólo para bien del propio
pueblo. ( Se exalta más ). En las escuelas del partido
aprendimos a aceptarlo todo en absoluto silencio. ( Camina
nervioso hacia los lados, se pasea ). Si alguno preguntaba algo,
se le decía. ( Eufórico cambia la voz ). “Todo lo que se hace, se
hace de acuerdo con la ley”. ( Cambia de nuevo la voz;
exasperado, reflexiona para sí ). De nada sirve que hoy las
reglas sean otras. ( Durante el texto que sigue, conforme lo va
diciendo se va exacerbando más ). “Deben aprender, la
instrucción es más necesaria que el pan”. No nos dejaban
pensar. Eso ya lo hacían otros por nosotros... nos decían que
teníamos que usar la autoeuforia para dominar a la gente, que
cuanto más te exaltas ya no importa lo que digas. Que las
masas te creen todo y enloquecen contigo. Siempre estaba
tratando de conciliar un impulso de vida al cual inmediatamente
le seguía otro de muerte... vivo con ese sentimiento... todos los
días... todos los segundos de mi vida. Malditos... nos enseñaron
a sentir la verdadera esencia del ser humano, eso es lo peor
que pudieron hacer. ( Se queda quieto ). No... no soy un
asesino. ( Oscuro ).
Escena 6
El escenario se ilumina a contraluz, Sara y Helga están
recargadas en la pared cerca del ventanal. Sara está muy
pintada del rostro, también en Helga hay un cambio físico; sus
uniformes están limpios, traen pegada una estrella judía de tela
amarilla sobre el lado izquierdo del pecho y zapatos de tacón
alto.
Helga : No... no me gusta... me hace sentir que no somos mejores que
las prostitutas. ( Se levanta, va hacia una silla ). ¿Sabes qué
hacemos? Entretenemos asesinos. ( Cruza un avión
bombardero, se escuchan gritos, sirenas; se cubren una con la
otra, se tiran al suelo ).
Sara : ( Reacciona, suelta a Helga ). Ya... no nos pongamos histéricas.
( Se levanta, camina hacia el ventanal, los ruidos han cesado,
hay un gran silencio entre las dos ). Creo... que una se siente
culpable... pero, dime, si no luchas por ti como sobrevives, por
que tienes que estar igual de jodida que todos, nunca he sabido
sacrificarme por nadie... ya ves, sin embargo lo del aborto me
sucedió a mí... en este maldito lugar; su padre ni se enteró... o
qué crees... que ya se me olvidó. ( Pega su rostro al ventanal,
Helga, que ha permanecido de pie escuchándola, se le acerca,
la abraza; por la mirilla de la puerta se ven unos ojos ).
Helga : Es extraño todo esto que estamos viviendo... tú y yo ni siquiera
nos conocíamos y de alguna manera si logramos salir...
habremos vivido juntas algo que nos unirá eternamente...
seremos inocentes... el mundo seguirá igual... siempre peleando
por lo mismo... pero no para todos, Sara...no para todos será
igual. ( Se le hace nudo la garganta ). Gasearon a toda mi
familia, esta mañana ya no los vi en el patio... ( Llora, Sara
trata de consolarla ) No... déjame hacerlo, en este lugar tener
un sentimiento es una bendición de Dios.
Sara : En el tren... cuando me trajeron, no sabía hacia donde nos
conducían... después de varias horas, éramos tantos
asfixiándonos... de pronto, me dieron ganas de evacuar... con
los nervios no podía controlarme, entre la multitud busqué el
orinal; allí delante de todos tuve que hacerlo... no había otra
forma, la gente se tapaba la nariz, me gritaba cochina... en ese
momento cambió toda mi vida... Tú... tú eres una artista... tu
puedes concentrarte en una sola cosa, crear toda la belleza
posible... pero yo, sólo puedo aspirar a estar del lado de los
ejecutantes... a que la gente de afuera me escupa por
venderme a ellos.
Helga : Sabes qué tenemos que hacer... separar nuestra alma de esto y
conservarla pura... allá afuera el dolor físico no te deja pensar...
pero aquí, ( Se ven, hay un silencio pesado, por la puerta entra
Mulka; se detiene, las mira, trae un violín y a Totó ).
Mulka : ( Dirigiéndose a Helga, le enseña el violín ) Lo conseguí... te
felicito... aquí un ser humano vale o comienza a serlo si tiene un
título universitario. ( Cambia de tono ) Hace una tarde
preciosa... vengo de dar un paseo en bicicleta. ( Se acerca a
ellas que siguen de pie en el mismo lugar, Mulka le da el violín a
Helga ) Tenemos algo en común; mi padre también era músico.
( Helga no contesta, Sara va hacia la mesita, se sienta en una de
las sillas, Mulka la sigue con la mirada ). Aunque el Oberführer
Bischof te proteja, delante de mí permaneces de pie... judía de
mierda. ( Sara no le hace caso, Mulka, furiosa, suelta a Totó,
avanza hacia donde está sentada, le da un bofetón ).
Levántate... no me provoques... estoy cansada, he presenciado
once ejecuciones, tres mujeres me han suplicado que les
perdone la vida. ( Histérica ) Venía tranquila, ustedes lo vieron.
Aquí estamos en el último agujero del mundo... así tenemos
que actuar... estoy tan cansada. ( Sara, retadora, no se ha
movido. Mulka la levanta de un jalón, la tira al suelo, va a
abalanzarse sobre ella, se escucha a Helga que en el violín toca
una melodía alemana. Mulka se detiene, Sara se levanta, la
música invade el lugar, las tres se miran. El perro, en dos patas
vuelve a danzar. Oscuro ).
Escena 7.
Se ilumina atrás del ventanal, por donde entra una espesa capa
de humo que conforme va inundando el escenario igual se va
llenando de luz. En el ring dos prisioneros vestidos con
calzoncillo de boxeador se fintan; abajo, sentados en la zona
donde se encuentra la mesita, están Bischof y Jakob vestidos
como en la escena anterior; la neblina se ha extinguido y deja
ver claramente a los personajes; por el ventanal se vislumbra
un cielo rojo.
Bischof : El hombre por sí mismo no es capaz de nada. ( Agarra de la
mesita una cerveza, se toma un trago ) Todo se repite una, otra
vez, reproducirnos es el mayor error de este planeta, estamos
demasiado aburridos, necesitamos sobreestimulantes para todo.
( Los boxeadores se golpean, se separan, vuelven a fintarse, se
ven mucho más furiosos ) les di una muy pequeña dosis de M
Z... no se asuste de lo que vea, el que pierda será un buen
alimento para mis perros... salud. ( Los dos se miran, Bischof
coquetea sutilmente con Jakob ).
Jakob : Usted me da asco.
Bischof :( Sin cambiar de actitud ) Creé que quiero fornicar con usted...
no, hombre, no sea absurdo; ni con usted ni con nadie, me
gusta ejercer el poder del sexo en los que están cerca de la
muerte... nada más. ( Ríe abiertamente ) Ya estaba pensando
en ofrendarme su cuerpo a cambio de un día más de vida... ya
ve cuál es la diferencia entre nosotros: yo escojo y usted se
sacrifica... qué melodramático.
Jakob : Si tuviera...
Bischf : Pero no los tiene. ( En el ring los hombres que han empezado
a sangrar fuerte, cada vez más enloquecidos se golpean
brutalmente. Bischof al verlos comienza a enardecerse ).
Jakob : Este es el show que quiere que haga... está usted loco... pare
esto inmediatamente. ( Se levanta, Bischof de un tirón lo
vuelve a sentar ).
Bischof : Quédese quieto... carajo... observe. ( Los prisioneros han
perdido el control, se golpean violentamente uno al otro.
Bischof jadea, se excita casi hasta llegar a la eyaculación, saca
la pistola, dispara sobre los hombres que caen fulminados al
suelo. Jakob se abalanza sobre Bischof, éste, de un puñetazo lo
estrella contra la pared; se oscurece esa zona, de nuevo se va
iluminando el muro negro, en él se observa en sombra la
imagen de dos perros de pelea, están uno frente al otro
tratando de quitarse el cuerpo de un ser humano, en off se
oyen unos ladridos feroces; el cielo rojo se oscurece hasta
quedar casi negro. Oscuro)
Escena 8.
Se escucha el silbido de una locomotora; la barraca está
iluminada con una luz muy blanca, por la puerta entra Mulka
seguida por varios prisioneros, entre ellos viene Sara vestida
con su uniforme de rayas; todos se ven extenuados.
Mulka : ( Apremiante ). Desvístanse... pronto, que no tengo su tiempo.
( El grupo se mira con desconcierto ) Dejen su ropa y zapatos
en las sillas. ( Todos obedecen ). Hagan una fila en donde está
la regadera.
Mujer 1 : ( Gritando ). Quieren matarnos... eso es lo que quieren. ( Mulka
se acerca a ella, le pega en la cabeza, abre la regadera, los
empuja a todos al agua ).
Hombre 1 : ¿ A donde nos llevan ?
Mulka : No pregunten, rápido, rápido, el agua se gasta. ( Terminan de
bañarse, Mulka les da la orden que caminen hacia la puerta,
conforme van saliendo, al mismo tiempo la luz de la barraca
desaparece y se ilumina el muro negro; por arriba de éste
empieza a bajar gas; los prisioneros entran, se pisan entre ellos,
respiran con dificultad, sangran por la nariz y por la boca,
vomitan, trepan por encima de los que ya están en el suelo, el
gas los tapa por completo. Oscuro).
Escena 9.
Se ilumina el escenario; en segundo plano, atrás del
ventanal, observando a un hombre que esta desnudo y colgado
en el muro negro, se ve a Bischof. En primer plano Mulka está
de frente, ausente camina hacia proscenio, se detiene.
Mulka : Como siempre, lo tenía envuelto entre mis brazos. Baretzki le
pegó, llegó con su bastón y le pegó. ( Solloza ) Totó brincó y él
le dio una patada. ( Contenida llora, voltea hacia Bischof, que no
se ha movido de su lugar ) Stefhan... ¿ me escuchas ?. ( Va
hacia él ) Totó le ladró, fue todo lo que hizo y él le disparó. ( Él
no reacciona, ella como autómata vuelve a caminar hacia donde
estaba ) Me dijo: llévate esta basura de aquí, no es de raza pura
y le disparó. ( Llora ya sin contenerse ). Era lo único que tenía y
Baretzki le disparó. ( Oscuro ).
Escena 10.
Por detrás del ventanal, en la lejanía, se observa el fuego de los
hornos crematorios. Un reflector ilumina el ring. Bischof y Jakob
al centro, vestidos con calzoncillos de boxeador y guantes de
box; están amarrados en un abrazo, se ven extenuados,
golpeados, se separan. Al fondo Helga, con una iluminación
suave, toca en el violín la misma melodía que en la escena 6.
Bischof :( Tambaleante camina hacia un extremo del ring ). Libéreme... se
lo ruego, no puedo confiar en nadie... todos, absolutamente
todos, no importa de que lado estén, lo único que buscan es la
aniquilación de su prójimo... demuéstreme que usted también es
un asesino.
Jakob : Sin drogas... sin dolor... sin nada. ( Con los guantes frente a la
cara, brinca y avienta golpes por todo el ring. La música se
escucha ).
Bischof : Usted tiene la dignidad de pelear en silencio, de aceptar la vida
como viene... yo no, cada vez necesito más para sentir que estoy
vivo, no me importan mis hijos... mi esposa... nada, no puedo
sentir amor por nadie... soy impotente... ¿me entiende? ( Se le
abalanza a golpes a Jakob, que de un derechazo en la cara lo
manda al suelo, se escuchan acordes suaves en el violín. Bischof
se levanta, esta sangrando profusamente de la nariz ) La música
me hace sentir que existo. ( Va hacia Jakob danzando al ritmo de
la melodía, queda frente a el, Jakob le lanza un golpe en el
pecho, Bischof rebota en las cuerdas ) Hemos creado una espesa
capa de niebla entre la tierra y el cielo. ( Le sale un borbotón de
sangre por la boca ) Allí se encuentra condensado el odio que
sentimos por todo y eso nos impide ver la luz. ( Llega
trastrabillando con Jakob, lo abraza, queda colgando de su cuello,
éste le lanza un golpe al corazón. Bischof cae fulminado al suelo,
la música va en crescendo, Jakob se abraza a sí mismo, cae de
rodillas ).
Escena 11
En el muro negro el fuego se ha extinguido, se oscurece
el escenario, cesa la música. Como al principio se observa en
sombra la imagen de dos militares, se escucha una discusión en
inglés de ellos mismos; las voces que se oyen en off se van
alterando hasta convertirse en una pelea de perros, cuando
llegan al clímax, él de la derecha saca una pistola, se escucha un
disparo, oscuro.
Dialogo:
Militar 1 : En Hiroshima y Nagasaki casi toda la población que vivía en
los territorios los que no murieron quedaron seriamente
afectados.
Militar 2 : En Beirut la mayoría de ellos fueron deliberadamente liquidados.
Militar 1 : El que no fue fusilado, fue torturado hasta morir.
Militar 2 : Encontró su fin por exceso de trabajo, hambre, enfermedad,
miseria.
Militar 1 : Soló en Bosnia fueron asesinados más de dos millones para
calcular la cifra total de víctimas indefensas caídas en esa guerra.
Militar 2 : Debemos añadir la cantidad de asesinados en la guerra de
Vietnam.
Militar 1 :Los prisioneros de guerra de Centro y Sudamérica fueron
fusilados y dejados morir de hambre.
Militar 2 : Así como los ciudadanos civiles que hallaron la muerte. (Este
texto será traducido y hablado en la obra en idioma ingles)

FIN


C U R R Í C U L U M



SUSANA ROBLES GAVARRE

ESTUDIOS Literatura Dramática en la UNAM.

MAESTROS con quién ha tomado clases de danza. Ricardo Luna, Flavio Zarzoza, Fernando Valdes, Alejandro Reyes, (Danza Butoh), Ko Murobushi ( Danza Butoh ).

TEATRO.

ACTRIZ: La pareja dispareja. De Neil Simon. Dir: Manolo Fábregas. Una noche en su casa...señora. Dir: Francisco Muller. Juan Derecho. De Antonio Ferrer. Dir: Manolo Fábregas. Las Golfas. De Alfonso Anaya. Dir: Luis G Basurto. Cuidado con el de los cuernos. Dir: Varelita. Pareja cómica con Alberto Rojas en “La carpa México”. Ensalada de pollos. De José T Cuellar. Dir: Eduardo Barrientos. Salvador Tango. De Vladimir Navocob. Dir: Leonor Azcárate. Él Otro. De Miguel de Unamuno. Dir: Héctor Azar. Noche de Huéspedes. De Peter Weiss. DIr: Héctor Azar. El Garbanzo Peligroso. Escrita y Dir: Héctor Azar. Fuera de contexto. Eduardo Cesarman. Dir: Héctor Azar. Candida. De Bernard Shaw. Dir: Juan Ignacio Orozco. El balcón. De Jean Jenet. Dir:Lech Górzynski. Pedro y el Capitán. De Mario Benedetti. Dir: Carlos de Pedro. Quien le teme a Virginia Wolf. De Edward Albee. Dir: Eduardo López Rojas y Mara Ybarra. Eclipse. Performans. Dir: Juan José Gurrola. Un actor se repara. De Sabina Berman. Dir: Abraham Oceransky. Desmoda. Dir:Abraham Oceransky.

MAESTROS con quién ha tomado clases de actuación. Seki Sano, Héctor Azar, Andre Neil, Carlos Ancira, Eugenio Barba, Abraham Oceransky, Rene Pereira.

DIRECCIÓN ESCENICA. Markein. De: Juan Tovar. El largo adiós. De: Tennesse Williams. La Mudanza. De: Vicente Leñero. Mea Culpa. De: Carlos Solorzano. Concierto para guillotina y cuarenta cabezas. De: Hugo Argüelles. Godofrina. De: Gabriela Rabago Palafox. Paloma encantada. De: Federico Steiner. 1990. De: Tomas Urtusástegui. La daga. De: Victor Hugo Rascón Banda. Apenas son las cuatro. De: Tomas Urtusástegui. Sueño de una noche de verano De: William Shakespeare. De la calle. De: Jesus González Davila. Huérfano de Besos. De Susana Robles. Pasaje de regreso. De: Susana Robles.

ASISTENTE DE DIRECCIÓN. Nuestro Pueblo. Dir: Héctor Azar. El Pelicano. De: August Strindberg.

MAESTROS con los que ha tomado clases de dirección escénica. Héctor Azar, Julio Castillo, José Sole, Torgei Wetal. (Odin Teatret).

DRAMATURGIA. Punching Bag, Riqui Ran, La segunda Venida (Junto con Jaime Chavaud y Gerardo Velázquez ), Mishima, Mar Blanco, Reflejos Carmesí, Huérfano de besos, Festín de perros, Pasaje de regreso.

MAESTROS con los qué a tomado clases de dramaturgia. Hugo Arguelles, Gerardo Velázquez, José Sanchis Sinisterra.

LECTURAS DRAMATIZADAS. Agua Clara, Baldomero Verdadero. De: Tomas Urtusástegui. Él gato encaramado. De: Gerardo Velázquez. Mar blanco, Mishima, De: Susana Robles. Jurado en el Primer concurso de lecturas dramatizadas “ Elena Garro ” Foro Rodolfo Usigli. “Festín de perros”. De: Susana Robles. Dir: Cristina Michaus.

DOCENCIA TEATRAL.

ACTUACIÓN. Escuela Virginia Fábregas, Andrés Soler, C.R.E.A, Facultades de teatro y música en Jalapa, Ver, C.A.C.E.A, Col de Bachilleres, T.E.N.A,Conalep, S’tudio Ibsen, C.A.D.A.C., Cleu, Puebla, Pue.

DRAMATURGIA. Escuela de S.O.G.E.M,Teatro estudio T, T.E.N.A.

CANTANTE. Cafés- Concierto y bares de la ciudad de México, giras por todo el interior de la República, Sudamérica y Europa.

CINE. Santo contra el Barón Brakola. Dir: José Díaz Morales

FOTONOVELA. Aproximadamente ciento cincuenta fotonovelas. D.F., Centro y Sudamérica.

PRODUCCIÓN TEATRAL. Regina 52. De: Leonor Azcárate. Mar blanco, Reflejos Carmesí, Huérfano de besos y Pasaje de regreso. De: Susana Robles.

PUESTAS EN ESCENA DE SUS OBRAS TEATRALES. “Mishima” Foro Shakespeare, “Mar Blanco” La Gruta del Centro Cultural Helénico. “Reflejos Carmesí” Foro Shakespeare. “Huérfano de besos” El Teatro del Centro Cultural Helénico. “Pasaje de regreso” Foro Rodolfo Usigli.

TELEVISIÓN. La mujer. Dir: Pilar Candel, La trinca infernal, La hazaña de México, Lenguardo, T.V Musical Ossart, Bartolo.

DOBLAJE. Sala Oruga.

DISTINCIONES. Medalla Virginia Fábregas. Premio Elíseo Diego de la revista Plural por la obra Mar Blanco. Terna de la A.P.T. Iniciación dramática por la obra Mar Blanco. Terna de la A.P.T. mejor teatro infantil por la obra Paloma encantada. Becaria del F.O.N.C.A. en tres ocasiones por las obras Mishima, Mar Blanco y Huérfano de besos. Apoyo económico por dos ocasiones de la Fundación Japón y el Fondo de la Amistad México-Japón para las obras Reflejos Carmesí y Pasaje de regreso.

PUBLICACIONES. Mishima en la colección Teatro Iberoamericano T.I.A. Mar Blanco en El Búho, suplemento del periódico Universal. Festín de perros en Antología Teatro, Mujer y País, Tablado Ibero Americano 2000.

PUESTOS ACADEMICOS. Jefe del departamento de teatro del Colegio de Bachilleres. Secretario Académico en la Facultad de Teatro de la Universidad Veracruzana en Jalapa, Ver. Conductora y coordinadora en el programa ¿Quieres qué te lo lea otra vez? para Conaculta. Investigadora en el CITRU sobre la obra de Seki Sano. Jurado de la Comisión Dictaminadora de los teatros de SOGEM. Jurado en el segundo Concurso Nacional de Dramaturgia “Teatro Nuevo” 2001.

OTROS ESTUDIOS. Canto. Mtro: Horacio Reyes. Biomecánica y expresión corporal. Mtro: Jaime Hinojosa. Teatro contemporáneo. Mtro: Federico Vega. Escena onírica. Mtro: Alejandro Cuevas. Curso Propedeútico y 10 módulos de actualización y formación de profesores en el Col de Bachilleres. Francés. Artes plásticas. Pantomima. Creación de máscaras. Teoría Cadac Mtra: Eloisa Gotdiener. Coordinación y organización de eventos artísticos-culturales S.E.P.. Miembro regular del Instituto de Sicoterapia y Análisis Transaccional y medicina Sicosomatica.





Entradas populares de este blog

Antígona Furiosa Griselda Gambaro

Dos mujeres de Javier Daulte

Los Cuervos están de luto HUGO ARGÜELLES