“EXTRANOS HABITOS” (“Un mal dia II”) de Hugo Daniel Marcos

“EXTRANOS HABITOS”
(“Un mal dia II”)
de Hugo Daniel Marcos
hugoteatro@hotmail.com

Personajes: Juan

Pepito

Maria II
Iniguez
Brigida
Virginia
Maria
Living amplio, con tres puertas que a la derecha comunican a la cocina, la habitacion de servicio y al fondo la salida de calle. A la izquierda otras tres que dan al bano, al escritorio y dormitorio al fondo. Sobre el centro un amplio sillon con mesita ratona y distintos adornos. Al abrirse el telon la escena esta vacia, y por calle entra Juan, llamando ansioso.
JUAN: Iniguez!! Iniguez!! (Se escucha el ruido de un inodoro y aparece por puerta de bano Iniguez, limpiandose las manos.)
INIGUEZ: Ese deposito tambien lo va a tener que arreglar, porque a veces se traba.
JUAN: Ni me hable! El otro dia casi se me inunda el departamento!
INIGUEZ: La de abajo ya me dijo que tiene humedad en el techo.
JUAN: Uy..! Con lo que cobran los plomeros... Digame, usted me lo podra arreglar?
INIGUEZ: Y, no se... Usted vio como es... Atender todas las cosas del edificio, le demanda a uno mucho tiempo...y yo no puedo descuidar mi trabajo, vio? Ya bastante estoy haciendo con esa puerta!
JUAN: (Le coloca un billete en el bolsillo de la camisa) Entiendo, pero por mi puede hacer un esfuercito.
INIGUEZ: Y, no se... (Mira el billete) Eso va a llevar un rato... (Juan le coloca otro billete) Pero quedese tranquilo que en Iniguez, tiene un amigo! Despues me hago de un tiempito y se lo arreglo.
JUAN: No. Hoy no. Mejor mañana. Porque estoy esperando gente, vio?
INIGUEZ: Y con la de abajo que hacemos? Se la mando para que hable con usted!
JUAN: Para que? No hace falta! Usted digale que mañana lo va a arreglar.
INIGUEZ: Es que mañana no puedo...
JUAN: Bueno, pasado mañana.
INIGUEZ: Tampoco.
JUAN: Y cuando puede ser?
INIGUEZ: (Leyendo una libretita) A ver... dejeme ver... si no es hoy... recien en... Abril!
JUAN: Abril?? Usted me esta cargando?!
INIGUEZ: Tengo el “fixture” muy ocupado! Si no es hoy... en abril.
JUAN: (Vencido) Bueh, esta bien... Arreglelo hoy. Pero eso si, le tengo que pedir un favor.
INIGUEZ: Lo que usted diga! Sabe que en Iniguez tiene un amigo!
JUAN: Discresion. Mucha discresion. Usted no va a ver a nadie aca, me entiende?
INIGUEZ: En que quedamos? Espera gente o no?
JUAN: Si! Pero usted no sabe nada. No va a ver nada... Me entiende??
INIGUEZ: No me diga que por fin..??! Ese es mi pollo!! Vio que le dije?? Tarde o temprano la iba a olvidar!
JUAN: Bueno, para ser sincero, todavia no pude.
INIGUEZ: Pero es como yo le digo! Saliendo con otras chicas la va a olvidar mas rapido!
JUAN: Eso espero. (Pausita)
INIGUEZ: Y..??
JUAN: Y, que?
INIGUEZ: Quien es la chica, Juan?? No me diga que es esa loba que viene siempre a buscarlo?!
JUAN: (Sorprendido y risueño) Maria?? Justamente Maria?? No, iniguez! Hagame el favor! Mire si va a ser justamente Maria!
INIGUEZ: Si. Ahora me va a decir lo que sale en las revistas “Somos solamente amigos”
JUAN: Pero mire que es cabeza dura, eh?? Se lo dije treinta veces! Con Maria nos conocemos hace mas de 15 años! Es como... mi hermana.
INIGUEZ: Lo que quiera, pero esta buena!
JUAN: Y, si...
INIGUEZ: Y entonces?
JUAN: Entonces, que?
INIGUEZ: Quien es la chica??
JUAN: Ahh... Es, bueno... la conoci en la biblioteca, y usted sabe como son esas cosas... (Iniguez lo mira) No. No sabe. Bueno, todo empieza con el “alcanzame el señalador”, que “no llego a ese libro”, que “a mi me gusta Cortazar”...
INIGUEZ: Y, libro va, libro viene...
JUAN: Y si. Se dio asi.
INIGUEZ: Grande Juancito! No sabe cuanto lo envidio!
JUAN: Que dice Iniguez?! Al contrario! Yo lo envidio a usted!
INIGUEZ: A mi? Y que me envidia??
JUAN: Que tiene una pareja estable!
INIGUEZ: Como se nota que no es usted el que la tiene que besar!
JUAN: En serio le digo. Hay que aprender a valorar las cosas!
INIGUEZ: Usted se refiere a “mi’ Maria?
JUAN: Si. A “su” Maria! (Como en envidiosa ensoñacion) Usted llega a su casa, y sabe que ella lo esta esperando! Se sienta a la mesa, y ella se sienta a su lado! (Iniguez se va poniendo triste) Se acuesta a la noche, y ella esta en su misma cama!! Y cuando se levanta a la manana, ella todavia sigue ahí!!
INIGUEZ: Si me queria deprimir, ya lo consigiò!
JUAN: De verdad, Iniguez. Usted sabe lo que tiene? (Iniguez asiente tristemente) Se da cuenta que ella ya forma parte suyo? (Igual) Que ella siempre esta con usted? Y que, si se la quisieran arrancar, usted no soportaria el dolor? Sabe lo que es eso??
INIGUEZ: Si. Un forùnculo!
JUAN: No hay caso. No se puede hablar en serio con usted.
INIGUEZ: Mejor hablemos de cosas mas agradables. A ver el picaporte que trajo? (Juan le da un paquetito) Que es esto?? Pero que compro??
JUAN: Un picaporte.
INIGUEZ: Pero este es de colección! No, hombre...! Deme la boleta que voy a cambiarlo. Usted tambien...
JUAN: Disculpe. Tengo la cabeza en otra cosa.
INIGUEZ: Me imagino. Pero en la que viene o en la otra?
JUAN: En las dos.
INIGUEZ: Quedese con esta. Es mejor.
JUAN: Usted que sabe si no la conoce?
INIGUEZ: Al menos esta, todavia no lo dejò!
JUAN: Si recien nos conocimos...
INIGUEZ: A proposito... Sin animo de ser indiscreto... Cuando su mujer lo dejò. Usted adonde fue a parar? A lo de su hermana?
JUAN: No. No podria vivir en lo de mi hermana. Es una desordenada tremenda! Estuve tres dias y me tuve que ir. Yo no soy obsesivo con el orden, pero mi hermana me supera. Deja todo tirado. No le importa si hay alguien. Ella se desviste y se va a bañar. No respeta ningun horario, no tiene el menor pudor... Es un desastre, bah. Como todos los actores bohemios.
INIGUEZ: Se fue a un hotel entonces?
JUAN: Estuve a punto, pero Maria... Mi amiga, se acuerda?
INIGUEZ: Si, la loba!
JUAN: Bueno, ella me ofrecio ir un tiempo al departamento, para no estar solo y que no me deprimiera.
INIGUEZ: Me imagino. Le habra “levantado” el animo varias veces.
JUAN: (Entendiendo la indirecta) Por favor! Ya le dije que somos amigos! Ademas ella tiene pareja. En realidad es el departamento de èl... Ellos estan juntos ahí...
INIGUEZ: Y usted que hacia? Aplaudia?
JUAN: (Perdiendo la paciencia) Vaya a buscar el picaporte!
INIGUEZ: Si. Va a ser lo mejor.
JUAN: Yo mientras voy al baño a... arreglarme un poco.
INIGUEZ: (Mientras Juan sale por bano) Y ojo con el deposito que no se le trabe!
MARIA II: (Gritando desde afuera) Iniguez!!! (entra y lo ve)
INIGUEZ: Mi amor! No sabes cuanto pensè hoy en vos!
MARIA II: (Que entro con paquetes, le habla dulcemente) Si no es mucha molestia, y tus abnegadas ocupaciones te lo permiten... (Quiebra a enèrgica y mandona) Me podes decir que corno estas haciendo aca??
INIGUEZ: Estoy jugando al futbol! No ves que le estoy arreglando el picaporte a Juancito??
MARIA II: A eso me refiero! Te pedi desde temprano que me ayudes con los paquetes! Y vos como de costumbre, perdiendo el tiempo con cualquiera! Yo vivo deslomandome para que vos me pagues de esa manera! Y eso que mi mama me lo decia: “No te cases, nena. Vos todavia sos muy joven y linda” Y yo que hice??
INIGUEZ: Le compraste anteojos!
MARIA II: Deja de hacerte el gracioso y vamos para casa, queres?
INIGUEZ: No puedo. Tengo una abnegada tarea que cumplir.
MARIA II: Mira, hace años que no te cortas las uñas, porque se te gastan rascandote! Haceme el favor de venir que hoy es un dia especial!
INIGUEZ: Porque? Quien juega?
MARIA II: No puedo creer que no te acuerdes que hoy no es un dia comun y corriente!
INIGUEZ: Como no me voy a acordar?!
MARIA II: En serio te acordas?
INIGUEZ; Por supuesto.
MARIA II: (Mimosa) Y que dia es hoy?
INIGUEZ: Y, hoy es... (Dice fecha)
MARIA: Y eso que significa?
INIGUEZ: Que... hoy es un dia muy especial!
MARIA II: Y porque??
INIGUEZ: Porque no es un dia comun y corriente!
MARIA II: Y porque?
INIGUEZ: Porque...
MARIA II: Porque...
INIGUEZ: (Podrido se aleja) Ma que se yo porque!
MARIA II: (Emtre enojada y llorosa) Hoy es nuestro aniversario de bodas!!
INIGUEZ: Ah, que susto. Por un momento pense que era algo importante!
MARIA II: No te hagas el gracioso. Sabes cuanto hace que nos casamos?
INIGUEZ: Si.
MARIA II: Cuanto?
INIGUEZ: Demasiado!
MARIA II: Me refiero a los años! Sabes cuanto hace? Que vas a saber vos! Yo te lo voy a decir! Veinte! Veinte años! Y..?? No tenes nada para decir?
INIGUEZ: Si. Falta mucho?
MARIA II: Ves como sos??! Siempre me haces lo mismo! Un dia de estos agarro mis cosas y me voy para siempre!
INIGUEZ: (Mientras ella se va llorando por calle) No dejes para mañana, lo que puedas hacer hoy!! (Toma un termo que hay sobre la mesita y se sirve te, en un vaso) Que ingrata es la vida, Señor! (Aparece Juan y se queda escuchando) Uno pone todas sus expectativas en una persona, y al cabo de un tiempo, se arrepiente. Se da cuenta que fue engañado. Que le han mentido. Y se siente vilmente defraudado!
JUAN: (Lo palmea compasivo) No se sienta mal, Iniguez. No es su culpa. Yo tambien lo votè! Pero ahora olvidese de la politica y vaya a buscar el picaporte.
INIGUEZ: Si, va a ser lo mejor... (Iniguez sale por calle)
JUAN: Que tipo raro este! (Mira la hora) Debe estar por llegar en cualquier momento. Hoy tiene que ser inolvidable! (Se va por puerta de baño otra vez, y por calle entra Pepito, vestido con sotana de cura y llama amaneradamente)
PEPITO: Juanchi!! Juanchi!!! Si no estas, avisame, asi no vengo! A lo mejor salio. Y bueh, vamos a esperarlo. Total tiempo es lo que me sobra..! (Aparece Juan y lo ve de espaldas)
JUAN: Perdon, padre...
PEPITO: (Dandose vuelta) Estas perdonado, “hijo”!
JUAN: (Lo mira un tanto horrorizado) Pepito!! Que haces otra vez asi??
PEPITO: Juanchi... te vengo a pedir un favorcito!
JUAN: Lo que quieras, pero explicame que haces otra vez con toda esa vestimenta!
PEPITO: Justamente, tiene que ver con el favorcito.
JUAN: No me vengas con que te vas a convertir en cura, porque eso no te lo va a creer nadie.
PEPITO: No. No es eso. Lo que pasa es que tengo que darle celos a Charly.
JUAN: Y quien es Charly?
PEPITO: Como, quien es?? No te acordas de su... (Hace señas de biceps) Y de su... (De su espalda) Y tiene un... (“bulto”) Ah, es cierto que vos no lo conociste. (Señala un “bulto” enorme) Es asi!!
JUAN: (como diciendo “que tengo que ver) Y yo que??
PEPITO: (Mirandole el “bulto”) Bueno, vos tenes lo tuyo tambien!
JUAN: Me refiero a que tengo que ver con todo eso!
PEPITO: Es que Charly es mi... mas que amigo!
JUAN: Y si es tu “mas que amigo” para que tenes que darle celos?
PEPITO: Porque se puso a bailar con otro y me dejo de lado!
JUAN: No entiendo nada Pepi. Me podes explicar mejor, sobre todo que haces vestido asi??
PEPITO: Nos invitaron a un baile de disfraces. Yo fui de cura, y Charly de Emperador Romano. Ay, no sabes lo bien que le quedaba la sàbana plegada con la coronita de laureles... Sobre todo cuando soplaba el vientito y la sàbana se le volaba...!
JUAN: Resumiendo Pepi, que estoy ocupado!
PEPITO: Bueno, en el medio del baile discutimos, y yo le dije que me iba a vivir a otra casa!
JUAN: Y con eso?
PEPITO: (Sonriendo picaramente) I’am here!
JUAN: (Entre asustado y sospechando) Probà con otro idioma...
PEPITO: “Je suis ici”, “Io sono cui”!
JUAN: (Al borde del horror) Lo que en castellano significa...?
PEPITO: (Mostrandose) Aca taaa!!!!!
JUAN: No estaras pensando quedarte a vivir aca, no??
PEPITO: Cuando sali a la calle furiosa, no sabia donde ir! Y ahí me acorde de mi Juanchi!
JUAN: Tu Juanchi un cuerno!! Aca no podes!!
PEPITO: bueno, pero para algo somos amigos, no?
JUAN: Si, pero vos seguramente no le hiciste creer que somos solamente amigos, no?
PEPITO: Bueno... Pero era para darle celos!
JUAN: Pero me haces pasar a mi por... lo que sos vos!
PEPITO: Nunca imaagine que me tenias tanta repulsiòn!
JUAN: No, Pepi. No te tengo repulsiòn. Al contrario. Vos sabes que yo te quiero mucho. “Como amigo”. Vos sos un tipo realmente barbaro. Pero lo que quiero aclararte es que este no es el mejor momento...
PEPITO: (Haciendose la victima) Nunca imagine una cosa asi de vos! Hacerme esto a mi! Yo que te ofreci hasta mi... alma! Quien fue el primero que corrio a tu lado cuando tu mujer te abandonò?
JUAN: Si. Vos y Maria.
PEPITO: Y esa vez que saliste con la mujer del karateca, quien te Cubrio?
JUAN: Vos.
PEPITO: Y cuando te quedaste sin trabajo, quien venia todos los dias con la bolsita del Super?
JUAN” Viniste para echarme en cara todo lo que hiciste por mi?
PEPITO: No. Vine porque por primera vez, soy yo el que necesita tu ayuda. Soy yo el que se encuentra tirado en el fango y necesita que lo “recojan”!
JUAN: Sabes que pasa, Pepi? Hoy es un dia especial para mi. Estoy esperando a alguien.
PEPITO: Se sienta ya “instalado” en el sofa y se pone a jugar con un frasquito que hay en la mesita) Por mi no te preocupes. Yo me encierro en la habitacion de servicio y no molesto para nada. (Forcejea para abrir el frasquito)
JUAN: No entendes, Pepi. Hoy no. Si queres, veni mañana y listo, no hay problema. Pero hoy no. Y no juegues con el pegamento!
PEPITO: Es que no tengo adonde ir! No me podes echar a la calle!
JUAN: Y si viene alguien, que digo? Que vivo con un...? No!
PEPITO: Eso dejamelo por mi cuenta. Algo se me va a ocurrir.
JUAN: Ya conozco tus ocurrencias. Siempre me metes en problemas.
PEPITO: Vos confia en mi. Nunca te falle ni te hice ninguna macana, no? (Se le destapa el frasquito y se derrama pegamento sobre uno de los almohadones del sillon)
JUAN: (Sin advertirlo) Es que conociendote, lo podes hacer en cualquier momento!
PEPITO: (Tratando de dispersar el pegamento) A lo sumo podras decirme que soy un poco “pegajoso” pero nada mas.
JUAN: (Vencido) Ufa, bueno. Esta bien.
PEPITO: Ese es mi Juanchi!
JUAN: Pero te encerras en la habitacion de servicio y no salis para nada. Y no me digas mas Juanchi!!
PEPITO: Okey. Quedate tranquilo.
JUAN: Anda de una vez que yo tengo que ir al baño, y me quiero asegurar que te encerras.
PEPITO: Pero primero voy a tomar un poco de agua. Tome tanto alcohol en esa fiesta que creo que me cayo mal... (Sale por cocina, cuando de calle entra Brigida con bolsito de mano)
BRIGIDA: Juano!! Ya llegue!!
JUAN: Brigida!! Que haces aca??
BRIGIDA: (Corrigiendolo) “Briyit”! Te lo dije mil veces. Mi nombre artistico es Briyit!
JUAN: (Con dulzura) Perdon, Briyit... (Quiebra a un tanto desesperado) Que carajo haces aca??
BRIGIDA: (Con sorna) Asi que era yo la desorganizada? No me digas que no te acordas!?
JUAN: De que?
BRIGIDA: (Severa) Como de que?! Quedamos que hoy me ibas a presentar a ese amigo tuyo que andaba muy solo, te acordas? Si hasta me dijiste que te gustaba la idea de que fuese tu cuñado!
JUAN: (En falta) Si, pero Brigida, yo...
BRIGIDA: (Pegandole un sopapo en la nuca) “Briyit”!!
JUAN: Briyit!! Me olvide! Hoy no va a poder ser. Lo dejamos para otro dia, eh?
BRIGIDA: Lo lamento mucho, hermanito del alma, sangre de mi misma sangre! Pero me pase dos horas depilandome, fui a la peluqueria como cuatro veces para que me retoquen, y me gaste hasta el ultimo centavo de lo que gane en esa publicidad, para esta cita. Asi que no me vas a venir con que te olvidaste! Lo llamas ya mismo y que se venga para aca, asi este en calzoncillos! (Lo piensa) Es mas, si esta en calzoncillos, mejor, asi ahorramos tiempo!
JUAN: Pero ves que sos una delirante?! Ya te dije que el tipo tuvo un pasado muy... tortuoso, y sufrio mucho! Como lo voy a llamar asi nomas y...
BRIGIDA: Vos llamalo que del resto me encargo yo.
JUAN: pero es muy introvertido! Esta muy metido hacia adentro...
BRIGIDA: No te preocupes que yo le saco todo afuera!
JUAN: Ademas hace como dos semanas que no lo veo. Apenas si hablamos por telefono. No se ni como esta de aspecto...
BRIGIDA: me dijiste que no estaba mal. Y eso, a mi edad, es mas que suficiente. Asi que lo llamas y que se venga. Yo mientras, aprovecho el tiempo de descuento, para comprar una lenceria nueva que vi, fabulosa! (Ella se va por calle)
JUAN: Pero brigida...!
BRIGIDA: (Desde afuera) “Briyit”!!
JUAN: (Solo) Yo debo haber cometido muchos pecados en vidas anteriores para que me pasen estas cosas. Que hago con Virginia ahora? (Se toma del vientre) Y encima con colitis! (Se mete al baño. Por puerta de calle entra sigilosamente Virginia un tanto temerosa)
VIRGINIA: Juan...! La puerta estaba abierta. Juan? (De cocina aparece Pepito)
PEPITO: Si?
VIRGINIA: Buenas tardes, padre!
PEPITO: A mi?
VIRGINIA: Por supuesto. Es el unico cura que hay aca, no?
PEPITO: Bueno, yo... en realidad...
VIRGINIA: (Lo interrumpe) Disculpe que haya entrado asi, pero la puerta estaba abierta, y la verdad que me asuste un poco. Juan no esta?
PEPITO: (Mirando hacia el bano) Bueno, en este momento debe estar “purgando” sus culpas!
VIRGINIA: No me diga? Y usted vino a limpiarselas?
PEPITO: No, no! El se limpia solito!
VIRGINIA: Hay que tener mucha fuerza interior para eso, no?
PEPITO: En este momento la debe tener! (Pepito esta mas atento a que ella no se siente sobre el pegamento, que a lo que dice)
VIRGINIA: No le molesta si lo espero?
PEPITO: Faltaba mas.
VIRGINIA: El me invito a venir, para mostrarme su biblioteca. Me dijo que la tiene repleta de libros. Porque nos gusta mucho la lectura, vio? Compro varias colecciones. Pero me dijo que tiene una enorme!
PEPITO: Y, si el lo dijo...
VIRGINIA: Si. Hace una semana que no hablamos mas que de eso. A usted se la mostro? (Se sienta sobre el almohadon pegoteado)
PEPITO: (Con angustia) No!!
VIRGINIA: Pero supongo que le habra contado.
PEPITO: (Sin saber de que habla) Eh?
VIRGINIA: Digo, èl le habra contado como la tiene!
PEPITO: Si. Pero vio como son, todos exageran con esas cosas!
VIRGINIA: La verdad, es que estoy ansiosa por conocerla.
PEPITO: Por las dudas no te hagas demasiadas ilusiones.
VIRGINIA: Claro, usted dice eso porque debe tener una impresionante, no?
PEPITO: Para nada. Es bastante insignificante. Por otra parte es mejor, porque le doy tan poco uso!
VIRGINIA: Digame, padre... Usted es muy amigo de el?
PEPITO: Bueno, se podria decir que soy su maximo confesor.
VIRGINIA: Entonces debe conocerlo bien a fondo!
PEPITO: No tanto como me gustaria!
VIRGINIA: Porque? El le esconde algo?
PEPITO: Todos esconden algo!
VIRGINIA: Y usted no se lo pudo sacar?
PEPITO: Lo intentè! El Señor sabe que lo intentè. Pero nunca pude. Juancito es tan timido!
VIRGINIA: Yo tambien soy muy timida. Lo que pasa es que sufri muchos desengaños, y me cuesta creer en los hombres.
PEPITO: A mi me pasa lo mismo.
VIRGINIA: Sin embargo, cuando lo conoci a Juan, me parecio distinto. No se, da la impresión de ser muy dulce, simpatico... bastante acogedor, no?
PEPITO: Sobre todo eso!
VIRGINIA: Padre... Le puedo confesar algo?
PEPITO: Ay si! Esas cosas me encantan!
VIRGINIA: Yo... nunca estuve con un hombre.
PEPITO: (La mira sobrador) Si. Y yo soy la Cenicienta!
VIRGINIA: Quiero decir... estuve, pero no estuve. Usted me entiende, no?
PEPITO: Vos queres decir que nunca...?
VIRGINIA: Nunca, padre!
PEPITO: Mira vos. Todavia quedan.
VIRGINIA: Por eso necesito que me ayude a limpiar mis culpas!
PEPITO: A liampiar, que? No dijiste que nunca...?
VIRGINIA: (Jurandoselo) Si. Nunca, padre!
PEPITO: Y entonces que te vas a lavar?
VIRGINIA: Mis pensamientos impuros!
PEPITO: (Para si) Si es por eso, me tendria que dar un baño de inmersion!
VIRGINIA: Usted conoce alguna oracion para estos casos?
PEPITO: Bueno, si. Hay un monton.
VIRGINIA: (Se arrodilla para rezar) Digala que yo la repito.
PEPITO: Ahora?
VIRGINIA: Si, padre!
PEPITO: Bueno... Esteee... “In Nomini Sanctum..”
VIRGINIA: In Nomini Sanctum...!
PEPITO: (La mira y le parece divertido) “In Nomini Patri”
VIRGINIA: In Nomini Patri!
PEPITO: “Ora pro Nobis”
VIRGINIA: Ora Por Nobis
PEPITO: “Ora por Ditràs”
VIRGINIA: Ora por ditràs.
PEPITO: “Sèculum, Seculearum a la rubium”!
VIRGINIA: Amen! Y eso que significa, Padre?
PEPITO: Que despues de esto, te podes dar un buen baño!
VIRGINIA: Gracias, padre. Usted es un santo!
PEPITO: No es para tanto.
VIRGINIA: Ya debe tener ganado el cielo.
PEPITO: A decir verdad, falta Bantante.
VIRGINIA: Porque dice eso? Acaso usted no le entregò su vida al Señor?
PEPITO: A varios. Pero no tiene la menor importancia. Como decia el gran martir de los necesitados: San Itario... “Todis tenemus algun para entregaris”
VIRGINIA: Y usted que entrego?
PEPITO: “Il Sèculum”!
VIRGINIA: Que es eso?
PEPITO: Latin antiguo.
VIRGINIA : Que suerte que usted este aca. Tengo un poquito de miedo de estar sola con el.
PEPITO: Porque? Es algo muy natural.
VIRGINIA: Es que... Usted vio como son. No les importa conquien con tal de... Bueno, quiero decir, de tener relaciones. Los hombres son todos ibuales!
PEPITO: Por suerte, si.
VIRGINIA: Y a mi me da vergüenza que se confundan conmigo.
PEPITO: Es lo que todos decimos.
VIRGINIA: Como todos?
PEPITO: Me refiero a lo que dijo la gran Martir del Oloris: Sor Ethel... “Cuando escuchum sonar cadenis, es mejorum tomar il rajis”!
VIRGINIA: Y eso que quiere decir?
PEPITO: Que ya debe estar por venir Juancito. Asi que mejor los dejos solos. Eso si, no le digas que estuvimos charlando, porque va a pensar que lo controlo, y el es tan suceptible...
VIRGINIA: Vaya tranquilo padre. No le voy a decir nada.
PEPITO: (Antes de salir por calle) Ah, si llega a llamar un tal Charly, decile que le entregue mi “versìculo” a otro!
VIRGINIA: Como no.
PEPITO: (mientras sale la “bendice”) “Del polvo vienes... y a un polvo te vas”! (Sale. Ella espera e intenta practicar un saludo)
VIRGINIA: “Hola Juan. Vi la puerta abierta y... “ No. Parezco muy estupida. Siempre arruino todo. De otra forma... “Hola Juancito. Que contas de nuevo?” No, tampoco. Va a pensar que estoy agrandada. Algo mas sensual “Hola”! (Cuando dice esto, se cruza de piernas, y uno de sus zuecos vuela por el aire, cayendo al otro costado. Entra Juan que no vio nada y se sorprende al verla a ella)
JUAN: Hola...
VIRGINIA: (Disimulando) Hola.
JUAN: No sabia que habias llegado. Yo estaba... ocupado!
VIRGINIA: Si. Ya se. Purgaste todo?
JUAN: (Incomodo) Bueno, mas o menos. Pero no hablemos de eso. Me alaegra que por fin hayas aceptado venir.
VIRGINIA: Si. Yo tambien.
JUAN: Queres tomar algo?
VIRGINIA: Bueno.
JUAN: Que queres?
VIRGINIA: Lo que tengas, esta bien.
JUAN: Tengo te, café, gaseosa...
VIRGINIA: Café, gracias.
JUAN: (Saliendo hacia cocina) Ya te lo preparo... (Cuando salio, ella intenta alcanzar el zueco, pero se da cuenta que esta pegada al almohadon) Azucar o edulcorante?
VIRGINIA: Edulcorante.
JUAN: (En off) No me digas que estas haciendo dieta. Con tu figura realmente no lo necesitas. (Ella logra pararse, pero el almohadon le quedo pegado a la cola)
VIRGINIA: (Forcejeando para quitarselo) No. Es mas bien una costumbre...
JUAN: (En off) Disculpa el desorden, pero la chica que limpia salio a comprar cigarrillos y todavia no volviò. Aunque ya tendria que haber llegado. Se fue hace veinte dias! Era un chiste!
VIRGINIA: (Simula que rie) ja, ja...
JUAN: (En off) No tengas vergüenza. Ponete comoda.
VIRGINIA: (Para si) Eso intento.
JUAN: (En off) Queres cortarlo?
VIRGINIA: (Mirando el almohadon) Me encantaria! (Entra Juan con una bandeja y dos cafes, y ella al verlo se zambulle sobre el sofa disimulando)
JUAN: Servido! Este es el tuyo.
VIRGINIA: Gracias. (Ella no lo agarra)
JUAN: Esta muy rico.
VIRGINIA: Eso parece.
JUAN: Un poco frio tal vez?
VIRGINIA: Si. Me gusta bien caliente.
JUAN: (Yendo con bandeja a cocina) Ya vuelvo. Es un segundito nada mas... (Sale. Ella vuelve a forcejear para despegarse el almohadon, brincando y haciendo mil piruetas)
VIRGINIA: Tomate tu tiempo, pero calentalo bien!
JUAN: (En off) Es muy rapido. Para eso tengo el microondas.
VIRGINIA: (Forcejeando) Que lastima.
JUAN: ((En off) Como??
VIRGINIA: Digo, que lastima que no me avisaste cuando lo compraste. Mi hermano vende. (Entra Juan con bandeja y cafes, y ella vuelve a arrojarse sobre el sillon, teniendo ahora tambien, las dos manos pegadas al almohadon)
JUAN: Cuando lo comprè no te conocia.
VIRGINIA: Entonces que lastima que no nos conocimos antes.
JUAN: (En seductor) Por la venta que se perdio tu hermano, o por vos?
VIRGINIA: bueno, por las dos cosas.
JUAN: Me interesa mas la segunda...(Intenta besarla y ella lo esquiva)
VIRGINIA: Porque no tomamos el café, mejor?
JUAN: Si no hay mas remedio... Por ahora. (Le ofrece la taza y ella no puede despegarse las manos) Aca tenes!
VIRGINIA: (Sin agarrarla) Gracias.
JUAN: (Mira dentro de la taza) Que tiene?
VIRGINIA: No la puedo agarrar.
JUAN: Que idiota que soy! Perdoname!La puse con taza y todo, y esta que pela! Ya te cambio la taza... (Sale por cocina y ella otra vez vuelve a hacer todo tipo de malabarismos ridiculos para despegarse)
VIRGINIA: Seria mucha molestia un te? Tomo demasiado café por dia, y tengo miedo que me caiga mal.
JUAN: (En off) No, para nada. Enseguida te lo preparo. Preferis algun te de hierbas?
VIRGINIA: Te comun, gracias. (Por calle entra Iniguez hablando solo)
INIGUEZ: No hubo caso. Le voy a tener que encajar este! (Advierte a Virginia que se quedo inmovil de la vergüenza, con el almohadon en la cola apuntando hacia cocina) Buenas... Yo soy Iniguez. Le estoy arreglando la puerta a Juan.
VIRGINIA: Buenas...
INIGUEZ: (Midiendo la trayectoria entre el almohadon y la cocina) interrumpo el paso?
VIRGINIA: No! Por favor! Como se le ocurre! Lo que pasa, es que... como explicarle... No me puedo quitar el almohadon, vio?
INIGUEZ: Hace bien. Juancito estuvo mucho tiempo solo!
VIRGINIA: No! Usted no entiende... (Entra Maria II por calle)
MARIA II: Iniguez!! Veo que seguis con tus abnegadas tareas!
INIGUEZ: momentito, que yo solo...
MARIA II: Te venia a avisar que otra vez se endureciò la bisagra de la puerta. (Le mira el almohadon a virginia) pero no te preocupes querida, hace tiempo que la bisagra es lo unico que se le endurece!
INIGUEZ: Por favor, mujer. No ves que lo estoy ayudando a Juancito?
MARIA II: Porque? El no puede solo? (Pellizcandolo) O vos te ofreciste gentilmente?
VIRGINIA: No! Es que... no me lo puedo quitar de encima!
MARIA II: (Mirando a Iniguez) Tene paciancia. Yo hace quince años que lo intento. (A Iniguez) Y vos “sammaritano”, a ver si venis para casa, porque a mi hace rato que no me das una misera “ayudita”! (Saliendo por calle)
INIGUEZ: Es que para ayudarte a vos, necesito las Naciones Unidas!
VIRGINIA: Me parece que meti la pata.
INIGUEZ: No. Ese fui yo cuando me casè. (Entra Juan de cocina con tazas)
JUAN: Aca esta el tecito... Que tal Iniguez? Ya esta listo?
INIGUEZ: Si. Hace veinte años! Permiso... (Se va hacia escritorio) Voy a ver si encuentro algunas herramientas... (Sale)
JUAN: (Advierte el almohadon de Virginia) Esta bien que me atraès, pero no hace falta tanta precaucion!
VIRGINIA: Que? Esto? No! Por favor! No es por vos!
JUAN: Por Iniguez? Si es un santo. Tiene cara de degenerado, pero es buen tipo.
VIRGINIA: (Llorisqueando) No... es que... no me lo puedo sacar de encima!
JUAN: Y, si. A veces se pone pesado.
VIRGINIA: No! El almohadon!
JUAN: Que va a ser de pesado si es de plumas!?
VIRGINIA: Se me quedo pegado!
JUAN: El almohadon? Y como se te pegò??
VIRGINIA: Y yo que se?? Lo tengo pegado y no me lo puedo sacar!
JUAN: A ver...
VIRGINIA: Hacelo con cuidado.
JUAN: Que, tan pegado esta?
VIRGINIA: Eso parece...
JUAN: Vos confia en mi. Yo le pego un tironcito y listo... ahí va! (Pega el tiron y le arranca la pollera que queda pegada al almohadon en manos de Juan. Virginia queda en bombacha)
VIRGINIA: (Nerviosisima) Que hiciste??? Me rompiste la pollera!!!
JUAN: Es que... yo...
VIRGINIA: Y ahaora que hacemos??
JUAN: (Mirandola) A mi se me ocurren varias cosas! (Ella lo mira severa) Quiero decir, que , te pones otra cosa mientras yo te consigo otra pollera.
VIRGINIA: Y vos tenes algo para ponerme??
JUAN: (Sonriendo fanfarron) Algo. No es mucho, pero nunca se quejaron.
VIRGINIA: A que te referis??
JUAN: A... a una toalla! Eso! (Va corriendo al baño y vuelve a salir con una toalla e intenta colocarsela a modo de pollera pero es chica y se zafa. Entra Maria II para agarrar otro paquete que habia olvidado)
VIRGINIA: Es muy chiquita, Juan. No tenes algo mas grande para ponerme?
MARIA II: Con razon es amigo de mi marido! (Toma el paquete y sale nuevamente)
VIRGINIA: Te das cuenta? Cualquiera que entra, me ve asi!
JUAN: Entra al baño que ahí hay varios toallones!
VIRGINIA: Y si viene alguien mas?
JUAN: No te preocupes. Cualquier cosa estas por darte una ducha. (Entra al baño, y cuando Juan va a salir por dormitorio, de calle entra Brigida)
BRIGIDA: Juano!! Mira lo que me compre! (Saca de una bolsita, un juego de ropa interior con portaligas) Cuando me vea con esto, se le cae la mandibula al piso!
JUAN: Brigida!!
BRIGIDA: Briyit, nene!
JUAN: Briyit! Hermanita de mi alma. No sabes cuanto te quiero!
BRIGIDA: (Sospechando) Que necesitas?
JUAN: La pollera!
BRIGIDA: Que??
JUAN: Quiero decir que... Tenes que sacarte la pollera!
BRIGIDA: (Entusiasmada) No me digas que ya vino??!
JUAN:Quien?
BRIGIDA: (Mirando el lugar, contenta) Donde esta??
JUAN: (Se da cuenta) Eh? Si! Anda por... ahí! Y esta desesperado por verte. Asi que mejor, impactalo de golpe, no? Dale, sacate la pollera!
BRIGIDA: (Sin sacarsela) Asi que anda por aca? Mira vos... Este no se me escapa!
JUAN: (Muy ansioso) Si. Sacate la pollera!
BRIGIDA: Lo voy a erotizar tanto, que se va a volver loco!
JUAN: (Se arrodilla y comienza a sacarle la pollera cuando entra Maria II y los mira)si! Pero ahora sacate la pollera de una vez! (Ella deja que le saque la pollera)
BRIGIDA: (La pollera se enreda en el taco de ella y Juan comienza a forcejear) Me parece que esta noche va a ser inolvidable! Para los dos, por supuesto!!
MARIA II( Despues de agarrar otro paquete) Si despues le quedan fuerzas, estoy en el octavo “H”! (Juan se sobresalta y al levantarse, se desgarra la pollera con el taco de Brigida, mientras Maria II sale por calle)
JUAN: Que? No!!!
BRIGIDA: Que haces? Me la rompiste!!
JUAN: ( Desesperado) Sera posible!? Tengo que encontrar otra ya mismo!~
BRIGIDA: (Despreocupada la mira y la tira hacia adentro) Bueno, no te preocupes. No hay apuro. (Mostrando el conjuntito) Por un rato creo que voy a usar solamente esto, y eso solo al principio. Me lo voy a probar. (Intenta irse hacia el bano pero Juan la detiene)
JUAN: No!
BRIGIDA: Te parece que me quede asi?
JUAN: No, quiero decir que te cambies en mi dormitorio.
BRIGIDA: Si a vos no te gusta que me meta en tu dormitorio.
JUAN: (Llevandola) Pero hoy es un dia especial, no? Anda. ((Ella entra) Y ahora de donde saco yo una pollera?? (Aparece Pepito de habitacion de servicio. Juan al verlo se le ilumina la cara) Pepi!! Me salvaste! Necesito una pollera!
PEPITO: Entraste en el cambio?
JUAN: No. No es para mi!
PEPITO: Y de donde queres que la saque? Le deje un mensaje a Charly para que me mande una valija al menos.
JUAN: No trajiste nada?
PEPITO: No te dije que vine directo del baile para aca?
JUAN: y ahora que hago? Esta medio desnuda!
PEPITO: Que poca imaginacion.
JUAN: No. No entendes. Es una chica seria... Pero que te tengo que explicar?! Anda a tu habitacion y no salgas para nada, que si te ve, se me pudre todo.
PEPITO: Benedictum..! (Sale. De escritrio entra Iniguez)
INIGUEZ: Juancito! Malas noticias, lo que tengo es muy chiquito, asi que le voy a tener que poner un suplemento para que entre bien, de acuerdo?
JUAN: Haga lo que quiera. A esta altura ya...
INIGUEZ: Y..?
JUAN: Y, que?
INIGUEZ: Como anda lacosa? Con la chica, digo. Esa del almohadon.
JUAN: Ni me hable. Parece que hoy no pego una. Que hago? Que le pongo?? (Sale por calle)
INIGUEZ: Estos muchachos jovenes..! Se les arrima una mujer y ya se abatatan...! (Aparece por puerta de dormitorio Brigida en bombacha y con el conjuntito en la mano)
BRIGIDA: Me queda chica, Juano!
INIGUEZ: (Atonito) A la pelota!
BRIGIDA: Disculpe... pense que era mi hermano. Usted quien es?
INIGUEZ: (Sin poder dejar de mirarla) Yo?
BRIGIDA: No veo a otro por aca.
INIGUEZ: Este... Yo... soy un Juan del amigo. Quiero decir... que le tenia que cambiar los pechos... pero no conseguia bombacha de repuesto... Quiero decir, el repuesto de la bombacha! No! De los pechos! No, quiero decir...
BRIGIDA: (En seductora) No me digas que vos sos el amigo de Juano?!
INIGUEZ: (Nervioso) S-s-si! Para servirla! Pero para servirla en el sentido de... Bueno, de servirla! No de “servirla”. Me entiende, no? (La mira de arriba a aabajo) Aunque pensandolo bien...
BRIGIDA: Disculpa que me encontras asi, pero acabo de comprarme un conjuntito de ropa interior y resulta que me queda chica...
INIGUEZ: Me... me imagino.
BRIGIDA: Estas nervioso? No te preocupes. Yo tambien.
INIGUEZ: No se nota! Digo, que es lo unico, porque todo el resto... (Entra Maria II)
MARIA II: Iniguez!!! Se puede saber que estas haciendo??
BRIGIDA: Que? Sos casado??
INIGUEZ: No lo mencione?
BRIGIDA: (va hacia la puerta del costado y envolviendose en una manta a modo de pollera sale hacia calle) Entonces no sos vos! Mejor. Asi tengo tiempo de cambiar este conjunto! (Sale por calle)
MARIA II: Ya vamos a hablar de esto! (Tambien sale por calle, al tiempo que entra Juan)
JUAN: Bueno, parece que se estan yendo todos por suerte!
INIGUEZ: Resolvio el problemita?
JUAN: Ni me hable! La tengo ahí medio desnuda y no se que ponerle!
INIGUEZ: Me extraña! Algo va a encontrar.
JUAN: Es que ella... es tan timida.
INIGUEZ: Timida? Esas son las peores! Cuanto mas timidas, mas se destapan al final! (Del baño sale Virginia todavia en bombacha)
VIRGINIA: Juan!! (Al ver a Iniguez intenta taparse)
INIGUEZ: Vio? Que le dije?
JUAN: No! Es que... le rompi la pollera!
INIGUEZ: Y claro, mucho tiempo solo! (Yendo hacia baño) Permiso, voy a arreglar ese deposito, asi despues puede seguir, bueh, usted me entiende. (Sale)
VIRGINIA: este tipo no habra pensado que yo, quiero decir, que nosostros...?
JUAN: No te preocupes. Yo despues le explico todo.
VIRGINIA: Y mientras tanto, que?
JUAN: Vamos para el dormitorio.
VIRGINIA: Como??
JUAN: A ver si encuentro algo para que te pongas. Un pantalon mio, o ...
VIRGINIA: Ni loca me pongo un pantalon tuyo! Son enormes! (Salen por dormitorio y de habitacion de serv. Entra Pepito, va hasta la puerta de baño y golpea)
INIGUEZ: (En off) Ocupado!
PEPITO: Yo sabia! En cuanto se me ocurriese ir al baño, iba a estar ocupado! Y bueh, sera cuestion de esperar un poquitin... (Comienza a retorcerse ) Bueno, un poquito intranquilo estoy... (Va hacia el baño y golpea otra vez) Apurate Juancito, que con tantos botones necesito tiempo!
INIGUEZ: Un momento. Que estoy con el caño en la mano!
PEPITO: Y encima lo que me pierdo! Como no tenes dos baños en tu casa, Juan? Con la falta que hacen a veces... (Vuelve a golpear)
INIGUEZ: No sea apurado! Al parecer voy a necesitar un recipiente...
PEPITO: Creo que yo tambien! (Mira por todos lados, y advierte el termo que dejò Iniguez. Lo agarra sigilosamente y sale corriendo por hab de serv. Por puerta de calle entra Maria, la amiga de Juan, con un bolso y lagrimeando)
MARIA: Juan!! Juan..!! Roberto me engaña!! Juan..!! (Deja la valija en un costado y sale paor escritorio. De baño entra Iniguez)
INIGUEZ: No hay caso. Cuando algo no sale bien de entrada, despues se complica cada vez mas. Lo mejor es relajarse y tomarse un tecito... (Busca) Y el termo?? Yo lo habia dejado aca! Lo habran llevado a la cocina? (Se va por cocina. De dormitorios entran Juan y Virginia )
VIRGINIA: Entonces aprovecho a darme una ducha que todavia estoy toda pegoteada.
JUAN: Anda tranquila. Mientras yo intento conseguirte una pollera.
VIRGINIA: Eso si, cuida que no entre nadie!
JUAN: Quien va a entrar?! (Ella sale por baño) Cuando traiga la pollera, te golpeo la puerta. (Juan va a salir y se topa con Brigida que entra de calle) Otra vez aca, vos??
BRIGIDA: no es otra, es la mima vez! Fui a cambiar el conjuntito porque me quedaba muy apretado.
JUAN: Bueno, pero hoy igual te vas a tener que ir. Yo ya tengo muchos problemas, y mi amigo ya se fue!
BRIGIDA: Como que ya se fue??
JUAN: Si. Estee... No le gustaste. Que vas a hacer?
BRIGIDA: Pero si lo vino a buscar la mujer!
JUAN: No! Ese es Iniguez! La mujer siempre lo busca! Mi amigo es otro!
BRIGIDA: Y como sabes que no le gustè?
JUAN: Bueno, porque... Me lo encontre en la calle. Aca en la entrada.
BRIGIDA: Ah si?? Entonces lo vamos a buscar y hablamos de frente! Que es eso que no le gustè?? (Lo saca de la mano hacia calle. De hab de serv. Entra Pepito con gesto de satisfaccion llevando el termo hacia el baño y golpea.)
VIRGINIA: (Asomandose) Ya està? (Pepito le da el termo)
PEPITO: Si, gracias. El Señor te recompensarà! (Se va otra vez hacia hab. De serv. Ella mira el termo extrañada y lo deja sobre la mesita. Vuelve a meterse a baño. De escrotorio aparece Maria)
JUAN! Donde te metiste? (Escucha ruidos en la puerta del baño) Ah, estas ahí? Sali que te tengo que contar algo muy triste! Pero sali, porque asi no te lo puedo contar... Roberto me engaña! Cada vez que lo digo no puedo parar de llorar! Los pañuelos todavia los tenes en el escritorio? (Sale por escritorio. De cocina entra Iniguez y ve el termo en la mesita)
INIGUEZ: Ah! Estabas aca! Como no te vi? (Siente la temperatura) Y todavia esta calentito! (Sale por calle. De hab de serv. Entra Pepito)
PEPITO: Me parecio haber visto el bolso! Lo habra traido Charly? (Vuelve a meterse a hab de serv. De calle entran Brigida y Juan)
BRIGIDA: No! Yo de aca no me muevo hasta que lo traigas. Me lo prometiste!
JUAN: Pero vos misma lo escuchaste al vecino: Se fue a ensayar una obra!
BRIGIDA: Porque no me dijiste que era un colega?
JUAN: No importa ahora. De todas manera, yo lo conozco, y cuando ensaya se dedica de lleno a eso, asi que va a tardar mucho! Lo mejor sera dejarlo para otro dia, no?
BRIGIDA: Ni loca! Ya fracasè en cinco noviazgos! A un promedio de tres años por cada uno, quiere decir que ya perdi quince años de mi vida esperando al “señor perfecto”. Asi que ahora, asi sea rengo o tenga mal aliento, me lo llevo! Sino voy a ser abuela antes que madre!
JUAN: Pero es que... va a tardar!
BRIGIDA: No me importa! Despues de quince años, puedo perder una hora mas. (Sacando en conjuntito) porque ademas me gaste una fortuna en... (Lo mira) Me equivoque! (Muestra un bombachon) Me traje el de la gorda que estaba comprando ahí! Voy a ver si la alcanzo antes que se vaya! (Sale corriendo por calle)
JUAN: (Yendo a bano. Golpea) Virginia...
VIRGINIA: (Apareciendo) Ya la trajiste?
JUAN: Eso mismo te venia a decir, Se me esta complicando un poco. No sera mejor que te vayas en un taxi?
VIRGINIA: Pero vos te volviste loco? Si mi papa me ve llegar asi, me mata y despues te mata a vos!
JUAN: Entonces vas a tener que esperar un poquito mas. Preferis en el dormitorio?
VIRGINIA: Si. Va a ser lo mejor. Porque esta casa parece un shopping. Cada vez que te das vuelta hay alguien distinto!
JUAN: Bien, y de paso te lees algun libro... (Ella entra a dormitorio) pero busca uno grueso porque se me esta haciendo dificil! (Ya solo) Y de donde saco yo ahora una pollera?? (De escritorio aparece Maria llorando)
MARIA: Juan..!!
JUAN: (Muy sorprendido) Maria!! Que haces aca?? Quiero decir... por aca?? Como no me avisaste que venias?
MARIA: (Lo abraza y llora sobre el) Juan! Es terrible!
JUAN: (Como para si) Pero me estoy acostumbrando.
MARIA: Perdoname que haya venido asi, pero no tenia adonde ir!
JUAN: Pero porque? Que paso?
MARIA: Roberto!
JUAN: Tu marido??
MARIA: Por suerte nunca me case! Parecia una premonicion, mira!
JUAN: (Pensando lo peor) No me digas que...
MARIA: Me engañò!! Es mas, hace dos años que lo hacia!
JUAN: No! No lo puedo creer! Roberto?? Estas segura? No sera un chisme?
MARIA: Que chisme ni ochos cuartos! El mismo me lo confeso! Tenia unas ganas de matarlo, mira! Con esa carita de estupido que pone cuando esta en falta! Y yo me lo presentia! Hacia rato que no andabamos bien, nos peleabamos por cualquier cosa... si hasta habia dias que no nos soportabamos!
JUAN: Y, digo yo... no habra alguna posibilidad de...
MARIA: De que?? Si hasta me pidio que me vaya, porque “esa” se iba a mudar con el! Y yo no tenia donde ir! Por eso pense que a lo mejor a vos no te molestaria, si por unos dias yo...
JUAN: (Mecanicamente) Vos tambien??
MARIA: Como yo tambien?? (Se le ocurre que esta con alguien) Ah! Perdoname! No pense que vos... digo que... No me imagine para nada! Perdoname! No tengo derecho a molestarte justo cuando vos...
JUAN: (La abraza) Nada. No pienses nada. No hay ningun problema. Sabes que siempre podes contar conmigo! (La abraza paternalmente)
MARIA: Pero es que... No te dejo hacer tu vida!
JUAN:Maria, No te preocupes. Mi vida puede esperar... (Se miran a los ojos) Sobre todo si es por vos!
MARIA: (Cara a cara) Gracias. Yo sabia que podia contar con vos. Hora me doy cuenta que sos el unico hombre en el que confio! (Lo besa en la mejilla dulcemente) Sos noble... Tenes hermosos sentimientos... (Otro beso mas largo en la mejilla) Sos dulce... buen mozo... (Comienzan a besarse con dulzura y lentamente. Luego se separan despacio, un tanto turbados, pero estremecidos. No pueden mirarse a los ojos) Permiso... Yo... voy a pasar al baño... (Sale)
JUAN: (Todavia turbado) Si... claro... (De calle entra Iniguez con el termo y vaso en mano)
INIGUEZ: Juancito... Quiere un tecito?
JUAN: (Mirando al baño) No, gracias, mi amor!
INIGUEZ: (Mirando el vaso) me parecio que estaba un poco fuerte! (Vuelve a salir por calle. De dormitorio aparece Virginia)
VIRGINIA: Juan!!
JUAN: (Reaccionando) Que??
VIRGINIA: Hace media hora que estoy revisando y no encuentro ningun libro!
JUAN: (Mirando asustado al baño) No! Digo, si! En el escritorio! Entra al escritorio! Ahí hay un monton!
VIRGINIA: Con uno solo me alcanza!
JUAN: Pero si tenes unos cuantos, elegi uno bueno!
Virginia: Para que? Si lo unico que quiero es matar el tiempo?
JUAN: (Sacandola hacia escritorio) Pero antes de matarlo, podes torturalo un poquito, no? Pero revisalos detenidamente!
VIRGINIA: Ufa! Esta bien... (Sale. De baño entra Maria)
MARIA: Juan...
JUAN: Maria, yo...
MARIA: No digas nada. Yo no me arepiento. A decir verdad, sos el unico hombre al que podria besar. Y sabes porque? Porque tenes la mayor virtud de un hombre: no sos mujeriego! (Se dirige hacia escritorio)
JUAN: (Deteniendola) Para!!!
MARIA: Que?
JUAN: Que... adonde vas?
MARIA: Al escritorio. A acomodarme...
JUAN: No puedo permitir de ninguna manera que vayas al escritorio! Mejor usa el dormitorio!
MARIA: Y vos?
JUAN: Yo me arreglo en la habitacion de servicio, no te preocupes.
MARIA: Gracias, de verdad. (Le da un piquito. Hoy te necesito mas que nunca. (Se mete en dormitorio)
JUAN: Y ahora que hago?? (De hab de serv. Entra Pepito)
PEPITO: Juanchi! Que vas a hacer esta noche?
JUAN: Pepi! Te necesito!!
PEPITO: (Al ver que Juan abrios sus brazoa, salta encima y se le sube en brazos)
PEPITO: Ay Juan!! Por fin!!!
JUAN: (Desembarazandose) Que haces??
PEPITO: No se... como dijiste que...
JUAN: Pero no! Quiero decir que necesito un favor. Vino Maria!
PEPITO: No jodas?? Y, quien es Maria?
JUAN: Maria! Esa amiga que te conte, te acordas?
PEPITO: Ah, esa Maria!
JUAN: Si, pero resulta que tambien esta aca Virginia!
PEPITO: Que? Ya no te alcanza con una?
JUAN: Si! Pero ahora estan las dos aca!
PEPITO: Y yo que queres que haga?
JUAN: Que entretengas a Maria, asi me das tiempo para que yo saque a Virginia, me entendes?
PEPITO: Juan... Vos tomaste pintura, o pis de culebra??! Con que queres que entretenga, justamente yo, a una mujer?
JUAN: No se. Inventa algo. Decile que viniste a tomar confesion, o cualquier cosa! No decis que sos imaginativo?
PEPITO: Si, pero para otras cosas. Una mujer no me despierta mucha imaginacion que digamos... Mas bien me da asquito!
JUAN: Okey, pero ahora vas a despertar la imaginacion, si no queres ir a dormir a un parque.
PEPITO: Serias capaz de echarme al frio cemento, al meced del ultraje y la violacion?? (Se entusiasma con la idea) Hay algun parque cerca?
JUAN: No. Pero se esta sorteando una trompada, y vos compraste todos los numeros!
PEPITO: Esta bien. No recurramos a la violencia. Hagamos el amor, no la guerra!
JUAN: Vos quedate aca. Si aparece Maria, entretenela con algo que yo voy a ver como saco a Virginia. (Se va hacia escritorio)
PEPITO: Juan... Cuando rifes otra cosa, avisame! (Juan termina de salir, y por calle entra Brigida sin ser vista por Pepito. Lo mira y adopta una pose sensual)
BRIGIDA: Hola...!
PEPITO: (Se asusta) Hola.
BRIGIDA: Dejame adivinar... Se le sienta al lado) Vos sos amigo de Juano... y esta sotana,... no tiene nada que ver con lo que vos sos en realidad... Me equivoco?
PEPITO: Por lo visto estas al tanto de todo!
BRIGIDA: A mi no se me escapa nada! Bueno, se me escaparon algunas cosas, pero ya no va a volver a pasar.
PEPITO: Si no es mucha indiscresion... Vos quien sos?
BRIGIDA: Mira, esto no se lo cuento a nadie... Pero coan vos, creo que voy a hacer una excepcion. Debemos sincerarnos desde el principio, no? (Pepito asiente) Yo... soy Brigida!
PEPITO: No te preocupes. Yo soy gay!
BRIGIDA: (Se le sienta en la falda) Y ademas sos tan simpatico. Me encanta el humor! Creo que nos vamos a llevar fantastico! Tenemos tanto en comun! Pero no perdamos tiempo... Ahora me voy a la habitacion, me cambio, y vas a ver algo muy chiquito que tengo para mostrarte.
PEPITO: Yo tambien, pero no lo muestro!
BRIGIDA: (Mientras va saliendo, se hace la “gata ardiente” tirandole como aranazos al aire y giemiendo sensual) Arrfff..!!! Arrgggg...!!! Ah, ah, ahhhh..!!!! (Sale por hab. De serv.)
PEPITO: Sufrirà de gases? (trans.) Me parece que Juanchi me esta pidiendo demasiado! (Por puerta de calle entra Iniguez con termo y vaso)
INIGUEZ: Buenas tardes, padre!
PEPITO: hijo..!
INIGUEZ: Gusta un tecito?
PEPITO: (Mirando el termo con asco) Ese termo... era el que estaba aca??
INIGUEZ: Si, pero todavia esta calentito! Quiere uno?
PEPITO: No, gracias. Recien tirè!
INIGUEZ: No sera agua bendita, pero esta rico!
PEPITO: Te puedo garantizar que ya fue bendecida!
INIGUEZ: Usted la bendijo?
PEPITO: Algo asi.
INIGUEZ: Gracias, padre! No quisiero resultar indiscreto, pero... Que anda haciendo por aca?
PEPITO: Bueno, se podria decir que estoy cumpliendo con una abnegada tarea!
INIGUEZ: Usted tambien con ese vers...?! Perdon. Que tarea?
PEPITO: Controlando.
INIGUEZ: Ahh... Controlando, que?
PEPITO: Ocurre que Juancito tiene una amiga... con ciertos transtornos mentales. Y como colaboro con un neurosiquiatrico, me ofreci a guiarla por la vida!
INIGUEZ: No me diga?? Esta loca?
PEPITO: Ella dice que no, por supuesto!
INIGUEZ: Mi mujer dice lo mismo! (Entra Maria II por calle con mas paquetes)
MARIA II: Iniguez! (Advierte a Pepito) Padre! (Le besa la mano)
PEPITO: Hija...
INIGUEZ: Que casualidad. Justo hablabamos de vos!
MARIA II: Suerte que llego usted, padre. Una persona seria y responsable, para poner un poco de orden. Porque esta casa, disculpando la palabra, es un kilombo!
PEPITO: Notè algunas irregularidades.
INIGUEZ: Y no es para menos. Si hay una loca!
MARIA II: Yo vi a mas de una! Por eso, este zangano anda revoloteando tanto por aca! A veces pienso que la religion es lo unico que purifica,que limpia por dentro no?
PEPITO: Ese tè, tambien!
MARIA II: Claro que hay que hacer sacrificio. Porque debe haber sido dificil aceptar los habitos, dejar de ser... digamos, hombre. A usted cuando le pasò?
PEPITO: A los quince años!
MARIA II: Ahí le entro la vocacion?
PEPITO: Entre otras cosas.
MARIA II: En el alma?
PEPITO: No exactamente.
MARIA II: Yo se que es asi. Porque cuando era joven, estuve a punto de convertirme en monja.
PEPITO: Y que pasò?
MARIA II: Lo de siempre: Me equivoque! Permiso padre, tengo muchas cosas que hacer, y nadie que me de un apoyo!
INIGUEZ: Mas que apoyo, necesita un apuntalamiento!
MARIA II: (A Iniguez) Y vos, veni de una vez!! (Se va por calle)
INIGUEZ: Sabe que, padre? Yo tengo lo que usted necesita.
PEPITO: Ya lo creo.
INIGUEZ: (Saca un pastillero) Tenga. Son calmantes.
PEPITO: No, gracias. Estoy tranquilo.
INIGUEZ: No, hombre. Son para que los tenga por si esta chica, usted me entiende, se enloquece de golpe, vio? Yo las puse ahí para que no se note que son calmantes.
PEPITO: (Mirando el frasco) Usted toma esto?
INIGUEZ: No. Valgame Dios! Las tengo para cuando la bruja se pone insoportable, como parecen de menta, le ofrezco una pastillita de las que a ella le gustan, y listo el pollo. Duerme como una foca hasta el otro dia!
PEPITO: Bueno, gracias. Espero no tener que utilizarlas.
INIGUEZ: Eso si. Mucha precaucion! Mire que son muy potentes. Con apenas un cuartito duerme entre cuatro y cinco horas. Si se pasa de la medida, puede ser terrible!
PEPITO: (Dejando el pastillero sobre la mesita) Gracias por avisar.
INIGUEZ: Uy! Casi me olvido! Tengo que limpiar el caño! Estuvo tanto tiempo sin uso que se esta oxidando. Usted vio como esta?
PEPITO: No, pero me encantaria!
INIGUEZ: Venga que se lo muestro.
PEPITO: (Entusiasmado) Que momento! (Salen ambos por baño. De escritorio aparece Virgini enojada seguida de Juan)
VIRGINIA: Yo lo sabia! Los hombres son todos iguales!
JUAN: Pero porque decis eso?
VIRGINIA: Si una no accede a sus pretensiones, la dejan tirada en el fango!
JUAN: Que decis?
VIRGINIA: Eso mismo! Ustedes solo piensan en eso!
JUAN: Pero si lo unico que dije fue que podiamos ir a pasear un rato, a tomar algo...
VIRGINIA: Claro!! A tomar alcohol! Asi podes emborracharme y despues aprovecharte de mi!
JUAN: Si queres, toma un helado!
VIRGINIA: Como pude ser tan ingenua? Y eso que mi papa siempre me lo dice: Los hombres solo piensan en eso!
JUAN: Me parece que estas exagerando un poco...
VIRGINIA: Si llego a contarle que estoy sola aca, con un hombre, vas a ver como viene enseguida y te muele a palos!
JUAN: (Despectivamente) Pero quien es tu papa?
VIRGINIA: Cinturon negro de kung-fu!
JUAN: (Con cierto temor) Pero para que vamos a molestar a ese noble señor, si no hicimos nada.
VIRGINIA: Ah no? Me querias sacar a la calle sin pollera!
JUAN: No! Seria incapaz! Primero te iba a conseguir algo!
VIRGINIA: En serio me lo decis?
JUAN: Pero claro! Y si no queres, no salimos. Pero seria lindo ir a dar una vuelta, aunque mas no sea, no?
VIRGINIA: No! Yo de aca no me muevo hasta que tenga puesto algo decente. (Sospechando) Vos no estaras esperando a otra, no?
JUAN: Yo?? Por favor!!
VIRGINIA: Porque me resulta muy sospechoso que de golpe me quieras sacar a la calle.
JUAN: Te juro que ya no espero a nadie mas!
VIRGINIA: Seguro, no?
JUAN: Seguro! Tan seguro como que me llamo...
MARIA: (En off) Juan..!!!
VIRGINIA : (Lo mira extranada) Que?
JUAN: (Trata deimitar el tono de voz de Maria) Juan!! Que me llamo Juan!!
VIRGINIA: Que te pasa en la voz?
JUAN: Es que cuando me pongo nervioso se me aflauta.
VIRGINIA: (Dandole el pastillero de la mesa) Comete unos confititos. Parecen de menta.
JUAN: No, que confititos. Mejor voy a buscarte una pollera.
VIRGINIA: Te molesta si me como uno?
JUAN: Por mi cometelos todos. Ya vengo... (Sale. Ella se come uno y luego otro)
VIRGINIA: Son un poco fuertes. (Se va hacia cocina saliendo. Del baño aparecen Pepito e Iniguez)
INIGUEZ: Y como queria que fuese?
PEPITO: No se. Me imagine otro tipo de caño!
INIGUEZ: Y en estos edificios son asi... Digame, padre, usted tiene “pico de loro”?
PEPITO: Cuando tomo de mas.
INIGUEZ: Porque voy a necesitar uno. Si me permite voy a buscar en el escritorio. Con su beneplacito, padre. (
PEPITO: Ve con el señor! Y que la Paz... (Iniguez sale) ... siga en Bolivia! (De cocina aparece Virginia muy mareada y tambaleando)
VIRGINIA: Ay, padre... Me suben unos calores! Que puede ser?
PEPITO: “La calenturum de estar in bolis”!
VIRGINIA: (Perdiendo las fuerzas) Ayudeme padre! (Se sostiene en el) Creo que me voy a caer!
PEPITO: Y que queres que haga?
VIRGINIA: Necesito un apoyo!
PEPITO: A mal puerto fuiste a parar!
VIRGINIA: Ayudeme padre! Me muero!! (Se le despoloma encima, y Pepito cae sobre el sillon con ella encima. Intenta levantarla pero no lo consigue)
PEPITO: No! Ni se te ocurra morirte aca! Y mucho menos encima mio! Sali de aca, por favor te lo pido, que me broto todo! Sali nena que puede entrar alguien! (Pepito la toma de la cadera y la sube para sacarla pero el peso lo vence e intenta una y otra vez, cuando entra Iniguez y los mira) Dale, ahora! Asi, Dale, dale, dale!! (Pepito advierte a Iniguez, y para disimular le palmea la espalda a virginia)
INIGUEZ: Asi vale la pena tranquilizarla, no padre?
PEPITO: No! Es que... estee... le cuesta hacer provechito!
INIGUEZ: Y... quizas no quedo satisfecha! (Entra Maria II)
MARIA II: Iniguez!! Que significa esto??
INIGUEZ: Vos lo dijiste, un kilombo!!
MARIA II: (A Pepito) Y a usted no le da vergüenza??
PEPITO: No, mas bien, urticaria.
MARIA II: (A Iniguez) ya vamos a hablar de esto, si es que algun dia te dignas a venir a casa! Sale ofendida)
INIGUEZ: Tendria que estar loco para perderme todo esto!
PEPITO: Yo le puedo explicar...
INIGUEZ: No se preocupe. Siga nomas, que lo suyo, si que es un “sacerdocio”! (Iniguez sale por bano)
PEPITO: No! Escùcheme! (Logra zafarse de ella y se levanta) Serà posible! (A Ella) Te das cuenta?? Todo èsto por tu culpa! (La mira) Se habrà muerto en serio?? (Le lleva la muñeca de ella a la boca y hace como que chupa) Y què se yo còmo se toma el pulso?? Ay, mamita!! El corazòn le late?? (intenta llevarle una mano al pecho) Estas cosas me dan un asco! (Se tapa la nariz como para tirarse al agua y tomando fuerzas le pone una mano en el pecho. Luego la retira indignado) Hay que llegar con un piquete al corazòn!! Ay, Dios!! La matè!! Le matè la novia a Juan!! Què hago?? Què le digo cuando vuelva?? (Imitando a Juan) ¨Que tal, Pepi? Alguna novedad?¨ No, nada! Te matè una mina, nomàs!! (Se desespera) Ay, porquè?? Porquè la matè?? No!! Un momentito!! Que yo no la matè!! Se muriò solita! Eso es! Se suicidò! Con un golpe de calor... Se le cayò un calefòn en la cabeza! (Llora) Y ahora què hago?? Nos van a llevar presos! Y nos van a meter en una celda con catorce negros grandotes que me van a... (Se relame con la idea) Hummm! (Trans) No!! No le puedo hacer èsto a Juan. Tengo que pensar en alguna soluciòn! Algo se me tiene que ocurrir! Pensà Pepi, pensà! (Corre hacia la cocina y trae una manta y la tapa totalmente) Ya està! La tapamos con una manta! No hay peor cosa que un cadàver con tos! !Ahora si! Todo solucionado! Ya tenemos... una muerta tapada! (De hab. De servicio entra Brìgida envuelta en una sàbana y comienza a sonar una mùsica sensual tipo streep tease. Pepito la mira sin entender. Brìgida comienza a bailar muy sensual y casi torpemente a su alrededor cayendo en algunas ocasiones, se reincorpora y sigue como si nada, simulando un streep tease hasta que arroja la sàbana y se queda en ropa interior con porta ligas. Pepito se horroriza. Ella se le acerca y de golpe, le toma la cabeza y le pega un tremendo beso en la boca. Pepito patalea y no puede zafarse. Cuando ella lo suelta Pepito comienza a tener arcadas)
BRIGIDA: Y?? Què te pareciò?
PEPITO: La verdad... casi me muero!
BRIGIDA: Y eso es sòlo el principio. No sabès lo que sigue.
PEPITO: Si, sè lo que sigue. Porque èsto no fuè el principio; Fuè el final!!
BRIGIDA: De què hablàs?
PEPITO: Què èsto no puede ser! La pifiaste conmigo! Se terminò! C`est fini! Finito la comedia! The end!
BRIGIDA: (Comenzando a llorisquear) En serio me lo estàs diciendo?
PEPITO: (Mirando la muerta a su lado) Como para jodas estoy yo!
BRIGIDA: (Arrodillada en el piso se pone a llorar sobre la falda de Pepito) Porquè nadie me quiere?? Què hice yo?? No le importo a nadie!!
PEPITO: (observando la posiciòn de ella, se asusta) Nena!! Alì que puede entrar alguien!
BRIGIDA: No! Yo necesito afecto!! Necesito compañìa! Necesito alguien que se alegre cuando yo llego!
PEPITO: Comprate un perro, querida! Lo que es conmigo, vas muerta! (Sin darse cuenta ninguno, la manta que cubrìa a Virginia se corre y deja al descubierto su cabeza, que por los movimientos de ambos, se inclina sobre el cuello de Pepito como si lo estuviera besando, mientras Brìgida sigue con movimientos del llanto sobre el regazo de Pepito. Entra Iñiguez y se entusiasma al verlos)
INIGUEZ: se es mi pollo, carajo!! (Vuelve a salir por escritorio. Pepito vuelve a tapar a Virginia mientras intenta zafarse de Brìgida)
PEPITO: Està bien. No llores màs! (La incorpora) Hagamos una cosita...
BRIGIDA: (Como nena encaprichada) Que?
PEPITO: (intentado llevarla a la hab. De serv.) Vamos a probar de nuevo, querès?
BRIGIDA: (Esbozando una sonrisa) En serio me lo decìs?
PEPITO: Nunca dije una mentira...(aparte) sola!!
BRIGIDA: (Mas contentita) Y còmo vamos a probar?
PEPITO: Vos metete ahì y esperame. Yo termino de hacer unas cositas y despuès voy!
BRIGIDA: Y vas a tardar mucho?
PEPITO: No! Acordate del tango ¨Veinte años no es nada¨!
BRIGIDA: (Adoptando poses gatunas y salvajes) Apurate! No tardes que me muero!!
PEPITO: (Como para si) Es que si entro, el que se muere soy yo!
BRIGIDA: Repite los zarpazos como una fiera sensual) Arrggg..!! Arrrffff...! Ahhhh...! Ah, ah, ah!!
PEPITO: (mirandola) Y no comas tantos porotos! (Ella vuelve a correr abruptamente hacia èl y le encaja otro beso en la boca. Pepito intenta zafarse pataleando)
BRIGIDA: Ahhh, se me mueve todo por dentro!!!
PEPITO: (Haciendo arcadas) A mi tambièn, NENA!
BRIGIDA: Y no me digas mas Nena! Acordate que soy Brìgida!
PEPITO: No te se nota!!
BRIGIDA: Apurate! Acordate que te voy a estar esperando! (Sale por hab. De serv.)
PEPITO: Yo que vos, me llevo un champàn porque te va a llegar Navidad! (Vuelve al sillòn) Y ahora què hago?? Ademàs de la loca èsta todavìa tengo la muerta acà! La tengo que sacar antes que llegue Juan!
JUAN: (Entrando de calle contento con un vestidito en la mano) Listo, Pepi! Todo solucionado! Encontrè un vestido! No es gran cosa, pero va a servir! (Pepito se quedò inmòvil del pànico! Juan mira la mesita ratona) Chè... podrìas haber preparado una picadita al menos, no?
PEPITO: (Mirando de reojo a la muerta) Te iba a cortar un fiambrecito, pero no me diste tiempo!
JUAN: (Por el vestido) Sabès quièn me lo prestò? La del octavo! Viste esa morocha que està tan fuerte? Que vas a ver vos, si nunca te arrimaste a una mina!
PEPITO: Si supieras, Juan!!
JUAN: Buèh... la viste a Virginia para darle la pollera? (Pepito no contesta) Y..?? La viste o no la viste??
PEPITO: (Sin saber què decir) Màs o menos...!
JUAN: Còmo mas o menos? Està acà o no??
PEPITO: Està..! Pero no va a estar màs, Juan!
JUAN: No entiendo nada, Pepi. Me podès explicar?
PEPITO: Es que... no va a estar mas... como estaba antes!
JUAN: (Cargàndose de paciencia) No me digas que te mandaste otra de tus metidas de pata y me pudriste la historia?!
PEPITO: Bueno, ves? No es lo ùnico que se va a terminar pudriendo!
JUAN: Se puede saber què hiciste?? (De dormitorio aparece Maria, en camisòn poco sensual y mas bien de entrecasa)
MARIA: Juan... Dònde hay sàbanas limpias? (Advierte a Pepito) Ay, disculpe Padre! No sabìa que estaba acà! (Le dà la mano) Yo soy Marìa. Gusto en conocerlo!
PEPITO: (Muy extrañado) Marìa??!
MARIA: Si. Marìa. Una... bueno, amiga de Juan!
PEPITO: Asì que vos sos Marìa??!
JUAN: (Perdiendo la paciancia) Si! Ella es Marìa!
PEPITO: (angustiosamente) Y quien carajo es la loca??!!
JUAN: De què hablàs?? No empecès con boludeces!!!
MARIA: Juan!! Què manera es esa de hablarle a un cura!!??
JUAN: Què?? Este??!
MARIA: Discùlpelo, padre! Nunca fuè muy respetuoso de las creencias ajenas... Pero va a tener que aprender!
PEPITO: ¨Bienaventurados quienes no creèis en un ¨joraca¨! In Nòmini Sanctum! In nòmini Patri! Sèculum, seculearum a Marium!
JUAN: (Con bronca contenida) Porquè no vas a buscar las sàbanas limpias?
MARIA: Porque no sè donde estàn. Andà vos que yo tengo que conversar algo con el padre...
JUAN: No! De què??
MARIA: Juan! Yo soy la creyente! Andà por favor!
JUAN: Pero es que èl...
MARIA: Juan!!
JUAN: Pero...!
MARIA: Juan! Andà!!
JUAN: (Cuando pasa al lado de Pepi, le dice por lo bajo) Cuando zafe de èste, te mato! (Juan sale por dormitorio)
MARIA: Padre...
PEPITO: Hija...
MARIA: Necesito de sus servicios...
PEPITO: Poco te puedo ayudar!
MARIA: No crea. Ya le dije que soy muy creyente, y hoy aquì pasò... algo, digamos... terrible!
PEPITO: (Mirando el sillòn) Què?? Vos lo viste??
MARIA: Mucho màs que verlo, padre! Yo fuì la culpable!
PEPITO: (Un tanto indignado) Ahhh! Fuiste vos??!!
MARIA: Claro! En ese instante descubrì lo que sentìa por Juan... y bueno, lo que hice, fuè porque me pareciò la ùnica manera de demostrarselo!
PEPITO: Què bonito, eh?? Te parece lindo lo que hiciste??
MARIA: Bueno, me surgiò de repente! (Compungida) Tengo muedo que Juancito salga lastimado de todo èsto! Por eso estoy arrepentida!
PEPITO: Si, pero ya es un poco tarde, no te parece?
MARIA: Al contrario, padre! Todavìa estoy a tiempo de purgar mis culpas!
PEPITO: Vas a tener que tomar mucho laxante, querida!!
MARIA: No! Me refiero a la confesiòn!
PEPITO: En serio? Irìas a confesar?
MARIA: No. No voy a ir a ningùn lugar. Para què lo tengo a usted acà?
PEPITO: Què? Querès que vaya yo??
MARIA: No! Me quiero confesar con usted! (Se le arodilla delante de Pepito y le pone las manos en el bajo vientre como en rezo)
PEPITO: Què???
MARIA: Si, padre! Necesito confesarme! Ya no soporto èsto! Me estoy atragantando con tantas cosas adentro!
PEPITO: (Como para si) Y encima se queja!
MARIA: Por lo que mas quiera, Padre, tòmeme confesiòn! Què es lo que mas quiere?
PEPITO: (Piensa. Sonrìe) Sacarme una foto y mandàrsela!
MARIA: A quièn?
PEPITO: Al Señor! Para que vea la devociòn de sus hijos (Aparece Iñiguez por cocina y pega un grito ahogado al verlos. Entusiasmado)
INIGUEZ: A la pelota! No perdona una, eh??!! (Se va tapando la cola con cierto temor. Por calle aparece MariaII para tomar otro paquete. Al verlos se le acerca a Pepito y le dice al oìdo)
MARIA II: Despuès me da la direcciòn del seminario donde estudiò? Asì lo mando a mi marido a ver si aprende algo! (Vuelve a irse por calle)
MARIA: Y? Padre, va a confesarme?
PEPITO: Si, pero no acà. (La incorpora) Lo mejor en èstos casos, es una linda comisarìa!
MARIA: Pero què les importa a ellos que haya besado a Juan?
PEPITO: Què? Eso ibas a confesar??
MARIA: Si. Y todo lo que siento por èl desde hace tiempo!
PEPITO: Pero entonces... no mataste a nadie?
MARIA: Si.
PEPITO: En què quedamos, nena?
MARIA: A Juan. De un beso! Lo que pasa es que yo lo quiero desde siempre, pero nunca me atrevì a demostràrselo. No sè, por miedo a que èl se enoje... y como yo estaba en pareja...
PEPITO: (Decepcionado) Asì que era eso...
MARIA: Si. (Pausita) Y..?
PEPITO: Y, què?
MARIA: No me absuelve?
PEPITO: (Sin saber què hacer) Absolver? Del vervo absolver, no? De ¨Absolution¨!
MARIA: Si...
PEPITO: Bueno, este... (Le hace como pases màgicos alrededor del cuerpo) Shùuuu! Shùuuuu! Listo, estàs absuelta!
MARIA: Y el castigo?
PEPITO: Pegate con una toalla mojada!
MARIA: Le hablo en serio, padre! Cuànto tengo que rezar por herir a Juancito?
PEPITO: Què se yo... mandate dos o tres sin parar. Lo que el cuerpo aguante, no?
MARIA: Gracias Padre. (Se va hacia dormitorio y se cruza con Juan)
JUAN: Listo. Ya te la puse! La sàbana, digo...
MARIA: Gracias... ( A Pepito) Dos o tres me dijo, no? (Sale)
JUAN: Què? Tiene frìo?
PEPITO: No. Va a rezar!
JUAN: Encima la hacès ir a rezar??!
PEPITO: Yo no! Ella solita quiso!
JUAN: Yo te tengo que matar a vos! Encima del problema que tengo, ahora te hacer pasar por cura delante de Marìa!
PEPITO: Ese problema, al lado del que vas a tener, es una minucia!
JUAN: (Asustado) No me digas que te mandaste otra de las tuyas??! (Pepito no contesta) Te la mandaste!! Con quièn?? Con Marìa?? (Pepito niega con la cabeza) Con Iñiguez?? (Pepito niega. Juan se asusta mas) Con Virginia?? (Pepito sonrìe confirmando) Què pasò ahora?? Se fuè??
PEPITO: (Sin saber què decir) Mas o menos!
JUAN: No empieces otra vez con eso! Se fuè o no?
PEPITO: Se fuè!
JUAN: Y cuando vuelve?
PEPITO: Es que ahì està el tema, Juan. No va a volver mas!
JUAN: (Enojàndose) No me digas! Y ahora còmo hago para explicarle? Dònde la encuentro??
PEPITO: En tu lugar buscarìa una morgue!
JUAN: No! No voy a buscar nada, porque vos vas a traerla de vuelta!
PEPITO: No hace falta.
JUAN: Porquè no hace falta?
PEPITO: Porque todavìa està acà!
JUAN: (Muy nervioso) Pero no decìs que se fuè??
PEPITO: Si!! Pero de otra manera!!
JUAN: (Contenièndose) Mirà Pepi... Yo te quiero mucho, y te lo dije un montòn de veces... Pero hay momento como èste, en donde no me remorderìa la conciencia matarte de un trompazo, si no me explicàs de què carajo estàs hablando!!!!!
PEPITO: (Señalando) Mirà el sillòn!
JUAN: Si, veo. Pusiste una manta para cuando yo duerma acà, no?
PEPITO: Debajo de la manta!
JUAN: Està bien! Debajo de la manta..!! (Destapa y ve a la muerta. Se queda estupefacto. Le toma el pulso, la mano cae inerte. Se asusta. Mira a Pepito que sonrìe timidamente)
PEPITO: ¨Surprise¨!
JUAN: Se... puede... saber... què es èsto???
PEPITO: Lo mas parecido a un cadàver!
JUAN: Pepi!!! Explicame que pasa acà!!!!
PEPITO: Yo no tuve nada que ver Juan!!!!! Yo estaba acà... y ella vino de allà...! De golpe se me tirò encima y se muriò!!
JUAN: Otra vez comiste cebollas??
PEPITO: Te juro que yo no tuve nada que ver!!!
JUAN: Tenemos que hacer algo!!!
PEPITO: Y què podemos hacer??
JUAN: Hay que sacarla!!
PEPITO: (Entusiasmado con la idea) Eso, Juan! Sacala!! (Juan lo mira severo) No, no, ya entendì. Te referìas a otra cosa...
JUAN: Quiero decir... yo voy a llamar al ascensor, y vos traela! (Juan sale por calle, y cuando Pepito intenta levantarla aparece Maria)
PEPITO: (Disimulando, la maneja como un tìtere) Eso es...!
MARIA: Perdòne padre...
PEPITO: Shhhh..! Que recièn se durmiò!
MARIA: Quièn es?
PEPITO: La... hermana de Juan!!
MARIA: Que le pasa? Està enferma?
PEPITO: Un poco.. Tuvo una rara enfermedad del tròpico!
MARIA: Estuvo en el tròpico??
PEPITO: No. Por eso es rara... y ademàs està debil, muy cansada. Lo mejor va a ser recostarla un ratito, no?
MARIA: Venga que yo lo ayudo con la cama...
PEPITO: (Cargandola al hombro) Me voy a agarrar una urticaria hoy!! (Salen ambos por dormitorio)
JUAN: (Entrando de calle) Listo Pepi!! Pepi!! Dònde estàs?? Ya està el as.... (Maria aparece por dormitorio) as... asqueroso del cuarto protestando por las filtraciones!
MARIA: Porquè gritàs? Tu hermana recièn se durmiò!
JUAN: Mi hermana?? Dormida??
MARIA: Si! El padre la està recostando! (Entra Pepito)
PEPITO: Listo, ya està!
MARIA: No se despertarà?
PEPITO: Lo dudo bastante.
JUAN: Y el padre tiene mucho que ver con eso!
MARIA: Me imagino. Le debe haber dado una gran paz interior, no?
JUAN: Y exterior tambièn!
MARIA: Juan, no pusiste funda de almohada...
JUAN: En el escritorio. Ahì hay varias! Buscà la que mas te guste.
MARIA: Pero en el dormitorio va a dormir tu hermana, no?
JUAN: Un ratito nomàs! Porque despuès el padre la llevarà a su casa!
PEPITO: ¨Benedictum Turrus¨!
JUAN: Asì que busca la funda que mas te guste.
MARIA: Bueno. Siendo asì... permiso... (Sale por escritorio)
PEPITO: Vos te volviste loco?? Adònde querès que la lleve??
JUAN: No sè. Es problema tuyo. A un hospital, a un convento a la morgue, pero de acà la sacàs! Vos la mataste, asì que hacete cargo!
PEPITO: Yo no la matè!
JUAN: No me importa! Cuando yo lleguè ya estaba muerta! Asì que la sacàs vos!n Sin que nadie te vea la metès en el ascensor! (Lo saca por dormitorio. Entra Iñiguez)
INIGUEZ:Juancito!
JUAN: Que le pasa ahora, Iñiguez?
INIGUEZ: No se ofende si le digo una cosita?
JUAN: En otro momento, Iñiguez!
INIGUEZ: Porque ese amigo suyo, es terrible!
JUAN: Quièn?
INIGUEZ; El curita.
JUAN: Eh? Ah, si. Gracias por avisarme.
INIGUEZ: Lo vì varias veces en ¨posiciòn adelantada¨con sus amigas!
JUAN: Què? El??
INIGUEZ: Si! Las estaba manoseando!
JUAN: Pero què dice Iniguez??! Es imposible que haga eso!!
INIGUEZ: No me cree?? (Entra Pepito trayendo a Virginia sobre su hombro, todavia en bombacha, y ponièndole una mano sobre la cola como para taparla)
PEPITO: Juan, no puedo meterla!!
INIGUEZ: Y?? Què le dije??
JUAN: Està bien, Iniguez... dèjelo por mi cuenta! Usted vaya a buscar algùn repuesto de algo, eh?
INIGUEZ: (saliendo por calle) Si... Eso si... No me dejen afuera!! (Sale)
PEPITO: Què pasò? Se diò cuenta??
JUAN: No! Pero ahora se llevò el ascensor!
PEPITO: Y ahora què hacemos? Porque me està dando urticaria!
JUAN: Mejor, metela en el baño. En la bañera y corrè la cortina!
PEPITO: Para què en el baño, si ya cagò fuego??! (Entra al baño)
JUAN: Hacè lo que te digo! Y cerrà la cortina! (Entra Marìa)
MARIA: Juan...
JUAN: (Se asusta) Ehh?? Ah, si... que?
MARIA: Voy a aprovechar que tu hermana està durmiendo para darme una duchita.
JUAN: Bueno... (Trans) Què?? No!!!
MARIA: Porquè no? Es una ducha nomàs.
JUAN: Digo que no! Que no podès!
MARIA: Pero porquè no??
JUAN: Porque... porque està el calefòn apagado! Iñiguez està arreglàndolo, viste?
MARIA: Bueno, lo prendo y listo.(Sale hacia cocina)
JUAN: No, Marìa... (Entra Marìa II)
MARIA II: Iñiguez!!! No viò al tarambana de mi marido?
JUAN: Què pasò ahora?
MARIA II: Se lo tengo dicho mil veces, que le ponga coto a esos malcriados del noveno! Dejan la puerta abierta del ascensor, y yo soy la tarada que tiene que andar subiendo y bajando porque el señor se la pasa de joda por los departamentos! Y ya tengo los gemelos hinchados de ir y venir!!
JUAN: (Inducièndola a la calle) Bueno, en cuanto lo vea, le digo.
MARIA II: Y con lo gemelos que hago?
JUAN: Metaselos en... remojo! Adiòs! (Maria II sale por calle y de cocina entra Maria)
MARIA: Listo, ya està. Què fuerte està ese calefòn! Debe quemar! Voy a buscar una toalla al dormitorio! (Sale por dormitorio. Del baño aparece Pepito correando agua y colorado de la quemazòn)
PEPITO: Quien... prendiò... el calefòn????!!!!
JUAN: Què pasò??
PEPITO: La estaba poniendo en la bañera y sin querer abrì la ducha!!
JUAN: No podès hacer algo bien??
PEPITO: Andà a cerrarle la canilla que se va a morir de nuevo!
JUAN: Si. Mejor lo hago yo porque si voy a esperar algo bien de vos... (Sale por baño. De calle entra Iñiguez)
PEPITO: Este.... Còmo llueve, no?? Està tan cambiante el tiempo..!
INIGUEZ: No se. Hace rato que no salgo del edificio. Ando con muchas preocupaciones!
PEPITO: Porquè no se va a su casa y se tranquiliza?
INIGUEZ: Le parece?
PEPITO: Claro! Cuantos menos seamos, mejor! Quiero decir...
INIGUEZ: Entiendo... No quieren convidar, eh? (Pepito lo acompaña hasta la calle, pero cuando pasa por la puerta de hab. De serv. Brigida se asoma y tomñandolo de un brazo lo mete adentro)
BRIGIDA: No espero mas! Venì para acà!!! (Cuando desaparecieron, del baño aparece Juan)
JUAN: Listo, Pepi!! Dònde te metiste ahora?? (De dormitorio aparece Maria envuelta en un toallòn)
MARIA: Ahora si, me voy a bañar!
JUAN: Otra vez??
MARIA: Si todavìa no me bañè!
JUAN: Quiero decir, que todavìa no se puede!
MARIA: No me vas a decir que otra vez se apagò el calefòn?!
JUAN: No! Es que... el baño està ocupado!
MARIA: Quièn està?
JUAN: (Tratando de ganar tiempo) Adònde?
MARIA: En el baño, Juan! Què te `pasa?
JUAN: (La abraza para que no se vaya) Es que... tenerte tan cerca me pone un poquito nervioso, viste?
MARIA: (Con ternura) Es muy lindo eso que decìs... Y??
JUAN: Y, què?
MARIA: En el baño, quièn està??
JUAN: Ahhh, si... En el baño està... el padre!! (De hab. De servicio aparece Pepito con marcas de rouge en la cara)
PEPITO: En cualquier momento vomito!
MARIA: El padre està acà. Asì que mejor me voy a bañar!
JUAN Y PEPITO: (Juntos) Nooo!!
MARIA: Pero que pasa que no me quieren dejar duchar??
JUAN: Es que... el padre recièn fuè al baño!
MARIA: Si, pero ya està desocupado...
JUAN: Claro, pero... Cuèntele padre!
PEPITO: Que le cuente, exactamente què?
JUAN: Kis descompuesto que estaba!! No escuchaste que estaba por vomitar?? Porque la dieta del padre no es muy sana que digamos... entonces hay que ventilar un poco antes de entrar!
PEPITO: Exacto. ¨Benedictum, Oloris causa¨!
JUAN: Total, què apuro tenès? Podès leer un buen libro mientras tanto... (Intentando llevarla hacia escritorio) En la biblioteca del costadito tengo unos buenìsimos!
PEPITO: (Aprovechando) Si!! Yo te puedo recomendar unos cuantos! Venì que te los muestro uno por uno!
JUAN: (Con bronca) Pero ¨Padre¨! No me va a dejar solo con... el baño asi, no??
MARIA: Que problema hay, si la puerta està cerrada. Venga Padre, a ver que tiene para mostrarme! (Sale por escritorio)ç
PEPITO: (Siguièndola) No esperes demasiado! (A Juan) Benedictum Sanctum... Escondiendum il mortum!!! (Sale)
JUAN: Esto me pasa por tener amigos como èste! (Aparece Brigida de hab. De serv.)
BRIGIDA: Juano!
JUAN: Vos?? Y que hacès asì todavìa?!
BRIGIDA: Bueno, una tiene lo suyo, tambièn!
JUAN: Si, pero no hace falta tenrlo todo al aire libre!
BRIGIDA: Te olvidaste que fuiste vos el que me rompiò la pollera?
JUAN: Despuès voy hasta tu casa y te traigo algo!
BRIGIDA: Okey. Cualquier cosa estoy en la cocina. Voy a preparar cafè. Me parece que me espera una larga noche! (sale por cocina)
JUAN: Què hago yo ahora? (Del baño aparece Virginia tambaleando) Dònde voy a meter la muerta??
VIRGINIA: Una muerta? Adònde?
JUAN: Donde va a ser? En el baño! (La ve y se asusta) Ahhhh!!! La muerta!!!!!
VIRGINIA: Ya lo dijiste. En el baño??
JUAN: Pero... no puede ser...! En el baño... yo no te dejè muerta??
VIRGINIA: Ah! Fuiste vos el gracioso que me puso vestida en la bañera??!
JUAN: Pero entonces... estas bien?
VIRGINIA: Bueno... Eso dicen!
JUAN: Quiero decir que... fuè nada mas que un susto! (La abraza) Gracias a Dios!
VIRGINIA: (Enojada) Otra vez querès aprovecharte de mi??
JUAN: Shhh!!!! No!" Es que estoy muy contento de verte!
VIRGINIA: Si estuve acà todo el tiempo! Y no me hagas callar!
JUAN: No te hago callar! Simplemente que bajes un poco la voz!
VIRGINIA: Porquè? Escondes aalguien acaso?
JUAN: Yo?? No!! Serìa incapaz!
VIRGINIA: Y entonces porquè querès que hable bajo??
JUAN: Y porquè va a ser..?? porque... (se le ocurre) Està mi hermana con el novio y es una situaciòn muy tensa!
VIRGINIA: Tu hermana, acà??
JUAN: Si! Llegò hace un ratito!
VIRGINIA: Y porquè es una situaciòn tensa?
JUAN: Es que el novio... es un poco...
VIRGINIA: No me digas que es el cura?!
JUAN: (Ayudado por la idea) Exacto!! El la querìa mucho, y cuando ella lo dejò, èl se metiò a cura!
VIRGINIA: Què romàntico! No lo puedo creer!
JUAN: Si, a mi tambièn todavìa me cuesta...
VIRGINIA: Y ahora estàn... intimando?
JUAN: Lo dudo mucho! Quiero decir, que primero tienen que charlar, no? Hace mucho que no se ven.
VIRGINIA: Y yio voy a poder verlos??
JUAN: Si! Digo NO!! Hay que dejarlos solos, no te parece? Ademàs ya te conseguì un vestido. No es una belleza pero al menos no vas a andar asì!
VIRGINIA: Tiene cierre atràs! Me vas a tener que ayudar a ponèrmelo, porque me parece un poco chico...
JUAN: No, no es chico... es ajustado! Venì a la habitaciòn de servicio que hay mas luz... (Salen ambos por alli. De calle entra Iñiguez)
INIGUEZ: No hay caso Juan, en casa no puedo tranquilizarme. Es peor el remedio que la enfermedad! (Se sienta en el sillòn y se comienza a escuchar a Virginia y Juan en Off)
VIRGINIA EN OFF: Ay! No me tires que me haces doler!
JUAN EN OFF: Bueno, què querès?? No ves que no entra bien?
VIRGINIA EN OFF: Pero sè un poquito mas delicado! Se nota que hace rato que no lo hacès!
JUAN EN OFF: Esto no requiere una ciencia especìfica... (Entra Maria II por calle)
MARIA II: Iñiguez!
INIGUEZ: (Hacièndola callar par que escuche) Sshhhhh!!!
VIRGINIA EN OFF: No! Pero te olvidàs que estàs con una mujer! Tenes que ser mas suave!
JUAN EN OFF: Bueno! No lo puedo agarrar bien! Es muy chiquito!
VIRGINIA EN OFF: Sostenelo con las dos manos y levantalo de golpe!
JUAN EN OFF: Pero es que... se me escapa!
VIRGINIA EN OFF: Ufa!! Todo lo tengo que hacer yo sola?? (Marìa II e Iñiguez comienzan a ¨calentarse¨por lo que escuchan y se miran, se hacen gestitos mimosos, y se van tomando de la mano, las piernas, hasta comenzar a revolcarse en el sillòn en forma torpe y nada romàntica. De cocina y sin ser vista por ellos, aparece Brigida, siempre vestida igual, y llega hasta la mesita ratona a dejar una taza de cafè. De escritorio sale Pepito, y al toparse con ella sale corriendo hacia dormitorios. Brigida lo ve y corre detràs de èl. De escritorio aparece Maria envuelta en el toallòn y se va hacia cocina, pero en el trayecto ve la taza que dejò Brigida , la agarra y se la lleva hacia cocina)
VIRGINIA EN OFF: Y?? Què hacès??
JUAN EN OFF: Es que... no se por donde empezar!
VIRGINIA EN OFF: Por donde quieras, pero apurate porque èsta posiciòn es muy incòmoda! (Marìa II e Iñiguez caen del sillòn y recien ven a los que van pasando delante suyo. De dormitorio aparece corriendo Pepito todo desaliñado y se mete en el baño. Marìa aparece de cocina con un vaso de leche, mira a ambos , les sonrìe y dejando el vaso en la mesita, sale por escritorio. De dormitorio aparece Brìgida, caminando a paso firme y se mete en el baño)
JUAN EN OFF: Vos dijiste que siempre se pone asi??
VIRGINIEN OFF: Bueno, Juan. Un poco de imaginaciòn nunca viene mal...
JUAN EN OFF: Està bien. Ahì va! Vos aguantà la respiraciòn!
VIRGINIA EN OFF: Entra muy ajustado! Me duele!! (Del baño sale Pepito todo desaliñado, va hacia cocina y sale. De escritorio aparece Maria, como buscando a Pepito y sale por calle. Del baño aparece Brìgida buscando a Pepito, agarra el vaso de leche pensativa y automaticamente y al beber, luego escupe todo. Y sale con vaso por dormitorio. De calle vuelve a entrar Marìa al mismo tiempo que de cocina aparece Pepito. Maria le hace señas para que lo siga a escritorio y Pepito obedece saliendo ràpido. De dormitorio aparece Brìgida un tanto furiosa y sale por cocina)
JUAN EN OFF: Preferìas que te ponga otra cosa??
VIRGINIA EN OFF: Què? Tenès algo mejor??
JUAN EN OFF: En realidad no. Es lo ùnico!
VIRGINIA EN OFF: y BUENO. Dale nomàs!
JUAN EN OFF: Listo!ª Entrò nomàs!!
VIRGINIA EN OFF: No ES GRAN COSA QUE DIGAMOS!
JUAN EN OFF: Pero a vos no hay nada que te venga bien! (Maria II se levanta excitada)
MARIA II: Voy a preparar todo en casa. No te vas a olvidar nunca de èste aniversario! (Saca de un paquetito un diminuto conjunto de ropa interior) Mirà lo que me comprè para èsta noche! Y sabès para que es??
INIGUEZ: Por la medida, debe ser para el dedo gordo!
MARIA II: Y si no, mejor... Te voy a esperar solamente con el traje de Eva!!
INIGUEZ: No te olvides de plancharlo un poco!
MARIA II: (Se va cantando) ¨Que vengan los bomberos que me estoy quemando¨! (Sale por calle. De hab. De serv. Entra Juan)
JUAN: Què difìcil es todo!
INIGUEZ: No se preocupe Juancito... Son todas iguales!
JUAN: De què habla Iniguez?? (De escritorio aparece Marìa) Juan! Què le pasa al padre? Cada vez que elijo un libro, me dice que no y me empieza a mostrar otro.
JUAN:Es que el padre es muy indeciso. (De hab de serv. Entra Virginia)
VIRGINIA: Listo. Ya me quedò! (Ambas se miran y se sonrìen)
MARIA: Què tal?? Ya estàs mejor??
VIRGINIA: Si, gracias! Y vos? (Le guiña un ojo) Còmo anda tu... romance?
MARIA: (A Juan en ruborizado reproche) Ya estuviste contando vos?
JUAN: Bueno... este... algo!
VIRGINIA: Y no nos presentàs?
JUAN: Si, claro... (Señalando a las dos al mismo tiempo pero sin mirar a ninguna) Mi hermana, una amiga!
MARIA: Amiga... ìntima, no?
VIRGINIA: Bueno, no hay que apresurar las cosas...
MARIA: Yo siempre pensè asì... Pero deaspuès de lo que pasò hoy, no se!
VIRGINIA: Querès recuperar el tiempo perdido, no?
MARIA: Y... mas o menos. (Rìen las dos. Juan tambièn. Pausa incòmoda. De escritorio aparece Pepito)
PEPITO: Acà encontrè uno bàrbaro! (Ve a Virginia) Ahhhhh!!! La muerta!!!!!
JUAN: (Como para que se calle) Pero què dice, padre??!
MARIA: Si. De què muerta habla, padre?
VIRGINIA: (A Juan, por Marìa) Còmo?? No lo tutea?
MARIA: Còmo lo voy a tutear?? Es un clèrigo!
INIGUEZ: Si, pero poco ortodoxo!!
VIRGINIA: Bueno, pero es tu novio, no??
PEPITO: Quien?? Yo???? (Entra Maria II)
MARIA II: Iñiguez! Y la fiestita??
INIGUEZ: La estamos analizando!
MARIA: (Extrañada) Novio mìo?? El???
JUAN: (Por lo bajo a Maria) Parece que se enfermò otra vez!
VIRGINIA: (Enojada a Juan) Si vos mismo me dijiste que ellos fueron amantes!
MARIA: (A Juan) Què le dijiste a tu hermana??
VIRGINIA: Còmo su hermana?? No sos vos la hermana??!
MARIA: (Sumamente extrañada) Yo???
MARIA II: Seràn familia numerosa?
MARIA : (A Virginia) Y de dònde sacaste eso??
VIRGINIA: El me lo dijo! Y que eras la amante del padre!
INIGUEZ: Eso puede ser!
MARIA: Yo??
INIGUEZ: Claro! Si yo la vi con... las manos en la masa!
MARIA: Pero què dice èste tipo??!
PEPITO: Jà! Justo conmigo!
INIGUEZ: (A Pepito) Usted no se haga el santo! Bien que se apretò a las tres acà mismo!
MARIA: Tres??
PEPITO: Pero èste hombre està loco! Lo ùltimo que apretè con forma de mujer fuè una botella de Coca!!
INIGUEZ: Ah no? Yo mismo lo vi!
JUAN: Pero si èste es gay!
MARIA: Juan, me podès explicar que ocurre acà??!
JUAN: Me parece que hay una pequeña confusiòn...
VIRGINIA: Ah no! No me quieras hacer pasar por loca ahora, eh??
INIGUEZ: (Por Juan) El dijo que usted estaba loca! Si yomismo le di los calmantes!
VIRGINIA: Quèe??
MARIA: Pero entonces... no es tu hermana??
JUAN: (Cabizbajo) No.
MARIA: (A Pepito) Y la rara enfermedad del tròpico??
PEPITO: Se cura ràpido, viste?
VIRGINIA: Ustedes son los enfermos! (A Juan) Y principalmente vos que te quisiste aprovechar de mi!
INIGUEZ: Usted tambièn incentivaba un poco caminando por acà en bombacha, no?
VIRGINIA: Porque èl me arrancò la pollera!
MARIA II: Puede ser! Porque yo vi cuando se la arrancaba tambièn a la otra!
JUAN: Esa era mi hermana!
MARIA: Encima degenerado??!!
JUAN : No! Marìa, yo te puedo explicar!
MARIA: Ah si?? Entonces explica èsto!! (Le pega una sonora bofetada)
INIGUEZ: Ah no, si se van a poner violentos, yo me las tomo!
MARIA II: No hace falta. Yo te llevo!! (Lo saca de una oreja)
MARIA: (Llorando) Y yo que habìa creìdo en vos! Sos igual que todos! (Se va hacia escritorio)
JUAN: Marìa... dejame que te explique...!
VIRGINIA: Aprovechà a explicarle ahora, porque cuando te agarre mi papà no te va a quedar ni un diente sano!! (Se va indignada por calle)
MARIA: (Apareciendo de escritorio con su bolso) No te preocupes en explicar nada... Ya no tiene sentido.(Llega hasta la salida, pero vuelve. No sabe què decir) Realmente me decepcionaste mucho. A lo mejor no es tu culpa. Yo simplemente no estoy pasando por una buena època por lo visto! (Vuelve a intentar irse, pero habla otra vez) Pareciera que nadie me ve como... No se... tal vez con el tiempo podamos volver a ser amigos como antes... no se què pensar. Ya no se nada... Ni lo que siento... Tal vez... (Se arrepiente de seguir hablando y lentamente se va) Chau. (Sale por calle. Juan se quedò apesadumbrado)
JUAN: Hacè algo Pepi...! Ayudame..! Què hago?
PEPITO: Por lo visto es màs que una amiga para vos, no?
JUAN: Si...
PEPITO: Querès que le explique yo?
JUAN: No. Tenès razòn. Lo tengo que hacer yo. (Se levanta) Marìa!!!! (sale corriendo. Pepito se quedò solo)
PEPITO: Què hombre èste! No sè que harìa sin mi! Bueno, si se lo que hace sin mi! Pero serìa mas interesante lo que podrìa hacer conmigo, no? Porque en realidad... no es tan difìcil amarme! Y yo tengo tanto para dar!!! (Por cocina aparece Brìgida mientras vuelve a sonar la mùsica sensual)
BRIGIDA: Es lo que estoy esperando!!!!
PEPITO: (Corriendo aterrorizado) No!! Otra vez, no!! Socorooooo, Juaaannnnn!!! Me quieren violar!!!!!!!! (Sale corriendo y Brìgida por detràs)


T E L O N



Entradas populares de este blog

Antígona Furiosa Griselda Gambaro

Dos mujeres de Javier Daulte

LAS ACEITUNAS Lope de Rueda