DOCE HOMBRES SIN PIEDAD Reginald Rose







DOCE HOMBRES SIN PIEDAD


Reginald Rose



Doce hombres sin piedad

FOREMAN.- Presidente del Jurado
Jurado nº 2 .-
Jurado nº 3 .- Director de la Compañía “Llame y vamos”
Jurado nº 4 .- Agente de Bolsa, usa gafas
Jurado nº 5 .- Joven vecino de los suburbios de Baltimore
Jurado nº 6 .- Artesano de bruscos ademanes
Jurado nº 7 .- Entusiasta hincha del baseball
Jurado nº 8 .- Arquitecto
Jurado nº 9 .- Anciano amable y pacífico
Jurado nº 10.- Anciano iracundo y traganiños. Esta resfriado
Jurado nº 11 .- Relojero
Jurado nº 12 .- Propietario de una agencia publicidad. Dibuja
Juez, Ordenanaza y Guardia


La acción se desarrolla en nueva York.




JUEZ.-
Caballeros: acaban de oír un caso largo y complejo de asesinato en primer grado. La premeditación de un crimen es el más grave de los cargos que en el pueden concurrir. Han escuchado a los testigos. Les han leído el Código y la forma de interpretarlo en semejante caso. A ustedes les corresponde ahora intentar, enjuiciar los hechos con absoluta imparcialidad. Un hombre ha muerto; la vida de otro está en juego. Si en ustedes existe el menor asomo de duda sobre la culpabilidad del acusado, una duda razonable se entiende, deben emitir veredicto de inocencia. Si, por el contrario, sus dudas no son razonables, ha de votar en conciencia la culpabilidad del acusado.
Sea cual fuere su decisión, el veredicto debe ser unánime. En el supuesto que declaren culpable a reo, no podremos atender ninguna apelación de clemencia. La pena de muerte es obligada en este caso. Va a enfrentarse con una grave responsabilidad.
Gracias caballeros.

ORDENANZA
El jurado suplente queda excluido.

JUEZ
Retírese a deliberar el jurado.

JURADO nº 7
¿Un chicle?

JURADO nº 8
No, gracias.

JURADO nº 7
Esto no hay quién lo aguante. He llamado al observatorio Meteorológico. Hoy es el día más caluroso del año. Deberían tener aire acondicionado en estos sitios.
GUARDIA
Señores, por favor, ya no falta nadie. Si necesitan alguna cosa, me tienen detrás de la puerta. Llamen.

JURADO nº 5
No suponía que nos encerrasen con llave.

JURADO nº 10
Claro que nos cierran. ¿Qué creía usted?

JURADO nº 5
No lo sé. Desde luego cualquier cosa menos esto.

JURADO nº 10
Y eso, ¿para qué es?

FOREMAN
He pensado que podríamos votar con papeletas.

JURADO nº 10
Gran idea. A lo mejor consigue que le nombren Senador.

JURADO nº 3
¿Qué le parece?

JURADO nº 2
¿Qué sé yo? Todo esto es muy interesante.

JURADO nº 3
Yo, en cambio, casi me dormí.

JURADO nº 2
Tal vez sea porque jamás he tomado parte de un jurado.

JURADO nº 3
Claro, yo he sido jurado muchas veces y no soporto oír a los abogados charla que te charla. Aún en casos como este todo está tan claro. ¿Ha oído alguna vez hablar tanto?

JURADO nº 2
¡Tienen derecho! Es su sistema. Si yo gobernase, ya me las arreglaría para que estos golfos no pudieran armarla. Nos ahorraríamos tiempo y dinero. Adelante señores… ¡Ja!

JURADO nº 7
Sí empezamos, lo más probable que todos tengamos que hacer.

FOREMAN
Les he concedido cinco minutos para descansar. Uno de sus compañeros ha ido al lavabo.

JURADO nº 5
¿Nos sentamos por orden?

FOREMAN
Como quieran, yo creo que sí.

JURADO nº 5
Dispense, éste es mi sitio.

JURADO nº 12
¡Oh!, perdón.

JURADO nº 5
Gracias.

JURADO nº 12
¡Ah!, una vista interesante… ¿Qué opina de este asunto? A mí me han tenido en vilo, escuche con la mayor atención, es una suerte que nos nombraran jurados para este caso. En lugar de un crimen, creí que se trataba de un robo. Eso sí que es aburrido. ¿No es el edificio Wolworf?

JURADO nº 8
Exacto.

JURADO nº 12
Tiene gracia. Llevo viviendo aquí la mar de años y todavía no he entrado en él.

JURADO nº 3
Si tuviera usted que poner orden en este lío, como ocurre en las películas… y que lo diga usted. ¿Qué le ha parecido el asunto del cuchillo? Supongo que el noventa y nueve por ciento de la gente se lo tragaría.

JURADO nº 7
Claro que sí. El claxon funciona. Ahora dé las luces. ¡Ha pescado un catarro!

JURADO nº 10
¡Menudo! Estos veranos son de cuidado. No puedo ni tocarme la nariz; es algo horrible.

JURADO nº 7
¿Qué me va a decir? Yo ya lo he pasado. Vamos señor Presidente, ¿podemos empezar?

FOREMAN
Aún no ha regresado su compañero.

JURADO nº 3
¿Qué Hay de nuevo? Aún no he tenido un instante para hojear el periódico.

JURADO nº 4
¡Oh! Solo quería saber cómo estaba el mercado al cerrar.

JURADO nº 3
¿Se dedica usted a eso?

JURADO nº 4
Soy agente de bolsa.
JURADO nº 3
Yo tengo una mensajería. La compañía “Llama y vamos”. El nombre se le ocurrió a mi mujer. Tengo treinta y siete empleados y empecé sin ninguno.

FOREMAN
Caballeros, cuando ustedes quieran.

JURADO nº 7
Sí, esto se está retrasando demasiado. No sé la prisa que tendrán ustedes, pero a mí me reservan una entrada para el partido de esta noche. Yanquis contra Cleveland. Tengo unas ganas de ver a Modjoloweski. Es fenomenal. ¡Shaloom! ¡Un verdadero genio! Un fuera de serie. Le gusta el béisbol, ¿verdad?

JURADO nº 2
Si.

JURADO nº 7
¿Nos sentamos aqui?

FOREMAN
Hemos quedado en orden. Por el número 1, 2, 3, 4, 5, y así sucesivamente; si a ustedes les parece bien.

JURADO nº 10
¿Que más dará eso?

JURADO nº 4
Es razonable guardar un orden.

JURADO nº 6
Como quiera.

JURADO nº 12
Oiga, ¿que impresión le produjo el Fiscal?

JURADO nº 11
¿Como dice?

JURADO nº 12
Es un asunto de marca. Cómo analizó los puntos, uno por uno, seguiditos. Yo quede admirado.

JURADO nº 11
Es cierto. Estuvo muy hábil.

JURADO nº 12
Acuso con verdadera energia.

FOREMAN
Señores, ¿quieren escuchar un momento? Por favor, tenemos que empezar alguna vez. El caballero de la ventana. Deseamos empezar.

JURADO nº 8
¡Oh!, perdone.

JURADO nº 10
Mato a su padre y se quedo tan tranquilo.

JURADO nº 12
¡Ah!, hoy se ve cada cosa...

JURADO nº 10
Posiblemente el padre lo mereciera ¿Sabe a lo que me refiero?

FOREMAN
¿Están presentes todos?

JURADO nº 6
El viejo sigue ahí dentro.

FOREMAN
Por favor, ¿Quiere usted dar un golpe en la puerta?

JURADO nº 6
Si

JURADO nº 7
¿Es usted de los “Yanquis”?.

JURADO nº 5
No, de Baltimore.

JURADO nº 7
¿Baltimore? Lo siento por usted amigo: no hay nada que hacer. ¿Qué tienen esos? A ver, ¿Que tienen aparte de jugadores de fondo?

FOREMAN
¿Empezamos, señores?

JURADO nº 9
Perdónenme. Lamento haberles hecho esperar.

JURADO nº 7
Baltimore.

FOREMAN
Ya está bien. Tengan la bondad de escuchar. Ya saben ustedes que pueden llevar este asunto como deseen. Yo no voy… no voy a imponerles un reglamento determinado. Podemos discutirlo primero y luego votar. Ese sería un camino. Otro… hacer la votación ahora.

JURADO nº 4
Creo que es costumbre hacer una votación previa.

JURADO nº 7
Si, a votar. De esa forma acabaremos antes. ¡Ja!

FOREMAN
Muy bien, señores, pero deben darse cuenta de que se trata de una acusación de asesinato en primer grado, y si declaramos culpable al acusado, lo enviaremos a la silla eléctrica. Sin apelaciones.

JURADO nº 12
Ya lo hemos oído.

JURADO nº 10
Si, sigamos adelante.

FOREMAN
De acuerdo. No olviden que el resultado ha de ser por unanimidad, sea cual fuere. Es la ley. ¿Estamos listos? Los que voten culpable, que levanten la mano: 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10 y 11. Total: Once votos. ¿Los que votan inocente? Uno. Gracias.

JURADO nº 10
¡Vaya, hombre, si que empezamos bien!

JURADO nº 7
¿Qué hacemos entonces?

JURADO nº 8
Discutir la cuestión.

JURADO nº 3
¿Cree de veras que es inocente?

JURADO nº 8
No lo sé.

JURADO nº 3
Usted ha estado en la sala también. Sabe lo que hizo. Es un asesino peligroso. No hay más que verlo.

JURADO nº 8
Solo tiene 18 años.

JURADO nº 3
Son suficientes. Le clavó a su padre 10 centímetros del puñal en su pecho. Lo han probado en la Sala de doce formas distintas. ¿Quiere que se le recuerde por si se le ha olvidado?

JURADO nº 8
No.

JURADO nº 10
Entonces ¿Qué pretende?

JURADO nº 8
Solo discutirlo.

JURADO nº 7
¿Y que quiere que discutamos? Todos hemos dado nuestro veredicto y, a excepción de usted, ninguno hemos tenido que pensarlo.

JURADO nº 10
Permítame una pregunta. ¿Cree usted lo que dijo el chico?

JURADO nº 8
No se trata de lo que yo pueda creer. Tal vez no sea cierto.

JURADO nº 7
Entonces. ¿Por qué votó inocente?

JURADO nº 8
Habiendo once votos culpables, no resulta sencillo levantar la mano y enviar a un hombre a la muerte, sin estar plenamente seguro.

JURADO nº 7
¿Quién le ha dicho que sea sencillo?

JURADO nº 8
Nadie.

JURADO nº 7
Yo voté rápido. Pero estoy convencido y lo sigo creyendo culpable. No cambiaré de opinión aunque lo discutiéramos años.

JURADO nº 8
Tampoco yo trato de que cambie. De nosotros depende la vida de alguien, y una vida no se decide en cinco minutos. ¿Y si nos equivocamos?

JURADO nº 7
¿Qué quiere decir? Suponga que el edificio se derrumba. Se puede suponer cualquier cosa.

JURADO nº 8
Es cierto.

JURADO nº 7
Lo de menos es el tiempo que tardemos. Suponga que lo decidimos en cinco minutos, ¿y qué?

JURADO nº 8
Discutamos una hora. El partido no empieza hasta las ocho.

FOREMAN
¿Alguna objeción a esto?

JURADO nº 9
Yo puedo esperar una hora.
JURADO nº 10
Bueno, anoche me contaron un chiste estupendo.

JURADO nº 8
No estamos aquí para contar chistes.

JURADO nº 10
¡Ah!. ¿No? Dígame entonces, ¿para qué estamos?

JURADO nº 8
¿Qué sé yo? Para nada quizá. Oiga, a ese muchacho le ha maltratado la vida, que nació en la miseria, que perdió a su madre a los nueve años, que luego vivió, guante año y medido, en un orfanato, mientras su padre cumplía condena por falsificador. Reconozcan que no fue un principio feliz. El chico es salvaje, rencoroso, lo es ahora y lo fue siempre, ¿y sabe porqué? Porque no ha pasado un día, un solo día de su vida sin recibir golpes. Ha arrasado miserablemente sus dieciocho años. Merecería que le dedicásemos un rato.

JURADO nº 10
¿Y a mí que me importa todo esto? No le debemos nada. Le han hecho un juicio legal. ¿Y cuanto cree que ha costado? Ha tenido suerte. ¿Sabe a qué me refiero? Todos somos ya mayorcitos. Conocemos los hechos, ¿no? No me irá usted a decirme que debemos creer al muchacho sabiendo lo que es. Oiga he vivido con ellos la mayor parte de mi vida y no se le puede creer nada. Se lo aseguro. Nacieron mintiendo.

JURADO nº 9
Sólo un ignorante puede hablar así

JURADO nº 10
¡Oiga usted!

JURADO nº 9
¿Desde cuando la verdad es monopolio de un individuo? Hay cosas que deberían explicar a este hombre

JURADO nº 10
¡Vamos que no es domingo! Déjense de sermones.

FOREMAN
Es verdad. Tenemos una misión, cumplámosla.

JURADO nº 12
¡Resopla! Es uno de los productos que anuncio en la agencia. “Alimenta, da vida y optimismo” El slogan es mío.

JURADO nº 11
Muy ingenioso.

FOREMAN
¿Oiga, le importaría?


JURADO nº 11
¡Oh! Perdonen. La afición al dibujo me tiene fijadas las ideas.

FOREMAN
Hay que decidir de una vez. No nos vamos a pasar el día hablando. ¿Están conformes? Mi opinión es que si el caballero que no está de acuerdo con nosotros tuviera la bondad de decirnos, por qué y en qué se funda para creerlo inocente… Quizá le convenciésemos de su error.

JURADO nº 12
Escuchen, por favor, creo que tengo una idea. No me parado a pensarlo mucho, pero nuestro principal objetivo debe encaminarse a convencer a este caballero de que está equivocado. Lo más que puede ocurrir es que perdamos unos minutos en… bueno era solo una idea.

FOREMAN
No, no, no. Es una buena idea. Vamos a darle otra vueltecita a la mesa. Usted el primero.

JURADO nº 2
Pues la verdad es que no se que decir… Creo que es culpable. Lo creí así desde el primer momento. Y mientras se demuestre lo contrario, lo creeré.

JURADO nº 8
No se ha molestado nadie en probarlo. El peso de la acusación corresponde al Fiscal. Pero la defensa no puede abrir la boca siquiera. Así es la Constitución.

JURADO nº 2
Si, ya lo sé, sin embargo… bueno… creo que es culpable. La mejor prueba es que lo vieron hacerlo.

JURADO nº 3
¡Cállese! Escuchen un momento. Conste que no me empuja ningún interés personal; solo quiero analizar los hechos. Primero ese viejo vivía bajo de la habitación donde se cometió el crimen. Exactamente a las doce y diez, hora del asesinato, oyó ruidos. Según él parecían de lucha. Luego, escuchó decir al chico: “Te voy a matar”. Acto seguido oyó caer el cuerpo al suelo. Abrió la puerta y vio al chico bajar las escaleras corriendo y salir de la casa. Avisó a la Policía. Cuando la Policía llegó, encontró al viejo con el cuchillo en el pecho. El forense fijó la hora de su muerte sobre medianoche. Estos son los hechos. Y no se puede negar. El chico es culpable. Yo soy tan sentimental como cualquiera. Solo tiene dieciocho años, pero ha de pagar lo que ha hecho.

JURADO nº 7
Tiene razón.

FOREMAN
De acuerdo. ¿Ha terminado?

JURADO nº 7
Si.

FOREMAN
El siguiente.


JURADO nº 4
A mí me resulto convencional toda esa historia que se invento el muchacho. Se empeño en decir que estaba en el cine al cometerse el asesinato y una hora más tarde no se acordaba de los nombres de los actores, ni de la película que vio.

JURADO nº 7
Es cierto.

JURADO nº 4
Y lo que es peor, nadie le vio entrar o salir del cine.

JURADO nº 10
¿Y la mujer que vivía enfrente? Si su testimonio no vale, ya no vale nada.

JURADO nº 11
Claro que no. Es la única persona que vio el asesinato.

JURADO nº 11
¡Un momento! Recuerde que esa mujer estaba en la cama. No podía dormir, el calor la asfixiaba. ¿Comprenden la situación? Se levanta, se asoma a la ventana y, al otro lado de la calle, ve como el chico le clava el cuchillo a su padre; esto pasa a las doce y diez en punto. Todo coincide. Y ¡atención! Conocía al chico de toda la vida, y su ventana estaba enfrente de la de ella… a la misma altura, y ha jurado que le vio asesinarlo.

JURADO nº 8
A través de la ventanilla de un tren que cruzaba.

JURADO nº 10
El tren no llevaba pasajeros. Iba de maniobras. Y desde luego, con las luces apagadas. Ya se probó en la sala que de noche, puede verse a través de las ventanas de un tren sin luces, todo lo que estaba ocurriendo al otro lado. Lo demostraron.

JURADO nº 8
¿Quiere contestarme a una pregunta? Si no cree al muchacho, ¿Por qué no le pasa lo mismo con la mujer, “es uno de ellos” también, no?

JURADO nº 10
Se cree usted muy listo, ¿verdad?

FOREMAN
Escuche…. escúcheme.

JURADO nº 7
¡Siéntese, siéntese!

JURADO nº 7
¿Se cree usted muy Listo verdad? Pues ya hablaremos.

FOREMAN
Vamos, no nos han traído aquí para pelearnos. ¿A quién le toca ahora?

JURADO nº 10
Número 5.

JURADO nº 5
Pues… ¿puedo pasar?

FOREMAN
Si usted lo prefiere así, si. El número 6 por favor.

JURADO nº 6
Bueno, no sé. En cuanto se empezó a ver el caso me convencí. Buscaba algún motivo… es muy importante, puesto que, si no existe un móvil, ¿dónde está el caso? De cualquier manera… el testimonio de las personas que vivían enfrente, que por lo visto vieron los hechos, pesa bastante. ¿No dijeron algo sobre una lucha, una disputa entre el viejo y su hijo a eso de las siete de la tarde? Tal vez me equivoque pero…

JURADO nº 8
Exacto. A las siete oyeron una disputa… no sabían de que se trataba. Luego vieron que el padre le pegaba al chico. Por último vieron al muchacho huir de su casa. ¿Todo esto qué prueba?

JURADO nº 6
En realidad absolutamente nada, es una parte del episodio.

JURADO nº 8
Usted dijo que buscaba un móvil, lo mismo que el Fiscal. Les aseguro que ninguno lo ha descubierto. Tantas veces han maltratado a ese muchacho durante su vida, que la violencia es prácticamente, en lo que a él se refiere, un hecho normal. Señores, no creo que un simple par de bofetadas, le impulsaran a cometer un crimen.

JURADO nº 4
Tal vez fue la gota que colmó el vaso. Todos tenemos un límite.

FOREMAN
¿Alguna otra cosa?

JURADO nº 6
No.

FOREMAN
Gracias ¿Qué opina usted?

JURADO nº 7
No lo sé. Ya está dicho todo. Aunque sigamos todo el día, no adelantaremos nada. El chico es un depravado. Vean su historial. En el orfanato, descalabró al maestro. A los quince años le llevaron a un reformatorio por robar un coche. Le detuvieron por maleante. Otras dos veces por pelear con navaja. Dicen que la maneja como nadie. Total, es una joya de muchacho.

JURADO nº 8
Desde que tenía cinco años, su padre le pegaba todos los días a puñetazo limpio.


JURADO nº 7
¿Y qué? Un chico así…

JURADO nº 3
Dichosos chicos. Hay que ver donde han llegado. Cuando yo era pequeño trataba a mi padre de usted; tiene razón señor. ¿Han visto a algún chico de hoy que llame señor a su padre?

JURADO nº 8
Hoy los padres no dan importancia a esas pequeñeces.

JURADO nº 3
¿Tiene usted chicos?

JURADO nº 8
Tres.

JURADO nº 3
Yo solo uno de 22 años. A los nueve le vi huir de una pelea como un cobarde. Si le vi huir. La vergüenza casi me puso malo. Le dije “Voy a convertirte en un hombre aunque para ello tenga que partirte en dos pedazos”. Y en efecto, le hice un hombre. Cuando tenía 16 años nos pegamos. Me rompió la mandíbula. Era muy fuerte. No nos hemos vuelto a ver desde hace 2 años. ¡Los hijos!
¡Cuánto dan que hacer! En fin, sigamos.

JURADO nº 4
Nos estamos saliendo por la tangente. Ese muchacho es el producto de un hogar desecho en un barrio miserable. ¡Qué le vamos a hacer! Sólo nos corresponde decidir si es inocente o culpable. No vamos a analizar las causas y su deplorable educación. Admito que nació en la miseria, y comprendo que ésta en un vividero de criminales. Lo sabemos todos. No es un secreto. Los niños pobres son una amenaza en potencia para la sociedad. Por lo tanto creo…

JURADO nº 10
Amigo, está usted en lo cierto. Los chicos que crecen en esos barrios son una basura. Yo no quiero tener contacto con ellos, se lo aseguro.

JURADO nº 5
¡Oiga, oiga, oiga! Yo he vivido en uno de esos barrios toda mi vida.

JURADO nº 10
Cállese por favor.

JURADO nº 5
Tenía que jugar en patios estrechos llenos de inmundicias. Posiblemente huela más todavía.

JURADO nº 10
No lo tome así. ¡Vamos hombre!, no quería ofenderle.

JURADO nº 12
¡Como lo va decir por usted! No seamos tan susceptibles.

JURADO nº 11
Yo le disculpo en este caso.
FOREMAN
Señores, no vale la pena discutir. Estamos perdiendo el tiempo. Ahora le toca a usted. Adelante.

JURADO nº 8
No lo esperaba. En principio se trataba de convencerme a mí. ¿No era esa la idea?

JURADO nº 12
Si, se pretendía eso.

FOREMAN
Se me olvidó. Tiene razón.

JURADO nº 10
¿Qué importa que hable o no? No es él el que nos obliga a quedarnos, pues oigamos lo que dice.

FOREMAN
¡Un momento! Hemos de guardar en esto cierto orden. Sigamos el plan trazado

JURADO nº 10
¡Deje de comportarse como un crío!

FOREMAN
¿Qué significa eso?

JURADO nº 10
¿Es qué no lo sabe? Crío, crío.

FOREMAN
¡Oiga!, ¿no le parece bien que intente organizar las cosas? Pues ocupe mi sitio… cargue usted con esa responsabilidad. En tal caso me limitaré a escuchar.

JURADO nº 10
¿Qué mosca le ha picado ahora, amigo? Vamos, cálmese.

FOREMAN
Es imposible con usted, ¡ande!, siéntese en esa silla. ¿No es lo que quiere? Pues hágalo.

JURADO nº 10
Si no se ve, no se cree…

FOREMAN
Le advierto que los graciosos no me gustan.

JURADO nº 12
Vamos déjelo. La cosa no es para tanto.

FOREMAN
¿No es para tanto? Inténtelo.

JURADO nº 12
No hace falta. Usted lo está haciendo muy bien. Siéntese.
JURADO nº 7
Sí, estoy de acuerdo, lo está haciendo muy bien. Siéntese. Siga en su pedestal.

JURADO nº 10
¿A quién corresponde hablar ahora?

JURADO nº 8
Bien, si se empeñan en conocer mi punto de vista, no hay inconveniente.

FOREMAN
Pueden hacer ustedes lo que les parezca.

JURADO nº 8
No tengo muchos datos que aportar. Sé tanto como ustedes. Según ustedes, cantan las pruebas. El chico es culpable. He estado seis días en la Sala escuchando a los testigos y observándoles. Después de ver que todos ellos estaban tan seguros, empecé a sacar mis propias conclusiones. No lo veo claro. Hubiera querido hacer una serie de preguntas. Tal vez no hubieses servido para nada; pero me pareció que el interrogatorio de la defensa no se hacía con el interés que requiere un caso como este. Dejaban sin aclarar muchas cosas… pequeñas…

JURADO nº 12
¿Pequeñas? Oiga, cuando esa gente no pregunta es porque ya conocen la respuesta y saben que no conviene.

JURADO nº 8
No me niegue que es posible, (Con segunda intención) también, abogados estúpidos: y digo, es posible.

JURADO nº 7
Parece que conociera a mi cuñado.

JURADO nº 8
Para entenderlo mejor, me ponía en lugar de ese muchacho. Yo hubiera pedido otro defensor. En resumen, tratándose de mi vida, un abogado con experiencia, que acosara de una manera más eficaz a los testigos, o que lo intentase al menos. Oigan, existe una persona que vio el asesinato, otra afirma que oyó la disputa y después sorprendió al chico salir de la casa. Y una serie de pruebas circunstanciales, pero en realidad, esos dos testigos constituyen el único apoyo del Fiscal, ¿no pueden equivocarse?

JURADO nº 12
¿Cómo van a equivocarse? En este caso, ¿Para qué sirven los testigos?

JURADO nº 8
¿No admite la posibilidad?

JURADO nº 12
Habían jurado, ante la Sala, decir la verdad.

JURADO nº 8
Son personas al fin y al cabo… y las personas se equivocan. ¿No pudieron equivocarse?

JURADO nº 12
Pues no. Yo no lo creo.

JURADO nº 8
¿Está usted seguro?

JURADO nº 12
¡Qué tontería! ¿Quién puede estar seguro de eso? No es una ciencia exacta.

JURADO nº 8
En efecto, no lo es.

JURADO nº 3
Señores, vayamos al grano. ¿Qué opina usted de la navaja que encontraron en el pecho del viejo?

JURADO nº 2
Un momento. Hay algunos que todavía no han hablado. ¿No seguimos un turno?

JURADO nº 3
Ya tendrán ocasión de hacerlo. De momento, cállese. ¿Qué opina de la navaja que ese magnifico muchacho aseguró haber comprado la noche del asesinato? Háblenos de eso.

JURADO nº 8
No tengo ningún inconveniente. ¿Quiere decir que traigan la navaja? , desearía verla nuevamente.

JURADO nº 3
No sé para qué le hace falta, ¿no la ha visto bastante?

JURADO nº 4
El caballero tiene derecho a examinar las pruebas.

FOREMAN
¿Quiere traerme la navaja?

GUARDIA
Si.

JURADO nº 4
La navaja y las circunstancias en que fue comprada es algo que debemos tener en cuenta.

JURADO nº 8
En efecto.

JURADO nº 4
Bien, analicemos entonces los hechos una vez más. Primero: El chico admitió que aquella noche salió de su casa alrededor de las ocho, después de haber recibido varias bofetadas de su padre.


JURADO nº 6
No, no, no. El no dijo bofetada, sino puñetazos. Hay mucha diferencia entre bofetada y puñetazo.

JURADO nº 4
Después de ser golpeado varias veces por su padre. Segundo: Se fue directamente a un almacén del barrio y compró una de esas…

JURADO nº 5
Navajas automáticas.

JURADO nº 4
Navajas automáticas. Reconozcan conmigo, que no es una navaja corriente. Tenía grabado en el mango y la hoja un dibujo raro. El dueño del almacén donde la compró, dijo que era el único ejemplar que tenía de esa clase. Luego, estuvo con unos amigos, en una taberna, sobre las ocho y media. ¿Estamos de acuerdo?

JURADO nº 8
Desde luego

JURADO nº 3
Por completo

JURADO nº 4
Charlo con sus amigos una hora y se separó de ellos a las nueve menos cuarto, no sin antes haberles enseñado la navaja. Cuarto: Identificaron el arma del crimen ante la sala: esta navaja. Quinto: El chico volvió a su casa sobre las diez. A partir de aquí, los relatos ofrecidos por los testigos y el del muchacho, difieren bastante. El chico afirma que estuvo en el cine a las once treinta y regresó a casa a las tres y diez, encontrándose con la sorpresa de su padre muerto y él detenido.

JURADO nº 8
Declaró también, que los detectives que lo detuvieron le tiraron de mala manera por las escaleras

JURADO nº 4
¿Qué pasó con la navaja automática? El chico mantiene que se le debió caer del bolsillo cuando se encaminaba al cine; precisamente entre las 11:300 y la 03:10, y que ya no la volvió a ver. ¡Qué excusa tan estúpida! Yo creo que esa noche el muchacho no fue, ni pensó ir, al cine. Ningún vecino le vio salir de su casa a la 11:30. Nadie en el cine le identificó. Y ni siquiera recuerda el título de la película. Lo que en realidad pasó es esto: El muchacho se quedo en casa, tuvo otra pelea con su padre, le mató y salió de allí diez minutos después de las 12. Antes tuvo cuidado de borrar las huellas de la navaja. Ahora intentan convencerme que la navaja cayó por el agujero del bolsillo y que, precipitadamente, quién la encontró fue a casa del chico y apuñaló al viejo para ver si estaba afilada.

JURADO nº 8
No. Yo he dicho que, es posible, que perdiese la navaja y que fuera otra persona y le matase con un arma similar. Y es posible.

JURADO nº 4
Eche un vistazo a la navaja. No es muy corriente que digamos. Al menos yo no he visto otra igual. Ni el tendero que, según el muchacho, se la vendió. No querrá usted que aceptemos una coincidencia tan inverosímil.

JURADO nº 8
Repito que está dentro de lo posible.

JURADO nº 3
Y yo digo que es un disparate.

JURADO nº 7
¿De dónde ha sacado eso?

JURADO nº 6
Es la misma navaja.

JURADO nº 3
¿Qué es lo que se propone?

JURADO nº 4
¿Dónde la ha comprado?

JURADO nº 8
Anoche estuve paseando durante más de dos horas y, precisamente, por el barrio del chico. La encontré en un establecimiento de compraventa que hay cerca de la casa del muchacho. Me costó seis dólares.

JURADO nº 4
Va contra la ley comprar una navaja automática.

JURADO nº 8
Es cierto, fui contra la ley.

JURADO nº 3
Oiga, admito que nos ha sorprendido. Dígame ahora, ¿Qué prueba eso?, ¿qué puede haber diez navajas iguales? ¿Y qué?

JURADO nº 8
Que puede haberlas.

JURADO nº 3
¿Y qué tiene que ver? Usted encontró una navaja igual. ¿Es el descubrimiento del siglo, tal vez?

JURADO nº 12
Por lo visto se propone convencernos de que otro mató al viejo con una navaja idéntica.

JURADO nº 7
Es una probabilidad entre un millón.

JURADO nº 8
Es posible.

JURADO nº 4
Pero nada probable.

FOREMAN
Vamos, señores, siéntense. Las discusiones, estando sentados, son más cómodas.

JURADO nº 2
Oigan, es interesante que se encontrara una navaja igual a la que compró el muchacho.

JURADO nº 3
¡Lo que quedaba por oír! ¡Interesante!

JURADO nº 2
A mí me lo parece.

JURADO nº 3
Aún lo creemos culpable once de nosotros.

JURADO nº 10
No se haga ilusiones de que nos va a convencer. No conseguirá que cambiemos de opinión. Ahora bien, si su propósito es incapacitar al jurado, siga. Al chico le procesarán de nuevo y le declararán culpable.

JURADO nº 8
Es probable también.

JURADO nº 7
¿Qué piensa usted hacer? ¿Vamos a pasar aquí la noche?

JURADO nº 9
Es algo más que una noche, es la vida de un hombre.

JURADO nº 7
¿Por qué no nos traen la cama aquí? O mejor todavía, que pidan a la Policía una navaja y nos quedamos a vivir sin prisas…

JURADO nº 2
Este asunto no es para tomarlo a guasa.

FOREMAN
Dígamelo usted ¿Cómo puede impedirlo?

JURADO nº 10
No sé qué relación puede tener el asunto de la navaja con el resultado final. No cabe duda que le vieron apuñalar a su padre, ¿qué más quiere? Continúen discutiendo hasta dejarme solo. ¿Quieren saber una cosa? Tengo tres garajes abandonados mientras ustedes charlan y charlan. Decidan de una vez y vámonos.

JURADO nº 11
La navaja era una prueba concluyente para el Fiscal. Se pasó el día hablando de ella.

JURADO nº 10
¿El Fiscal? Era un pobre aficionado. ¿Qué se le va a pedir?

FOREMAN
¡Eh! Al grano señores, no sigan empeñados en perder el tiempo.

JURADO nº 3
Bien ¿Qué hacemos? Usted es el único en contra.

JURADO nº 8
Voy a hacerles una proposición, ¿les parece que votemos otra vez? En esta ocasión deberán hacerlo por escrito y en secreto. Yo me abstengo. Si salen once votos “culpable”, aceptaré su decisión. Daremos nuestro veredicto al juez; pero si hay algún voto “inocente”, habrá que seguir discutiendo. Si quieren ustedes intentarlo, yo, acepto.

JURADO nº 7
Cada vez lo hace más difícil.

FOREMAN
Desde luego es justo. ¿De acuerdo todos? ¿Hay alguno en contra? Vayan pasando esto. Culpable (NUEVE VECES). Inocente.

JURADO nº 10
Bueno, ¿qué les parece esto?

JURADO nº 7
Otro que se pasa al enemigo.

JURADO nº 10
A ver, ¿quién ha sido?, vamos quiero saberlo.

JURADO nº 11
Perdóneme. Era una votación secreta. Así se acordó, ¿no? Si ese caballero desea mantenerlo en secreto…

JURADO nº 3
¿Secreto? ¿Qué tontería es esa? ¿Desde cuando hay secreto en un jurado? Amigo, usted es el colmo. Se sienta aquí, vota igual que todos culpable y en cuanto un predicador con pico de oro se lanza a defender a un pobre muchacho sin privilegios, que no tuvo más remedio que cometer un crimen, usted se vuelve atrás. Esto es repugnante… ¿Por qué no echa una limosna en la lata de tanta basura?

JURADO nº 5
¡Eh, eh! Pare el carro, amigo. No consiento que me hable así. ¿Quién se ha creído que es usted?

JURADO nº 4
¡Calma, calma! No tiene importancia, es un exaltado.

JURADO nº 5
¿No le han visto? Se figura que puede insultar a todo el mundo.

JURADO nº 4
¡Basta ya! Está un poco nervioso. Siéntese.

JURADO nº 3
¡Nervioso! Y mucho más que me voy a poner. Quiero mandar a un criminal a la silla eléctrica, donde le corresponde. Y de repente, alguien empieza a contar cuentos de hadas y le escuchamos.

FOREMAN
¡Eh, vamos!

JURADO nº 3
¿Por qué demonios ha cambiado?

JURADO nº 9
No ha sido él, he sido yo.

JURADO nº 7
¡Ah, lo sabía!

JURADO nº 9
¿Quieren saber ustedes por qué razón?

JURADO nº 7
No prefiero que no me lo diga.

JURADO nº 9
Pues a mi me interesa aclarárselo, si no les importa.

JURADO nº 10
¿Vamos a tener que aguantarle?

JURADO nº 6
Tiene derecho a hablar.

JURADO nº 9
Gracias. Este caballero se ha enfrentado solo contra todos. El no ha dicho nunca que el muchacho fuera inocente… dice que no está seguro. No es nada fácil mantenerse firme ante las burlas de los demás. Se jugó una carta en buscar apoyo. Yo se la he dado. Respeto sus razones. Tal vez sea culpable ese chico; pero quiero saber más. Después de haber escuchado a cada uno de ustedes… Estoy hablado señor. La obligación de todo el jurado es escuchar.


JURADO nº 8
No le puede oír. No podrá nunca. Sentémonos.

JURADO nº 4
¿Continuamos entonces?

FOREMAN
Lo mejor será descansar unos minutos. Cuando uno de los jurados no está presente, no hay más remedio que esperarle.



JURADO nº 12
De acuerdo. Esto se pone cada vez peor. ¡Eh!, vaya con el viejo… Vamos de sorpresa en sorpresa. Si yo pudiera inventar una fórmula para acabar de una vez. En publicidad hay casos… ¿Le he dicho que trabajo en una agencia?

JURADO nº 11
¡Uh!

JURADO nº 12
Allí trabajaban también los tipos más raros que pueda imaginar. Bueno, en realidad no son raros. Lo que ocurre es que tienen una manera muy particular de expresarse. ¿Me comprende? Supongo que le pasará algo parecido en sus negocios. ¿En que trabaja?

JURADO nº 11
Soy relojero

JURADO nº 12
¡Ah, ¿Sí?! Siempre he creído que los mejores relojeros vienen de Europa. Perfectamente; como le iba diciendo, en la agencia, cuando llegamos a actuaciones como ésta, surge un tipo al que se le ocurre una idea, y nos hace polvo. Y lo más curioso de todo es la prosopopeya con que lo plantea a los demás. Por ejemplo: un empleado de contabilidad se levanta con aire insultante y dice: Señores, he aquí una idea, enarbolémosla como una bandera y veamos si alguien la saluda. Es idiota pero tiene gracia.

JURADO nº 3
Reconozco que he exagerado un poco. No he sabido dominarme. Me alegro que no sea usted de esos que no se dejan influir por sensiblerías.

JURADO nº 6
No se que pasa con el ventilador, no hay forma de hacerlo andar.


Telón

















Segundo acto

JURADO nº 7
¿Es usted comerciante?

JURADO nº 8
Soy arquitecto.

JURADO nº 7
¿Sabe lo que es tener don de persuasión? Pues usted lo tiene. Palabra, palabra. Yo uso una táctica distinta. Mi estilo es… guasa, chiste, trucos, copas… Dar en el clavo, como dicen los clásicos. El año pasado hice 27.000 dólares. No está mal tratándose de mermelada. ¿Qué saca usted con esto? ¿Le divierte? O ¿es qué le pegaron en la cabeza de pequeño y no ha podido olvidarlo?

JURADO nº 8
A lo mejor.

JURADO nº 7
Los filántropos no tienen arreglo, se empeñan en matarse por tipos que no lo merecen. ¿No tiene otra cosa en qué perder el tiempo? ¿Por qué no hace un donativo de cinco pavos a los pobres, a ver si se siente mejor? Ese chico es culpable. Es una cosa que salta a la vista. ¿Por qué no nos evitamos este aburrimiento? Si continuamos discutiendo vamos a terminar afónicos.

JURADO nº 8
¿Qué más da que termine afónico aquí o en el béisbol?

JURADO nº 7
Es verdad, amigo. Después de todo es igual.

JURADO nº 6
Son simpáticos ¿Eh?

JURADO nº 8
Como todo el mundo, más o menos.

JURADO nº 6
¡Hace un día de campeonato! ¿Tardaremos mucho aún?

JURADO nº 8
No lo sé.

JURADO nº 6
Es culpable, seguro. No hay ni la menor duda de ello. Deberíamos haberlo dicho ya. A mi me da igual… no voy a trabajar. ¿Usted cree que es inocente?

JURADO nº 8
No lo sé. Es posible.



JURADO nº 6
No lo conozco; pero me parece que se está equivocando de todas todas. No pierda más el tiempo, acabemos de una vez.

JURADO nº 8
Supongamos que fuera usted el procesado.

JURADO nº 6
¡Hombre!, no me haga suponer tonterías. Soy un obrero simplemente. Mi jefe es quién supondrá. Haré un esfuerzo. Suponga que nos convence y luego resulta que el chico asesinó a su padre.

JURADO nº 7
¿Listos? Lo siento, ojos azules, con usted no iba.

FOREMAN
Señores, siéntense todos.

JURADO nº 2
¿No creen que deberíamos encargar la cena?

FOREMAN
Déjenlo ya, estamos aquí para otra cosa. A ver, ¿quién quiere empezar?

JURADO nº 3
Yo

FOREMAN
De acuerdo, empiece.

JURADO nº 3
Usted, el filántropo. El viejo que vivía debajo dijo que oyó gritar al chico: “Voy a matarte”, y un segundo después oyó caer el cuerpo en el suelo. Se fue hacia la puerta y vio al chico que salía corriendo de la casa. ¿No significa nada para usted?

JURADO nº 8
Me estoy preguntando hasta que punto pudo oír el viejo la voz del chico a través del techo.

JURADO nº 3
No lo oyó a través del techo, su ventana estaba abierta, y la de arriba, también. Hacía mucho calor ¿No lo sabe?

JURADO nº 8
Sin embargo, era otro piso. No es tan sencillo identificar una voz, especialmente si grita.

JURADO nº 12
Y no olvide que la señora de enfrente, estaba asomada a la ventana y le vio apuñalar a su padre. ¿Todavía no tiene suficientes pruebas?

JURADO nº 8
No.

JURADO nº 7
No he visto cosa igual. Es más duro que una piedra.

JURADO nº 4
Ella vio cómo lo asesinaba a través de las ventanillas del tren. El tren arrastraba seis vagones. Y lo vio al pasar los dos últimos. Recuerda, perfectamente, hasta el detalle más insignificante. No entiendo como puede dudar aún.

JURADO nº 8
¿Quién puede decir con exactitud lo que tarda un tren eléctrico…? Esto no es un juego.

JURADO nº 6
¿Han visto ustedes? ¡Qué cara dura!

FOREMAN
Oigan, señores.

JURADO nº 6
Es un estúpido insoportable.

FOREMAN
Calle y olvídelo. No tiene importancia.

JURADO nº 8
Esto es un juego.

FOREMAN
Cálmese, hombre.

JURADO nº 6
¿Quién se ha creído que es?

FOREMAN
Cállese, ya está bien.

JURADO nº 8
¿Quién puede decir con exactitud lo que tarda un tren eléctrico, a una velocidad normal, en pasar por un punto fijo?

JURADO nº 4
¿Qué tiene que ver eso?

JURADO nº 8
¿Cuánto? Diga lo que crea.

JURADO nº 4
No tengo la menor idea.

JURADO nº 8
Y usted, ¿qué cree?

JURADO nº 5
No lo sé. Unos diez segundos.

JURADO nº 8
Se ha aproximado bastante. ¿Alguien más?

JURADO nº 11
Creo que es eso, más o menos.

JURADO nº 10
¿Estamos jugando a los acertijos?

JURADO nº 8
¿Qué opina usted?

JURADO nº 2
Diez segundos está bien.

JURADO nº 4
Sí, diez segundos. ¿A dónde va a parar?

JURADO nº 8
Aquí, un tren de 6 vagones tarda diez segundos en pasa por un punto fijo. Ahora, digamos que este punto es la ventana abierta del cuarto donde se cometió el crimen. Casi puede asomarse uno a la ventana y tocar los raíles, ¿no? Y yo pregunto esto, ¿ha vivido alguno de ustedes cerca de la vía?

JURADO nº 6
Hombre, yo acabo de pintar un apartamento que está pegado a la vía. Estuve trabajando allí tres días.

JURADO nº 8
¿Cómo era?

JURADO nº 6
¿A qué se refiere?

JURADO nº 8
¿Ruidoso?

JURADO nº 6
¡Toma! Pero como estábamos tan atareados…

JURADO nº 8
Yo he vivido en un segundo piso que daba, justamente, sobre un a vía… Con la ventana abierta, el ruido del tren al pasar era insoportable. No se oía uno mismo.

JURADO nº 3
Bueno, no se oía un o mismo, y ¿qué más?


JURADO nº 8
Aguarde. A eso voy, tenemos dos pruebas de los testigos. Vamos a estudiarlas. Primero, el viejo del piso de abajo dice que oyó al muchacho: “Voy a matarte”; y un segundo, ¿No es cierto?

JURADO nº 2
Eso dijo.

JURADO nº 8
Sigamos. La mujer, en su declaración aseguró, repetidas veces, que se asomó a la ventana y vio el asesinato a través de los últimos coches al pasar el tren eléctrico. Los dos últimos coches…

JURADO nº 3
Bueno, ¿Dónde quiere llevarnos?

JURADO nº 8
No se impaciente. Hemos quedado en que un tren tarda diez segundos en cruzar ante un punto fijo. Puesto que la mujer vio el asesinato a través de los dos últimos coches, podemos asegurar que el cuerpo cayó al suelo, justo, cuando el tren pasaba. En una palabra el tren pasaba por la ventana del viejo dos segundos antes de desplomarse el cuerpo del padre del chico. El viejo oyó, según su declaración, “voy a matarte”, y pasado un segundo, el ruido del cuerpo al caer. Resumiendo, el chico debía haber pronunciado esas palabras, justo, cuando pasaba el tren. Y eso es imposible oírlo con tanto ruido.

JURADO nº 3
¡Qué idiotez! Claro que lo oyó.

JURADO nº 8
¿Cree que pudo oírlo?

JURADO nº 3
Dijo que lo oyó gritar como un desesperado, y me parece lógico.

JURADO nº 8
Aún en el supuesto que lo oyera, no podía identificar la voz con aquel ruido espantoso.

JURADO nº 3
Todo se produjo en el término de unos segundos. No se puede hablar con exactitud.

JURADO nº 8
Pues yo creo que una palabra que puede enviar a un muchacho a la silla eléctrica, debe ser exacta.

JURADO nº 5
No creo que pudiera oírle.

JURADO nº 6
Posiblemente no lo oyera. Imagínese, con ese ruido.

JURADO nº 3
Señores, formalidad. ¿Qué están hablando?


JURADO nº 5
Encuentro que es de sentido común que no lo oyese.

JURADO nº 3
¿Por qué ha mentido? ¿Qué gana con ello?

JURADO nº 9
¿Tal vez publicidad?

JURADO nº 3
No hace más que decir frases brillantes. ¿Por qué no las envía para que las publiquen? Pagan tres dólares por cada una.

JURADO nº 6
¿Y usted, por qué no tiene más respeto? Un tipo que trata de este modo a un viejo, merece que le bajen los humos. Si se expresa así, otra vez, le vuelvo loco de un tortazo, ¿está comprendido? Por favor siga usted, diga cuanto se le antoje. ¿Por qué cree usted que el viejo mintió?

JURADO nº 9
Le observé atentamente todo el tiempo. Debajo del hombro llevaba la chaqueta rota. ¿No se dieron cuenta? No tendría otra cosa que ponerse. Un pobre hombre con la chaqueta rota, arrastrándose lentamente por la sala. Su pierna izquierda tenía un defecto que trataba de ocultar con vergüenza. Creo comprender a ese hombre mejor que todos ustedes. Es tímido, receloso, insignificante, apocado. Jamás ha sido nada en su vida, jamás le hizo nadie caso, ni vio su nombre en los periódicos. No sabe nadie quién es… ni como se llama… Ni le pidieron consejo a lo largo de su vida, de sus 75 años. Caballeros, esto es muy triste… no significa nada. Un hombre necesita que le hablen los demás y, también, que lo escuchen. Saberse útil… es lo menos que puede pedir. Y en esta ocasión todo el mundo estaba pendiente de él, de lo que iba a decir.

JURADO nº 7
¿Qué rollo nos está contando? ¿Qué ese viejo ha dicho lo que no es, solo para darse importancia?

JURADO nº 9
No. Seguramente no ha mentido, porque el mismo ha llegado a convencerse que vio al muchacho salir de la casa y que le oyó…

JURADO nº 10
Es lo más estúpido que he oído en mi vida ¿En qué cabeza cabe esa tontería? ¿En que se funda para hablar así?

JURADO nº 2
¡OH!, ¿si alguno quiere una pastilla para la tos?

JURADO nº 8
Se lo agradezco.

JURADO nº 12
Digan lo que quieran, pero yo no se como puede haber alguien que lo cree inocente.



JURADO nº 8
A eso puedo yo añadir algo más, si me lo permite. Gracias. Ya hemos probado que el viejo no pudo oír las palabras “voy a matarte”.

JURADO nº 10
Es una suposición suya. Aún no se ha probado nada.

JURADO nº 8
Por favor, aguarde. Suponga que en realidad oyó la frase. ¿Cuántas veces la repetimos nosotros? Probablemente cien. “Te voy a matar muchacho, si vuelves a hacer esto otra vez, te mato. Dale fuerte Rocky, mátalo”. Ello no implica, necesariamente, que hayamos de matar.

JURADO nº 3
No divague. ¿De quiere usted convencernos? La frase era “te voy a matar”. El chico la dijo a voz en grito. ¿Es que estaba bromeando? Cuando una persona dice eso y del modo que él lo dijo, mata de verdad, ¿se entera?

JURADO nº 2
Yo no lo aseguraría. Hace unas semanas estuve discutiendo con mi compañero de trabajo. Estaba acalorado y me llamo idiota. Yo le grité también…

JURADO nº 3
¡Señores!, éste quiere meternos en la cabeza cosas que no son. El chico dijo que iba a matar a su padre y le mató.

JURADO nº 8
Una pregunta… ¿cree usted que el muchacho gritaría una cosa así para que lo oyera todo el barrio? Yo no, desde luego. Es demasiado listo para eso.

JURADO nº 10
¿Listo? Es un golfo ignorante y vulgar que apenas sabe leer.

JURADO nº 11
Quizás, pero no tiene nada que ver.

JURADO nº 5
Señor presidente, ¿podría pasar mi voto a favor de inocente?

JURADO nº 3
¿Qué ha dicho?

JURADO nº 5
Lo que ha oído.

FOREMAN
¿Está Seguro?

JURADO nº 5
Completamente.


FOREMAN
Nueve en contra, tres a favor de inocente.

JURADO nº 7
¡Vaya, esto es el colmo! ¡Ja! ¿En qué se basa usted… en lo que inventa ese tipo? Debería editar una de esas revistas policíacas. Haría una fortuna. Pero si el mismo defensor del chico comprendió que no había nada que hacer. Desde el principio, ¿me comprende? Se ve a la legua. ¡Qué barbaridad, señores, señores! Esto no hay quien lo soporte. El chico tenía su abogado, é es el que tenía que defenderle, no usted. ¿A qué viene complicar las cosas?

JURADO nº 5
Oiga, los abogados no son infalibles.

JURADO nº 7
Baltimore, por favor.

JURADO nº 8
Lo nombraron de oficio.

JURADO nº 7
¿Y eso qué significa?

JURADO nº 8
Puede significar muchas cosas, por ejemplo, que no le interesara el asunto, o que le molestara defender un caso que le proporcionara poco provecho. Ni fama, ni dinero. Ni la oportunidad de ganarlo. No es una situación prometedora para un abogado que empieza. Es preciso tener mucha fe en el cliente para poner el entusiasmo que este requiere. Y como usted dijo, estaba claro que no la tenía.

JURADO nº 7
Y tan claro ¿Quién iba a tenerla? Nadie a excepción de su madre o algo parecido, y a todo esto…

JURADO nº 11
Perdóneme, he tomado algunas notas, y si me lo permiten quisiera hablar de ellas. He prestado la todos la mayor atención, y me parece que este señor ha hablado con mucho fundamento. Según las pruebas presentadas en el juicio, el muchacho es culpable. No cabe duda, pero ¿por qué no profundizamos?

JURADO nº 10
Abrevie, amigo.

JURADO nº 11
Existe una cosa que no está clara; admitamos que el muchacho mató a su padre. Eso ocurrió exactamente, a las once y diez. Ahora bien, ¿Cómo le detuvo la policía? El volvió a su casa a las tres de la madrugada, y fue detenido por dos detectives en el vestíbulo. Ahora, pregunto yo: ¿Si es cierto que asesinó a su padre, por qué se le ocurrió volver tres horas más tarde? ¿No tenía miedo a que le detuvieran?

JURADO nº 11
Solo volvió a coger la navaja. Creía que no era de buena educación dejarla clavada en el pecho de la gente.
JURADO nº 7
Sobre todo, en el de su padre. No tiene ninguna gracia para mí. Identificarían la navaja que acababa de comprar e intentó anticiparse a la policía.

JURADO nº 11
Puesto que sabía que iban a identificar la navaja, ¿por qué razón la dejó allí al cometer el crimen?

JURADO nº 4
Podemos admitir que el muchacho huyo presa del pánico cuando hubo asesinado a su padre, y cuando se calmó, se dio cuenta del olvido de la navaja.

JURADO nº 11
Eso depende de nuestra definición del pánico. Debía tener, en cambio, la suficiente calma para borrar las huellas de la navaja. ¿Dónde empieza ese pánico y dónde acaba?

JURADO nº 3
Oiga, usted votó culpable, ¿de que lado está?

JURADO nº 11
Yo no tengo ninguna obligación de estar de uno o de otro lado. Solo me limito a preguntar.

JURADO nº 12
Claro, que esto es una opinión personal, pero en caso del muchacho, si hubiese cometido el asesinato, hubiese intentado recuperarla. Lo más seguro es que pensara que nadie le vio salir corriendo y que descubrieran el cadáver el día siguiente. Tengan en cuenta que era medianoche. No tiene nada de particular que hiciera esos razonamientos.

JURADO nº 11
Perdóneme, ese es mi argumento. La mujer de enfrente declaró que un momento después de ver el asesinato, es decir, un momento después de que el tren pasó. Dio un grito y corrió a telefonear a la policía. Así que el chico debía haberle oído y, en tal caso, pensar que le habían descubierto y, por consiguiente, yo no creo que hubiese vuelto.

JURADO nº 4
Dos objeciones. Una, en su estado de ánimo es posible que no oyera el grito. Puede que no fuera muy fuerte. Otra, si lo oyó, tal vez, no lo relacionara con su acción. No olvide que vive en un barrio donde los gritos son bastante frecuentes.

JURADO nº 3
Ahí tiene usted la respuesta.

JURADO nº 8
Muy bien. Puede que el chico matase a su padre. Que no oyera el grito, que huyese por miedo… que se calmara… y tres horas después volviese por la navaja… aunque le detuviese la policía. Es posible que ocurriese todo esto. Pero también que no ocurriera. A estas alturas, empiezo a dudar de que estuviera en su casa en el momento en que se cometió el crimen.

JURADO nº 10
¿Ya empezamos? ¿De qué está hablando? ¿Duda también que el viejo le viera salir de su casa? Desfigura los hechos a su capricho… ¿Es cierto o no que el viejo vio salir al chico corriendo a las doce y diez? ¿Es cierto o no es cierto?
JURADO nº 11
El dice que sí.

JURADO nº 10
Y venga… ¿Oyen esto?

JURADO nº 5
Un minuto. Los testigos pueden equivocarse.

JURADO nº 10
Sobre todo si le conviene a usted. Cuando él quiere que se equivoquen, se equivocan. ¿Habrase visto?

FOREMAN
Por favor, no se exciten…

JURADO nº 10
¡Siempre el mismo disco! ¡Más vale que impusiera su autoridad! Estos tipos dicen lo que le parece. ¡Qué no oyó el grito! ¿Eso que importa? No habla más que de los detalles. Y olvidan lo que tiene importancia. Y de repente cambian de modo de pensar.

JURADO nº 8
Solicito una nueva votación.

JURADO nº 10
Estoy hablando yo.

FOREMAN
Han solicitado otra votación. Hagan el favor de sentarse.

JURADO nº 3
En mi vida he perdido tanto tiempo como aquí.

JURADO nº 2
Es cosa de un segundo.

FOREMAN
¡Señores! El sistema más rápido de averiguar quién vota inocente. Todos los que voten inocente que levante la mano. Seguimos igual, uno, dos, tres “inocente” y nueve “culpable”

JURADO nº 7
Y ahora, ¿qué hacemos? Repito que podemos estar chaca-chaca hasta el mes que viene… para lo que van a conseguir.

JURADO nº 11
Perdón. Yo voto inocente.


JURADO nº 12
¡Oh!

JURADO nº 3
¿Qué mosca les ha picado? ¿Somos parte de un jurado o de un manicomio? El chico es culpable, ¿por que no se atienen a los hechos? Repítanselo. Esto no lo aguanta nadie.

FOREMAN
La votación: Ocho contra cuatro a favor de culpable.

JURADO nº 3
¿Qué es esto, la Sociedad Protectora de Hermanos Desamparados? Exijo que se levante y explique por qué cambia de opinión. Vamos déme una razón.

JURADO nº 11
No tengo que justificar mi decisión ante usted. Tengo una duda razonable y eso me basta.

JURADO nº 3
Diga mejor, absurda No son más que palabras. ¡Eh!, escúcheme… Al chico que usted declara inocente, le vieron clavando esto a su padre. A ver, a ver, ¿qué entiende usted por duda razonable?

JURADO nº 9
Esa no es la navaja… Se ha equivocado.

JURADO nº 3
¡Ah!, muy ingenioso.

JURADO nº 7
¡Qué acabo loco es sabido! Vamos a lo práctico, amigos. A ver, a ver… a ver si hay suerte, y no se saca de la manga otro cuento… Si te toca un tipo así al lado en el combate Dempsey-Firpo, es capaz de hacerte creer…. Analicemos las palabras del viejo. ¿O en su plan entra también convencernos de que no vio al chico correr escaleras abajo, quince segundos después del asesinato; que lo dice para darse importancia? ¡Eh! ¡Ja! Vamos, eche por esa boca.

JURADO nº 5
Un segundo.

JURADO nº 7
¡Señores! Baltimore va a dirigir unas palabras. La enorme ovación hace que se tambalee el estadio.

JURADO nº 5
Un segundo, por favor. ¿Declaró el viejo que corrió hacia la puerta?

JURADO nº 7
¿Corrió? ¿Anduvo? ¡Qué más dará! Se arrastró, ¿no? Y por suerte llegó hasta allí.

JURADO nº 6
El dijo que corrió. Al menos eso creo.

JURADO nº 5
Yo estoy absolutamente seguro que lo dijo, pero lo que no sé es como pudo correr hasta la puerta.


JURADO nº 4
Dijo, exactamente, que fue desde el dormitorio a la puerta de entrada. ¿No es suficiente?

JURADO nº 8
¿Desde su dormitorio?

JURADO nº 5
Creo que estaba en el vestíbulo.

JURADO nº 10
El de la memoria privilegiada. ¿No se acuerda de eso?

JURADO nº 8
No. Señor presidente, desearía ver el plano del apartamento.

JURADO nº 7
¿Pedimos que se celebre otra vez el juicio para que ordene sus ideas?

JURADO nº 10
¿Cómo es posible, que haya solo uno que quiera examinar tanto las pruebas?

JURADO nº 5
Yo también quiero verlas.

JURADO nº 3
Yo quisiera mandarlas al diablo.

JURADO nº 4
Si van a iniciar otra encuesta sobre dónde se encontraba el cadáver en el momento de…

JURADO nº 8
No se apure, a no ser que pueda interesarle a alguno… Pero me gustaría averiguar que un viejo que arrastra una pierna al andar, como consecuencia de una parálisis, puede ir de su cama a la puerta en quince segundos.

JURADO nº 3
Veinte.

JURADO nº 8
El dijo quince.

JURADO nº 3
Dijo veinte segundos. ¿Cuándo va a dejar de llevar la contraria?

JURADO nº 11
Dijo quince.

JURADO nº 3
¿Quién es capaz de medir quince segundos? Ni él, ni ninguno de nosotros.


JURADO nº 9
Dijo quince segundos y parecía estar muy seguro de ello.

JURADO nº 3
Es un viejo enfermo, la mitad del tiempo estuvo mareado, ¿cómo iba a estar seguro de nada?

JURADO nº 4
No se qué espera usted probarnos. Ese hombre dijo que vio al muchacho salir corriendo.

JURADO nº 8
Veamos si los hechos demuestran que es verdad. Dijo, que en cuanto el cuerpo cayó al suelo, oyó unos pasos apresurados en el piso de arriba. Luego oyó abrirse la puerta y alguien que bajaba rápidamente por la escalera. El viejo alcanzo su puerta lo más deprisa que pudo y, aseguró, que tardó solo quince segundos, pero si el asesino empezó a correr inmediatamente…

JURADO nº 12
Tal vez, no.

JURADO nº 8
Yo repito lo que él dijo

JURADO nº 7
Si tomase parte en un congreso de charlatanes, le darían una medalla.

JURADO nº 6
¿Por qué no para un poco su afición a la ironía?

JURADO nº 7
Amigo mío, en los tres dólares de dieta, no va incluido aguantar sermones.

JURADO nº 10
Ya tiene aquí lo que quería. ¿Qué es lo que nos va a decir ahora?

JURADO nº 8
Este es el apartamento donde tuvo lugar el homicidio. El que ocupa el viejo tiene la misma distribución, solo que en el bajo. Esta es la vía del tren, cuarto de estar, dormitorio, cocina y cuarto de baño. El hall y la escalera. El viejo estaba en el dormitorio. Dijo que avanzó hacia la puerta, atravesó el hall, abrió la puerta y vio al muchacho bajar corriendo las escaleras. ¿Estamos todos de acuerdo?

JURADO nº 3
Ya se lo he oído diecinueve veces.

JURADO nº 8
Quince segundos después de caer el cuerpo al suelo.

JURADO nº 11
Correcto.



JURADO nº 8
Sí. Hay cuatro metros desde la cama a la puerta. El hall tiene unos catorce. Si tenía que recorrer cuatro metros, abrir la puerta del dormitorio, andar otros catorce metros, y abrir la puerta de entrada, ¿creen que pudo hacerlo todo en quince segundos?

JURADO nº 10
No cabe duda. Lo hizo.

JURADO nº 11
Pero si apenas puede moverse. Tuvieron que ayudarle a subir al estrado.

JURADO nº 3
Habla como si fuera una caminata

JURADO nº 9
Para un hombre en esas condiciones, lo es.

JURADO nº 10
¡Eh!, ¿qué hace usted?

JURADO nº 8
Calcular lo que se tarda en recorrer ese espacio.

JURADO nº 3
¿Para qué demonios hace falta?, ¿por qué no lo hizo el abogado si e tan importante?

JURADO nº 5
Tal vez porque a él no se le ocurrió.

JURADO nº 10
¿Le cree un imbécil o algo parecido?

JURADO nº 5
¿Se le ocurrió a usted?

JURADO nº 10
¡Oiga, lumbrera!, eso es lo de menos. De sobra sabía él que no serviría de nada al chico.

JURADO nº 8
Bien pudo eludirlo porque le molestaba meterse con un pobre viejo desvalido. Esto no cae bien entre los jurados. Muchos abogados procuran evitarlo.

JURADO nº 7
Pues, ¡vaya un abogado!

JURADO nº 8
Eso mismo pienso yo. Déme una silla. Estas dos sillas son la casa del viejo. Acabo de medir los cuatro metros del dormitorio, aquí está, por tanto, la puerta.

JURADO nº 3
¡Qué tontería!, ahora vamos a jugar a las casitas.
JURADO nº 11
Me gustaría verlo.

JURADO nº 8
El hall tiene catorce metros. Los mido hasta la pared y vuelta.

JURADO nº 10
Oiga, eso no tiene el menos sentido. ¿Por qué se empeña en hacernos perder el tiempo?

JURADO nº 5
Según usted, es solo cosa de quince segundos y eso no supone tanto.

JURADO nº 2
Vamos, ¡Quítese de en medio!

JURADO nº 2
Ya voy, asesino.

JURADO nº 8
¿Quiere quedarse ahí y marcar la puerta? Según la declaración estaba cerrada con llave. ¿Quién me deja un reloj con un segundero?

JURADO nº 2
Tenga.

JURADO nº 8
Cuando dé un golpe en el suelo, empezaré a andar. Esto será el cuerpo que cae. Vea el tiempo que tardo. ¿Cuándo empiezo?

JURADO nº 7
¿Qué hacen ahora? ¿Carreras de obstáculos?

JURADO nº 10
¡Muévase! ¿Qué esperamos?

JURADO nº 2
Pues a que el segundero llegue al minuto sesenta.

JURADO nº 10
¡El colmo! Rápido. No se duerma. El andaba más deprisa que usted.

JURADO nº 8
Si quiere que vaya más deprisa, lo haré. Mire. Puerta. ¡Alto!

JURADO nº 2
Eso es.

JURADO nº 8
¿Cuánto tempo?


JURADO nº 2
Cuarenta y un segundos justos.

JURADO nº 8
Lo que yo calculé. El viejo oyó la pelea que sostuvieron padre e hijo pocas horas antes. Después, estando en la cama, oyó desplomarse un cuerpo en el piso de arriba y a la mujer de enfrente cuando gritó. Llego a la puerta como pudo. Oyó a alguien bajar las escaleras corriendo e imaginó que era el muchacho.

JURADO nº 6
Lo creo posible.

JURADO nº 3
¿Imagina? ¡Qué burrada! He oído bastantes disparates en mi vida, pero esto se lleva el primer premio. Es incomprensible la sensiblería que muestran ustedes por la gente baja con la Justicia. Se dejan influenciar por tonterías y terminarán actuando como viejas histéricas. Pues yo no quiero hacer lo mismo. Ya lo saben. ¿Qué mosca les ha picado? En el fondo están convencidos. Es culpable, en cambio, van a dejar que se nos escape estúpidamente.

JURADO nº 8
¿Qué se nos escape? ¿Es que es usted su verdugo?

JURADO nº 3
Soy uno de sus verdugos.

JURADO nº 8
Puede que hasta le gustase ejecutarle.

JURADO nº 3
A ese chico, no me importaría.

JURADO nº 8
Me da usted lástima. Es horrible desear la muerte a nadie. Desde que entró en esta habitación se ha comportado como si fuese la personificación de la venganza. Y exige la muerte del muchacho, por venganza, no por convicción. Es usted un sádico.

JURADO nº 3
¡Suéltenme! Le voy a matar. Le voy a matar.

JURADO nº 8
¿Está usted decidido a matarme de verdad?

GUARDIA
¿Les ocurre algo, caballeros? He oído ruido

FOREMAN
No. No pasa nada. Una pequeña discusión amistosa. Ya la hemos acabado con este plano. ¿Quiere usted llevárselo?

JURADO nº 3
¿Qué está mirando?
JURADO nº 6
Habrá que romper el fuego otra vez, ¿no?

JURADO nº 11
Discúlpenme.

JURADO nº 10
¡Qué sorpresa! ¿Por qué se ha vuelto tan fino?

JURADO nº 11
Para contrarrestar su grosería. Todo es problema de educación. Ya se ha dicho que no hemos venido aquí a pelear… Tenemos una responsabilidad. Esto es precisamente lo más admirable de la democracia; que se nos… ¿cómo se dice?, notifica que vengamos a un sitio determinado para decidir si un individuo, al que no conocemos, es inocente o culpable. Ni ganamos, ni perdemos nada con nuestro veredicto. Esta es una de la razones por la que somos fuertes. No hagamos de ello una cuestión personal. Gracias.

JURADO nº 12
Si su imaginación se ha agotado, puedo ofrecerles una idea. No digamos que está muy madura, pero de todos modos la expondré, a ver si vale la pena.

FOREMAN
¿Si vale la pena?

JURADO nº 12
Claro. Yo lo dudo.

JURADO nº 7
Miren que oscuro se está poniendo. Vamos a tener una tormenta de abrigo.

JURADO nº 5
No me sorprendería. ¡Hace un calor! Perdóneme, ¿usted no suda nunca?

JURADO nº 4
No, nunca.

JURADO nº 6
¡Oigan! ¿No convendría… vamos… no convendría hacer otra votación?

JURADO nº 7
¡Estupendo!, pero vamos a animar las cosas con un poquito de música y unas copas.

JURADO nº 6
¡Señor presidente!

FOREMAN
Yo estoy de acuerdo. ¿Alguna de ustedes se opone? Entonces adelante.

JURADO nº 10
Creo que deberíamos hacer la votación de una manera abierta. Así nos conoceremos.

FOREMAN
Me parece justo. ¿Alguna objeción? De acuerdo. Votaremos por orden de números. El uno es el mío. Y yo voto culpable. Número dos.

JURADO nº 2
Inocente

FOREMAN
Número tres.

JURADO nº 3
Culpable.

FOREMAN
Cuatro.

JURADO nº 4
Culpable.

FOREMAN
Cinco

JURADO nº 5
Inocente.

FOREMAN
Seis.

JURADO nº 6
Inocente

FOREMAN
Siete.

JURADO nº 7
Culpable.

FOREMAN
Ocho.

JURADO nº 8
Inocente.

FOREMAN
Nueve.

JURADO nº 9
Inocente.

FOREMAN
Diez.
JURADO nº 10
Culpable.

FOREMAN
Once

JURADO nº 11
Inocente

FOREMAN
Doce.

JURADO nº 12
Culpable.

FOREMAN
La votación queda seis a seis.

JURADO nº 7
Si. Bien. Hagan juego señores. ¡Ja!

JURADO nº 10
Seis a seis. No cabe duda. Están ustedes perdiendo el juicio de manera lamentable. ¿Inocente ese golfo?

JURADO nº 9
Que sea o no un golfo, no nos importa. Hay que examinar los hechos, examinarlos a fondo.

JURADO nº 10
¿No me diga? Estoy más que harto de hechos. Aquí se cambian a capricho, ¿me comprende?

JURADO nº 9
Eso es exactamente lo que ha demostrado este caballero.

JURADO nº 10
¡Oh!

JURADO nº 9
En cambio, usted no ha parado de gritar a pleno pulmón. Ojala fuera unos años más joven. Ya veríamos entonces, si… si… ¡Que calora hace aquí dentro!

JURADO nº 8
¿Quiere usted un poco de agua?

JURADO nº 9
No, gracias.

JURADO nº 2
Va a llover.


JURADO nº 7
¿Qué le ha pasado a usted matón? ¿Por qué ha cambiado usted de voto?

JURADO nº 2
Porque a mi me parece que está todo muy dudoso.

JURADO nº 7
No tiene ningún fundamento. Usted lo sabe como yo.

JURADO nº 2
Se equivoca. Existen muchos detalles que no acaban de aclararse.

JURADO nº 7
Ya, buena suerte.

JURADO nº 10
Vamos que usted es como todos. Piensa demasiado, pues no nos arme más líos y déjenos en paz.

JURADO nº 2
No tiene derecho a hablar así “bocazas”

FOREMAN
Miren que chaparrón. Esto me recuerda un tormenta que tuvimos el pasado noviembre. Aquello fue espantoso. Un auténtico diluvio. Estábamos celebrando un partido. Íbamos seis a seis. Pero en aquel instante teníamos la pelota en nuestro poder. Regate aquí, pase allí, ataque de todo el conjunto… con nosotros jugaba un verdadero fenómeno… ¡Ah! Se me olvidaba decir que yo era el ayudante del entrenador de nuestro colegio. El colegio mayor de Qems. Empezaba nuestra reacción temida por todos. Arrolladora, un ataque en tromba del equipo. Precisamente, entonces, empezó a llover a cántaros, igual que ahora, así, así. ¡Bum…! A chorros. Fue criminal, se lo aseguro, era para echarnos a llorar. Me puse inaguantable.

JURADO nº 7
¡Eh! ¿Qué han hecho con el ventilador? ¿Han visto? ¡Eh! Funciona con la misma llave de la luz. Esto se va poniendo mejor. ¡Si! ¡Ja! Amigo es criminal. ¡Eh! ¡Dos puntos! ¿Han visto alguna vez al Garden?

JURADO nº 9
No tiene ninguna gracia.

JURADO nº 7
Lo siento.

JURADO nº 4
Perdóneme.



Telón



Tercer acto


JURADO nº 3
¿Quién iba a decirlo, señores, empatados, bonita sorpresa, eh?

JURADO nº 4
Si.

JURADO nº 3
Todo este barullo imponente, cuando ese, como se llame intentó provocarme. Pero no prueba nada, yo me altero fácilmente. Además, ¿con qué derecho me llama personificación de la venganza, sádico y todo eso? Nadie que esté en sus cabales puede hacerle caso. Solo quería provocarme.

JURADO nº 4
Y lo consiguió.

JURADO nº 10
Les diré lo que creo. Así no adelantamos nada. Vamos a presentarnos al Juez y que declare incompetente a este Jurado. No tiene objeto alguno que sigamos así.

JURADO nº 7
Si. Yo opino igual Hay que decir al juez que la muerte del chico la decidan otros doce.

JURADO nº 8
El Juez no atenderá nuestra petición. No llevamos tanto tempo reunidos.

JURADO nº 7
Intentémoslo.

JURADO nº 11
Yo prefiero no hacerlo.

JURADO nº 7
Oiga. Este muchacho no se salvaría con otro Jurado. Ustedes lo saben. Hemos fracasado y como nadie está dispuesto a ceder, hay que decirlo.

JURADO nº 5
¿Sigue usted creyendo que no hay posibilidad de duda?

JURADO nº 7
Ninguna.

JURADO nº 5
¿Quizás no entienda lo que quiere decir posibilidad de duda?

JURADO nº 7
¿Cómo no lo voy a entender? ¿Qué se habrá creído este tío? Cuando digo que somos todos iguales. Está visto que no se puede con los novatos; porque cuando empiezan a respirar ya se las dan de sabios. ¡Vaya con el importante!
FOREMAN
Señores, dejemos de discutir durante dos minutos. ¿Hay alguien que quiera aportar algún otro dato?

JURADO nº 8
Yo quisiera intentarlo, al menos, si ustedes me lo permiten. Un punto importante para el Fiscal era, que después de declarar el muchacho que había estado en el cine, a la hora de cometerse el crimen, no recordaba el título de la película, ni de los nombres de los intérpretes. Ese caballero ha aludido a ese punto en repetidas ocasiones.

JURADO nº 4
Si, señor. Es la única coartada que ofrecía y ni él mismo pudo mantenerla porque no dio detalles.

JURADO nº 8
Pocas, en el caso del muchacho. ¿Le resultaría a usted fácil dar detalles después de una escena tan desagradable, como ser abofeteado por su padre?

JURADO nº 4
Creo que si. Sobre todo si hubiese algo marcado. El muchacho no pudo decir el título de la película porque no vio ninguna.

JURADO nº 8
Según el informe de la policía, el chico fue interrogado por los detectives en la cocina de su piso, mientras el cadáver de su padre yacía en el suelo del dormitorio. ¿Le resultaría fácil recordar en semejantes circunstancias?

JURADO nº 4
Si.

JURADO nº 8
¿Bajo una impresión tan fuerte?

JURADO nº 4
Bajo una impresión tan fuerte.

JURADO nº 8
Lo recordó, sin embargo, en la sala. Dio el nombre de la película y las estrellas que trabajaban.

JURADO nº 4
Si, defensor, hizo mucho hincapié en ello. Tuvo tres meses desde la noche del crimen hasta el día del juicio para aprenderlo de memoria. No es difícil para un abogado averiguar la película que se da en el cine en determinada fecha. Yo me atengo a las palabras del policía que interrogó al muchacho, después de cometerse el crimen cuando, precisamente, no recordó la película… con impresión o sin ella…


JURADO nº 8
Quisiera hacerle una pregunta particular.

JURADO nº 4
Hágala.
JURADO nº 8
¿Dónde estuvo anoche?

JURADO nº 4
No salí de casa.

JURADO nº 8
Perdón, ¿y anteanoche?

JURADO nº 10
Vamos, ¿qué es esto?

JURADO nº 4
Calle, es igual. Salí de trabajar a las ocho y media, Llegué a casa y me acosté.

JURADO nº 8
Dígame, ¿y la noche anterior?

JURADO nº 4
Eso era el martes. La noche del campeonato de bridge. Jugué al bridge, y…

JURADO nº 8
¿Y el lunes?

JURADO nº 7
Cuando llegue a la noche del descubrimiento de America, me avisan.

JURADO nº 4
¿El lunes por la noche? El lunes por la noche, mi mujer y yo, fuimos al cine.

JURADO nº 8
¿Qué vieron?

JURADO nº 4
“El círculo escarlata”. Película policíaca.

JURADO nº 8
¿Qué más había en el programa?

JURADO nº 4
La… creo que era… la… la notable señora… notable señora… Baimbridge. “La notable señora Baimbridge”.

JURADO nº 2
Yo la he visto. Se llama “La increíble señora Baimbridge”.

JURADO nº 4
¡Ah!, si. “La increíble señora Baimbridge”. Creo que era esa.

JURADO nº 8
¿Quién trabajaba en la película?
JURADO nº 4
Bárbara Long… me parece… o algo parecido.

JURADO nº 8
¿Quién más?

JURADO nº 4
Hasta entonces no lo había visto. Era una película muy mala con actores desconocidos.

JURADO nº 8
¿Y usted no sufriría ninguna fuerte impresión?

JURADO nº 4
No, en efecto.

JURADO nº 9
Creo que se ha apuntado un tanto.

JURADO nº 10
¡Vaya un tanto! Pede hablar hasta que se le caiga la lengua a pedazos. El muchacho es culpable. ¿Cuándo se va a convencer? ¿Me da usted una de esas pastillas?

JURADO nº 2
Lo siento, se han acabado.

JURADO nº 12
¡Caramba cómo llueve! Le van a fastidiar el partido.

JURADO nº 12
Es solo un chaparrón. Además voy a tribuna cubierta.

JURADO nº 2
Oiga, ¿me deja ver la navaja un segundo, por favor?

FOREMAN
Seguimos estancados en seis a seis. ¿Alguna sugerencia?

JURADO nº 12
Son las seis y cinco. Vamos a tomar algo.

JURADO nº 5
Esperemos una hora más. Hasta las siete.

JURADO nº 12
Está bien por mí.

JURADO nº 2
Yo quisiera decir una cosa. No me he atrevido a exponerla antes. Y ahora que estamos estancados… Bien, se trata de cómo apuñaló al viejo y la posición que ocupaba. Sabemos el ángulo de medida.

JURADO nº 3
No empiece ahora con cálculos geométricos. Estoy harto de oír siempre lo mismo.

JURADO nº 2
Ya lo se. Pero yo no estoy de acuerdo. El muchacho mide 1,62, su padre 1,90. Una diferencia considerable. Es muy difícil apuñalar de arriba abajo a una persona que mide más que el que pretende hacerlo.

JURADO nº 3
Déme eso. Le voy a hacer una demostración. A ver, un voluntario. Obsérveme con atención, porque no quisiera volver a hacerlo. Procuraré hacerme 20 centímetros más bajo. ¿De acuerdo?

JURADO nº 2
Más ó menos. Puede que un poco más.

JURADO nº 3
De acuerdo, un poco más. ¡Eh!... nadie se hiera por esto. ¿Eh?

JURADO nº 8
Nadie está herido.

JURADO nº 3
Voy a demostrar, como apuñalaría a un tipo más alto que yo. Fíjense en el ángulo… hacia abajo y dentro. Así es como se hizo. Dígame que me equivoco.

JURADO nº 12
Hacia abajo y dentro… es indudable.

JURADO nº 5
Déjelo ya. Déme eso. ¡Cómo odio estas cosas! ¿Ha visto pelear a cuchillo?

JURADO nº 8
No.

JURADO nº 5
¿Y usted?

JURADO nº 12
No.

JURADO nº 5
¿Entre ustedes hay alguien que lo haya visto? Pues yo si. A espaldas de mi casa, al final de una calle, había un descampado. La navaja era indispensable en aquel barrio. Me había olvidado por completo, pero es tan grande el peso de olvidar.

JURADO nº 8
¿Cómo se coge la navaja?

JURADO nº 5
Miren. Así no debe cogerse nunca, se tarda demasiado en cambiarla de posición. Se coge así… y luego… cualquiera que haya usado una navaja automática, lo haría de este modo.
JURADO nº 8
¿Está seguro?

JURADO nº 5
Segurísimo. Por esta razón se abren así.

JURADO nº 8
Dicen que el chico se daba buena maña en manejarla.

JURADO nº 5
¡Hum!

JURADO nº 8
¿Usted cree que podía haber hecho la clase de herida que mató a su padre?

JURADO nº 5
Con experiencia en el manejo de esos chismes, no. Lo hubiera atacado de abajo a arriba.

JURADO nº 3
¿Cómo lo sabe? ¿Estaba usted allí cuando asesinaron al padre?

JURADO nº 5
No. Ni ustedes tampoco.

JURADO nº 3
¿Entonces a qué viene revolver tanto el asunto? Todo es palabrería.

JURADO nº 4
No creo que se pueda determinar el tipo de herida que el muchacho pudo haber infringido simplemente porque sepa manejar la navaja.

JURADO nº 8
¿Usted lo cree?

JURADO nº 12
No lo se.

JURADO nº 3
¿Cómo que no lo sabe?

JURADO nº 12
No lo se.

JURADO nº 8
¿Usted qué opina?

JURADO nº 7
No se que pensarán los demás, pero estoy harto de tanta charla, más de lo que suponen. No conseguirán nada. Voy a solucionar el problema. Ahora voto inocente.


JURADO nº 3
¿Qué ha dicho?

JURADO nº 7
Ya me ha oído. Estoy harto.

JURADO nº 3
No es una razón.

JURADO nº 7
Oiga. No consiento que se meta en mis cosas. ¡Estaría bueno!

JURADO nº 11
Tiene razón. Eso no es lógico. ¿Qué clase de hombre es usted? Hasta este instante ha votado culpable como los otros, solo porque tenía una entrada para el partido, y no quería que se le pudriese en el bolsillo. Y de repente, rectifica su voto porque dice que está harto de tanta conversación.

JURADO nº 7
¡Oiga, amiguito!

JURADO nº 11
¿Quién le ha dicho que tiene derecho a jugar de esta manera con la vida de un hombre? No le consiento que…

JURADO nº 7
¡Un momento! No le consiento que me hable así.

JURADO nº 11
Si desea usted votar inocente, hágalo porque está completamente convencido, no por cansancio; y si cree que es culpable, vote culpable. Pero, ¿es que no tiene valor de proceder como crea justo?

JURADO nº 7
¡Oiga, usted!

JURADO nº 11
¿Culpable o inocente?

JURADO nº 7
Ya lo he dicho. Inocente, inocente.

JURADO nº 11
¿Por qué?

JURADO nº 7
Yo no tengo por qué darle a usted…

JURADO nº 11
Si tiene. ¡Diga! ¿Por qué?


JURADO nº 7
Porque creo que es inocente.

JURADO nº 8
Hagamos otra votación.

FOREMAN
Señores, se ha pedido otra votación. Una solución rápida es la de las manos. ¿Alguna objeción? Los que voten inocente, levanten la mano: 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, y 9. Los que voten culpable, por favor: 1, 2 y 3. Bien, resultado nueve a tres a favor de inocente.

JURADO nº 10
Esto es incomprensible. ¿Por qué han de machacar sobre tantas pequeñeces? No significan nada. Ustedes vieron al chico igual que yo. Ahora no querrán convencerme de la invención de la pérdida de la navaja y de la patraña de haber ido al cine. La gentuza de su clase es embustera. Nació para mentir. ¿Para que voy a decirles lo que ustedes saben? ¡No conocen la verdad!, y les puedo asegurar que necesitan poco para quitar de en medio a una persona. No, señor. Se emborrachan y cuando se emborrachan no hay quién le frene. Al menor descuido. ¡Bang!, muerto que te dejan en la cuneta. Lo peor es que no podemos culparles del todo; es su modo de ser por naturaleza. Todo lo resulten así: con violencia.

JURADO nº 9
¿Dónde va a parar?

JURADO nº 10
A la vida humana, ellos le dan menos importancia que nosotros. Tienen una sola finalidad en ella: lucha y pelea. Si en su camino se cruza alguien, matan sin escrúpulos. ¿Qué más da? Claro que también tienen buenas virtudes. Yo soy el primero en reconocerlo. Conozco a un matrimonio excelente; pero es una excepción, una honrosa excepción. La mayor parte de ellos no tienen sentimientos. Son capaces de todo, ¿Qué les ocurre? Amigos, intento decirles que comenten un grandísimo error. Ese chico miente, seguro. Yo los conozco perfectamente. Óiganme, son peligrosos. Ni uno solo procede como es debido. Pero, ¿Qué pasa aquí? Estoy hablando y ustedes escúchenme. Yo…, nosotros…, el acusado es el prototipo de… ¿no se dan cuenta del peligro? Son la escoria… la inmundicia de nuestra sociedad, ¿no entienden? Pero… oiga, oigan.

JURADO nº 10
Ya está bien. Siéntese y no se atreva abrir la boca.

JURADO nº 8
¡Que difícil resulta apartar los prejuicios personales en casos así! Donde quiera que se hallen esos prejuicios empañan la verdad. En realidad, yo no se cual es la verdad. Y casi me atrevería a asegurar que nadie. A alguno de nosotros nos parece que es inocente, pero solo nos basamos en la probabilidad. Podemos equivocarnos. Podemos dejar sin castigo al culpable. No lo se. Nadie puede saberlo. Sin embargo, tenemos una duda razonable y la defendemos como base de nuestro sistema. Ningún jurado decreta culpabilidad si estar seguro. Nosotros nueve no comprendemos su seguridad. Prueben a convencernos.

JURADO nº 4
Lo intentaré. Ha expuesto excelentes argumentos; pero me sigue pareciendo que el chico es culpable y tengo dos razones. Una: La declaración de la mujer de la casa de enfrente, que vio como se cometía el crimen.
JURADO nº 3
En mi opinión es el único punto importante a considerar.

JURADO nº 4
Y dos: El hecho que ella, en la descripción del asesinato, afirmara que vio al muchacho levantar la navaja sobre el pecho de su padre y clavársela a hacia abajo.

JURADO nº 3
Absolutamente cierto.

JURADO nº 4
Hablemos de esa mujer un momento. Dijo que se acostó, aproximadamente, a las once de la noche. La cama está cerca de la ventana y podía ver desde ella, mientras estaba acostada, lo que ocurría en la casa de enfrente. Dio vueltas durante más de media hora, sin que consiguiera dormirse. Finalmente, se volvió de cara a la ventana, sobre, poco más o menos, las doce y diez, y al mirar por ella vio al asesino a través de las ventanillas del tren que pasaba. Dijo que se apagaron las luces después del asesinato, pero que vio con toda claridad al muchacho en el momento en que apuñalaba a su padre. A la vista de eso, creo que es inútil seguir discutiendo caballeros.

JURADO nº 3
Ahí lo tiene claro.

JURADO nº 4
¿Qué cree usted? Y usted, ¿qué opina?

JURADO nº 12
No lo se. Hay que tener en cuenta muchas cosas. Es demasiado complicado para mí.

JURADO nº 4
Con franqueza, no me explico cómo pueden votar inocente.

JURADO nº 12
No es tan sencillo relacionar todo esto.

JURADO nº 3
Déjese de ordenar y relacionar. Esa mujer vio el crimen, ¿qué más quiere usted?

JURADO nº 12
Puede que…

JURADO nº 3
Votemos otra vez.

FOREMAN
De acuerdo. Se solicita otra votación. ¿Alguna objeción?

JURADO nº 12
Oiga, rectifico mi voto. Culpable.


JURADO nº 3
¿Quién Más quiere hacerlo? Estamos ocho a cuatro.

JURADO nº 11
¿Por qué lo considera un triunfo personal de usted? Es un solo voto.

JURADO nº 3
Lo dicho. Este es un Jurado incompetente. Hay que hacérselo saber al juez. Quisiera oír sus argumentos. Usted se ha hecho cabecilla de esta causa. ¿Qué opina?

JURADO nº 11
Se lo repetiré de nuevo.

JURADO nº 3
Lo hemos oído mil veces. El muchacho del traje gris va de un lado para otro como si fuera una pelota de goma. Esto no es un partido de béisbol.

JURADO nº 4
No tiene objeto atacar a nadie.

JURADO nº 3
Está bien.

JURADO nº 3
Está bien

JURADO nº 4
¿Les parece que fijemos un tiempo libre para descansar?

JURADO nº 7
Si, una vueltecita a la mesa, ¿eh?

JURADO nº 4
Son las seis y cuarto. Alguien propuso antes que hasta las siete… Creo que en este tiempo podremos aclarar si somos o no un jurado competente.

JURADO nº 9
¿No se encuentra bien?

JURADO nº 4
Estoy perfectamente, gracias. Estaba pensando que las siete me parece una hora apropiada.

JURADO nº 9
Le he preguntado esto a usted porque se frota la nariz igual que… Le pido mil perdones si le molesto, pero me parece que ha hecho un gesto que me recuerda algo que puede ser interesante.

JURADO nº 4
Intento que nos pongamos de acuerdo, ¿le importa?



JURADO nº 9
Insisto que puede ser interesante. Gracias. Y ahora no tengo más remedio que volver a pedirle perdón, pero me gustaría saber, ¿a qué obedece ese gesto?

JURADO nº 3
Vamos al grano.

JURADO nº 9
Estoy hablando con el caballero que está a su lado. ¿Por qué se frota la nariz?

JURADO nº 4
Puesto que tanto empeño pone en saberlo, es porque me molestaba un poco.

JURADO nº 9
Perdón, ¿quizá como consecuencia de los lentes?

JURADO nº 4
Quizás. ¿Quiere que hablemos de otra cosa?

JURADO nº 9
Sus lentes le han formado dos profundas huellas a los lados de la nariz. Lo he notado desde el principio. Debe ser muy molesto.

JURADO nº 4
Sí, molestísimo.

JURADO nº 9
Yo no lo sé por experiencia, no he llevado nunca gafas.

JURADO nº 7
Deje usted de jugar al oculista, por favor.

JURADO nº 9
La mujer que declaró haber visto el asesinato tiene las mismas marcas a lo largo de la nariz.

JURADO nº 7
¿No me diga? ¿Sabe que tiene razón?

JURADO nº 9
Por favor, déjeme seguir un minuto; enseguida termino. No se si alguno de los presentes lo notaría. Entonces no me di cuenta, pero estoy recordando su cara como si la tuviera delante. Tenía esas mismas huellas y no dejaba de frotarse en la sala.

JURADO nº 5
Tiene razón. Ahora recuerdo.

JURADO nº 9
Esta mujer debe tener unos cuarenta y cinco años. Estaba haciendo un esfuerzo por aparentar bastantes menos, al presentarse en público. Pelo teñido. Ropa flamante, a propósito para una mujer más joven. Sin lentes. Cosas de mujeres. Esfuércense por recordar su rostro.

JURADO nº 3
¿Qué quiere decir sin lentes? ¿Quién le ha dicho a usted que usa lentes? ¿Solo porque se frotaba la nariz?

JURADO nº 5
Tenía esas huellas. Yo las vi.

JURADO nº 3
¿Y qué? ¿Con eso que prueba?

JURADO nº 6
Oiga, me está hartando ya con sus voces.

JURADO nº 5
Vamos, cálmese.

FOREMAN
Oigan, oigan, tiene razón. Yo también las vi. Estaba cerca de ella. Tenía esas huellas a los dos lados de la nariz. ¿Cómo se llaman esas cosas que se ponen?

JURADO nº 3
¿Qué demonios prueba con eso? Se teñía el pelo y tenía huellas en la nariz. De acuerdo. ¿Y qué más?

JURADO nº 9
En mi opinión esas huellas solo las pueden hacer los lentes.

JURADO nº 4
No lo creo.

JURADO nº 3
Yo no las vi.

JURADO nº 4
Yo si. Es extraño. Hasta ahora no me había fijado.

JURADO nº 3
Pero, ¿y el abogado? ¿Por qué no lo observó él?

JURADO nº 8
Aquí estamos doce personas analizando el caso. Tampoco se nos ocurrió a once de nosotros.

JURADO nº 3
¿Y el procurador del distrito? ¿Iba a aceptar una cosa así, la declaración de una mujer cegata?

JURADO nº 8
¿No ha visto a una mujer que use lentes y no se los ponga en público para no afear su cara?




JURADO nº 3
Lo que quiera. Tenía huellas en la nariz, también lo admito. Usa lentes y no se los ponía fuera de casa para parecer más atractiva, pero cuando vio al chico matar a su padre estaba en casa. He dicho.

JURADO nº 8
¿Lleva puestos los lentes para dormir?

JURADO nº 4
No, nunca, ni creo que haya nadie que los lleve.

JURADO nº 8
Entonces es lógico pensar que ella tampoco los llevaba porque pensaba dormir.

JURADO nº 3
¿Cómo lo sabe?

JURADO nº 8
No lo se. Lo adivino. Como supongo que, probablemente, no se los puso cuando dio la vuelta y miró por casualidad hacia la ventana. Ella mismo declaró que se estaba cometiendo un asesinato en aquel instante. Un momento después, se apagaron las luces. No pudo tener tiempo para ponérselas

JURADO nº 3
Espere un segundo.

JURADO nº 8
Otra cosa. Puede que esté convencida de que el chico mató a su padre, pero solo vio una figura borrosa.

JURADO nº 3
¿Cómo sabe usted lo que vio? ¿Quién le ha dicho todo eso? ¿Cómo se ha enterado de los lentes que usa? Tal vez son gafas de sol, o lentes para miopes. ¿También sabe usted eso?

JURADO nº 8
Sí se que la mujer en cuestión no ve normalmente.

JURADO nº 11
Y tuvo que identificar a una persona a 25 metros, de noche y sin lentes.

JURADO nº 2
No se puede mandar a nadie a la muerte con un testigo así.

JURADO nº 3
No empecemos, señores…

JURADO nº 8
¿No hay posibilidad que esa mujer se equivocase?

JURADO nº 3
No.
JURADO nº 8
¿No es posible?

JURADO nº 3
No, no es posible.

JURADO nº 8
¿Es posible?

JURADO nº 12
Inocente.

JURADO nº 8
¿Cree que es culpable?

JURADO nº 3
Si es culpable.

JURADO nº 8
¿Y usted?

JURADO nº 4
No. Estoy convencido: inocente.

JURADO nº 3
¿Qué les ha pasado?

JURADO nº 4
Tengo una duda razonable.

JURADO nº 9
Once a uno.

JURADO nº 3
Bueno, ¿y qué me dicen de las otras pruebas? ¿Qué me dicen de lo demás… de la navaja… lo de la película…?

JURADO nº 2
Hace un rato dijo que no le interesaban las pruebas.

JURADO nº 7
Bueno, ¿qué hacemos ahora?

JURADO nº 8
Está usted solo.

JURADO nº 3
Que esté solo o no, me importa poco. Tengo razón. Estoy en mi derecho.

JURADO nº 8
Está en su derecho.
JURADO nº 3
¿Qué quiere de mí? He dicho que es culpable.

JURADO nº 8
Queremos oír sus razones.

JURADO nº 3
Ya las he dicho mil veces.

JURADO nº 8
No nos ha convencido. Queremos volver a oírlas. Tenemos todo el tiempo que haga falta.

JURADO nº 3
Todo, absolutamente todo, lo que pasó en ese cuarto, vuelvo a repetirlo, le acusa. ¿Me creen un imbécil? ¿Por qué han despreciado la declaración de ese viejo? El vive precisamente allí, y lo oyó todo. ¿Y la prueba de la navaja? Porque él encontró otra igual, se da n por vencidos. El viejo le vio allí, en las escaleras. ¿Qué importa los segundos que transcurrieran? Absolutamente todo… la navaja se le cayó por el agujero del bolsillo. No pueden probar que no llegó a la puerta. Sí, pierdan el tiempo. Recorran el cuarto a la pata coja. Nunca probarán nada. ¿Y que me dicen del asunto del tren? ¿Y de la película? Esa es la mentira más estúpida que he oído. Apuesto cinco mil dólares a que me acuerdo de todas las películas que he visto en mi vida. Aseguro que todo lo ha disimulado a su gusto, todo… y luego, la invención de los lentes… ¿Cómo saben que no los tenía puestos? La mujer declaró bajo juramento ante la sala. ¿Tampoco oyó gritar al chico? Ja, ja. Yo soy más práctico. Lo he apuntado todo… aquí. Si, señores. El caso enterito. Bien, digan algo. Vaya una partida de viejas sentimentales, pero no crean que me han enternecido. Pero en fin, mantendré mi punto de vista. Golfo asqueroso, vive tu vida… ¡Inocente, inocente!

FOREMAN
Hemos terminado.

JURADO nº 9
¡Eh!, ¿Cómo se llama?

JURADO nº 8
Davis.

JURADO nº 9
Mi nombre es Mc Cardle. Bueno adiós.

JURADO nº 8
Adiós.




FIN



Entradas populares de este blog

Antígona Furiosa Griselda Gambaro

Los Cuervos están de luto HUGO ARGÜELLES

Dos mujeres de Javier Daulte