BLANCO Y NEGRO de Harold Pinter

BLANCO Y NEGRO
de Harold Pinter

La primera anciana está sentada en una mesa de bar lácteo. Es baja. Una segunda anciana se aproxima. Es alta. Lleva 2 tazones de sopa, cubiertos por los platos, con una rebanada de pan cada uno. Apoya los tazones en la mesa cuidadosamente.

SEGUNDA.- ¿Viste que uno se me acercó y me habló en el mostrador? (Retira los platos de pan de los tazones, saca dos cucharas del bolsillo y acomoda tazones, platos y cucharas.)
PRIMERA.- ¿Conseguiste el pan, entonces?
SEGUNDA.- No sabía cómo iba a llevarlo. Al final puse los platos encima de la sopa.
PRIMERA.- Me gusta un poco de pan con la sopa.. (Comienzan con la sopa)
Pausa
SEGUNDA.- ¿Viste que uno se me acercó y me habló en el mostrador?
PRIMERA.- ¿Quién?
SEGUNDA.- Se me acerca y me dice: Hala, me dice. ¿Qué hora tiene? Libertad podrida. Y sólo estaba allí parada esperando tu sopa.
PRIMERA.- Es sopa de tomate.
SEGUNDA.- ¿Qué hora es en su reloj?, me dice.
PRIMERA.- Supongo que no le contestaste.
SEGUNDA.- Le dije bien claro: Seguí, le dije, por qué no te volvés a tu cucha, le dije, que tal si te borrás antes de que llame a un policía.
Pausa
PRIMERA.- Hace mucho que no venía aquí.
SEGUNDA.- ¿Tomaste el ómnibus nocturno?
PRIMERA.- Tomé el ómnibus nocturno directo hasta aquí.
SEGUNDA.- ¿Desde dónde?
PRIMERA.- Marble Arch.
SEGUNDA.- ¿Cuál?
PRIMERA.- El 294, que me lleva hasta Flat Street.
SEGUNDA.- El 291 también. (Pausa) Te vi hablando con dos desconocidos. Semejante mamarracho. Fijate con quien hablás.
PRIMERA.- No estaba hablando con ningún extraño. (Pausa. La primera anciana sigue a un ómnibus con la mirada, a través de la ventana.) Otro ómnibus nocturno que se va. (Pausa) Yendo en la otra dirección. Hacia Fulham.(Pausa) Ese era un 297. (Pausa) Nunca estuve allí. (Pausa) Estuve por Liverpool Street.
SEGUNDA.- Eso queda para el otro lado.
PRIMERA.- No me gusta mucho por ahí, por Fulham y por allá.
SEGUNDA.- Ah, ajá...
PRIMERA.- Nunca me gustó mucho esa dirección. (Pausa)
SEGUNDA.- ¿Cómo está tu pan? (Pausa)
PRIMERA.- ¿Eh?
SEGUNDA.- Tu pan.
PRIMERA.- Muy bien. ¿Cómo está el tuyo? (Pausa)
SEGUNDA.- No cobran el pan con la sopa.
PRIMERA.- Con el té sí lo cobran.
SEGUNDA.- Sí, lo cobran con el té. (Pausa) Si hablás con desconocidos te meterán adentro. Escuchá lo que te digo. La policía te llevará presa.
PRIMERA.- No hablo con desconocidos.
SEGUNDA.- Una vez me llevaron en el celular.
PRIMERA.- Pero no te dejaron allí.
SEGUNDA.- No, no me retuvieron, pero eso sólo porque les caí bien. Les caí bien cuando me llevaron en el carro.
PRIMERA.- ¿Crees que yo les podría caer bien?
SEGUNDA.- No me confiaría demasiado. (La primera anciana mira a través de la ventana.)
PRIMERA.- Se puede ver todo lo que sucede desde esta mesa. (Pausa) Es mejor que ir a aquel lugar en el Embarcadero.
SEGUNDA.- Sí, allí no hay demasiado ruido.
PRIMERA.- Siempre hay un poco de ruido allí.
SEGUNDA.- Sí. Ahí siempre hay un poco de vida. (Pausa)
PRIMERA.- Pronto van a cerrar para pasar el trapo.
SEGUNDA.- Está fresco afuera. (Pausa)
PRIMERA.- No estaría mal quedarse.
SEGUNDA.- No te van a dejar.
PRIMERA.- Ya sé. (Pausa) De todos modos, sólo cierran por una hora, una hora y media, ¿no es cierto? (Pausa) No es mucho. (Pausa) Podés irte y después volver.
SEGUNDA.- Yo me voy. Yo no vuelvo.
PRIMERA.- Cuando sea de día vuelvo para tomar mi té.
SEGUNDA.- Yo me voy. Voy a ir al parque.
PRIMERA.- No voy ahí. (Pausa) Voy a ir a Waterloo Bridge.
SEGUNDA.- Justo vas a ver el último 296 cruzando el puente.
PRIMERA.- Justo voy a alcanzar a verlo. Es hora que vaya allá. (Pausa) No parece un ómnibus nocturno a la luz del día. ¿No es cierto?









Entradas populares de este blog

Antígona Furiosa Griselda Gambaro

Dos mujeres de Javier Daulte

Los Cuervos están de luto HUGO ARGÜELLES