DECADENCIA STEVEN BERKOFF


DECADENCIA

STEVEN BERKOFF


Personajes:

HELEN  / SYBIL
STEVE / LES



Decadencia es un estudio de las clases dirigentes o clases superiores, así llamadas en virtud de sus tonos vocálicos estrangulados, más que por cualquier logro real. La voz es atrapada en el fondo de la garganta, aplastada de modo de liberar la mínima emoción posible. Las consonantes son duras y cortantes, dado que la emoción se transporta en la vocal. La clase superior aspira la vocal, o bien produce un corte glótico, lo cual genera -mediante el cierre de la glotis- una vocal impura, como en “hice” por “house”. Ellos se mueven en desagradables gestos apresurados o en rápidos sacudones y a veces hablan a grandes velocidades para aparentar no tener ningún sentimiento por aquello que dicen. Muy a menudo obtienen el placer en relación directa al dolor que causan para obtenerlo. Particularmente causando sufrimientos intolerables para lograr exquisitos patés, hirviendo langostas vivas con otros crustáceos y cazando animales indefensos para proporcionarse (los cazadores) un sentido de propósito los domingos.
Estas actividades sólo pueden lograrse opacando las emociones que brotan de la conciencia y aumentando la actividad sadomasoquista. La emoción por los otros, los sentimientos de altruismo y generosidad tienen que ser suprimidos para poder tolerar el estilo de vida que han adoptado. Las escuelas de ricos ayudan a fomentar la imagen de superioridad sin mérito y la represión de la sensualidad. El énfasis está puesto en imponer la propia voluntad a los colegas menores, lo cual a su vez engendra la futura clase de magistrados y funcionarios. La gente de clase alta a menudo cuando está en grupo hace regresión a comportamientos de simple infantilismo, ya que ésta es la única oportunidad que tienen de escapar hacia la infancia que les fuera amputada por su internación en la escuela a una temprana edad. Se los ve a menudo con una fijación anal, sin haber podido hacer un progreso natural hacia la madurez. La igualdad es un sentimiento desagradable, mientras que ser mandado o mandar produce fluidez en el discurso y  las acciones. La igualdad sugiere que la acción de dar debe ocurrir en un nivel de paridad y formula exigencias para cuyo abordaje ellos no han sido equipados.  Por eso resultan en malos amantes pero se sabe que son muy decentes con los sirvientes y extremadamente leales a la realeza, que para ellos representa el ápice de todos los logros y la suma total de lo inglés.


ACTO I

ESCENA 1

Piso negro. Un decorado blanco. Mujer de negro. Hombre en blanco y negro. Una mujer está sentada en un sofá de cuero negro. Suena la música, un disco de Ambrose1 de los años cuarenta. Un hombre de frac y cuello de pajarita está parado, cerca de ella, en pose de gélida alegría aristocrática. Permanece congelado hasta que habla, además de encender el cigarrillo de la mujer. Todos los cigarrillos y tragos son mimados con gran énfasis para extraer la mayor cantidad de absurdidad de la respuesta física. La actuación debe ser sensual, erótica y extravagante.

HELEN:
Qué rico sos que llegaste en hora,
amor mío ¡salvaje! Dios, se te ve tan divino. Cómo me aburrí
tomemos un trago
¿qué...?
¡Claro! Un Drambuie con soda y un chorro de Cinzano...con un montón de hielo
Me aburrí tanto dando vueltas y buscando un nuevo encanto, alguno, para que quieras devorarme como desayuno (Levantándose la pollera) Charmant, n´est-ce pas?
¿No te hace poner viscoso?
¿No te corre un espasmo por atrás?
¡Basta de hielo! Mi cielo, qué lindo estás. ¿Te gustan mis piernas?
¿No te encantan mis adornitos?
¿No te ponen un poquito caliente?
Besáme
suavemente
no te manches ahora
un toque apenas
un roce, un instante
me voy a preparar
se hizo tan tarde, no pude encontrar un puto taxi
oh, cómo detesto perderme la primera escena, el beso primero
¿qué es lo que vamos a ver?
¡El nombre de la obra, me refiero!
Los taxis se habían hecho humo
al salir de Harrod´s no había ninguno
estiré un brazo
me sentí Moisés
¿qué fue lo que hizo?
Alzó sus brazos al cielo por sus queridos hebreos
mientras mantenía su brazo en las alturas, la victoria de sus tropas se veía segura pero cuando el cansancio lo obligó a bajar el gesto
no quedó un solo moishe cuya nariz no sangrara en su puesto
no dijiste una palabra
pero se te ve tan sabroso
un pingüino en un hielo que flota
o un merengue delicioso
un look gay
¿tenés un pucho?... ¡hmm! ¡Se llenan los ojos de humo! ¡Mierda! Oh, perdón
¡Teta! ¿Listo, corazón? ¿Dónde cenamos, después..?
sorprendéme, querés, dame una emoción
mientras pueda tragarme un pedazo de carne jugosa
tengo un hambre de vampiro
si no como pronto juro que expiro
¿cómo pasaste la jornada?
Tu pequeña esposa bien segura y bien guardada
vení, abrí esa boca y encandilá mis oídos
vení, amor...
estás caído
cerca del llanto
qué te hice... mierda... se te ve mal
¿qué pasa, encanto?

STEVE:
La guacha tramposa
no te imaginás
no tanto hielo, amor
le da gusto a vieja
me preguntás la causa de mi queja
esperá a escuchar lo que tengo que decir
desabrocháte los oídos y dejame inundarlos de verbos y hacer de tu mente un tumulto de nervios
la hija de puta se volvió astuta
de golpe decide pagar un sabueso con nariz de judío
un detective a sueldo por si no me explico
para seguirme a tu guarida
y ahora temo que el juego acabó querida
la grandísima cerda se avivó cuando tantas noches sin semen
le hicieron pensar que yo no estaba vaciando mi tetera en su fétida bañera

HELEN:
Oh, carajo, querido

STEVE:
Eso está bien dicho

HELEN:
No te preocupes cielo
no hay nada que temer
decíle que tu erección se fue un tiempo en viaje de placer
un merecido feriado por todo el stress que implica ser un hombre destacado
y que hacerte de un lugar obliga a la verga a pensar
sus celos son sombras pintadas
aliviá un poco su amargura
y dale algún bocado debajo de la cintura
a tu vieja reina de espadas.
¡Pero un detective privado,
qué mierda de jugada!

STEVE:
Tan tremendamente cierto, Helen
Dios mío, sos una cosa preciosa
un paisaje excepcional
mis ojos podrían día y noche darse un banquete visual
vamos al centro ¡a vivir!
A la mierda con el detective
emborrachémonos
pero este hijo de puta grasiento, si está tras la pista nos va a seguir
no hay dónde escondernos
está todo a la vista
la evidencia es fatal
le va a contar todo, todo tal cual.

HELEN:
¿Será un poco demasiado el Chartreuse con rosado?
Me da vueltas la cabeza, querido
¿qué dijiste?
¿Seguro que no estás fantaseando?
¿Tuviste un mal día?
No sé qué ponerme que sea de tu agrado
ayudáme, amor, no te quedes ahí parado.

STEVE:
Dejáme que te aclare esto
dejá que te sacuda ese guiso que quiere aparentar que es un cerebro y no un trapo de piso
mi queridísima esposa Sybil, hoy me dice: te advierto,
o parás de putanear o vas a ser hombre muerto
ahora, ¡que se te grabe en la mente! Un divorcio, tiene las de ganar. Es evidente
fotos, sin duda
será la noticia, un estrago
me cortará los víveres
me quedo sin un centavo
pobre como un títere
sin fortuna, sin salario y además
ella se queda en la casa
¿fuego, me das?

HELEN:
Entonces, Stevie, ¿qué vamos a hacer?
Esta bestia es de temer
¿está derecha la costura?
Vamos a llegar tarde, ricura

STEVE:
No parecés darte cuenta de que esta bestia olió mi huella
no puedo pensar
la erección aquella  se acaba de desinflar
de sólo sentir a este monstruo tan cerca de los talones
que me espía, que revisa cada uno de mis cajones
puedo verlo
claramente
sumando dos más dos con esa puta demente
ESCENA 2

LES y SYBIL (Los mismos actores que cambian de actitud y posición)

LES:
Así que lo seguí hasta ese piso suntuoso
y ésta es mi conclusión: es una conspiración

SYBIL:
¿Qué querés decir, una conspiración? ¿Para qué mierda?

LES:
¡Quedarse con tu guita! Tu esposo está metiendo la verga en algo realmente espantoso
los pájaros untados de mierda se pegan unos con otros
esas escuelas privadas les dieron buena noción de cómo cagarse en nosotros
son el pus de esta nación, nos comen sangre y aliento
te casaste con el tipo
y tu viejo dijo en su momento
Nena, no ves que es un cretino
que anda detrás de tu guita
por la que papi se rompió el culo solo y vos ahora se la tirás a este fiolo
instalado entre almohadones
gracias a la plata que te saca a montones,
te asfixia por partida doble
este cafishio de mierda te saca de quicio
te humilla
se va a Blakes, o a Tramps, o a otros reductos cajetillas
donde van delincuentes de apellido y borrachos cagadores
esa lacra,
la roñosa mafia de señores
políticos, jueces, abogados olfatean la sórdida puerta
saboreando lo que hay del otro lado
un fato
de incógnito desean y esperan con ganas conseguir por un dinero algo con mejor sabor que la veterana Juana de ruleros
con gusto rancio allá en casa
y cuando por fin tuvieron su rato de diversión
se van de vuelta a casita, a los brazos de Juanita
que está babosa de cremas y ceras de depilar
leyendo Cosmopolitan o cualquier otra revista
con un saquito en la espalda y un gato sobre las faldas.

SYBIL:
Y yo no quiero convertirme en eso
gracias, amor
ahora me siento un poco mejor
cuando lo descubrí
Voy a matar a la puta, pensé
en un primer momento
vos ya sabés cómo es
lloré por días enteros
reventada en un agujero
nunca soñé que mi querido Steve  pudiera hacerme una cosa así
la gran pregunta es por qué
nuestro deber no es razonar sino tan sólo morir
así es cómo me sentía
pero ahora ya estoy calmada
y como en el mar, la tempestad todo lo agita
te sacude por dentro y por fuera
como si por ejemplo te cogiera un gato negro gigante
y uno no puede pensar porque la tormenta te empuja adelante
pero después, en el curso de la calma
los pensamientos sabios te hablan
sugieren no hacer locuras
sé astuta, Sybil
no pierdas la cordura
da placer destriparlo en caliente
pero después con sangre fría
pensando en todo el affaire
sobra el tiempo para hacer
un plan mucho más coherente
y pasando en limpio ves
que cortándole el dinero le cortás también los pies
no se va a mover por nada
no puede
como todos los de su clase es desvalido y torpe
ningún ímpetu ni cara para hacer frente a los golpes

LES:
Qué pedazo de hembra
así es lindo verte hablar
como una enorme pantera que está a punto de saltar
las garras abiertas que atacan listas para destripar a este ratón de cloaca
callada como la muerte, inmóvil como la piedra
y ¡zac! Separarle de los huesos toda esa carne de mierda
eso es lo que vamos a hacer
primero cercar a la rata
¿por qué espantar al bastardo? Se va a cagar en las patas
que se crea perdonado
no vuelvas a hacerlo, querido
y en su ginebra le echamos un poco de vidrio molido
vi un tipo que tragó vidrio
vi la sangre que manaba de su culo y sus oídos
vomitó copas enteras de un puré bermellón
la conclusión es sencilla:
¡mejor está en el cajón!

SYBIL:
Te juro que estás loco, Les
no cometas ninguna estupidez
él sabe de vos, corazón

LES:
¡Qué! Le contaste de mí
¡mierda! Ahora sí, me arruinaste mi ilusión

SYBIL:
El piensa que contraté de una manera prolija un detective privado
pero no uno allegado al que le chupo la pija
como un día descubrí, de una manera casual, huellas mal disimuladas de algún jueguito sexual
unos tatuajes de amor impresos en su bragueta
él cree que me alquilé un par de ojos mirones
sin darse cuenta de que me procuro diversiones entreteniendo mi ocio con algo más consistente que un simple consolador cuando él está tanto tiempo en sus viajes de negocios
y ahora sé que esas tantas incursiones a la ruta eran de negocios turbios para verse con la puta
que el tajo grasiento tiene y mi guita es lo que ayuda a encremar ese va y viene
dicen que el dinero da una lubricación divina
no hace falta vaselina para untársela en el pene.

LES:
Eso suena excelente
podría devorarte
parecés una leona
y yo me siento tu cachorro
sacáte la bombacha quiero echarme un polvo
ya la tengo parada

SYBIL:
¡Para serte honesta,
prefiero una chupada!


ESCENA 3

STEVE Y HELEN. (Se funden en los personajes de antes.)

STEVE:
(Fumando) Nunca veía a mi viejo ¿sabés?
Quizás los fines de semana alguna vez
o para el fin del trimestre
venía con mamá y su nueva permanente
como si fueran un premio
eso es todo
nada más
me premiaban de ese modo
después salíamos a almorzar
en un restaurante de mierda
un grupo amontonado
como en una iglesia y los demás chicos con papás y mamás fingiendo que era estupendo que mamá los viese una vez cada tres meses
un billete de cinco en el bolsillo y ánimo, Steve, la frente bien alta
escribínos, Colin
sé aplicado, Pete
llamános cuando quieras, cuando te haga falta
chin chin tesoro
el Jaguar muerde la grava y desaparece en el polvo
las manos prolongan la despedida
uno traga saliva y muerde
siente que las lágrimas caerán en seguida
se fueron a algún lugar donde parezca verano
a la temporada en Montecarlo
papá en el bridge es un mago y a los dos bailar les encanta pero nunca me enseñaron un sólo juego de cartas para unirme a ellos en sus noches de carcajadas
que yo escuchaba desde otro cuarto
mientras lloriqueaba solo en la cama.
Éstos eran los días, querida, antes de la escuela privada, un palacio de trolos para los hijos de los tontos
cuando yo aún era una cosa para ser arropada
no arruinarles el juego
no molestar para nada
sólo risas desde otras piezas y días largos y lágrimas gruesas
y después el viaje a la escuela privada maldecida entre dientes y el adiós a mi casa realmente para siempre
te va a encantar acá dijo papá
el rugby y las carreras, vas a ver,
van a hacer de mí el hombre
que él tanto quiere ser
nos vemos
primavera verano otoño invierno
y cada año la ausencia pone el corazón más frío
más encogido y encima esos restaurantes de mierda
Steve, cómo has crecido
¿Y cómo va el rugby?
¿Todavía sos pilar izquierdo?
Acá tenés un billete de cinco
metélo en el bolsillo interno
así que cuando el profesor de gimnasia me miró con amistad yo me acerqué a ese calor
y cuando el tipo puso la mano sobre mi muslo
no lo sentí tan mal porque faltaba papá
o un hombre, lo mismo da,
o de alguna manera era buena
la idea de unirme a alguien para soportar la pena
así que al principio es sólo un poco de masturbación
que queda entre buenos amigos
a lo sumo un jueguito de salón un poco sucio
que uno va esperando ansioso porque empieza a ser sabroso
¿y sabés como sigue? Un buen día me pide que se la ponga
en el mismísimo culo
al principio, lo juro, me sentí un poco raro pero luego yo seguí y lo sentí con agrado
como una concha exactamente
qué curioso
podía ser una puta caliente
si se cierran los ojos y se piensa en la vagina, bueno yo después me abría la bragueta como latas de sardinas
y la escuela privada
me enseñó esto que recito
la sodomía es a veces como un edén infinito
buscás entre los novatos algún compañero más
lo protegés y tendrás para siempre su culito
bueno, un día el director irrumpe sin avisar cuando le estoy dando bomba, justo en el medio del fato
y dice: Forsyth
lo mato
fuera de esta escuela, moco repugnante
no voy a permitir estas cosas
haga las valijas
éste no es un colegio para putos chupapijas
le escribió a papá
y le dijo: señor, resulta que a su hijo lo que más le gusta de esta escuela
es el culo de los chicos y por favor esta esquela es para que tenga a bien pasar por aquí a llevarse a este reverendo moco
Ya ves, la escuela era un poco un hervidero de putos, semillero de chiquillos
tan densa de maricones que se cortaba a cuchillo
pero papá estaba demasiado avergonzado de pensar que había engendrado a tan tremendo putito
y no me fue a recoger sino que mandó al chofer
que de alguna manera debió enterarse de mis artes
porque después de andar un rato
se detuvo en mitad del campo
y dijo
no hay que culparte
estas escuelas son antros de vicio masculino
pero imagino que a veces debe ser divertido
no te convierte en un degenerado
entregarte a un poco de pecado
yo tengo dos chicos de tu edad no te aflijas
y puso tranquilamente su mano sobre mi pija
y cuando se endureció como una roca
me guiñó un ojo fugaz  y se la puso en la boca
me dio vuelta y ¡carajo! me la metió por atrás
andá a cagar, pensé en ese instante
ya tuve bastante
y encima ya en casa me dice papá
¡qué asco me das!
pervertido
trolito roñoso
reptil canalla asqueroso entre putos relamidos
tomá esto
y me tiró un puñetazo tremendo
que erró
dado que yo había practicado boxeo en la escuela y conocía una o dos reglas, aprendí métodos astutos y elegantes
además de sostenerle el atributo a los más grandes
por mi parte era bastante
y mi odio entero cayó sobre él
no hagas eso, papá, mascullé
y le estampé un derechazo justo en la nariz
de la que empezó a surgir una rosa graciosa
después cerré el otro puño y se lo puse en la frente
mamá gritaba, papá estaba casi inconsciente
pero ¿sabés una cosa?
Me dio una emoción potente lo de golpear a mi viejo
mi sufrimiento se fue en un minuto
y fue la última vez que fui puto
no lo lamento, aunque me alegra afirmar
que los padres de este mundo tienen culpas que pagar

HELEN:
Y entonces, querido,
¿cuál es la novedad?
Te dejás ir como una vaca
gorda y rumiante trayendo las primicias del pasado distante
las zozobras en tu casa con tu viejo detestable
se desenrolla el cassette
la historia vuelve a empezar
y mientras hablás, parecés echado en una bañera
te revolcás en la pena de todos tus sufrimientos
palabrerío y lamento
sacás un cigarrillo y... ahí vas!
papá  me hizo así y asá
y me dijo así y asá
 y jamás me dio ni patatín ni patatán
cuando era joven y necesitaba más
un pobre miserable egoísta y voraz
con un ego como un agujero que nunca se llena
hasta que succiona el aire de las bocas ajenas
y papá y mamá, otra vez la cinta eterna
y por qué sos como sos
las cicatrices de las heridas que se abren frescas mostrando sus tintes de sangre nueva
cada vez que por mala suerte yo u otro rozamos el pliegue, la preciosa huella de la oscura herida aquella
que no dejás cicatrizar
que mantenés intacta por propia voluntad para volver a berrear y lloriquear a tus anchas, mi papi me hizo esto
nunca me llevó a la cancha
que te quitó tu juguete y mami te pegó en el cachete
entonces guardaste tu cofrecito de dolores
para abrirlos toda vez que querés dar besitos a tus viejos rencores
y multiplicás un lamento que duró un segundito escribiendo allí una larga Biblia de pobre de mí
nos hacés leer a todos el texto infinito y así te excusás a vos mismo de tus muchos delitos
porque la vida ha sido tan ruin
cuando no podés pensar o te aburrís sin saber qué hacer o cómo
la preciosa energía sin usar te va comiendo todo
y de este modo frustrada
empieza a pescar arenques muertos de las heridas pasadas
y calientes y olorosos los saca de su reposo
libráte de esos hediondos pescados
no te sirvas de los otros para escupir tus viejos lamentos gastados
necesitás oídos nuevos para continuar con tu juego
desenrollás otra vez tu pergamino de agonías
y después todavía buscás presas nuevas
para seguir, porque no tenés nada más que decir
calentás el viejo guiso de múltiples maneras
querido date vuelta, acostáte boca abajo
(Ella empieza a masajearle la espalda).
Viví en el presente
mirá lo que hay afuera, lleváte a casa historias nuevas de la actualidad candente
y lo que ahora se siente
acepta todas las heridas
que digo acepta, les da la bienvenida, son peces frescos de aguas limpias
cortá con ese pasado que arrastrás con una soga como un viejo barco cargado de chatarra y de basura y vas a estar aliviado de ese peso y ágil, no como Ulises atado a su mástil
aterrado de oír el viento de las sirenas liberado
aterrado de aquello que no conocés
asesiná al niño y madurá de una vez
conmigo tu bolso está vacío
te rascás febrilmente contra cualquier par de oídos desprevenidos
hasta que dicen ¡Basta! no soporto más
y entonces avanzás seguís adelante
el viejo marino o el judío errante que vomitan y descargan sus aguas pestilentes
viví en el presente
y el dolor y el pasado van a esfumarse en el viento suave y renovado
como las momias antiguas que muertas durante en años en bóvedas oscurecidas caen a pedazos cuando la luz invade sus fétidas guaridas
no vuelvas a sacar a mami y a papi de sus tumbas sin memoria sólo para salvarte de toda esta escoria
se trata de tu vida chiquito malo
si el sayo te cabe...

STEVE:
Usálo
Es muy cierto (Empieza a manosearla)

HELEN:
¡Basta!

STEVE:
Querida...

HELEN:
¡Basta!

STEVE:
Querida...

HELEN:
¡¡Baaaaasta!!

STEVE:
OK querida.
(Quedan sentados en el diván- él se ve convenientemente avergonzado.)
¿Tregua?

HELEN:
(Silencio)


STEVE:
¡Te amo!

HELEN:
(Silencio)

STEVE:
¡Te aaamo!

HELEN:
(Silencio)

STEVE:
¡Te aaammmooo!

HELEN:
OK. Te amo

(Esto continúa por un momento más  - STEVE se reclina contento y satisfecho)

STEVE:
No debo sentir pena por mí mismo
pero es que me aburro tanto querida esperando
que vengas y me pongas contento
que me hagas reír
sos tan buena para eso
¡y cómo!
Un sentido del humor
es un regalo
vital para nuestro amor
yo creo
no puedo soportar a la gente sin sentido del humor
los que piensan, los que piensan que su mierda no tiene mal olor
sin embargo, amorcito, sobre mí tenés razón
diste en el clavo, siempre repito el mismo cuento gastado
creo que conté la historia esa cada vez
a cada mujer que tuve a mi lado
y como un actor que repite a diario
la misma vida en el escenario
la repetición gasta la sesera
a ver mi horóscopo ¿Qué me espera? ¿Fortuna en el camino? ¿Un poco de fama en mi destino?
¿Un viaje al exterior?... ¡qué! En cuanto al amor mi vida está colmada y allí no espero nada
no podría ser mejor, querida
te quiero, encanto
mi maravilloso culito de muñeca
mi amoroso duraznito de copa Melba
servíme un gin-tonic
no, mejor un whisky, cielo
eso es lo que deseo
y luego
¿no habrá una fiesta esta noche por ahí?
Llamálo a Alex, ¿querés? O al viejo Keith
se deben estar por reunir para hacer un gin-rummy o un póker
qué tipo gracioso, bendito sea
corrió una carrera en su Ferrari, contra el Lamborghini de Claude y se estrellaron como bestias
me cagué de risa
¿creés que a Keith le tembló el culo?
De ningún modo dulzura
ésta se hizo mierda, la tiro a la basura
compremos otra afuera
y que me muera si el cabrón no fue y se compró una nueva
qué tipo regio
hay demasiado hielo en esto, mi ninfa malvada
en estos días cuánto tiempo lleva entrenarlas
¿qué hay de cenar, querida?
Algo nuevo
sorprendéme
el lomo me tiene los huevos llenos
tiene gusto a goma hoy en día
qué mierda hay en la comida, me pregunto, sin duda virutas de vinilo
oh, podemos llamar a lo de Fred y reservar
es muy tu estilo
un lenguado bonne femme o Strogonoff o una fondue quizás
otro trago, querida
te amo, corazón
¿estás bien?
Se te ve un poco caída
¿mi chupetín, qué te pasa?
¿Qué está pasando, chupetincito?
¿Querés que papá te abra los cajoncitos y te clave contra el sofá?
oh no me mires de esa manera
como si yo fuera algo que trajo el gato
OK, hoy no estoy en la pista correcta pero parece que abajo una cosa se estremece
yo pensé para pasar el tiempo....n’est-ce pas
petit divertissement
¿no?
Para mí está bien
qué piernas tenés, fantásticas
suben y suben y se pierden en tus nalgas
epaaa no se me tiene que parar
justo cuando estamos por salir a pasear
¿eh, mi alma?
¿No te dan ganas de ponerte a frotar la varita mágica?
No, OK paciencia
antes se te aflojaban las rodillas con la mera sugerencia
me mojé hasta el pantalón
decías
ahora, supongo yo que ya me das por sentado, ¿no?
Pero esta noche me pudro tanto
no sé cuál es la causa
tal vez la menopausia masculina
¿qué te parece? Estoy bromeando querida
no me mires como si estuvieses oliendo carne podrida.

ESCENA 4

Las luces se funden sobre SYBIL y LES.

SYBIL:
Entonces ¿cuál es el plan?
¿Cómo es la intriga?
¿Qué pergeñás?
¿Todavía estás conmigo mi Tarzán?
¿Vidrio molido o veneno en su bebida?
¿Qué es mejor?
¿Vos qué pensás?

LES:
Es difícil responder
¿quién mierda lo puede saber?
El veneno deja huellas en sus tripas
y pistas que se te pueden volver en contra, mi mascota
no siembres semillas que puedan germinar como actos malditos
y caerte encima como un boomerang
rajálo a patadas a ese mamarracho
libráte de la basura esa
ése es mi consejo
metélo en tu cabeza.

ESCENA 5

El ambiente de la escena anterior. Las luces se funden sobre HELEN y STEVE.

STEVE:
No sé por qué me aburro tanto.

HELEN:
Oh, dejáme subirte el ánimo.

STEVE:
¿Lo harías?

HELEN:
Muy simple - sos un cachorro que está necesitando un pasatiempo para mantener su entusiasmo.

STEVE:
¡Sííí!

HELEN:
Te voy a contar una historia - había una vez
simplemente acostáte y yo voy a ser Scheherezade
dejáme llenarte los ojos de sueños con cuentos que van a encantarte, mi cielo

STEVE:
Primero fumemos un cigarrillo.

HELEN:
OK.
(Encienden sus cigarrillos y ambos se divierten histéricamente haciendo aros con el humo)
El sol de la mañana estaba alto en el cielo
una enorme naranja en un mar de azul
y graznaban los graznidos de las gaviotas blandas sobre el agua
y los veleros se espesaban como merengue en la mañana fresca y quieta
el viento era suave como un susurro de voile
las ventanas de mi cuarto en el hotel abiertas de par en par y las cortinas suavemente se mecían de tanto en tanto
la cama tan blanca como las nieves del Ártico y repicaban las campanitas de los yates para hacerme cosquillas en los oídos y despertarme
los sirvientes recorrían los corredores suavemente con el tintineo de las tazas de café y llevando los gruesos periódicos de la mañana plegados
delicados golpecitos en las puertas
el código morse sutil de los nudillos para hacer salir a los ricos del largo sopor de la noche, mientras yacen devorados por sábanas de seda y gruesos acolchados en piezas oscuras de cortinas espesas
babosas gigantes, blancas y gordas, que se revuelven con sus bocas resecas y pastosas ansiosas por sus tazas matinales
la pieza aún saturada del humo rancio de sus cigarros mientras sus vísceras arden todavía en tormento por los excesos de la víspera
filet mignon relleno de ostras
crêpes Suzette y caviar, hígado envenenado de patos salvajes y langosta Thermidor
sesos de cerdo en áspic ribeteados por lenguas de cordero en sangre de ruiseñor
ajo molido en terneras a las que recién salidas del vientre las encierran en cajas y alimentan con leche para volverlas más tiernas
su carne es tan blanda que duele
y ellos siguen tendidos en sus gordos capullos soñolientos y aturdidos
en el baño, esparcidas como joyas, una colorida multitud de píldoras
la ropa tirada en una pila, mi reloj Cartier. Siempre exacto
descansa a un costado
junto a una copa de champagne, a medio beber, ahora tibia y pegajosa
todo lo que a la noche fue tan agradable
a la mañana parecía muerte y sangre
los platos dejados por el servicio de cuartos eran un obsceno desorden pestilente
y entonces, el sirviente, bendito sea, blanco y reluciente llegó como un ángel
una visión bendita
un suave toquecito en la puerta
como un murmullo
como un ruego
pidiendo permiso para servir el té
y no molestar
adelante, dije, deposite sus tesoros al lado de mi cama
su bandeja de plata y su tetera humeante
y medialunas blandas y crocantes y rulos de manteca
azúcar irisada como trozos de cristal
miel y el Paris Match
recogió los desechos de la noche pasada y ordenó la pieza
la volvió de nuevo limpia y agradable
borró los indicios de los vicios voraces de la noche
cuando las tripas se hartaban de cosas sensuales
entonces respiré
para pagarle por su fajina
para darle una propina giré a despertar al cretino
la bestia con la que fui
pero estaba mortalmente dormido
no pude encontrar ni un franco para el hermoso muchacho
así que él permaneció como un Apolo allí esperando la orden para poder partir, pero aún se quedaba cerca de la cama
como si estuviera esperando un beso amable
y apretaba la bandeja tanto
que sus nudillos se pusieron blancos
se quedó parado en humilde súplica
los talones listos para girar y salir en cuanto yo se lo quisiera pedir
levanté una mano
apenas, como para decir
no se vaya todavía
quédese, por favor
él captó algo que mis ojos decían
el arco inclinado de la ceja suavemente levantado sugería... algo
algo dulce
pude casi sentir el calor de su cuerpo. Finalmente hurgué en mi billetera y encontré una moneda
el cadáver a mi lado roncó y se dio vuelta
el joven permanecía inmóvil
rígido como una piedra
lo que antes mi mirada le decía
ahora él me lo devolvía
sentí un pequeño sobresalto
pero no tanto como para impedirle a mi mano merodear hacia arriba
la posé como un aliento en su entrepierna
que al tacto era como los ángeles de Donatello tallados en mármol
sostenía la bandeja todavía
y ya que la bestia roncaba intensamente, abrí la bragueta del sirviente y hundí mi mano profundamente hasta encontrar un gran pene caliente que no podía esconderse
él se retiró apenas , no demasiado
quizás temiendo el despertar del monstruo y luego la escena: se pierde un trabajo necesitado
pero yo destellé una mirada de ruego
como diciendo es un juego
el viejo no va a despertarse
captó mi mirada y se quedó con coraje
y empezó despaciosamente a apretar sus nalgas
y cuando me lo llevé a la boca fue una conmoción grandiosa hacerlo allí con el bastardo roncando en su cubil
después él empujó y arrojó su leche en chorros de fina seda y casi soltó la bandeja
la bestia a mi lado se despertó
pero lentamente como un cerdo borracho
asomándose desde el barro
el muchacho recuperó su tiburón encogido
giró sobre sus talones
y partió con paso veloz
mientras yo tragaba presurosa
y luego Harry se despertó
“Buen día querido” deslicé dulcemente
¿Dormiste bien? Dijo como un rey y apretó sobre mi boca un beso pringoso
mi dios, pensé, tiene un gusto asqueroso.

STEVE:
Qué decadente, querida
sencillamente divino fabuloso y raro sorberte al mozo con tu marido durmiendo al lado
qué deliciosa magnífica estupenda fabulosa y soberbia
es la historia más espléndida que yo haya escuchado
me sorprendés, apabullás, maravillás
¡Oh! Esperá que esta historia se sepa más allá
qué argumento, qué escena sorprendente
llevémosla al teatro
nadie la creería, en todo caso
no, no podés decir esas
esas palabras tan feas en un escenario
tendrás a las madres conservadoras aullando su escarnio
oh mierda, regardez l’heure
salgamos de una vez
la obra empieza a las ocho menos diez

HELEN:
¿Qué vamos a ver, querido?
¿Con qué me voy a deleitar?

STEVE: Una obra sobre unos soldados cochinos que se culean a un pobre patán.

HELEN:
Qué fabuloso
simplemente genial
quiero ver eso
no puedo esperar
esos soldados jugosos en fila blandiendo sus pijas por todas partes
sencillamente impactante
qué terriblemente grotesco
entrenarse en la academia de arte escénico y cuando al fin te convertís en un actor maduro
“¿qué réplica dirás hoy?”
te das vuelta y ponés el culo
firmará
un contrato espurio de tres años en algún tugurio
me encanta todo eso
esa brutalidad
que nos conmociona y pedimos más
¿lo hacen en serio, querido,
ocho veces por semana?

STEVE:
No, tonta mía
el culo se les pondría mal
sólo actúan la sodomía
es la regla sindical

HELEN:
¡Oh querido qué mal trago
dame realismo que para eso pago!
(Él la arroja sobre el sofá y se zambulle encima.)
(La luz baja y luego sube sobre el abrazo como SYBIL y LES.)
ESCENA 6

(Como vienen del abrazo)

LES:
¿Para vos estuvo bien?

SYBIL:
Sí - fue genial. ¿Para vos estuvo bien?

LES:
Sí - divino....¿Disfrutás?

SYBIL:
Sí... estuvo... lindo... ¿Y vos?

LES:
¿Qué?

SYBIL:
¡Disfrutás!

LES:
Sí, estuvo muy bueno

SYBIL:
Les...

LES:
¿Qué?

SYBIL:
Ya no me querés.

LES:
¿Por qué decís eso?

SYBIL:
Es un hecho.

LES:
Si le corto la cabeza, ¿mi amor está intacto?

SYBIL:
Demuestra voluntad, muestra un acto.

LES:
Es un perfecto canalla
un renacuajo para mandarlo derecho al carajo
echálo al conchudo a patadas
dejálo sin nada
sin guita, en el limbo
soltálo y tirálo en el mundo
deshonrado, manchado
un tramposo conocido por todos
ni una pierna donde estar parado
que ni un huevo le quede siquiera
y no podrá ni a su madre mostrarle la jeta, que estará sentada en el hall del Bingo muy avergonzada.

SYBIL:
No me convence
se me estrangula acá (garganta) cuando imagino que este cerdo anda por ahí, querido
robando más plata
engatusando a esa dama
chupando su inocente teta blanca
hasta que la deja seca, el bandido farsante
vampiro muerto de hambre
liquidemos al infame

LES:
Sos extraordinaria
una malvada
una real depravada, una mancha que no sale con nada
pero dame tiempo y te voy a probar que yo soy más hombre de lo que pensás
besáme voluptuosa muñequita salvaje y rosa
sos una muñeca
me hacés sentir cosas tan libidinosas

SYBIL:
Estás volviendo a ser Tarzán, no seas miserable
sabés cuánto te amo así
sos fuerte y grande
Oh, qué brazos formidables
apretáme con fuerza y hacéme mojarme, canalla obsceno
tocáme muñeco
metéme la mano adentro de la ropa
sentí mis pezones
duros como rocas
oh mi alma, me muero por tu...

LES:
Epa, caramba
me estás haciendo perder el hilo
mi mente se inflama de actos violentos inspirada por tu deseo de hechos
voy a probarte cómo te quiero
le voy a hacer ver qué maravilla señora es usted para mí
voy a medir mi amor con hazañas tan buenas
que Sade va a tener que volver a la escuela
primero, una noche
él llega a su casa
detiene el auto, se baja
mi coche está justo detrás y ¡zas! le pasa por encima y lo adhiere al asfalto
va a haber que despegarlo de tan fuerte que será mi duro abrazo
una noche en la cama
él está con su ramera
habrá un pequeño golpe en la puerta
él, cuidadoso, como un zorrino que piensa que su paso no dejó rastro de pestilencia
espía por el ojo de la cerradura
y me ve
vestido de cartero
está todo bien, piensa y abre la puerta
una navaja de 10 pulgadas se interna en sus entrañas
en su club de squash
el juego está terminado
todo sudoroso en la ducha
inocente y amansado
en el vapor nadie me ve cuando furtivo dejo una tarántula en su pantalón
él se seca
se viste y da un repentino alarido
hay algo en el culo y me figuro que se siente como vidrios partidos
porque la mordedura con ese veneno resulta un espectáculo obsceno
o una bomba abajo de la cama de los amantes
lista para explotar cuando ella o él acabe
un sutil dispositivo tan sensible
que una presión de más los va a hacer estallar en pedacitos
volarán
un orgasmo que los va a mandar al paraíso
un revolver es muy sucio y hace mucho ruido
dejémoslo de lado y elijamos un veneno
les vamos a mandar para Navidad una torta bañada en cianuro
con mucho jerez como disimulo de esa cosa amarga que quema sus entrañas
ella grita desesperadamente
y así esperan ellos mientras empieza la muerte a escarbarles los sesos
o si no, perdón, ¿qué hora es? ácido clorhídrico en los ojos
y después
una fina aguja le perfora el corazón
él no la vio
así que en su aliento final a Don Muerte él no puede identificar
una bomba atómica pequeña del tamaño de una perla
un regalo en un anillo de su niña dorada, listo para estallar cuando vos quieras
cuando se te dé la gana ka boom ka blast ke pling! En África, extraigo un ungüento mortal de un nativo leproso
y lo unto a su máquina de afeitar
una mañana vas a escuchar
oh, me he cortado, querida
sonreí mi amor y empezá la cuenta regresiva
o mejor todavía, voy a soltar unas ratas con los colmillos bañados en un líquido letal
una pequeña mordida y el conchudo está perdido, deja de funcionar
la muerte llega más despaciosa
y además nos ahorra deshacernos del cuerpo ya que las ratas por supuesto habrán comido una buena cuota
entonces ¿cómo la ves?- hacé tu elección, mi primor
es sólo para mostrarte que lo que siento es amor!

SYBIL:
Ah, ahora sé que te importo
una pequeña atención, ves, y sos el dueño de esta muchacha
dame un beso mi tesoro

LES:
Sí. Bajáte la bombacha.

(La luz baja y vuelve sobre STEVE y HELEN.)
ESCENA 7

STEVE:
¿Qué vas a hacer mañana, amor?

HELEN:
Cazar.

STEVE:
¡Absolutamente genial
encantador, extraordinario! -¿Puedo ir?

HELEN:
¡Sólo el caballo y yo!

STEVE:
Apuesto a que sos una fantástica jinete.

HELEN:
¿Querés practicar...? ¿hacer el caballo...?

STEVE:
¡Qué! ¿Puedo?

HELEN:
Claro. Tiráte sobre el tapete...(Él lo hace y ella le pega en la cola varias veces antes de empezar a hablar.)

La Cacería

HELEN:
La mañana colgaba clara sobre el poblado como un vestido de gasa de Chanel o un fruncido bouclé
cazar es tan conchudamente excitante
si no lo hiciste nunca
es como explicarle al Papa lo que es coger
¿me entendés? Encontrarse con todos
la cita en el bar a la mañana
el pisotear de los caballos y ese olor maravilloso
la preparación, ponerse esa putada de pantalón de montar
aprieta como la mierda después de la parranda de la noche previa, ¡hola Claude, qué tal Cecil!
Ahí están Jeremías y Quentin
Jennifer
Vanessa querida, estás deslumbrante
esa chaqueta te va como un guante
los culos de los hombres se ven tan bonitos cuando rebotan en sus corceles espumantes
que resoplan por sus esculpidos hocicos
qué imagen
Ahí vamos, gritamos
el líder de los sabuesos hace sonar el cuerno
los perros tironean de las correas
una jauría de odio
que revienta por liberarse
muriendo por atrapar a la pequeña bestia infame
y allí vamos, adelante
el maldito zorro liberado retoza vivazmente por los matorrales
la está pasando brutal
un sabor fascinante de excitación plena
¿a quién no le encanta una carrera descomunal?
El líder toca el cuerno, ya el olor fue rastreado
¡maravilla!
Los talones penetran en las costillas los caballos giran de cara al canto dulce del cuerno
y allí vamos por el valle y la colina
buscando la maldita cola zorruna del zorro
la pucha, Cynthia se cayó en el lodo
qué suerte perra
por encima del arroyo
sobre la corriente una carrera
mi corcel y yo somos uno solo
es rudo
la montura raspa
es dura
mi concha sin embargo se deleita con cada sucesivo impulso
se levanta enorme entre mis muslos
esta pesada bestia sudorosa caliente y jadeante
arrastra mis caderas
me lanza hacia adelante
sobre las doradas colinas del Aqueronte
yo lo aprieto fuerte
mis rodillas se clavan profundamente y planeo en lo alto
floto
fluyo
soy arrojada al cielo y arrastrada luego hacia abajo
el aire está inflamado de aromas de barro  
pasto aplastado
bosta de potro y sudor
en una mezcla única brutal y divina
el zorro conchudo se nos perdió
qué putada, el caballo está confundido  
perdimos el rastro
los perros siguen buscando
ahora confundidos
ahora aullando
ahora encendidos de ira
¡oh, caca y pis! ¡La conchuda liga de amor a los zorros putos saboteó el olor!  
El hilo cuidadoso, el peligroso cordón que nos guía hacia la sangrienta matanza
esos mal paridos de izquierda celosos como la mierda
de ver a los que son mejores tan divertidos  
arrojaron esencias para despistar
esos desgraciados podridos
los reventaría a palos, los haría azotar
esos inmundos maricones, marxistas, obreros ramplones
¡alto! ¡Pluto reencontró el rastro! Oh, genial. ¡Vamos hacia allí!  Tarquino encuentra a uno y le rompe la nariz! Ah mi dios, están lloviendo rosas.
El cretino está en el piso y Tarquino ya se arroja a aplastarlo con su caballo
Jeremías dice nones
retiene al exaltado Tarquino  
¡vendrán otro día!  Dice
¡Oh bravo! ¡Maravilla! ¡Divino! ¡ Wow!  Ahora voy yo
¡mírenmeeee!
El día va pasando de púrpura a castaño  
los perros chillan más fuerte
el rastro es más evidente
el zorro está cansado
mi mejillas acaloradas  
mis ojos brillan  
la sangre será derramada  
oh, Dios, se está poniendo el carajo de excitante  
la carne es débil pero el espíritu está anhelante
mojé totalmente mi ropa interior
y en el culo siento un delicioso dolor  
estamos cerca
el zorro se atrincheró en la tierra
vamos a encontrar a la pequeña bestia perversa
¡sí! Está atrapado en alguna zanja
los caballos en la premura
destrozan una granja
trituran la cosecha
oh, querido
pagaremos luego, no te hagas problema
¡oh, carajo! el gatito de un nene se hace pedazos en la estela de la entusiasta carrera
no importa, está lleno de gatos  
ah, lo tenemos ahora
lo veo cercado
está atrapado
su aliento se entrecorta y da golpes en estocadas horribles y cortas
el terror le eriza los pelos  
los perros todo dientes y sonrisas avanzan y le clavan sus colmillos en la garganta
la sangre fue un solo largo chorro
simplemente fabuloso
estoy segura de que el zorro se sintió feliz de terminar así  
el arrebato
la cacería
el éxtasis
el abrazo
el líder desmonta
le corta la cola
regando a los chicos de sangre
oh, cómo se estremecen
oh, qué día
tomemos un gin tonic
¿qué te parece?
qué buena vida
yo no quisiera que fuese de ninguna otra manera

STEVE:
Debo decir que me diste sed
tomemos un trago OK
me encantó tu relato
qué lástima lo del gato.

HELEN:
¿Hielo?

STEVE:
Montones (Ella hace la mímica de entregarle el vaso). Me encanta  ponerme en pedo
me encanta el sonido
la sensación crujiente del estallido de los hielos
diamantes triturados fundidos en el ácido de tu vicio
un tequila me voy a tomar
un vaso helado
rozado en un baño de sal de mar
limón exprimido cortante como una hoja de afeitar
como la lengua de una vieja soltera, una gota de Cointreau le agrega esa pincelada de diversión, agitálo bien, luego volcálo
en tu vaso helado lamido de sal
el primero tiene un sabor agridulce y placentero
se queda adherido a la punta de la lengua
como la boca de un bebé a la teta materna
bueno, tomemos otro
que entre con ganas
enciende la caldera
hace temblar una o dos ventanas
el tercero se desliza con premura por la avenida
bien forrada a esta altura, llega abajo y se pone a hacer su trabajo
sube un dulce calor
tus inhibiciones se desmoronan y tu temor, suavemente se desploma  
el número cuatro va sacando a tu otro yo del armario  
el Jeckyll de tu Mr Hyde
observás cómo empezás a florecer mientras el cuarto pone sangre en tu alma reseca. No. El quinto es
el que te demuestra que después de todo estás vivo
y que no sos un aburrido pelmazo de mierda
llama a otras puertas en los rincones profundos
y salen los demonios de sus sueños inmundos
tan contentos de estar finalmente liberados
a divertirnos je, je, je  aquí viene tu pasado
la manía persecutoria abre su puerta
el alcohol con su palanca destraba algunas más
culpa, rencor
celos, paranoia
dispuestos a recitar de nuevo su mensaje de bilis y agresividad
te sentís bien
el número seis agrega un poco de leña al fuego
ahí abajo se congrega una fiesta feroz
a tu amigo más amado ahora lo odiás más que al pecado
vos y vos
andá a cagar
me chupa un huevo
acuso y puteo
todo va saliendo ahora y al salir
como un baño de ácido
desprende el viejo barniz
remueve las antiguas costras
las heridas ahora se abren de nuevo y pican vivas y frescas
me bajo el número siete
uno más canturreo
insultos de tiempos pasados se despiertan
escupo nuevamente
algún olvidado crimen antediluviano
pero quiero otro
qué bien lo estoy pasando
estoy sacando todas las sábanas sucias, toda la roña saco
y demasiado
ahoga el fuego
más que avivarlo
éste es el trago que se pasa de la raya  
se te cierra el cerebro de un portazo
los demonios retornan a sus viejos dominios
la caja de Pandora vuelve a estar cerrada
te bajás otro rapidísimo con la esperanza de poder seducirlos más que de ahogarlos pero lo único que te ha quedado es sensiblería y sentimentalismo
¡lágrimas en los ojos y gemidos! Perdonáme tesoro
no fue mi intención
decís en un llanto
la fiesta se terminó
y ahí quedaste abandonado con el revoltijo y tu dolor
diarios viejos azotados por la tormenta
al carajo, quiero otro trago
¡ya te bajaste nueve! ¡me cago!
es mi segunda vuelta  
me siento renacer
mierda que está bueno  
pero así como el atardecer fragua una salida de fuego que hiere el laúd del cielo y rápidamente el sol entra en su ataúd donde se recuesta y muere
con igual presteza escapa mi dulce sensación de otrora y a la concha de la lora se ha ido mi diversión dejándome a solas con un vaso vacío
dame - me mando el décimo trago
es tarde
la luz se apaga dentro de tu cráneo
la oscuridad cae
me siento como el mismísimo diablo
y después, la próxima cosa que vas a ver es el inodoro que te mira fijamente a los ojos
hacia arriba van tus tripas
una sacudida
y ahí vienen, ácidos revueltos en un guiso humeante apestoso y caliente
tu boca un foso de comida podrida
apesta como si empezara a salir mierda de tu cabeza
y sólo te quedan ganas de zambullirte en la cama y ponerte a dormir.

HELEN:
¡Si eso es la buena vida
yo preferiría ya mismo morir!

(Oscuro)

ESCENA 8

LES:
¿Para vos estuvo bien?

SYBIL:
Sí - fue genial. ¿Para vos estuvo bien?

LES:
Sí... divino... ¿disfrutás?

SYBIL:
Sí... estuvo... lindo... ¿y vos?

LES:
¿Qué?

SYBIL:
¡Disfrutás!

LES:
¡Sí, estuvo muy bueno!

SYBIL:
Entonces con tanta bomba y tanta broma al final estás en la lona
no avanzaste nada, no, en tus hazañas desde que yo descubrí mi amargo estado
movés tus patas de lado a lado, planeás asesinato, cianuro, muerte. Pero al final miramos la tele y nos reímos de los cornudos que se mofan de nuestra gente
te quedás sentado
te despachás una jarra entera de ginebra
jugueteás con tus bolas
decís “¡Uy lo que dice, mirá!” Fútbol y billar, mi mente zozobra ante el vacío que corre entre tus orejas
Las clases obreras siempre dirigidas por los que se dan la buena vida
porque son necios, idiotas perfectos
es por eso que viven como cerdos
ella, encadenada al plumero
y mi marido
¡esa rata! no podés enfrentarlo con tu cabeza de lata
porque te da miedo - su acento te hace cagar en las patas

LES:
No me hagas reír
hacéme el favor
te creés que su diálogo me va a hacer fruncir
te creés que una charla de su ilustre gola va a hacerle al viejo Les  temblar las bolas
porque puede pronunciar con acento distinguido. Es el contenido lo que cuenta, de qué están hechos sus huesos
¡ahí está la médula! A la mierda, estúpida lechera de semen. Bruja  putona sucia, grandísima puta inmunda
por qué tendría yo que enunciarle mis asquerosos pensamientos, lo detesto
es a él a quien voy a aniquilar
sin el palabreo
nada de tono amenazante, ni estúpidas chicanas vacilantes
como dos putos que están por agarrarse de las mechas. Nada de ponerse a gritar, no, ¡nada de ataques de histeria! ¡Cuando yo lo haga reventar
mirame y estáte atenta!

SYBIL:
Sí, Les, contáme otra
ya pasaron seis meses
no podés decidirte
como un Hamlet marmota
te hacés el duro como un tanque de guerra
pero cuando debieras pasar a la acción
tu charla es mera masturbación
me perdiste, Les
me voy a buscar otro macho
que haga por mí lo que yo hago por vos
algún muchacho bien resuelto que no me avergüence así
¡no pusiste un solo dedo en su cara de infeliz!
ni aventuraste un puño decidido para demostrarle que tu amor está vivo
lo dejaste tranquilo
el crimen, la muerte, la vida troncha y la revancha tenebrosa que juraste
cuando estabas en mi concha
ahí adentro jurabas cualquier cosa
y como el famoso ratón
que escapando de las garras del gordo gato capón
cae en un cubo de vino
y grita “¡Salváme! ¡Salváme, gato! Prefiero que me coman vivo antes que ahogarme, qué espanto, en el cubo de vino.” El gato consiente y de un tirón saca con sus garras al ratón
después de lo cual, al sentirse en tierra firme, el ratón corre ligero a escabullirse en un agujero bien seguro adentro del muro. El gato ahora echando humo
exasperado al ver cómo se lo han garchado
dice “dijiste que podía comerte rata si te rescataba de adentro de esa lata” a lo que el ratón contesta... “uno dice cualquier cosa cuando está mamado”
¡así sos vos, tal cual, un perfecto desgraciado!

LES:
Qué cambio de dirección
qué doble indigestión sufrir los insultos de la putarraca que me acaricia el bulto
vos te creés que no estoy esperando, eligiendo bien el momento antes de despachar sus adenoides al infierno
No me hagas mear encima
no me hagas morir de risa
la muerte lleva su tiempo
acecha en un camino desierto. Las condiciones deben ser buenas
la hora precisa
dejáte de embrollar y no me hagas apurar
¡muy bien! te aseguro que se la voy a dar, lo juro
pero de la manera más prolija
aquí va la idea mía
yo tengo un plan
ahora escuchá a tu buen Tarzán. ¡Lo voy a destruir por telepatía! Con mis poderes mágicos enciendo ese calor mortal
me concentro con toda mi energía
sintonizo su frecuencia y el desastre entra en su red cerebral, sus nervios y su cerebro carcomidos por hormigas
como una maraña de ondas de radios enemigas
mi mente lo hará desvariar
tendrá alucinaciones, sacudidas y explotará cuando sienta mis perversas penetraciones. Lo leí en un libro: cómo se puede producir el hechizo o llevar a un pobre tipo a vivir en un infierno
por concentración
pensando en su cara
o mirando su jeta en una foto con mucha intención
fijamente a los ojos y volcar allí mil pensamientos monstruosos
captará el mensaje noche tras noche como agujas ardiendo en su cerebro
hasta que la enfermedad lo reclame en su altar oscuro
Es muchísimo más limpio que el cianuro

SYBIL:
De dónde sacaste toda esa mierda en lata
me parece que el hechizo te lo hizo él, papanatas.

ESCENA 9

STEVE:
¿Cigarrillo?

HELEN:
Gracias, querido. Casi mato a alguien anoche con el auto.

STEVE:
¿En serio, querida? ¿Habías tomado?

HELEN:
No podía verlo al tipo.

STEVE:
¿Por qué no?

HELEN:
Era negro como el carbón.

STEVE:
¿No pudiste verle el blanco de los ojos?

HELEN:
Estaba de espaldas a mí.

STEVE:
Odio a los hijos de puta. No, no, no, no, no. No es eso lo que quiero decir
sólo los encuentro diferentes de nosotros
blanco es blanco marrón es marrón y negro es negro
¿entendés a qué me refiero?
son fabulosos, en sus lugares
en Jamaica me parecieron espectaculares
un flash
un sentido del humor estupendo  
y sus movimientos son un sueño
son todo instinto, quiero decir  
nosotros en cambio pensamos
para crear y ejercer el gobierno
ellos sienten todo el tiempo
como los chicos y les gusta jugar
quieren todo antes de tiempo
quieren probar el sabor del poder
pero sus mentes no son más altas que sus vientres  
incluso más bajas tal vez  
Mi dios qué ponen en la mierda que comen
no consigo imaginarlo
me tiemblan las rodillas de sólo pensarlo
Sudáfrica, por ejemplo, no se puede ceder todo
a los mierdas esos
sólo porque ellos lo pidan
Mi Dios, qué nos harían
hay que enseñarles a no rebelarse
y a usar su cerebro para eso
si cediéramos ante cada minúsculo negro
ya nos estarían arrojando sus lanzas y soltando sus amenazas
incluso bombas atómicas
¡por supuesto!
se podría llegar a eso
son impenetrables
de carácter bonachón
más bien como un sueño
pero no sienten el dolor
no como nosotros, me refiero
son fornidos
más bien como animales
se matan y se cortan unos a otros en pedacitos
la vida no vale un higo
un collarcito de colores y venderían a sus progenitores
claro que todos somos hermanos bajo la luz del sol
pero odio a esta mierda de hermano aunque una misma madre tengamos
no hay que perseguir a los conchudos
son tipos divinos
allá en el club hay uno  
agarra los abrigos
no hay que herirlos o matarlos
solamente ponerlos de nuevo en los barcos
por favor Señora Thatcher tenga el coraje de sus opiniones que queremos ver acciones
no puro hablar y nunca coger
métala por nosotros - tenga un poco de arrojo. Mi Dios, es una regia mujer
apuesto a que el hombre que le baja la bombacha tuvo mucho con que responder
oh, no me pongas esa cara
somos todos iguales en esta tierra
no hay un solo hombre en Inglaterra que no tenga ganas de abrirse la bragueta por esta dama
sin embargo mirá el seguro de desempleo y todo el parasitismo en nombre del socialismo
la mitad de los negros se aprovecha de eso
podrías tocar uno, mi amor
quiero decir vos podrías
corre el rumor de que están dotados como los burros
bueno, de hecho no son sólo habladurías
en el club un día permitieron ingresar a uno  
las leyes ésas que nos obligan
en fin, en la ducha llegué a echarle un vistazo al cretino
querida, no pude creerlo (hace la mímica) era algo simplemente obsceno
me hizo sentir como un langostino y te consta que estoy bastante bien dotado.

HELEN:
(Rápida) Sí, sí, querido, claro.

STEVE:
Debería tenerla cubierta o, en todo caso, estar obligado a llevar un permiso renovable por año
así que tiré mi carnet en la recepción del club y declaré
métanselo en el culo si van a continuar permitiendo el ingreso de ésos
es el Príncipe de Marruecos me respondieron
ah, bueno, dije, eso cambia el aspecto de su rostro
por supuesto tienen que viajar
nuestra familia real lo hace por el bien los de negocios
tienen que darles la mano e incluso sentarse a comer con esos africanos
lo hacen por el efectivo
lo pide Cancillería
si no nunca los verías con esos tipos
no después del trabajo
nunca en sus hogares
por cierto - ni siquiera podrían traspasar a los perros que nunca vieron en la casa a un negro
que no reconocerían a un puto negro de porquería
¡qué te creés! hay que preservar lo que es Inglés
o Británico si insisten, aunque es difícil de creer que los Irlandeses se nos puedan parecer
no hay lugar como Inglaterra
no podés cantar siempre habrá una Gran Bretaña
no se saborea de la misma manera
que siempre habrá una Inglaterra ...
(Canta, y Helen lo acompaña. Uno o dos versos)
Lo siento querida, una lágrima me moja cada vez que oigo esa magnífica estrofa
mantengámosla limpia, amor
mantengámosla blanca
echémoslos a patadas, Pakistaníes, negros, Irlandeses y moishes
vuelvan a la selva
Belfast e Israel
no hagan un rancio infierno de nuestro feliz edén.

ESCENA 10

HELEN:
No debemos retrasarnos, no tenés que meter la cuchara en la taza del veneno
es la noche del estreno
el público va a ser un verdadero encanto, y te aseguro, ¡será completamente blanco! Me voy a poner algo maravilloso
voy a causar sensación
lo importante querido es hacerte sentir orgulloso (Hace la mímica de lo que sigue.) Me voy a poner un escandaloso vestido de Chanel  
con un tajo profundo que llega hasta el muslo
hecho en cachemir negro
obtenido de las barrigas de cabras recién nacidas
me abraza todas las curvas, cada detalle lo clarifica un poco más
cada valle de mi cuerpo
cada contorno genital se amplifica más allá
las mangas recogidas en un arreglo de olas de finísima seda que flota en ondulaciones
un cinturón Fiorucci de piel de serpientes que reptan en las orillas de lagos resplandecientes
el vestido cae pesado hacia el dobladillo y se acampana para permitir un vistazo de muslo dorado cuando voy subiendo las escaleras
tan decorosa por fuera
semejante puta por dentro
la moda es tan sublime que convierte en un pecado el acto de vestirse
una pantalla de filigrana plateada marca el contorno de mis nalgas
y hace de mi culo dos lunas de plata que exhibo con gusto porque tengo ganas
el vestido ahora tira hacia abajo las carnes mías desde estas curvas pulposas y en los muslos se afina
y corre luego hacia arriba recogiendo mis tetas como dos deliciosos pasteles de cereza
que suavemente flotan dentro de su red de seda como dos gelatinas deseosas de ser comidas  
un par de zapatos de satin con tacos de cinco pulgadas forjados en cristal veneciano
hueco y opaco
aquí pequeñas luciérnagas brillan en lo oscuro
mis medias deben ser de seda y terminar en los muslos
sostenidas arriba por negros portaligas
como dientes de lagarto que aprietan fuertemente
mi bombacha, traslúcida y fina confeccionada en delgada muselina
adentro, los diminutos pliegues de los rebordes sostienen mis deleites de medianoche
suaves y comprimidos
dulces y encantadores
mis cabellos en ondas recogidos
giran y se enroscan en caracoles  
están  trenzados, peinados y arreglados en bellísimos rulos
copiando a las ninfas de Utrillo que están saliendo del mar
Sasoon pasó en vela noches enteras creando este sueño para mí
mis brazos, querido van a lucir como serpientes largas y blancas bajo el tul transparente
bordado con crisoprasas y pequeñísimas perlas
ya estoy lista, mi amor  
a dar vueltas y vueltas

(Entra música de ópera, Steve hace la mímica de comer chocolates con Helen, la ópera finaliza, gran aplauso que deriva en Les y Sybil que se agreden mutuamente, luego vuelve a Steve y Helen aplaudiendo una vez más.)

STEVE:  
Y después de la ópera.

HELEN:
Ir a comer.

STEVE:  
¿En el Savoy?

HELEN:
¿En el Rules?

STEVE:  
Kettners es ahora un antro de hamburguesas.

HELEN:
Le Caprice cerró también.

STEVE:
Vamos al Zanzíbar, eso es

HELEN:  
Mi amante sostiene mi abrigo  
mi estola de armiño rosa
abre la puerta
el aire huele a vino
ese momento exclusivo en que la noche es tuya  
a la cucha se fueron los cochinos
afuera, el portero
el taxi llamado de lejos

STEVE:  
¡Taxi!

HELEN:  
El aire es fresco y aromático
mi amante de frac
la expectativa flota como un perfume refinado
me toma del brazo
y dice:

STEVE:  
¿Cómo estás?

HELEN:  
De maravilla, querido, debo contestar
miramos pasar los grandes colectivos colorados que se arrastran como babosas
levantando su carga de obreros y ancianos.

STEVE:  
Aquí está nuestro taxi, querida.

HELEN:
Una propina para el portero.

STEVE:  
Great Queen Street por favor
(Entran al taxi) ¿Cigarrillo, belleza?

HELEN:
Gracias, mi amor
mis manos encuentran tu verga
me siento un poco cohibida
mientras el taxista roba en el retrovisor una mirada furtiva, el mundo se cierra para nosotros dos
envueltos en nuestro amor y nuestra riqueza
me aprieto con fuerza contra vos
tu abrigo es áspero
te siento viril y recio
con olor a almizcle
reluce tu mentón empolvado y tus dientes brillan
sos una espada, es indiscutible
hacés que se me aflojen las rodillas
destellás
tronás
tu sombrero te sienta de maravilla
con el ala que se dobla  
un Flynn o un Bogart
me gusta mi hombre duro
me gusta que me gobiernen con un puño de hierro pero con un instrumento de terciopelo por dentro
me encanta cuando abrís las puertas y pedís las cuentas
pagando hasta quedarte sin un centavo incluidos mis pecados
siendo el amo
el que me gobierna
un genio en la cama
un experto que me vuelve loca
débil como un gatito arriba de una rama
dejáme esperar tu llamado
dejáme desfallecer
dejáme que me corroa
y cuando el teléfono suena
mi corazón se desborda  
enviáme una orquídea, inundáme de perfume
de Givenchy, Chanel y Cardin también
decí qué preciosa estás esta noche
decí qué fantástica se te ve
para mí nunca será suficiente
tomáme del codo
apretálo fuerte
guiáme hacia la luz  tesoro
como si estuviera indefensa  
sin mis ojos
dejáme resplandecer como una lluvia de estrellas
vos me hacés sentir tan bien
tenés ese poder  
yo brillo por vos
centelleo
ya entro en efervescencia, quiero que me exhibas como una orgullosa conquista  
como un trofeo, como un animal de la jungla domado
una pantera para los otros
para vos, amor, un manso cordero
vas a estar orgulloso  
y se te verá tan afable de blanco y negro
demonio del infierno
mi Lucifer
anti-Cristo
me hipnotizás cuando me mirás con tus ojos llameantes
tu personalidad viril  
vamos ya mi amante
¡oh! ¡Tengo que hacer pis!

ESCENA 11

STEVE:
Escapamos hacia el restaurante
un poco de reposo al fin
sacáte el tapado, querida
empolváte la nariz
ponéte brillo en los labios
yo voy a salpicar al baño
hola, Giovanni
“¿Cómo están hoy M’sieur y Madame?”
sus dientes relucientes están asegurando que está todo bien y normal
todo está a salvo  
la ventana doblemente atrancada
contra los temibles del IRA
nuestra mesa está lista  
¡Excelente! ¡Viva!
con grandes ojos entusiastas
contemplamos el panorama
un río de nobles, caballeros y barones
un arroyo de diamantes, perlas y oro
un torrente de abogados, jueces y condes
una gota de la realeza más alta
(Aparte) ( Hola Charles, Hola Di)  la salsa exacta que a todo le da un sabor perfecto
una pizca de realeza extrae del resto un sabor que es absolutamente  mejor
¿Un aperitivo? Cinzano con limón
un mordisco de hielo
es un cielo su sabor
¿Qué desean comer M. y Mme? Un salmón fumé
ahumado de la manera más perfecta  
su carne se desgarra como la seda
fue desovado en los lagos de Escocia
colgado para ser curado por aquéllos que conocen el secreto del salmón
los que saben del olor
a continuación, paltas rellenas de camarones
ajo para darle sabor
y todo aplastado formando un puré  
peras tan tiernas como los vientres de los bebés
camarones crocantes como trozos de hielo
el champagne Perignon después se lleva todo en su marea  
los entremeses masticados
todo ha quedado limpio allí
la boca rosada y desnuda otra vez
para recibir como Gargantúa sus bocados de placer
y ahora qué, oh, amor, decidí vos
steak au poivre o le boeuf sur le toit, turbot poché o noisette d’agneau
cangrejo fresco arrojado recién en un aullido hirviendo y por eso su carne es rosa atardecer y sabe como un sueño
filet mignon con salsa de ostras  
suena imperdible
tráiganos dos  
caracoles a los costados
es tan sublime su sabor
cocidos en hierbas dulces y vino
un Mouton Rothschild en su justo punto de frío
y bajarse todo
¡hmmm! Exquisito  
tomemos un poco más
corto la carne
corre libremente su sangre
cruda como una herida
tierna como un beso
la abrazo
trago en éxtasis el último pedazo
como lava me fluye por dentro  
una montaña de espinacas y una hectárea de champignones
con todo cargamos y aún queda espacio
¡más champagne! Va arrastrando como una ducha todo el pescado y el ajo
el gusto levemente ácido
el eructo, el resplandor de la náusea que empieza a formarse
a partir de una masa de camarones, carnes, ostras y salmones en un espumante oleaje
estamos frescos otra vez, mi amor
podemos ir ordenando
¿qué dijiste? Más champagne  
Dios mío, te lo estás bajando
más champagne
seco, salvaje y helado  
cómo - no tienen más Mouton Rothschild
bueno, denos el mejor, el mejor que tengan aquí
empezá a moverte, italiano cornudo
¡no, perdón! ¿Qué digo? Estaba bromeando
usted es mi amigo
(Aparte) mozo de mierda,  pretende que es el colmo de lo más
sólo porque le cayeron Charlie y Diana a cenar  
piensa que su pis ahora huele a champagne
sí, queso vamos a pedir
un poco de Armontal, Gruyére, fines herbes y Brie
que esté bien maduro
que supure levemente
apenas lo suficiente  
pero no más
si se chorrea te voy a tirar tu queso de mierda para afuera
estoy bromeando, conchudo
no te pongas nervioso  
más champagne
más dije, mozo
ahora caviar para terminar
es perfecto comido al final cuando creés que ya no podés embutir en tu pico nada más
una cucharada de caviar se irá deslizando hasta encontrar un espacio donde vos no podrías encontrarlo
¿más champagne, mi amor? ¿Te estás sintiendo bien? ¡Sí! Crêpe Suzette
peras al licor
babas al rum y éclaires al cognac
¡hmm! Qué  burbujeante
es pegajoso y suculento
Mi Dios, baja chapoteando
mis tripas están ardiendo
más champagne, yo jadeo  
casi no puedo respirar
dame un cigarro
un cognac
algo que no ocupe el más remoto lugar
no podría soportar la idea de que aún queda algo de espacio
la más remota hendidura que pudiera alojar un bocado
algún deleite no explorado  
que a una noche perfecta pudiera ponerle el broche
así que ahora me siento bien
necesito cagar
qué cagada, no me puedo mover
tengo arcadas
quiero vomitar  
vuelvo en un santiamén
voy a cagar y mear y voy a volar la casa
¡Ha! ¡Ha! ¡Ha! Puta, está subiendo
¿se puede vomitar, cagar y mear todo al mismo tiempo? Debe ser un récord
nos vemos, querida
lamento ofrecer una visión semejante

HELEN:
¡Nada de disculpas, mi cielo
ha sido una noche despampanante!                          


ESCENA 12

LES:
Esto no va
el tipo éste me tiene agarrado de las bolas
no parece funcionar mi pequeño plan
no soy realmente ningún Tarzán
y qué, él está con su distinguida dama de abolengo
y qué, la vida para ellos no es más que un juego
no como nosotros
que trabajamos para ganar nuestro pan  
nos levantamos
el despertador bien junto a la cama  
un polvo cuando no estamos demasiado cansados del yugo
regateamos unos centavos
para sacar precios más bajos
¿podremos salir este año de viaje?
estamos en rojo
carajo  
los chicos necesitan zoquetes nuevos
querida, mirá los impuestos que llegaron en estos días
hoy no hay carne, busquemos sobras
para hacer una rica sopa
OK  
la nafta aumentó y los puchos son caros  
es mucho más barato hacerse puto hoy por hoy, de veras lo digo
porque no hay esperanza
y menos con chicos
en el bar  
nos echan a la hora exacta
 “dejen los vasos
siempre hay un mañana”
pero no para esos miembros de los clubes
se pasan afuera las noches enteras porque no tienen que empezar la corrida con las primeras luces del día  
se pueden quedar en la cama hasta las diez de la mañana
hacer que les lleven las medialunas calientes
ocuparse de pavadas
cogerse al estado  
formar sociedades y liquidarlas
lo hacen todo “legalmente”, como todo en ellos
pero si nosotros robamos por derecha nos meten en cana
por lo menos nuestros robos son honestos
romper y saquear
robo a mano armada
un buen ladrón tradicional  
pero esos hijos de mala madre lo hacen todo de modo legal
abogados, sociedades, actas, y fraude
y terminan con honores en la Cámara de los Lores
ella tiene razón  
cada vez que oigo la voz del cabrón se me aflojan las rodillas  
no es porque yo lo elija  
es algo encarnado como una uña del pie
los que nunca tuvieron frente a los que tienen siempre se sacaron el sombrero
es la voz
el estilo es
esa sonrisa cortés
con una multitud de personas a sus pies
todavía nos mantienen en la esclavitud pura
es como una pirámide
nosotros en la base
un montón de estúpida basura
alimentados por todo lo que es peor en  la vida  
la prensa amarilla
el fútbol, billares y barsuchos  
para asegurarse de que los obreros sigan siendo de la clase obrera
un montón de mierda bruta
sólo digna de una buena curda y una viandada recalentada al entrar a casa
y mantener la cabeza gacha
aquí está el mandamás
aquí está el juez
aquí está el policía
aquí está la familia real
¡ooh! ella, ¿no es divina?  
esta semana qué ropa se pondrá  
en la coronación los obreros con los cerebros lavados agitan las banderas vestidos con andrajos
el costo de la guerra va aumentando  
el oso se pone en marcha otra vez
yo no quiero matar y pelear a brazo partido para complacer la voluntad de un pervertido
si me tomo venganza en forma privada
me dan diez años de cana
pero si lo hago al por mayor
y en uniforme, para que sea legal, mato a un montón
me pinchan una medalla y el uniforme me luce mejor
y como mi odio no está tan caliente todavía
como para hundirle a este tipo un cuchillo en las tripas  
voy a dejar que se extinga igual que el dinosaurio
y a esta perra puta mía la voy a mandar al carajo.

ESCENA 13

SYBIL:
Cobarde como todos los de su bando
qué carajo me va a importar
si los hombres vienen de a dos por centavo, a cagar
chasqueo los dedos y tengo varios más
es como cazar patos dormidos
lo único que quieren hacer es... otra vez hay que decirlo  
son todos tan fáciles, qué pesadez  
una cosquillita y ya los tenés
una erección lo pone empalagoso como un nenito
que se babea por su caramelo
no piensan en otra cosa, y cuando están en celo
bueno, es como sacarle a un nenito su caramelo
nos cogemos a los mal paridos
pero sin apresuramiento
primero los atrapamos con un besito tierno
investigamos al individuo y chequeamos su estado bancario
su posición en el mundo
mucho cuidado, querida
no tires tus perlas a los chanchos en quiebra
no cojas por amor, por el amor de Dios
arrojá la red y meneá la cola
pronto estarán babeando por vos
no falla jamás
el chico, el hombre, los héroes, imaginan que te consiguieron cuando tu vagina sobrevuela en sus sueños
arruinále esa imagen
o vas a ser solamente un tacho de basura para su sed de lujuria
un recipiente para su semen
dale a probar y después retiráte un momento
va a rogar por más y más
va a pensar que tu concha es de oro y mirra
le va a escribir poesías al ojo de tu culo, el patético chitrulo
torturálo
no muestres demasiado entusiasmo  
como un traficante, dale la primera de regalo
enganchálo primero con tu dulce aguijón
luego jugá el juego
no estés a mano cuando suene el tintineo de su erección  
ahora entonces la droga mordió
estás en su sangre, no vas a ser tan libre la próxima vez
dejálo que se arrastre, va a creer que sos el punto culminante  
el nirvana serás
una diosa, Afrodita, prodigiosa, celestial, y perfecta
con qué habré mi amor de comparar tu cabellera
se cree que es Shakespeare y se vuelve más loco que la mierda  
porque piensa que ha conocido la gracia
el rostro perfecto y esquivo  
después, dejálo volver
sé dulce y dejá la cotorra flojita otra vez  
incluso sé su putita
y entonces ¡zas! ¡¡retirada!! “Ya no me querés.”  Está colgando de las uñas
ahí nada más te ponés insegura
“No sé querido si estamos bien”
hacé que se arrastre, noches infinitas sin poder dormir
esta parte, chicas, es muy tramposa como así también peligrosa
él puede decidir que está mejor sin vos
si la fuerza le da
una pizca de más  
lo podés perder y tendrás que empezar todo desde el principio otra vez
pero probablemente, como el perro de Pavlov, el gil esté perdido  
si funciona, vos ahora te volvés
inmortal para el cretino
sos opio, una fruta exótica, oro en polvo,  
está de rodillas así que pateále los dientes
y después rápidamente agarrálo bien fuerte
es débil
andá a los billetes
una esposa, eso viene luego
diste en el blanco, ya es hombre muerto
una casa, protección y por último, el testamento  
y no el que él dejaría
con el cerebro bien ubicado en la cabeza
desbaratá eso y ya estás hecha
manejálo un poco de los piolines y después arrimáte y dejá que te mime
sé su dulce novia
y luego entonces se va a creer que él conquistó a aquella mujer, el único ser en el mundo que el destino engendró para él
está lleno de orgullo
una cacería es lo que fue
un juego sencillo nada asediado de grandes peligros si el olor de la fama te va marcando el camino
tu reputación se agranda  
una dama de la alta sociedad
para atrapar a un animal se necesitan artimañas, pero para atrapar a un león la dificultad es mayor
el camino es duro y solitario, pero colgado en tu pared será un trofeo extraordinario
o sea, todo es igual  
la bestia y el hombre humano
siempre son ni más ni menos que caza mayor
no los vas a conseguir siendo una chica gentil
se consiguen con astucia, con maña y con algún artilugio vil  
o si no podés ser una dulce chica honesta,  bien cogida, abundante descendencia y terminar hecha una mierda
¿¿Liberación?? ¡De eso se trata, nena!
ESCENA 14

(Se juntan para el baile final)

STEVE:
Me gusta bailar.

HELEN:
Me gusta tomar el té en el Ritz.

STEVE:
Me gusta levantar vuelo
y paladear champagne en el cielo.

HELEN:
Me gusta menear las caderas al ritmo de mi corazón
dar vueltas y giros.

STEVE:
Me gustan Gene Kelly y Fred Astaire
me gusta lamer anís en tu ombligo.

HELEN:
Me gusta oler como el olor que tiene un jardín salvaje después de que llueve.

STEVE:
Me gusta el placer que obtengo del dolor. Me gusta sostenerte por la cintura mirando los rubíes rojos que se desprenden de tus ojos.

HELEN:
Bailar bajo un polvo de estrellas que titilan en las alturas.

STEVE:
Luces que centellean
diamantes que te encandilan.

HELEN:
Las violetas, los cocktails, las alfombras gruesas.

STEVE:
Las invitaciones grabadas en relieve
codearse con personas ricas y especiales.

HELEN:
Largos dedos que se adornan con joyas Art Nouveau.

STEVE:
Como fuegos artificiales que brillan chispeando.


HELEN:
Perlas y amatistas incrustadas en blanco. Me gusta despertar con el lamido del mar en mis oídos, hecha un capullo en sábanas de seda
y que mis sueños muy suavemente se disuelvan en la mañana incipiente.

STEVE:
Como manteca que se derrite sobre la carne caliente
tu culo redondo como tibios buñuelos.

HELEN:
Tu verga en sandwich entre las nalgas mías.

STEVE:
Como un pancho que anida su salchicha  
tu cabello una mansa pradera sobre los encajes blancos de la almohada.

HELEN:
El suave golpecito  en la puerta.

STEVE:
El café y los panecillos con manteca y el primer pis humeante.

HELEN:  
La ducha y calcinarse en los vapores sofocantes.

STEVE:
Los diarios de la mañana blancos y crocantes. Asesinatos, violaciones y decesos...

HELEN:
Acompañados con uvas y queso...

STEVE:  
Bombas y heridos...

HELEN:
Más café, mi querido...

STEVE:
Terremotos y moribundos...

HELEN:
Tostadas y  huevos  duros...

STEVE:
Hambre e inanición...

HELEN:
Salchichas y fetas de jamón.

STEVE:
Te levantás como Venus atravesando los cielos.

HELEN:
Dejamos en los diarios estrujados el crimen y los homicidas para que nada ensucie jamás estas vidas inmaculadas que son la tuya y la mía.

STEVE:
Ellos pertenecen a otro territorio donde las gentes caminan llenas de  arsénico y odio.

HELEN :
Allí donde la envidia sigue a la codicia y se transforma en la semilla que intenta dar su flor en la maceta nuestra.

STEVE:
Sin esperanza ninguna  
nosotros estamos a salvo aquí en las alturas
desde nuestro nido elevado como águilas sobrevolamos a los depredadores de abajo.

HELEN:
Que juegan a la lotería o a cualquier otra basura que convenza a sus mentes mezquinas de que él puede ser aquél que la fortuna designe un día.

STEVE:
Cuando es mucho más factible que los maten en el camino antes que lograr su fortuna por voluntad del destino

HELEN:
Entonces, en sus metrópolis como colmenas, ustedes respiran y esperan.

STEVE:
Encienden la tele.

HELEN:
Y se van a dormir corriendo después de escuchar el pronóstico del tiempo.

STEVE:
Se volverán bizcos y les saldrán patas de gallo de tanto escudriñar las letras más chicas y los precios más bajos.

HELEN:
Nosotros jamás pensamos en el precio sino solamente en lo que es bello.

STEVE:
Tus ojos, mi cielo, habrán de leer el modelo únicamente y ninguna etiqueta de precios te va a impedir que lo lleves.


HELEN:
Pueblo, no te vas a elevar jamás.

STEVE:
No nunca vas a imaginar que hay una vida mejor mientras la cerveza no suba a más de dos peniques el balón.

HELEN:
Está todo bien, mi vida.

STEVE:
Vamos ya, mi amor, se está haciendo de día.

HELEN:
Miremos la salida del sol en su vasto palacio de luz misteriosa.

STEVE:
Gracias Giovanni, ha sido una noche maravillosa.  ¿Cigarrillo?..

(Ambos encienden cigarrillos e inhalan profundamente y mientras la luz se va, envejecen en la resolución de sus vidas corrompidas).



Entradas populares de este blog

Antígona Furiosa Griselda Gambaro

Dos mujeres de Javier Daulte

LAS ACEITUNAS Lope de Rueda