Busquen a Mafalda Fernando Martín GONZÁLEZ

MAF
(Busquen a Mafalda)

de Fernando Martín GONZÁLEZ

PERSONAJES
VALET (Jefa de las Agentes)
BASURERO
JÉDANYOU (Guardia)
SÉDAL (Guardia)
MARIQUITA (Mujer de alto peinado)
REDUNDANCIA (Clienta de peluquería)
LIBERTAD (Clienta de peluquería)
TRÍATROP (Agente secreta)
ÍNECTO (Agente secreta)
REMEDITOS (Mujer de alto peinado)
FELICITAS (Mujer de alto peinado)
FASOLITAS (Mujer de alto peinado)

Entra Valet en una silla –podría ser un escritorio–, que se mueve sola y tiene luz propia. Revisando entre expedientes con tapas metálicas, se detiene en uno y lo aparta, de la misma forma aparta tres expedientes más. Tira los demás al piso. Entra en un pequeño carro, también con luz propia, el Basurero, junta los expedientes y se va. Valet va hasta el centro del escenario, al frente, se detiene, saca una barra luminosa, pasa la barra por encima de la tapa de los expedientes mientras lee los mismos con la barra se escucha en off una voz distorsionada como de computadora. Valet mima el texto.
VOZ EN OFF: Agente Sédal, apta para desarrollar tarea predeterminada, convocable..., Agente Tríatrop, apta para desarrollar tarea predeterminada, convocable..., Agente Ínecto, apta para desarrollar tarea predeterminada, convocable..., (Válet comienza a quemarse los dedos con la barra) Agente Pántene apta para desarrollar tarea predeterminada... (Cada vez se quema más) Agente (Pausa, pasa más lento la barra porque a ésta le cuesta leer) Guuaaayángoy... Guayángou, eso Guayángou, apta para tarea predetcétera... Agenteeeee... estemmm... Jeeeedaaanyou, Jedanyou, Jedanyou, apta. (Pasa la barra rápido porque se está quemando. Se escucha casi inentendible por la velocidad) Apta para tarea predeterminable, convocada.
VALET: (Grita porque se quema) ¡¡¡Aaaayyyy! (MUY DESPACIO COMIENZAN A ILUMINARSE, AL FONDO DE LA ESCENA 5 SILUETAS FEMENINAS) ¡Agentes! (LAS SILUETAS SE ILUMINAN POR COMPLETO) Éste es un código verde. Objetivo: Mafalda. Encuéntrenla, utilicen toda su capacidad y sus poderes para encontrarla, la prioridad del objetivo es 100 %... Si es necesario acudan a sus sextos sentidos (Las agentes se retiran) Buena suerte y no olviden que han sido elegidas para esta complicada misión por sus antecedentes y que confia... (Se da cuenta que está sola) ... mos plenamente en ustedes, sobre todo por su celeridad... que en estos casos... es... es decir ¡Buena suerte! (Se va. APAGÓN. LA ESCENA QUEDA A OSCURAS. SE IRÁ ILUMINANDO POR LAS CALLES DE UNA POR VEZ, por cada calle pasarán las agentes. La última en pasar será Sédal y se quedará en escena. En off se oirá la voz de computadora mientras ella mima)
VOZ EN OFF: Misión MAF. Nombre del objetivo: Mafalda. Apodo: Mafalda. Edad: 40 años. La última vez que se la vio era una niña de aproximadamente 8 años en lo que se conoció como República Argentina, se movía siempre con una pandilla de infantes de su edad, quienes eran sus secuaces, de ellos no se tiene mayor información al día de hoy. Características de su personalidad: Independiente, solidaria, autosuficiente, noble y romántica a la vez, decidida, capaz de leer una realidad antes de que esta se establezca. (APAGÓN. LUEGO DE UN MOMENTO VUELVE LA LUZ AL CENTRO DE LA ESCENA)
SÉDAL: (Está vestida como peluquera, tiene varias tijeras en sus bolsillos. Leyendo una hoja) Capaz de leer una realidad antes de que esta se... (Con dificultad) estaaablezca. (Entran tres mujeres con cabelleras exuberantes, cada una lleva un pequeño banco)
MARIQUITA: Tengo una fiesta. Batido.
REDUNDA: Tengo reunión de padres. Toca.
LIBERTAD: Tengo que encañar a mi novio. Carré. (Se escucha el sonido de una moneda que cae. Sédal comienza a trabajar como peluquera)
REDUNDA: El nene va a salir en un acto... como abanderado... llevando la bandera...
MARIQUITA: ¿Cómo sabés?
REDUNDA: Me lo dijo el profesor que profesa.
SÉDAL: ¿La del estado, de la provincia o la papal?
REDUNDA: Las tres, del trío.
LIBERTAD: ¿Cómo hace? ¿Pensás que me trago esa estupidez? (Sonido de la moneda)
REDUNDA: Mi nene tiene tres brazos y tres hombros, uno para cada bandera... yo lo hice así presintiendo que esto podía pasar.
MARIQUITA: ¡Qué precavida!
REDUNDA: ¿Vistes?
LIBERTAD: Qué precaria vida (Sonido de moneda)
REDUNDA: Prefiero esta vida, con mi nene y no andar haciéndome la cachorrita por la calle... por la vida... por la señal de la santa cruz... (Se paran las tres, Sédal deja de trabajar, Neutras, a público. CAMBIO DE LUZ A BLANCO TOTAL.)
TODAS: Esta vida... por la calle, por la vida, por la señal de la santa cruz. (VUELVE A LA LUZ ANTERIOR)
MARIQUITA: La fiesta que tengo es del trabajo...
REDUNDA y LIBERTAD: ¿Empezaste a trabajar? (Sonido de moneda)
LIBERTAD: ¿Independiente?
REDUNDA: ¿Buen sueldo?
LIBERTAD: ¿Negocio propio?
REDUNDA: ¿Gerenta?
SÉDAL: ¿Activista? (Las tres la miran) por nombrar algo, como... electricista... no tiene importancia... camarista... bandoneonista... sonidista... (Pausa. Largo silencio. Dejan de mirarla. Van a retomar el diálogo) ¡¡¡Ikebanista!!! (Vuelven a mirarla muy molestas)
MARIQUITA: Del trabajo de mi marido.. ¿cómo se les ocurre?
REDUNDA y LIBERTAD: ¡¡¡Aaahhh!!!
MARIQUITA: ¡¡¡Importantísima!!! Vamos a estar todas las mujeres que pertenecemos al selecto círculo de los altos peinados, gracias a nuestros maridos, por supuesto.
REDUNDA: ¡Qué importante! Las cosas que harán todas juntas...
MARIQUITA: Nos divertimos como locas...
LIBERTAD: ¿Bailan?
MARIQUITA: Uffff, como locas...
REDUNDA: Deben cuchichear también
MARIQUITA: Uffff, como locas...
REDUNDA: Qué lindo
MARIQUITA: Uffff...
REDUNDA: ¿Cómo?
LIBERTAD: (Por lo bajo) Loooocaaassss...
MARIQUITA: Siempre llegamos del brazo de nuestros maridos, nos miramos y ya nos entendemos, sabemos perfectamente que nos necesitamos...
LIBERTAD: Debe ser lindo mirarse con tu marido y sentir que lo necesitás...
MARIQUITA: Sí, debe serlo, pero con las que me miro son con las mujeres del selecto círculo de los altos peinados, nacimos para estar juntas, para saber que nuestros maridos triunfarán gracias a nosotras y nuestra incondicional amistad que no solo edifica una perdurable relación sino que..., que... (Saca un papel del bolsillo, lo lee y lo guarda) sino que también allana el camino hacia entidades de beneficencia que aún no existen, pero que ya han sido presentidas...
REDUNDA: Y aparte de todo, todo eso. ¿Qué comen?
MARIQUITA: Fondiú de banana
REDUNDA: ¡¡¡Qué exquisitez!!! ¡¡¡Qué sofisticación!!! ¿Y qué beben?
SÉDAL: ¿Spray?
MARIQUITA: No, bebemos...
SÉDAL: ¿Spray?
MARIQUITA: No, bebemos...
SÉDAL: ¿Spray?
MARIQUITA: (Se para mirando a Sédal) Amargo Yuyol. ¿Por qué?
SÉDAL: Yo decía si querías Spray, para el pelo.
MARIQUITA: ¿Vos me estás tomando el pelo a mí?
REDUNDA: Sí te lo está tomando.
SÉDAL: Lo estoy cortando.
MARIQUITA: Lo que estás cortando desde hoy son las conversaciones que nosotras emprendemos haciendo valer nuestros derechos de ciudadanas de expresamos libretcéteramente... he dicho. Me voy con las chicas del selecto círculo de los altos peinados..., chau... te lo pago la semana que viene. (A Redunda) ¿Viene? (Se va)
REDUNDA: Sí, yo también me chau... te lo pago después de esta semana que sale. (A Libertad) ¿Sale? (Se va)
LIBERTAD: No me quedo. Siempre se van a atender sus asuntos muy apuradas, nunca se detienen a ver que pasa y mientras tanto el mundo sigue pasando... sigue pasando... sigue... (Silencio. CAMBIO DE LUCES. Pasa el Basurero, en un carrito lleva un mapamundi. Lo miran. El basurero junta los pelos y se va. CAMBIO DE LUCES. Libertad grita) ¡Para lo que quedaste vos. Ya no siquiera pasás, te llevan, pedazo de cómodo! (Se escucha el ruido de la moneda)
SÉDAL: Ponete cómoda que te voy a atender, no sabés el corte que te voy a hacer. (Válet le envuelve la cabeza con una toalla) Respirá hondo chiquita... vas a ver qué bien que la pasás. (Libertad no responde. Sédal verifica si está desmayada. BAJA LA INTENSIDAD DE LA LUZ) Así que te creías que no te reconocería... tan peligrosa que te pintaban... (Utiliza una tijera como radio) ¿Cuartel general...? (APAGÓN 15’’)
VOZ EN OFF: Usted se comunicó con el cuartel general, si desea información marque 1, si desea recibir órdenes marque 2, si desea obtener información super secreta marque 3, si está en peligro espere unos minutos y será atendido por una computadora. (SE ILUMINA LA ESCENA A LA DERECHA. FOTOS. Se ve una fiesta. Es la de las mujeres de los altos peinados. Tríatrop e Ínecto están a la IZQUIERDA EN UN PEQUEÑO SECTOR. Están vestidas como meseras de la fiesta.)
ÍNECTO: Tríatrop ¿Sos vos?
TRÍATROP: No, Julia Rober...
ÍNECTO: Ah, disculpe, buscaba a otra persona.
TRÍATROP: No, soy yo.
ÍNECTO: Ya sé que es usted, pero no es la persona a la que busco...
TRÍATROP: No, soy yo.
ÍNECTO: ¿Cómo que no es usted? ¿Se siente bien, señorita Julia?
TRÍATROP: No soy Julia...
ÍNECTO: Ya empezó otra vez.
TRÍATROP: Ínecto, soy yo.
ÍNECTO: No. Ínecto soy yo. ¿Quién es usted que se quiere parecer a Ínecto. Se hace llamar Julia Rober, pero piensa que soy yo? (Le hace una toma de judo) Impostora maldita con psiquis desordenada y complejo de triple personalidad
TRÍATROP: (Le hace una toma de judo) Escuchame lo que voy a decir por única... única vez... cuando dije que yo era Julia Rober, lo hice de manera irónica para con esto significar que tu pregunta era de respuesta obvia, aparte Julia Rober me parece una actriz de mediocre para abajo, ¿entendiste?
ÍNECTO: (Dudando) Sssiii... (La mira. Piensa) Sí, está bien... es decir sssiii... Pero...
TRÍATROP: ¡Entendiste! (Ínecto se queda quieta como quien se congela por el miedo, luego asiente con la cabeza) Bien, ahora aboquémonos a la misión que nos adjudicaron. (GENERAL. De la mesa se levanta Remeditos, llega donde están Ínecto y Tríatrop)
REMEDITOS: Por favor, nos podrían aten... (Mirando a Tríatrop) ¡Julia Rober!
ÍNECTO: (Rompe su quietud con un grito) ¡Vió que es Julia Rober!
REMEDITOS: ¿Qué hacés acá, así vestida?
TRÍATROP: Voy a decir esto por única vez. No soy Julia Rober. Aparte Julia Rober me parece una actriz de mediocre para abajo. (Cambia el tono a mesera atenta) Vaya a su mesa que ya la atendemos (Por lo bajo a Ínecto) Andá y escuchá lo que hablan. (Ínecto y la mujer van hacia la mesa. SE SECTORIZA NUEVAMENTE Las voces de las mujeres de la mesa se escuchan de golpe en un murmullo inentendible, cuando llegan Ínecto y la mujer se callan de golpe)
REMEDITOS: Tranquilas, viene sólo a tomar el pedido.
FELICITAS: Muy bien, tráiganos para todas fondiú de banana y para beber amargo yuyol, ya está, vete. (Ínecto amaga a irse muy lentamente, cuando comienzan a hablar se detiene) Continuando con eso de lo que veníamos hablando... (Mirando a Ínecto) Vete (Ínecto repite el amague) Continuando con eso de lo que veníamos hablando... (Mirando a Ínecto) Vete, te digo que te vetas.
ÍNECTO: (Se queda inmóvil como quién tiene miedo, luego asiente con la cabeza) Es que tengo que contar cuántas son y luego planificar la disposición de la vajilla sobre la mesa, para recién ahí poder calcular la cantidad de bananas que deben pelar las cocineras. (Silencio. Todas la miran) Por mí no se preocupen... es cosa de todos los días... continúen...
FELICITAS: Continuando con “eso” de lo que veníamos hablando, “esto” que yo ya les conté es “algo” que vengo viendo desde que yo era una niña...
FASOLITA: Y por qué esperaste tanto tiempo para decirnos “esa cosa” que a todas nos interesó, sobre todo por la importancia y los cambios radicales que podrían tomar los “sucesos”, si “esto que ya saben que es” se llegara a dar. ¿No les parece?
TODAS: Y... Sí.
FELICITAS: Lo hice porque debía planearlo más que bien, ya me conocen y saben que primero debía estar segura de “esto”, lo reflexioné, pregunté, volví a reflexionar y ahora es hora de testearlo con mis amigas para recién pasar a la reflexión final. ¿No les parece?
TODAS: Y... sí.
FELICITAS: Sin embargo aquello ha tomado el curso que ya sabemos, para transformarse en esto, y esto, que no es aquello, pero que se nos presenta del modo que ya hemos advertido, nos muestra un supuesto que podría desembocar en lo que antes he mecionado. ¿No les parece?
ÍNECTO: (Ha estado anotando lo que hablaban) Y... sí. (Queda inmóvil, luego asiente con la cabeza. Se va caminando hacia atrás, hasta donde está Tríatrop)
TRÍATROP: ¿Ya sabés lo que quieren?
ÍNECTO: Sí. (Pausa. En secreto) Fundiú de banana y amargo yuyol.
TRÍATROP: Te pregunto si sabés qué quieren, qué planean, de qué hablan...
ÍNECTO: Sí. (Pausa. En secreto) De esto... de aquello... de lo que les conté... de eso... del curso que tomó lo antes presentido... de ese tema que veníamos conversando...
TRÍATROP: ¿Queeee?
ÍNECTO: De lo que todas sabemos, etcétera...
TRÍATROP: No servís para nada. Quedate oculta acá, yo les llevo oculto en la comida un micrófono oculto para poder oír a ocultas la conversación oculta que mantienen a ocultas, intentando ocultarnos la información que hasta ahora permanece oculta. (Tríatrop lleva hasta la mesa una bandeja con la comida, en ella se distingue una banana con forma de micrófono. Las mujeres van levantando el volumen, llega Tríatrop)
TODAS: (Señalando a Tríatrop) ¡Julia Rober!
TRÍATROP: Voy a decir esto por única vez... no soy Julia Robert, aparte Julia Rober me parece una acrtiz de mediocre para abajo. (Deja la bandeja y se va. Las mujeres comienzan a comer, en off se escucha como mastican y hablan sin que se les entienda lo que dicen mientras varían las acciones e intenciones a medida que se van interesando en la charla. Ínecto con un par de auriculares puestos escucha la conversación.)
VOZ EN OFF: (SE ILUMINA MAYORMENTE LA ZONA DERECHA) nneammsssggg... nneammsssggg... (Silencio. CAMBIA A LA PARTE IZQUIERDA. Ínecto golpea los auriculares pensando que andan mal. SE ILUMINA MAYORMENTE LA ZONA DERECHA) nneammsssggg... nneammsssggg... (CAMBIA A LA PARTE IZQUIERDA. Ínecto repite la acción, este juego se repite cuatro veces. Este juego se repite cuatro veces. Finalmente se los saca)
ÍNECTO: (A Ínecto) Mensaje en clave no es, creo que están comiendo. (Vuelve a colocarse los auriculares)
VOZ EN OFF: (SE ILUMINA MAYORMENTE LA ZONA DERECHA) nneammsssggg... nneammsssggg...
ÍNECTO: (CAMBIA A LA PARTE IZQUIERDA)Ahora sí... están comiendo...
TRÍATROP: Ya sé... yo misma les llevé la comida...
ÍNECTO: Y por qué no me decís que hiciste ese movimiento estratégico. (Las dos se colocan sendos auriculares. Las mujeres de la mesa juntan sus cabezas en el centro de la mesa)
VOZ EN OFF: (SE ILUMINA MAYORMENTE LA ZONA DERECHA) lagnnverdgagñññ Quelgñññmmmplammgss muyñññing tergeseangteee. (Continúan una conversación inentendible, de pronto ríen. Se paran y van todas a hablar en secreto en donde está sentada Felicitas. Ríen. Cada una va y se sienta en distintos lugares. Mientras siguen comiendo comienzan a pedirse una a otra, por señas y con sonidos, elementos que están sobre la mesa: servilletas, agua, cigarrillos, fuego, sal, etcétera. CAMBIA DE LUZ A MONSTRUOSO. Danza ritual. Al finalizar CAMBIA A LA PARTE IZQUIERDA)
TRÍATROP: ¿Entendiste?
ÍNECTO: Sí, descifremos lo que dijeron. (Las dos comienzan a realizar las mismas acciones que se sucedieron el la mesa de manera casi caricaturesca, realizando los sonidos fonéticos. Terminan. Se miran) ¿A vos te parece que dijeron esto?
TRÍATROP: Esperá que consulto con Nº 1 (Saca una banana y la pela en ambos extremos. La utiliza como teléfono. Ínecto mira extrañada) Agente a central... agente a central... ¿Me escucha central?... Sí, soy la agente... (Pausa, mira fastidiada a Ínecto. En secreto pero enérgica al teléfono) Voy a decir esto por única vez, no soy Julia Rober... aparte Julia Rober me parece una actriz de mediocre para abajo. (Corta el teléfono aplastando la banana con su propia mano)
ÍNECTO: ¿Hablás con una banana?
TRÍATROP: (Grita) ¡Es un teléfono secreto que me dieron en la central! Resolvamos... Plan “B”.
ÍNECTO: ¡Comprendido! (Se coloca los auriculares. Ambas van hacia la mesa SE ILUMINA MAYORMENTE LA ZONA DERECHA)
TRÍATROP: ¡Sopa! (Las mujeres las miran extrañadas)  ¡Sopa! (Va una por una) ¡Sopa! ¡Sopa! ¡Sopa! ¡Sopa!
MUJERES: ¡Qué asco! ¡Por favor!
TRÍATROP: ¡Lo sabía! ¡Quietas todas! ¡Ninguna se mueva! (Saca un peine) Si alguna se mueve rompo el peine, soy una mujer dispuesta a todo por lograr mi objetivo. Ahora síganme. (Se va. Las mujeres se quedan estáticas en su lugar. Se vuelve) ¡Ya pueden moverse! ¡Síganme! (Se van. Ínecto ha quedado sola sin escuchar ni darse cuenta de nada. Juega con algunos elementos que están sobre la mesa. Agarra el micrófono, lo mira, lo golpea fuertemente sobre la mesa, se oye en off un sonido de acople que la ensordece. Aturdida sale. CAMBIO DE LUCES. Pasa el basurero. Junta las cosas y se va. APAGÓN. SE ILUMINA LA ESCENA. Se ve a Valet que está en su escritorio con unos anteojos que le cubren medio rostro. Estos lentes son similares a los visores de diapositivas. Entran las Mujeres de los Altos Peinados, la mujer de la peluquería, Sedal, Triátrop e Ínecto. Esta última está aún aturdida de la escena anterior. Van hasta donde se encuentra Válet abriendo mediante claves puertas automáticas que no se ven. LA LUZ VA BAJANDO POR CADA PUERTA QUE PASAN Las mujeres miran extrañadas. Ínecto va última y se choca todas las puertas)
VALET: Bienvenidas a los sótanos oscuros ocultos de la ciudad donde viven vivencias. Sédal. Buen trabajo. Ínecto... (Ínecto no responde) Ínecto... (Se acerca a Ínecto. La golpea y le saca los auriculares) Ínecto, buen trabajo por partida doble. ¡Guayángou! ¡Jédanyou! (Entran ambas) apresen a Julia Rober y enciérrenla. Adjudíquenle el cargo de actriz mediocre...
TRÍATROP: (falsamente dramática) No, por favor... no lo hagan... deben creerme... no soy yo. (Silencio)
VALET: Se los dije, es mediocre. Llévenla. (Las guardias abren y se la llevan. A las mujeres) ¡Siéntense! (Las mujeres miran el lugar y se dan cuenta que no hay donde sentarse. Se miran entre ellas. Buscan por el escenario)
MARIQUITA: ¿Dónde quiere que nos sentemos si no hay donde?
VALET: ¿Dónde? (A Remedito) ¿Usted dijo dónde?
REMEDITOS: ¿Cuándo?
VALET: ¿Cuándo? ¿Quién dijo cuándo? (A Fasolita) ¿Habló usted? ¿Dijo usted cuándo?
FASOLITA: No... Yo no dije cuando...
VALET: ¿Cómo que no? Acabo de oírla diciendo cuando...
FASOLITA: Yo no dije cuando, cuando usted preguntó sobre quién había dicho cuando.
VALET: Bien, bien. (A Felicitas) Por lo que puedo entender, usted decía cosas que nadie podía entender. ¿No sé si me entiende?
FELICITAS: Sí, lo único que yo conversaba con mis amigas del selecto círculo de los altos peinados era sobre crear un nuevo código de comunicación. Necesitamos crear un diccionario “Español-bocallena. Bocallena-español”
VALET: Y... ¿para qué? Es decir... ¿Para qué?
FELICITAS: Lo quiero hacer, y cuando digo quiero, quiero decir lo queremos hacer, sobre todo pensando en todos los niños, dado que ellos acostumbran a hablar con caramelos en la boca.
VALET: Son todas muy preguntonas... son todas muy educadas... Me pregunto si serán todas obedientes... O será que piensan (A Libertad) ¿Ustéd que piensa?
LIBERTAD: Pienso que no sé por qué estamos acá...
VALET: Están acá por un nombre: Mafalda (FOTO)
FASOLITA: Yo la conoz... (Felicitas la golpea. Fasolita se desmaya. Congelan la imagen. Largo silencio)
VALET: (Se acerca una por una mientras va diciendo) ¿Dónde está...? ¿Quién es...? ¿Dónde se esconde...? ¿Dónde...? ¿Quién...? ¿Hay alguien aquí que pueda responder esto...? ¿Hay alguien aquí a quién preguntarle...?
REMEDITOS: Aquí no...
VALET: ¿A Quino? A nombrado usted a Quino.
REMEDITOS: No, yo dije aquí (Pausa) No.
VALET: Por eso mismo, quién es Quino.
REMEDITOS: Lo que yo dije, es que aquí no...
VALET: ¡No!
REMEDITOS: Exacto.
VALET: ¡No! (Muy rápidamente) No me repita lo que yo ya sé. Usted nombró a Quino. Y si usted nombró a Quino quiere decir que sabe también de la existencia de la mujer a la cual nos referimos, a la cual estamos buscando, a la cual debemos encontrar.
ÍNECTO: (Grita) ¡Bravo!
VALET: No, no tan bravo. Si no quieren responder deberemos nosotras responder con más crueldad... Sédal, arma para casos de última instancia...
SÉDAL: (Busca una olla con sopa) ¡Aquí está la sopa! (Las mujeres hacen gesto de asco. Les acerca a cada una un cucharón con sopa)
LIBERTAD: Está bien, voy a ser lo más sincera posible y espero hablar por todas así terminamos con esto. (Pausa) Todas somos sopofóbicas, pero no se confunda. Mafalda no existe... debe creerme... sólo fue una historieta, un cómic que no tuvo mucho sentido para nadie. Hoy es nada más que un simple mito, ojalá aparezca alguien como ese personaje como líder natural... pero no... no creo que esto sea posible... discúlpenos por no poder ayudarla más que esto. Su empresa ha llegado a su fin.
VALET: ¿Es eso verdad?
TODAS: Sí. Es decir sola y simplemente sí... es el fin.
VALET: Estupendo. La nación puede descansar tranquila... Mafalda no existe. Agentes. Liberen a las sospechosas, ya no lo son. Han cooperado. (Válet y las agentes se van. Las mujeres quedan solas. FOTO. CAMBIO. RUPTURA. Se sacan los zapatos y los utilizan como radios)
MARIQUITA: ¿Número 1?
REMEDITOS: Las agentes han sido despistadas.
FASOLITAS: No volverán a molestar
FELICITAS: Al menos por ahora
LIBERTAD: Cambio y fuera... Mafalda. (Se van. Pasa el basurero (FOTO) junta los zapatos y se va (APAGÓN))
VALET: (Entra escribiendo en una carpeta) Caso cerrado. Mafalda no existe no existió jamás en ningún lado. (Comienzan a pasar mujeres vestidas como Mafalda. Cada vez que pasa una se oye el ruido de la moneda que cae. Válet las observa y duda. Pasan cada vez más rápido. El ruido se vuelve ensordecedor. De pronto queda Válet sola. Piensa. Rápidamente saca un comunicador. Enojada) Agentes, nos engañaron, volvemos a la misión... ¡¡¡Ya!!! (APAGÓN. QUEDA ILUMINADO EL FONDO CON LA SILUETA DE MAFALDA. APAGÓN FINAL)

Entradas populares de este blog

Antígona Furiosa Griselda Gambaro

Dos mujeres de Javier Daulte

LAS ACEITUNAS Lope de Rueda