Las tetas de Tiresias Guillaume Apollinaire




En revisión





Las tetas  de Tiresias

Guillaume Apollinaire

Personajes:

El Director TERESA/TIRESIAS La Cartomante El Marido
El Gendarme
El Periodista Parisino
El Hijo
El Kiosco
Lacouf
Presto
El pueblo de Zanzíbar
Una Dama
Los Coros

La acción transcurre en el Zanzíbar actual

Prólogo
Delante del telón bajo, el Director de la compañía, de traje, con un bastón como insignia de mando, sale del agujero del apuntador.

ESCENA UNICA
EL DIRECTOR DE LA COMPAÑÍA

Aquí estoy otra vez entre ustedes
Volví a encontrar a mi ardiente compañía
También volví a encontrar un escenario
Pero volví a encontrar con dolor
El arte teatral sin grandeza sin virtud
Que mataba las largas noches de antes de la guerra
Arte calumniador y deletéreo
Que mostraba el pecado no el redentor

Después vino el tiempo el tiempo de hombres
Hice la guerra como todos

Fue en el tiempo en que estaba en la artillería
Comandaba en el frente norte mi batería
Una noche que en el cielo la mirada de las estrellas
Palpitaba como la mirada de los recién nacidos
Mil cohetes salidos de la trinchera adversa
Despertaron de pronto a los cañones enemigos

Me acuerdo de eso como si hubiera ocurrido ayer

Oía las salidas pero no las llegadas
Cuando desde el puesto de observación del artillero
La trompeta vino a caballo para anunciarnos
Que el sargento artillero, que apuntaba
Allá sobre los resplandores  de los cañones enemigos
El triángulo de la mira permitió saber
Que el tamaño de esos cañones era tan grande
Que ya no se escuchaba  ningún estallido
Y todos mis cañoneros atentos a sus puestos
Anunciaron que las estrellas se apagaban  una a una
Después se oyeron grandes gritos entre todo el ejército

APAGAN LAS ESTRELLAS A CAÑONAZOS

Las estrellas morían en ese bello cielo de otoño
Como la memoria se apaga en el cerebro
De esos pobres viejos que tratan de recordar
Allí estábamos muriendo la muerte de las estrellas Y en el frente tenebroso con lívidos resplandores  Ya no sabíamos qué decir con desesperación

INCLUSO ASESINARON LAS CONSTELACIONES

Pero una gran voz venida de un megáfono
Cuyo pabellón salía
De no sé qué unánime puesto de comando
La voz del Capitán desconocido que nos salva siempre gritó

YA ES TIEMPO DE VOLVER A ENCENDER LAS ESTRELLAS

Y sólo hubo un grito sobre el gran frente francés

A LA MIRA A VOLUNTAD

Los que servían a las armas se apuraron
Los que apuntan apuntaron
Los tiradores tiraron
Y los astros sublimes volvieron a encenderse uno tras otro
Nuestros obuses inflamaron su ardor eterno
La artillería enemiga callaba deslumbrada
Por el centelleo de todas las estrellas

Esta es la historia de todas las estrellas

Y desde esa noche enciendo uno tras otro
Todos los astros interiores que habían apagado

Aquí estoy entonces vuelto entre ustedes

Compañía no se impaciente


Les traigo una pieza cuya meta es reformar las costumbres
Se trata de niños en la familia
Es un tema doméstico
Por eso es tratado con tono familiar
Los actores no adoptarán  tono siniestro Apelarán simplemente a vuestro sentido común Y antes que nada procurarán divertirlos
Para que bien dispuestos ustedes aprovechen
Todas las enseñanzas contenidas en la pieza
Y para que por todas partes el suelo se encienda  con miradas
de recién nacidos

Más numerosas todavía que los centelleos de estrellas
Oh franceses escuchen la lección de la guerra
Y tengan hijos ustedes que apenas tienen


Se intenta aquí infundirle nuevo espíritu al teatro
Una alegría una voluntuosidad una virtud
Para reemplazar ese pesimismo viejo que ya tiene más de un siglo
Lo que ya es mucho para algo tan aburrido
La pieza fue hecha para un escenario antiguo Porque no nos habrían construido un teatro nuevo Un teatro redondo con dos escenarios
Uno en el centro el otro formando un anillo
Alrededor de los espectadores para permitir
El gran despliegue de nuestro arte moderno

Uniendo a menudo sin vínculo aparente  como en la vida
Los sonidos los gestos los colores los gritos los ruidos La música la danza la acrobacia la poesía la pintura Los coros las acciones y las escenografías  múltiples

Aquí encontrarán  acciones
Que se agregarán al drama principal adornándolo
Los cambios de tono de lo patético a lo burlesco
Y el uso razonable de lo inverosímil
Así como a actores colectivos o no
Que no forzosamente son fragmentos de la humanidad
Sino del universo entero
Porque el teatro no debe ser un arte falso

Es justo que el dramaturgo se sirva
De todos los espejismos que tiene a su disposición
Como hacía Morgane en el Mont-Gihel
Es justo que haga hablar a las multitudes los objetos inanimados
Si así le place
Y que no tenga más en cuenta el tiempo
Que el espacio

Su universo es su obra
En el interior de la cual él es el dios creador
Que dispone a su gusto
Los sonidos los gestos los pasos las masas los colores
No con el solo fin
De fotografiar lo que llamamos un episodio de la vida Sino para hacer surgir la vida misma en toda su verdad Porque la obra debe ser un universo completo
Con su creador

Vale decir  la naturaleza misma
Y no solamente
La representación de una partecita
De lo que  nos rodea o de lo que hace  tiempo  pasó

Perdónenme  amigos míos compañía mía

Perdónenme  querido Público
De haberles hablado  tan largamente
Hace ya bastante que me he vuelto a encontrar entre  ustedes

Pero por ahí todavía hay una hoguera
Donde se abaten  estrellas muy humeantes
Y quienes vuelven a encenderlas les solicitan
Que ustedes  se alcen  hasta las llamas  sublimes
Para llamear también

Oh público
Sé la antorcha inextinguible de un nuevo fuego




PRIMER ACTO

Plaza del mercado de Zanzíbar, por la mañana.  El decorado representa  una vista del puerto y también lo que puede evocar a los franceses la idea del juego de Zanzíbar.  Un megáfono con forma de  cubilete  adornado  con  dados  se  ubica  en  el proscenio.  A la  derecha  de  los espectadores, la  puerta  de una casa: a la izquierda, un kiosco de diarios con mercadería expuesta  y una  vendedora  figurada  cuyo  brazo puede  estar animado. El kiosco está adornado con un espejo en el costado que da sobre el escenario. En el fondo, el personaje colectivo y  mudo que representa  al pueblo de Zanzíbar  está  presente desde que se corre el telón. Está sentado  en un banco. Tiene una tabla a su derecha y en las manos los instrumentos que le servirán  para hacer  ruido en el momento oportuno: revólver, gaita,  bombo, acordeón, tambor, fragor de trueno, cascabeles, castañuelas, trompeta de juguete, platos rotos. Todos los ruidos producidos por estos instrumentos serán hechos por el pueblo de Zanzíbar  y todo lo que figure como dicho  por megáfono deberá ser gritado al público.

ESCENA PRIMERA
(El pueblo de Zanzíbar, TERESA)

TERESA
(Rostro azul, largo vestido azul adornado con monos .Y frutas pintadas. Entra apenas  se levanta  el  telón,  pero en cuanto comienza a levantarse el telón, busca  dominar el tumulto de la orquesta.)

No mi Señor marido
No va a hacerme hacer lo que usted quiere
(Sssshh)
Soy feminista y no reconozco la autoridad  del hombre
(Ssshh)
Por lo demás quiero obrar según me parezca
Hace ya mucho que los hombres  hacen  lo que quieren
Después de todo yo también quiero ir a combatir contra los enemigos
Quiero ser soldado  uno dos uno dos
Quiero guerrear (Fragor de trueno) y no hacer  hijos
No mi Señor marido ya no me dirigirá  más
(Se curva tres veces, de espalda al público. En el megáfono}
No porque  usted  me haya hecho la corte en Connecticut
Deberá yo cocinarle en Zanzíbar

Voz DEL MARIDO (con acento belga)
Dame panceta te digo que me des panceta
(Platos rotos)

TERESA
Ya lo ven sólo piensa  en el amor
(Tiene una crisis nerviosa}
Pero no dudes  imbécil
(Estornudo)
De que después de haber sido soldado  quiero ser artista
(Estornudo)
Perfecto perfecto
(Estornudo}
También quiero  ser diputado abogado senador
(Dos estornudos)
Ministro presidente de la cosa pública
(Estornudo}
Y quiero  ser médico físico o psíquico
Hacer  cagar de miedo a mi gusto a Europa y América
Tener hijos cocinar  ¡no! es demasiado
(Cacarea)
Quiero ser matemática filósofa química
Botones en los restaurantes pequeña telegrafista
Y quiero  si me place  mantener todo el año
A esa vieja bailarina que tiene tanto talento
(Estornudo, cacareo, después de lo cual imita el ruido del ferrocarril)


Voz DEL  MARIDO   (con acento belga)
Dame panceta te digo que me des panceta

TERESA
Ya lo oyen sólo piensa  en el amor
(Aire de gaita)
Cómete los pies a la Sainte-Menehould
(Bombo)
Pero me parece  que.me  está creciendo la barba
Mi pecho se desprende
(Lanza un gran grito y entreabre su blusa, de donde saca sus tetas -una roja, la  otra azul- .Y  en  cuanto las  suelta,  se vuelan -globos infantiles-•-, pero permanecen retenidos por dos piolines)
Vuelen pájaros de mi debilidad
Etcétera
Qué lindos  son los encantos femeninos
Realmente son bonitos
U no se los comería
(Tira del piolín de los globos .Y los hace bailar)
Pero basta de tonterías
No nos dejemos llevar  por la aeronáutica
Siempre  hay alguna  ventaja  en practicar la virtud
El vicio después de todo es algo peligroso Por eso vale más sacrificar una belleza Que puede ser una ocasión  de pecado Desembarecémonos de nuestras tetas
(Enciende  un fósforo y hace explotarlos globos, después hace una morisqueta con pito catalán a los espectadores y les arroja pelotas que tiene en la blusa)
Qué decir
No sólo me crece la barba sino  también el bigote
(Se acaricia la barba y se retuerce el higate que le crecieron bruscamente)

20


A la miércoles
Parezco un campo de trigo que espera la segadora mecánica
(En el megáfono)
Me siento viril de lo lindo
Soy un semental
De la cabeza a los pies
Soy un toro
(Sin megáfono)
¿Me haré torero?
Pero no echemos por tierra
Mi porvenir de grandes días de héroe
Esconde tus armas
Y tú oh marido menos viril que yo
Arma todo el lío
Que quieras
(Cacareando se va a mirar en el espejo colgado del kiosco de diarios)

ESCENA SEGUNDA
(El pueblo de Zanzíbar, TERESA, el Marido)

EL Marido
(Entra con un gran ramo de flores, ve que ella no lo mira y arroja las flores en el salón. A partir de entonces el marido pierde su acento belga)
Te digo que quiero panceta

TERESA
Cómete los pies a la Sainte-Menehould

EL MARIDO
(Mientras habla, TERESA alza el  tono de  sus  cacareos. Se aproxima para cachetearla y después riendo)
Ah pero no es mi mujer Teresa



(Silencio. Luego severamente por el megáfono)
¿Qué patán se puso su ropa?
(Se acerca a mirarla y vuelve. En el megáfono)
No cabe duda es un asesino la mató
(Sin megáfono)
TERESA mi querida TERESA dónde estás
(Piensa con la cabeza entre las manos; después, plantado, con los puños sobre las deras)
A tú personaje vil que te disfrazaste de TERESA te voy a matar
(Pelean. Ella lo vence)

TERESA
Tienes razón no soy más tu mujer

EL MARIDO
Qué sorpresa

TERESA
Y sin embargo soy yo TERESA

EL MARIDO
Qué sorpresa

TERESA
Pe10 TERESA que ya no es mujer

EL MARIDO
Es demasiado fuerte

TERESA
Y cómo me convertí en un joven buen mozo

EL MARIDO
Detalle que ignoraba


TERESA
De ahora en más voy a llevar un nombre de hombre
Tiresias

EL  MARIDO
(Con las manos juntas)
Adiosias
(Ella sale)


ESCENA TERCERA
(El pueblo de Zanzíbar, el Marido)

Voz DE Tiresias
Me mudo

EL MARIDO
Adiosias
(Ella tira sucesivamente por la ventana una pelela, una chata y un orinal. El Marido recoge la pelela)
El piano
(Recoge el orinal)
El violín
(Recoge la chata)
El plato para la manteca la situación se pone grave

ESCENA CUARTA
(Los mismos, Tiresias, Lacouf, Presto)

(Tiresias vuelve  con  ropa,  una  soga, objetos  heteróclitos. Arroja todo y se precipita  sobre el Marido. Sobre la  última réplica  del Marido, Presto y Lacouf armados con brownings de cartón salieron de abajo del escenario y avanzan en la sala con aire grave, mientras Tiresias, dominando a su mando, le quita el pantalón, se desviste, le pone su falda, lo ata, se pone los pantalones, se corta el cabello y se pone un sombrero alto. Este juego dura hasta el primer tiro de revólver.)

Presto
Con usted viejo Lacouf perdí en el zanzi
Todo lo que quise

LACOUF
Señor Presto no gané nada
Y en primer lugar no hablamos de Zanzíbar usted  está en
París

PRESTO
En Zanzíbar

LACOUF
En París

PRESTO
Esto es demasiado
Después de diez años de amistad
Y todo lo mal que hablé de usted

LACOUF
Mala suerte acaso le pedí propaganda usted está en París

PRESTO
En Zanzíbar la prueba es que perdí todo

LACOUF
Señor Presto tenemos que pelearnos

PRESTO
Tenemos



(Ambos  suben  gravemente  al escenario y se alínean en el fondo frente a frente)

LACOUF
Con las mismas armas

PRESTO
A gusto
Todos los gustos se encuentran en la naturaleza
(Se apuntan. El pueblo de Zanzíbar tira dos tiros y caen)

TIRESlAS
(que ha terminado de  vestirse, se sobresalta con el ruido y grita)
Ah querida libertad te he conquistado finalmente
Pero primero compremos un diario
Para saber qué es lo que acaba de ocurrir
(Compra un diario y lo lee; durante ese instante el pueblo de Zanzíbar pone un cartel de cada lado del escenario)

CARTEL  PARA PRESTO

COMO PERDIA EN EL ZANZIBAR
EL SEÑOR PRESTO PERDIO SU APUESTA YA QUE ESTAMOS EN PARIS

CARTEPARA LACOUF    
EL SEÑOR LACOUF NO GANO NADA
PORQUE LA ESCENA OCURRE EN ZANZIBAR
MIENTRAS QUE EL SENA PASA POR PARÍS

(Apenas  el pueblo  de Zanzíbar  vuelve a su lugar, Presto y Lacoulse enderezan, el pueblo de Zanzíbar les dispara un tiro de revólver y los duelistas vuelven a caer. Tiresias, asombrado, arroja el diario)



TIRESlAS
(en el megáfono)
Ahora el universo es mío
Mías las mujeres mía la administración
Voy a hacerme consejero municipal
Pero oigo ruido
Quizá sea mejor irse
(Sale  cacareando mientras  el  Marido imita  el ruido  de la locomotora en marcha)

ESCENA QUINTA
(E1 pueblo de Zanzíbar, el Marido, el Gendarme)

EL GENDARME
(Mientras el pueblo de Zanzíbar toca el acordeón al gendarme caracolea a caballo, sacar un  muerto  entre  bambalinas  de manera que sólo sus pies quedan visibles, da una vuelta por el escenario, hace lo mismo con el otro muerto, da una segunda vuelta por el escenario ,Y, percibiendo  al marido atado en el proscenio:)
Aquí huele a crimen

EL MARIDO
Ah Ya que finalmente hay un agente de la autoridad
Zanziberiana
Voy a interpelarlo
Eh Señor si me busca por algún asunto
Tenga entonces la amabilidad  de tomar
Mi libreta de enrolamiento de mi bolsillo izquierdo

EL GENDARME (En el megáfono) Bella niña
(Sin megáfono)
Dime bella niña
Quién te ha tratado entonces tan mal

EL MARIDO
(Aparte)
Me toma por una señorita
(Al Gendarme)
Si me quiere en matrimonio
(El Gendarme pone su mano sobre el corazón)
Empiece entonces por desatarme
(El  Gendarme lo  desata, haciéndole,  al  mismo  tiempo, cosquillas; ríen y el Gendarme repite todo el tiempo: Qué bella niña)

ESCENA SEXTA
(Los mismos, Presto, Lacouf}

(Apenas el Gendarme comienza a desatar al Marido, Presot y Lacouf vuelven al lugar donde antes cayeron)

PRESTO
Empiezo a estar harto de estar muerto
Decir que hay gente
Que piensa que es más honorable estar muerto que vivo

LACOUF
Ya puede ver que no estaba en Zanzíbar

PRESTO
Sin embargo es ahí donde uno querría vivir
Pero me asquea que nos hayamos batido a duelo
Decididamente  miramos a la muerte
Con ojo demasiado complaciente



LACOUF
Qué quiere tenemos demasiada  buena opinión
De la humanidad y de sus restos
Acaso la mierda de los joyeros
Contiene perlas y diamantes

PRESTO
Se han visto cosas más extraordinarias

LACOUF
En síntesis señor Presto
Las apuestas no nos salieron bien
Pero ya ve que usted estaba en París

PRESTO
En Zanzíbar

LACOUF
Apunten

PRESTO
Fuego
(El pueblo de Zanzíbar dispara un tiro de revólver y caen. El Gendarme termina de desatar al Marido)

EL GENDARME
Los arresto
(Presto y Lacouf salen por el lado opuesto del que llegaron. Acordeón)



ESCENA SEPTIMA
(El pueblo de Zanzíbar, el Gendarme, el Marido -vestido de mujer-)

EL GENDARME
Los duelistas  del paisaje
No van a impedir que le diga que la encuentro
Agradable al tacto como una bala de caucho

EL MARIDO
Achuó
(Vajilla rota)

EL GENDARME
Un resfrío es exquisito

EL Marido
Achisito
(Tambor. El Marido levanta su Jalda, que le molesta)

EL GENDARME
Mujer ligera
(Le guiña un ojo)
Qué importa ya que se trata de una bella niña

EL MARIDO
(Aparte)
Según me parece tiene razón
Ya que mi mujer es hombre
Es lógico que yo sea mujer
(Al Gendarme, púdicamente)
Soy una mujer-señor honesta
Mi mujer es un hombre-señora
Se llevó el piano el violín y el plato para la manteca
Es soldado ministro miérdico

EL GENDARME
Madre de senos

EL MARIDO
Le explotaron  pero ella es más bien mierdicina

EL GENDARME
Ella es madre de cisnes
Ah Cómo cantan  los que van a morir
Escuche
(Gaita. Aire triste)

EL MARIDO
Se trata después de todo del arte de curar  a los hombres
La música  va a encargarse de eso
Tan bien como cualquier otra panacea

EL GENDARME
Bien basta de protesta

EL MARIDO
Me rehúso a continuar la conversación
(En el megáfono)
Dónde está  mi mujer
Voz DE MUJERES (Entre bambalinas) Viva Tiresias
Basta de niños basta  de niños
(Trueno y bombo. El Marido hace una mueca a los espectadores y pone en su oreja una mano como corneta acústica, mientras que  el  Gendarme,  sacando  una  pipa  de  su  bolsillo,  se la ofrece. Cascabeles)

EL GENDARME
Eh Pastora fume la pipa
Que yo la flauta le tocaré

EL MARIDO
Y sin embargo la Panaera
Cada siete años cambia de piel

EL GENDARME
Cada siete años exagera
(El pueblo  de Zanzíbar  cuelga  un cartel que  contiene  ese ritomello  que queda ahí)

EH PASTORA FUME LA PIPA
QUE YO LA FLAUTA LE TOCARE
Y SIN EMBARGO LA PANADERA
CADA SIETE AÑOS CAMBIA DE PIEL
CADA SIETE AÑOS EXAGERA

EL GENDARME
Señorita o Señora estoy loco de amor
Por usted primor
Y quiero convertirme en su señor

EL MARIDO
Achusor
Pero no ve que sólo soy un hombre

EL GENDARME
No obstante lo cual podría casarme con usted
Por poder

EL MARIDO
Tonterías
Haría mejor en tener hijos

EL GENDARME
Ah Por ejemplo

*******************************************************************************************************************************************************************************

Voces de hombres (Entre hamhaHnas) Vi va TERESA
Viva el general TERESA
Viva el diputado TERESA
(El acordeón toca una marcha militar)

Voces de mujeres
(Entre bambalinas)
Basta de hijos basta de hijos

ESCENA OCTAVA
(Los mismos, el Kiosco)

(El Kiosco en el cual se anima el brazo de la  vendedora se desplaza hacia el otro extremo del escenario)

EL MARmo
Preclaro representante de toda autoridad
Oye esto creo con claridad
La mujer en Zanzíbar quiere derechos políticos
Y renuncia de golpe a los amores prolíficos Escucha gritar Basta de hijos Basta de infantes Para poblar Zanzíbar bastan elefantes
Monos serpientes  mosquitos hienas (avestruces) Y estériles como el habitante de las colmenas
Que al menos hace cera y liba la miel
La mujer es sólo un neutro con la cara al cielo
Y se lo digo yo querido señor Gendarme
(En el megáfono)
Zanzíbar tiene necesidad de hijos (Sin megáfono) den la alarma
Griten en las esquinas  y en el bulevar
Que hay que volver a tener chicos en Zanzíbar
La mujer ya no los tiene Lástima Entonces que los tenga el hombre

32


Pero sí perfectamente  yo lo miro de frente
Y voy a tener uno

EL GENDARME  y EL KIOSKO
Usted

EL KIOSKO
(Con el megáfono que le da el Marido)
Ella se manda un camelo
Tan digno que se escucha más allá de Zanzíbar
Ustedes que lloran viendo la obra
Deseen que venzan los hijos Vean al imponderable ardor Nacer del cambio de sexo

EL MARIDO
Vuelva esta noche para ver cómo la naturaleza
Me dará progenie sin mujer

EL  GENDARME
Voy a volver esta noche para ver cómo la naturaleza
Le dará sin mujer progenie
No haga que me quede plantado en vano
Vuelvo esta noche y le tomo al pie de la letra

EL KIOSKO
Qué ignorante es el Gendarme Que aquí en Zanzíbar tenemos El music-hall y el gran bar
Le divierten mucho menos
Que a Zanzíbar repoblar.

33


ESCENA NOVENA
(Los mismos, Presto)

PRESTO
(Haciéndole cosquillas al Marido)
Qué es eso de nombrarlas
Ellas son todo lo que nosotros somos
Y sin embargo no son hombres

EL GENDARME
Voy a volver esta noche••para ver cómo la naturaleza
Le dará sin mujer progenie

EL MARIDO
Vuelva esta noche para ver cómo la naturaleza
Me dará progenie sin mujer

Tooos
(A coro)
(Bailan, el Marido y el Gendarme en pareja, Prestoy el Kiosco
en pareja y, a veces, cambian  de compañero. El pueblo de
Zanzíbar halla sólo tocando el acordeón.)
Eh Pastora fume la pipa
Que yo la flauta le tocaré
Y sin embargo la panadera Cada siete años cambia de piel Cada siete años exagera

Telón

34


SEGUNDO ACTO

El mismo lugar, el mismo día, a la hora del crepúsculo.  La misma escenografía  adornada  con  numerosas  cunas  donde están los recién  nacidos.  Una cuna está  vacía cerca de una botella enorme de tinta, de un pote gigantesco de cola, de un lapicero desmesurado y de un par de tijeras de gran tamaño.

(Coros)

ESCENA PRIMERA
(El pueblo de Zanzíbar, el Marido)

EL MARIDO
(Lleva  un mno  en cada brazo. Gritos continuos de bebé en el escenario, entre bambalinas  y en la sala durante toda la escena  ad  Hbitum. Se  Índica  solamente  cuando, .Y  dónde, aumentan el volumen.)
Ah Qué locura las alegrías de la paternidad
40.049  hijos en un solo día Mi felicidad es completa Silencio silencio
(Gritos de bebé en el fondo del escenario)
La felicidad en familia Sin mujer en los brazos (Deja caer a los niños) Silencio
(Gritos de bebé en el costado izquierdo de la sala)
La música moderna es estupenda
Casi tanto como las escenografías de los nuevos pintores
Que florecen lejos de los bárbaros
En Zanzíbar
No hay necesidad de ir a los ballets rusos ni al Vieux-Colombier
Silencio silencio
(CrÍtos de bebé en el costado derecho de la sala. Cascabeles)

35


Habría quizá que dirigirlos con una batuta
Pero mejor no forzar las cosas
Voy a comprarles bicicletas
Y todos estos virtuosos
Van a hacer
Conciertos
Al aire libre
(Poco a poco los niños se callan. El aplaude)
Bravo bravo bravo                                        (
(Golpean)
Adelante

ESCENA SEGUNDA
(Los mismos, el Periodista Parisino)

EL PERIODISTA
(Su rostro no tiene rasgos, sólo tiene  hoca. Entra hailando.
Acordeón.)
Hands up
Buen día Señor Marido
Soy corresponsal de un diario de París

EL MARIDO
De París
Sea bienvenido

EL PERIODISTA
(Da una vuelta por el escenario hailando)
Los diarios de París (Con megáfono) ciudad  de América
(Sin megáfono)
Huna
(Un disparo de revólver y el Periodista despliega la bandera de los Estados Unidos)
Se anuncia que usted encontró
El medio para que los hombres

36


Tengan hijos
(El Periodista vuelve a plegar• la bandera y se hace con el
un cinturón)

EL MARIDO
Es cierto

EL PERIODISTA
Y cómo

EL MARIDO
La voluntad señor nos lleva a cualquier  parte

EL PERIODISTA
¿son negros o como todo el mundo?

EL MARIDO
Eso depende del punto de vista en el cual uno se ubique
(Castañuelas)

EL PERIODISTA
Sin duda usted es rico

EL MARIDO
En absoluto

EL PERIODISTA
Cómo los educará

EL Marido
Después de alimentarlos con mamadera
Espero que sean ellos los que me alimenten

EL PERIODISTA
En suma usted es algo así como un soltero/madre
No tendrá usted instinto paternal maternalizado

37


EL MARIDO
No querido señor es algo completamente inTERESAdo
El niño es la base de la riqueza de la pareja Mucho más que el dinero y todas las herencias (El Periodista anota)
Vea ese pequeño que duerme en su cuna
(El niño llora. El Periodista va a verlo en puntas de pie)
Se llama Arthur y ya me hizo
Un millón como acaparador  de leche cuaj  da
(Trompeta de juguete)

EL PERIODISTA
Adelantado para su edad

EL MARIDO
Ese otro Joseph (El hehé llora) es novelista
(El Periodista va a ver a ]Joseph)
Su última novela vendió 600.000 ejemplares
Pennítame regalarle una
(Desciende un gran libro-cartel con varias hojas entre las que se lee, en la primera:
qué SUERTE! NOVELA)
Léalo tranquilo
(El Periodista se acuesta, el Marido da vuelta las páginas en
las que se lee, a razón de una palabra por hoja: UNA DAMA QUE SE LLAMABA  MIERCOLES

EL PERIODISTA
(Levantándose y en el megáfono)
U na dama que se llamaba  Miércoles
(Se ríe en el megáfono usando cuatro vocales: a, e, i, o)

EL MARIDO
Hay no obstante eso una manera educada  de expresarse

38


EL PERIODISTA  (sin megáfono) Ja, ja, ja, ja

EL MARIDO
Una cierta  precocidad

EL PERIODISTA
Je,je

EL Marido
Que no se ve todos los días
El Periodista
Hands  up

EL MARIDO
El fin así como la ve
La novela me reportó
Cerca de 200.000 francos
Más un premio literario
Consistente en 20 cajas  de dinamita

EL PERIODISTA
(Retirándose hacia atrás caminando)
Hasta luego

EL MARroo
No se preocupe  están  en mi caja fuerte en el banco

EL PERIODISTA
All right
¿No tiene  hija?

EL MARIDO
Sí esa de ahí divorciada

39


(La beba llora. El Periodista va a verla)
Del rey de las papas
Recibe una renta de 100.000 dólares
Y esa otra (Llora) más artista que cualquier otra en Zanzíbar
(El Periodista practica boxeo)
Resucita versos hermosos en las veladas tristes
Su inspiración  y cachet le reportan cada año
Lo que un poeta gana en cincuenta  mil años

EL  PERIODISTA
Lo felicito my dear
Pero usted tiene un grano de polvo
En su guardapolvo
(El marido sonríe como para agradecerle al Periodista, que tiene el grano de polvo en la mano.)
Ya que es tan rico présteme cien mangos

EL  MARIDO
Vuelva a poner ese grano de polvo donde estaba
(Todos los bebés lloran. El Marido echa a patadas al Periodista. Este sale bailando.)

ESCENA TERCERA
(El pueblo de Zanzíbar, el Marido)

EL  MARIDO
Y sí es simple como un periscopio
Cuanto más hijos tenga
Más rico seré y mejor podré alimentarme
Decimos que el bacalao produce suficiente  cantidad  de
huevos en un día
Para que incubedados  alcance  para alimentar  con bacalao a
la provenzal

Y salsa de ajo y perejil

40


Al mundo entero un año entero
¿No es cierto que es estupendo  tener una familia numerosa?
¿Quiénes son esos economistas imbéciles
Que nos han hecho creer que el niño
Era la pobreza
Cuando es todo lo contrario?
¿Acaso alguien escuchó hablar alguna vez de un bacalao muerto en la miseria?
También yo voy a seguir teniendo hijos
Tengamos primero un periodista
Así voy a saber todo
Adivinaré lo que sobre
E inventaré el resto
(Se pone a rasgar con la hoca y las manos diarios: patalea. Su actuación debe ser muy rápida.)
Es necesario que sea apto a todas las necesidades
Y pueda escribir  para todos los partidos
(Pone los diarios rasgados en la cuna vacía)
Qué buen periodista será éste Notas artículos de fondo Etcétera
Le hace falta sangre sacada del tintero
(Toma la botella de tinta y la derrama  en la cuna.)
Le hace falta una espina dorsal
(Pone un enorme lapicero en la cuna.)
Seso para pensar
(Vierte el fi-asco de cola en la cuna.)
Una lengua para babear mejor
(Pone las tijeras en la cuna.)
Es necesario  también que conozca el canto
Vamos canten
(Ruido de !meno)


ESCENA CUARTA
(Los mismos, el Hijo)

(El Marido Repite:  "uno, dos" basta el fin  del monólogo del
Hijo. Esta escena transcurre muy rápidamente.)

EL Hno
(Enderezándose en la cuna)
Mi querido papá si usted quiere saber fina}mente
Todo lo que hicieron los estafadores            •
Tiene que darme algo<?.de dinero
El árbol de la imprenta extiende  hojas y hojas
Que crujen en el viento como estandartes
Los diarios germinaron es necesario que los coseches
Hazlos en ensalada  para alimentar a tus chicos
Si me da quinientos francos
No digo nada de sus negocios
Si no, digo todo soy franco
Y comprometo padre hermanas y hermanos
Voy a escribir que usted se casó
Con una dama triplemente embarazada
Voy a comprometerlo diré
Que usted robó mató se chifló fastidió

EL MARIDO
Bravo éste es un chantajista
(El Hijo sale de la cuna.)

EL Hno
Mis queridos padres en un solo hombre
Si usted quiere saber lo que pasó ayer a la noche
Es esto                                    •
Un gran incendio destruyó las cataratas del Niágara

42


EL  mARIDO
Mala suerte

EL  Huo
El buen constructor Alcindorno
Enmascarado como los soldados  de infantería
Hasta  medianoche tocó el corno
Para un público  de asesinos
Y estoy seguro que todavía suena

EL IDO
Con que  no sea en esta sala

El Hijo
Pero la Princesa de Bérgamo
Se casa  mañana  con una dama Simple encuentro en el subterráneo (Castañuelas.)

EL  MARIDO
Qué me importa  ¿Acaso conozco a esa gente?
Quiero  buenas  informaciones que me hablen  de mis amigos

EL  Huo
(Moviendo una cuna)
Supimos  por Montrouge
Que el Señor Picasso
Hizo una cuadro  que cruje
Como esta cuna

EL  MARIDO
Y viva el pincel Del amigo Picasso Oh hijo mío
Hasta luego Ahora sé

43


Suficientemente
Del día de ayer

EL Hno
Me voy para imaginar el de mañana


EL MARIDO Buen viaje (Exit del hijo)

ESCENA QUINTA
(E1 pueblo de Zanzíbar, el Marido)

EL MARIDO
Ese no salió bien
Tengo ganas de desheredarlo
(En ese momento llegan radío-carteles) (8)

OTTAWA
INCENDIO ESTABLECIMIENTOS J.C.B. STOP 20.000
POEMAS EN PROSA CONSUMIDOS STOP PRESIDENTE ENVIA CONDOLENCIAS

ROMA
H.NR.M.T.SS. DIRECTOR viLLA MEDICIS TERMINA
RETRATO SS

AVIÑON
GRAN ARTISTA G.. RG.S BRACQUE ACABA DE
INVENTAR PROCEDIMIENTO CULTIVO INTENSIVO DE
PINCELES

VANCOUVER ATRASADO EN LA TRASMISION  PERROS SEÑOR  LEAUT. D. EN HUELGA

44


EL MARIDO
Basta basta
Qué idea podrira  tuve al fiarme  de la Prensa
Me van a molestar
Todo el santo  día
Tiene que parar (En el megáfono) Hola Hola Señorita
Ya no estoy abonado al teléfono
Me desabono (Sin megáfono) Cambio de programa
Basta de bocas inútiles
Economicemos economicemos
Antes que nada  voy a tener  un hijo sastre
Podré salir  a pasear  bien vestido Y'no siendo  demasiado feo Gustarle a varias lindas personitas

ESCENA SEXTA
(Los mismos, el Gendarme)

EL GENDARME
Parece que se las arregla  bien
Mantuvo su palabra
40.050 hijos en un día
Usted sí que sacude el florero

EL MARIDO
Me hago eco

EL GENDARME
Pero la población zanzibarina
hambrienta por esta superabundancia de bocas que alimentar

45


Está a punto de morir de hambre

EL MARIDO
Deles cartas  eso reemplaza  todo

EL GENDARME
Dónde encontrarlas

EL MARIDO
En lo de la Cartomante••

EL GENDARME
Extra-lúcida

EL MARIDO
Caramba  ya que se trata de previsión

ESCENA SEPTIMA
(Los mismos, la Cartomante)

La Cartomante
(Llega desde  el  fondo de la sala. Su cráneo está ilumli1ado
eléctricamente.)
Castos ciudadanos de Zanzíbar  aquí  estoy

EL Marido
Otro más
No estoy para nadie

LA CARTOMANTE
Pienso que no les enojaría  saber
La Buena Ventura

EL GENDARME
Usted no ignora Señora

46


Que ejerce una profesión ilícita
Es asombroso lo que hace la gente
Para no trabajar

EL MARIDO
(Al Gendarme)
Nada de escándalos  en mi casa

LA CARTOMANTE.
(A un espectador)
Usted señor próximamente va a dar a luz trillizos

EL MARmo
Ya empieza la competencia

UNA DA1\1A
(Espectadora de la sala)
Señora Cartomante Creo que él me engaña (Vajilla rota)

LA CARTOMANTE
Consérvelo en la marmita noruega
(Sube al escenario, llanto de bebés, acordeón.)
Miren una incubadora artificial

EL Marido
Será usted el peluquero córteme el cabello

LA CARTOMANTE
Las señoritas de New York
Sólo empollan ciruelas amarillas
Sólo comen jamón de York
Lo cual les sienta de maravillas

47


EL MARIDO
Según creo las damas  parisinas
Son más bellas que  todas sus vecinas
Si a los gatos les gustan  las sardinas
A nosotros señoras las suyas  nos fascinan

LA  CARTOMANTE
Vale decir  sus sonrisas

Tonos
(a coro}
Y entonces canten  noche y día
Rásquense si les pica
Amen al negro o bien al blanco Cuando  más cambio  más encanto Basta darse  cuenta  de esto
Basta darse  cuenta de esto

LA  CARTOMANTE
Castos ciudadanos de Zanzíbar
Que ya no tenéis  hijos
Sepan que la fortuna  y la gloria
Los bosques  de ananás y las tropillas  de elefantes
Pertenecen por derecho
En un futuro  próximo
A los que  para apropiárselos tengan  hijos
(Todos los  niños  se  ponen  a gritar en  el escenario  y en la
sala. La Cartomante distribuye las cartas que caen del techo. Después los hehés se callan.)

EL MARIDO  y EL GENDARME
Fecundo fecundo LA  CARTOMANTE (Al Marido)
Va a volverse lO veces  billonario

48


(El marido cae sentado al piso)

LA CARTOMANTE
(Al Gendarme)
Usted que no tiene hijos
Va a morirse en la más horrible miseria

EL GENDARME
Usted me insulta
En nombre de Zanzíbar la arresto

LA CARTOMANTE
Tocar a una mujer qué vergüenza
(Lo araña y lo estrangula. El Manao le tiende una pipa)

EL MARIDO
Eh Pastora fume la pipa
Que yo la flauta le tocaré
Y sin embargo la panadera
Cada siete años cambia de piel

LA CARTOMANTE
Cada siete años exagera

EL MARIDO
Mientras tanto voy a entregarle al comisario
Asesina

TERESA
(Desembarazándose de sus oropeles de Cartomante)
Mi querido marido ya no me reconoces

ELl.VlARIDO
TERESA o bien TERESA
(El Gendarme resucita)

49


TERESA
TERESA  se encuentra oficialmente
A la cabeza  del Ejército  en la Cámara en la Municipalidad
Pero quédate tranquilo
Traigo en un coche  de mudanza
El piano el violín el plato de manteca
Así como a tres damas influyentes  de quienes me hice amante


EL GENDARME
Gracias  por haber  pensado en mí

EL MARIDO
Mi general  mi diputado
Me equivoco TERESA
Aquí estás chata  como una chinche

TERESA
Qué importa cosechar  bien la fresa
Con la flor del bananero
Cacemos a los elefantes
A la zanzibarina y ven a reinar
En el gran corazón de TERESA

EL MARIDO
TERESA

TERESA
Qué importan el trono o la tumba Tenemos que amarnos  o sucumbo Antes que este telón caiga

EL MARIDO
Querida  TERESA ya no es necesario
Que sea chata como una chinche
(Toma de la casa un ramo de globos y una cesta de pelotas.)

50


Aquí tenemos  todo un stock

TERESA
Ambos prescindimos de eso
Continuemos

ELNlARIDO
Es verdad  no compliquemos las cosas
Vamos a echarle caldo a la sopa

TERESA
(Desata los globos y lanza las pelotas a los espectadores;)
Vuelen pájaros de mi debilidad Vayan a alimentar a todos los hijos De la repoblación

Tonos
(a coro)
(El pueblo de ZanzÍbaT baila sacudie11do los cascabeles)
Y entonces canten  noche y día
Rásquense si les pica
Amen al negro o bien al blanco Cuando  más cambio  más encanto Basta darse  cuenta  de esto

Telón final


Entradas populares de este blog

Antígona Furiosa Griselda Gambaro

Dos mujeres de Javier Daulte

Los Cuervos están de luto HUGO ARGÜELLES