Sobre René Marqués

René Marqués

 Es, sin duda uno de los más destacados, versátiles y discutidos escritores puertorriqueños de los últimos veinte años.  El más galardonado y difundido en los límites nacionales, ha logrado el estreno, publicación o traducción de todas sus obras, en diversos géneros, en los Estados Unidos, México, Chile, Cuba, España, Perú, Suecia, Checoslovaquia, Rumanía.  Poeta, dramaturgo, novelista, cuentista, periodista, ensayista, crítico y educador, ha laborado intensamente en su patria como hombre de teatro y como hombre de letras en los otros géneros mencionados.  Su novela La Víspera del Hombre (en su 2da edición), premio del Ateneo Puertorriqueño en 1958 y Premio de la Fundación Faulkner en los Estados Unidos en 1962, ha sido y sigue siendo éxito de crítica y librería.  Como dramaturgo su obra es extensa: El hombre y sus sueños, El sol y los McDonald, Palm Sunday (en ingles), La carreta (en su 7ma edición), Los soles truncos, Un niño azul para esa sombra, La muerte no entrará en palacio, Juan Boboy la Dama de Occidente, La casa sin reloj, Carnaval afuera, carnaval adentro, El apartamiento, Mariana o el Alba, Sacrificio en el Monte Moriah, y ahora David y Jonatán, Tito y Berenice.  Su obra cuentística incluye Otro día nuestro (1955) y En una ciudad llamada San Juan (en su tercera edición), además de una antología de cuentista de su generación, Cuentos puertorriqueños de hoy.

Balaustrada
René Marqués
(1919-1979)
Escritor puertorriqueño nacido en Arecibo. Cultivó la poesía, el teatro, la novela, el ensayo, el artículo periodístico, el guión cinematográfico y el cuento. Su angustia de hombre, era la misma que experimentaban sus personajes. Su poesía se conoce poco porque la consideró un pecado de adolescencia. Su novela La Víspera del Hombre (1958) fue un gran éxito de crítica y público. Como dramaturgo su obra es extensa: El hombre y sus sueños, El sol y los McDonald, Palm Sunday, La carreta, Los soles truncos, Un niño azul para esa sombra, La muerte no entrará en palacio, La casa sin reloj, Mariana o el Alba y Sacrificio en el Monte Moriah. Sus cuentos incluyen Otro día nuestro (1955) y En una ciudad llamada San Juan, además de una antología de cuentista de su generación, Cuentos puertorriqueños de hoy. Murió, a los sesenta años, en San Juan en 1979. René Marqués es, sin duda uno de los más destacados, versátiles y discutidos escritores puertorriqueños de los últimos veinte años.

René Marques (Puerto Rico, 1919-1979)
El Miedo (fragmento) de En una Ciudad Llamada San Juan
" En vez de identificarse con la suerte de su patria, identificaba a ésta con su propia suerte. Veía la isla lanzada allí, entre el Atlántico y el Caribe, sin conciencia alguna de su existencia durante siglos. Luego, la invasión y la colonización española, como un latigazo en el alma dormida de la isla. El asombro del despertar. La urgencia para incorporarse a un mundo ajeno. El desconcierto. -¿Qué quieren de mí?-, preguntaría ella. Luego un nuevo latigazo a su vida: la otra invasión. Y él comprendía la angustia de la isla lanzando de nuevo la interrogación: -¿Qué quieren de mí?-. Sí, ¿qué querían de ella? ¿Con qué derecho exigían? ¿No era suficiente la angustia de ser isla, de su soledad, de la incomprensión de dos océanos que aprisionaban sus horizontes? "

La Sala (fragmento) de En una Ciudad Llamada San Juan
" Y todo es obsoleto: los cuentos de los héroes, la sangre en holocausto, el sillón en la sala, la libertad de un pueblo, el corazón de un hombre, y el vaivén de la araña allá en el techo, y la voz que musita cosas de maravilla: episodios de mártires, de mujeres que bordan banderas tricolores, de sueños realizados y de libertadores. Son cosas para niños que no han ido a la escuela, mentira azul pálido para niños muy bobos que no saben de ciencia, los mismos que permiten que sus papás los duerman, mientras la madre teje.
(...)
Con lo mucho que cuesta la libertad, y lo mucho que duele no tenerla, y lo mucho que se arriesga defenderla, y lo poco que la aprecian los hombres sin espíritu, que son la mayoría, los que proclaman la igualdad del hombre y matan su libertad...Porque la libertad no la piden los pueblos, sino los hombres, aunque no tengan su día libre, ni muchos días, sino diez años en prisión...Y es preciso repetirlo tanto, mil veces quizás, porque la realidad se escapa siempre, y hay que apresarla, violentarla, para que se entregue toda y no se finja sueño, o quimera, o ardid de un mago infernal...Con qué facilidad se agotan las palabras, cuánto desamparo en los silencios que nada tienen que expresar. "
4
1919 René Marqués nace en Arecibo. Considerado el escritor más prolífico de su generación, se destaca principalmente como dramaturgo. Entre sus obras de teatro, cabe mencionar La carreta, Los soles truncos, La muerte no entrará en palacio, Un niño azul para esa sombra, Mariana o el alba y Carnaval adentro, carnaval afuera. Palm Sunday, escrita en inglés como requisito del curso de dramaturgia que estudia en la Universidad de Columbia, en Nueva York becado por la Fundación Rockefeller, está inspirada en el movimiento nacionalista y en los sucesos trágicos ocurridos el Domingo de Ramos de 1937 en Ponce. En 1951 funda el Teatro Experimental del Ateneo Puertorriqueño y lo dirige hasta 1956. En 1958 merece el primer premio del Ateneo Puertorriqueño en los géneros de novela, cuento, ensayo y drama. Su novela La víspera del hombre, que escribe becado por la Fundación Guggenheim, recibe un premio de la Fundación William Faulkner. Se le considera uno de los pilares de la literatura iberoamericana.







Exclusiva entrevista realizada en La Habana con el luchador y ex-prisionero político puertorriqueño Guillermo Morales Correa. En la misma habla con el Centro de Medios Independientes de Puerto Rico sobre su vida política como miembro de las FALN, de su clandestinaje en México y de su exilio en Cuba.

Guillermo Morales Correa: Clandestinidad y exilio 1ra parte
GM: Yo me llamo Guillermo Morales, nacido en Nueva York en el año 1950, de padres puertorriqueños. Allá me crié, estudié y me inicié en la lucha.
CMI-PR: ¿En Nueva York?
GM: Sí
CMI-PR: ¿A qué edad?
GM: A los veinte años de edad.
CMI-PR: ¿Y había una influencia de la vertiente independiente... independentista? ¿Tu padre...?
GM: No, después fue en la universidad de la ciudad de Nueva York. Era el año 68, 69 cuándo estaba la lucha antiguerra. Y, buscando...pues, tratando de luchar para que la escuela sea más revelante... no, no sé la palabra... que sea más...que refleje la realidad que estábamos viviendo. Entonces, luchamos por estudios puertorriqueños, de negros, etc. Entonces, ahí me fui involucrando poco a poco. Entonces en el 1970 decidí entrar en la lucha armada.
CMI-PR: ¿En NY?
GM: En NY a luchar por la liberación de Puerto Rico.
CMI-PR: ¿Y bajo qué organización?
GM: FALN, Fuerzas Armadas de Liberación Nacional Puertorriqueña.
CMI-PR: ¿Ellos tenían base también en Chicago, verdad?
GM: Esto empezó en NY, fue después, después de un tiempo, después de unos años fue que se llevo hasta Chicago también.
CMI-PR: ¿Y cuál era tu papel? ¿Qué papel jugabas tú dentro de la organización?
GM: Yo... es un colectivo... era un miembro más.
CMI-PR: Un miembro más. ¿Y cuando fue el accidente?
GM: Este accidente fue en mil... mayo del mil no... No me recuerdo si fue mayo o junio del 1978.
CMI-PR: ¿Ocho años después que te inicias en la lucha armada?
GM: Ocho años después.
CMI-PR: ¿O sea, que tu rol era hacer artefactos explosivos?
GM: De vez en cuando. De vez en cuando.
CMI-PR: ¿Y nos puedes contar cómo sucedió?
GM: Ah, el artefacto... algo falló y explotó. El tubo estaba abierto y cogí tú' la fuerza del explosivo... salió por la parte de atrás del tubo que estaba abierto y cuando yo hice así me voló las manos, bastante de la cara.
CMI-PR: ¿Eso fue en NY?
GM: Sí
CMI-PR: ¿En tu apartamento?
GM: No, en una casa de seguridad. Entonces, tú' estas marcas que tu ves, fue que cuando me llevaron al hospital la policía no permitió que los médicos me limpien la cara con sueros y unos cepillos paz' sacar las marcas negras, paz' dejarme esos tatuajes.
CMI-PR: ¿Y esas marcas negras, que son?
GM: Pólvora
CMI-PR: Pólvora
GM: Y, entonces ellos impidieron eso. Como también impidieron que me reparen bien las manos, y lo que quedaba de mis manos ellos se lo llevaron para el laboratorio de la policía.
CMI-PR: ¿Qué partes quedaron de tus manos?, ¿Los dedos...?
GM: Dedos, partes grandes que se podían conectar otra vez, ellos se la llevaron.
CMI-PR: ¿Te llevaron a un hospital carcelario o era un hospital?
GM: No, un hospital normal.
CMI-PR: Normal.
GM: Después de un mes me llevaron a un hospital carcelario. Después de una semana o dos semanas.
CMI-PR: ¿Cómo fue que escapaste, que lograste salir? ¿Nos puedes contar todo?
GM: No, no, de ahí yo fui... de ese hospital carcelario me llevaron a la prisión de Ricky Island en NY. No, si yo necesitaba terapia y una operación en el ojo o me quedaba ciego.
CMI-PR: ¿El izquierdo?
GM: Sí. Entonces, tuvimos que demandar la ciudad para que me dieran tratamiento. Era una cosa que ya estaba estipulada dentro del mismo reglamento de la prisión. Entonces, me cambiaron para el hospital de Belle View en NY, en la ciudad de Manhattan. De ahí, después de un mes... estuve un mes, me operaron del ojo, me regresaron otra vez a la isla de Ricky Island. Entonces, lo demandamos otra vez porque yo necesitaba terapia física. Yo no estaba muy bien. Yo estaba bien herido.
CMI-PR: ¿Cuanto tiempo había pasado ya desde el accidente?
GM: Meses. Entonces, me llevan otra vez a Ricky Island... a Belle View Hospital, lo demandamos. De ahí, después de cuatro meses me fugue. Era mayo, un domingo de mayo.
CMI-PR: ¿Nos puedes contar en detalles cómo fue que...?
GM: No, en detalles no. Lo único que te puedo decir que lo hice solo. Por dentro y por fuera.
CMI-PR: ¿Llegaste, saliste?
GM: Me incorpore otra vez a la clandestinidad. Después de un tiempo me fui para México. Después de tres años por allá hice contacto con... o hicieron contacto conmigo, es una cosa mutua... los zapatistas que estaban en una fase de preparación. Y ahí me fui con ellos a colaborar.
CMI-PR: ¿Oh, si? ¿A Chiapas?
GM: No, no, a la parte norte de México.
CMI-PR: ¿Entonces cuando es que te detienen, o si te detienen?
GM: En junio de...junio de 1983. Me detienen porque yo hacia llamadas... me hacían llamadas de Estados Unidos a México, Alejandrina Torres. Entonces, ella no se cuidó, y ella me llamó de un teléfono que estaba intervenido por la policía, el FBI. Y, por ese descuido de ella me detienen a mí, y matan a los dos mexicanos, a la pareja, era un matrimonio. Los matan a ellos y un muchacho indígena queda paralítico; y a mí, que caí preso.
CMI-PR: ¿O sea, ellos abren fuego contra ustedes?
GM: No, es que por esa llamada que ella hace, que el teléfono esta intervenido. Ella tenía que buscar un teléfono que este frió, limpio. Y ella por razones que solo ella sabe, usó un teléfono que estaba intervenido y entonces dan conmigo, dan con la casa. Ya me estaban persiguiendo. Y ya yo llevaba tres años en México donde yo me sabía cuidar y eso, y no pasaba nada pero por ella ya me estaban localizando.
CMI-PR: Entonces, ¿ellos llegan a la casa donde estaba?
GM: No, donde yo estaba haciendo la llamada. Y se forma el tiroteo. Por la noche llegan a la casa donde yo estaba y matan a la mujer, la esposa de con quien yo estaba. Y el muchacho queda paralítico de un balazo que recibe en la espina dorsal. En aquel tiempo tenia 16 años. Me llevan a mí a la cárcel y quedo detenido bajo...
CMI-PR: ¿Esas son las autoridades federales mexicanas?
GM: Mexicanas, bajo órdenes de la embajada americana.
CMI-PR: ¿Y en alguna ocasión hubo fuego de parte de ustedes hacia ellos?
GM: El que estaba conmigo se batió a tiros. Entonces, estuve cinco días ahí detenido y estaba la policía de NY y un policía del FBI. El de NY se llama Elme Toro, y el del FBI se llama Enrique Clemente.
CMI-PR: ¿Son puertorriqueños?
GM: Sí. Y durante ese tiempo que recibí golpes, torturas y to' lo demás...
CMI-PR: ¿Qué tipo de golpes?
GM: Pues, me quebraron las costillas, patadas, puños y un día que me dieron electricidad. Ellos sabían que eso estaba pasando, ellos no hacían nada. Pero no llego a nada porque yo no coopere. Cuando ellos se dieron cuenta que yo no cooperaba ellos...la policía de NY me ofrecieron libertad, dinero para que coopere.
CMI-PR: ¿Para que delatara?
GM: Que delatara, que sea chota. Algo que yo no acepte. De ahí, después de cinco días fui llevado a la prisión mexicana.
CMI-PR: ¿Y la tortura de electricidad, dónde te la dieron, dónde fue?
GM: Del cuello para abajo.
CMI-PR: En todas partes. ¿Un dolor increíble?
Guillermo Morales Correa: Clandestinidad y exilio 2da parte
CMI-PR: Luego de estar en la cárcel de México ¿cuánto tiempo duras?
GM: Cinco años, hasta que gané el caso de extradición pero cinco años... de que cualquier cosa podía pasar. Hubo una campaña muy fuerte por parte de los puertorriqueños y los mexicanos. En Puerto Rico y en Estados Unidos, a nivel internacional fue denunciado. El gobierno mexicano decidió que era un perseguido político...entendieron que Puerto Rico era una colonia y que existía una lucha por la independencia y gané el caso y vine a Cuba el 24 de junio de 1988.
CMI-PR: O sea que se aceptó algo en México que no se aceptó en las cortes norteamericanas....porque los compañeros.....
GM: Asimismo. Ah.... no, ellos no van a reconocer eso, pero México lo reconoció bajo estatutos y derecho internacional.
CMI-PR: Llego aquí (Cuba) en el 88. ¿Cómo ha sido la adaptación?
GM: Bien... uno se tiene que ir adaptando poco a poco. Recibí el tratamiento medico que me negó el gobierno americano... recibí doce operaciones como tú sabes aquí la atención medica.... aquí es gratis.
CMI-PR: ¿Estas casado?
GM: Me casé, primera vez en la vida que me casé, no dejé a nadie para casarme con mi mujer, estaba soltero desde 1983 que estaba preso en México. Tengo un niño de 7 años.
CMI-PR: Un mensaje que quieras....
GM: Yo quiero decir que los puertorriqueños no se conviertan en carneros del gobierno colonial...sin el gobierno federal. Soy enemigo del colonialismo no creo en los partidos político coloniales...como el PNP y el PPD, creo que son partidos creados para mantener el pueblo dormido y en confusión, eso se tiene que combatir . Y también se tiene que combatir aquellos que se llaman independentistas y se han convertido en braguetas del PPD y que ahora son portavoces del PPD y creo que más que nada es falta de dignidad y una traición al movimiento independentista. Compenetrar ese movimiento.... hay mucho sacrificio y hay muchos mártires, gente que ha perdido la vida, gente que sigue sufriendo, gente que todavía están presos, gente que no puede regresar a Puerto Rico, gente que no puede salir del clandestinaje porque todavía los persiguen; y esta gente que colabora con el gobierno colonial está traicionando los principios más básicos de los que es independentismo y liberación pa´ este pueblo y se ha convertido, indirectamente, en traidores y chotas del mismo sistema que nos hace daño.
CMI-PR: Sobre el movimiento de izquierda ahora en Puerto Rico ¿qué estas al tanto?.. ¿Qué piensas?
GM: Que se sigan organizando, que no cooperen con el gobierno, que se organicen a nivel de barrio y de comunidad. Unos de los grandes fallos es que la gente está esperando para un gran proyecto. El gran proyecto se hace con el pueblo día a día. Educar la gente contra las drogas, contra el crimen, luchar pa´ que el pueblo tenga buena vivienda, buena educación, buena salud, los servicios; que eso sea un camino hacia la liberación de la nación que queremos construir, denunciar los actos de corrupción. Un independentista no se puede sentar pasivamente y dejar que todo pase. Esto es una lucha diaria de 24 horas al día, de todos los días, eso es lo que deben hacer.
CMI-PR: ¿Y Vieques? ¿Qué crees...de la lucha que se dió en Vieques...?
GM: Fue una buena lucha. Lo que no me gustó es que mucha gente se usó a Vieques para ser protagonistas, presumir, pero fue una buena lucha que para mí siempre debió estar en las manos de la gente de Vieques, no en la gente de la Isla grande, porque son los viequenses los que lo sufren. Y la gente de Vieques...hay que seguir apoyándolos. Vieques sigue contaminado, se tiene que limpiar esas playas. Se tiene que devolver esas tierras eso no es del gobierno es de la gente de Vieques. Ahora que se va la Marina todo el mundo se fue, pero eso existe, se tiene que seguir exigiendo, porque eso es de ellos y se tiene que exigir que Roosevelt Roads devuelva las tierras otra vez a los dueños, al pueblo. Eso eran fincas donde se producía el 13% de la comida en Puerto Rico y ahora se quieren lucrar de eso. ¿Quiénes?, los corruptos del gobierno, los ricos.
CMI-PR: ¿Y sobre la asamblea constituyente?
GM: Pero eso es para fortalecer el Estado Libre Asociado.
CMI-PR: ¿O sea que los independistas no deben apoyarla?
GM: Eso es para fortalecer el sistema de ahora... para mejorar el ELA. El ELA no se puede mejorar. ¿Cómo tú mejoras a un cadáver? Si Puerto Rico es un país... un país que no tiene poder político, ni la constitución sirve, pero por encima, de todo esta el Congreso Norteamericano que decide y hace lo que quiere Puerto Rico, ni la supuesta Gobernadora tiene poder. No tiene el mismo poder que tiene un Gobernador de los Estados Unidos, tiene que pedir permiso para todo lo que hace, al fin y al cabo, no le dijeron que entregue a los manifestantes de Vieques a la policía militar norteamericana. Ella decía que los apoyaba y entregaba a la gente a los federales para que tengan un cargo federal. ¿Qué se puede esperar de ese tipo de persona o ese tipo de decisión?
Guillermo Morales Correa: Clandestinidad y exilio 3ra parte
Audio Parte III
CMI-PR: ¿Viejo, y tienes esperanzas de regresar a Puerto Rico?
GM: Yo siempre tengo esperanzas.
CMI-PR: ¿Y qué crees que tiene que hacer...?
GM: Una campaña. Pero no solamente que regrese yo, es que regrese todo el mundo que este en otros países, si están en otros países y que todos aquellos que estén en el clandestinaje puedan regresar a sus casas libremente. No es para mí, es para todo el mundo.
CMI-PR: ¿Tú crees que mientras Puerto Rico sea colonia...?
GM: Disculpa, porque esa campana que se dio, fuimos traicionados. Originalmente la campana era para todo el mundo, y una o dos personas como Luis Nieves Falcón se opusieron a que nos incluyan a nosotros. Él recibiendo órdenes de otra persona, yo estoy seguro.
CMI-PR: ¿Nosotros eres tú y quién más?
GM: Eh....están buscando una gente que se llaman los ¿Orlandos?, ahh, en los Estados Unidos buscan a un Víctor Gerena, en los Estados Unidos
CMI-PR: Ojeda, también.
GM: Ojeda..... Hay unos cuantos. Entonces, esto debe ser para todo el mundo.
CMI-PR: Yo quisiera ver si...yendo un poco atrás en su vida, ¿cómo fue su niñez y adolescencia en Nueva York?
GM: ¿En Nueva York? Pues, mira, es algo que los puertorriqueños allá en la Isla no entienden ni saben. Hay una diferencia que nos marca, entre los puertorriqueños que están en los Estados Unidos y el puertorriqueño que esta en Puerto Rico. El que vive en Estados Unidos, vive a diario una brutalidad de ese sistema, el racismo, la pobreza, el odio que hay hacia nosotros, ahh, como nos tienen apartados de todo. Porque hay una ley que dice que tú naces allá, eres ciudadano pero nosotros siempre hemos sido ciudadanos de segunda y tercera categoría. Nosotros no nos podemos asimilar, y menos en un sistema racista, un gobierno y un país racista como Estados Unidos. Nosotros venimos de una situación que somos una raza conquistada por el colonialismo, y entonces ellos nos ven como la gente que fue conquistada bajo la bota militar, que no tenemos derecho. Entonces, eso se vive a diario, y eso nos crea en nosotros una... se puede decir, una naturaleza, una rebeldía que no se ve tanto en Puerto Rico. Porque en Puerto Rico, todo el mundo es puertorriqueño. Piensa que las macanas de un policía puertorriqueño son más suaves que la macana de un policía blanco norteamericano, aunque es la misma macana y es el mismo corte. Entonces, nosotros vivimos esa brutalidad, a pesar que en Puerto Rico... a pesar que se esta viviendo la misma brutalidad, de otra forma. La gente dice que no hay racismo, pero sí hay racismo porque hay diferencia de clases.
CMI-PR: ¿Usted tuvo experiencias particulares así...?
GM: Sí, ahí por la calle el policía te para por gusto y te habla malo. Y cuando yo sacaba mi tarjeta de la escuela, se quedaban sorprendidos de que yo estaba en la escuela, o me veían con libros. Yo llevaba una mochila con libros, se creían que era algo robao y cuando lo abrían veían que eran libros. Y eso les llevaba la sorpresa... eso les sorprende a ellos porque se creen que todos nosotros si no somos drogadictos, somos violadores o criminales. Esa es la visión que tienen de los puertorriqueños en los Estados Unidos, la población norteamericana. Y se creen que todas las mujeres puertorriqueñas son prostitutas, que es más lejos de la realidad. Nosotros tenemos una crianza que no tienen muchos de ellos.
CMI-PR: ¿Y eso fue lo que lo llevó a usted a...?
GM: Eso y otras cosas. Yo empecé a abrir los ojos, a ver que nosotros los puertorriqueños teníamos una historia. Porque vivir dentro de los Estados Unidos...aquí no te enseñan la historia de Puerto Rico en las escuelas. Eso viene después, después de años de lucha, en los años 70, setentipico, y ahí, pues, te lo quieren quitar. Pero, ya yo descubrí que nosotros tenemos una historia, una historia de lucha, de cultura, que tenemos un idioma, que tenemos raíces, un origen, algo que yo no... Que yo no sabía anteriormente hasta cuando llegue a la universidad.
CMI-PR: ¿Y fueron muchos jóvenes que estaban pasando por ese mismo proceso que comenzaron a organizar estos grupos como FALN, los Young Lords? ¿Cómo se dio ese proceso de articulación política...?
GM: Mira, la situación política se da en los años sesenta, pero esto que tu dices, la FALN, eso era aquellos que querían entrar como yo. Pero, si, se fue... lo que fue, fue... lo que existió en esos momentos es que la gente se empezó a despertar políticamente y culturalmente. Ya la gente no tenía miedo de hablar español en la calle. La gente tenía miedo, tenían miedo de leer un periódico en español en la calle, se escondía, ya no... La gente escondía su banderita aquí, de Puerto Rico. La gente le tenía miedo a la bandera, la odiaba. A nosotros nos enseñaron casi a odiarnos a nosotros mismos por ser puertorriqueños. En los años sesenta eso se viró. Empeza...nosotros empezamos a amarnos porque éramos puertorriqueños y luchamos contra todo lo que era... ese racismo, que nos llamaban a nosotros "spicks" y muchas otras cosas. Y ese calificativo de newyorrican que usan muchos puertorriqueños en la isla sin saber de lo que están hablando por su propia ignorancia, porque eso de newyorrican, eso viene de un concepto norteamericano diciendo que nosotros los neorrican... neo, viene del latín, que quiere decir nuevo... Entonces, nosotros éramos los nuevos puertorriqueños que no tienen nada que ver con aquellos que viven en la Isla. Y, todo eso, era para separarnos de nuestras raíces. En otras palabras, olvídate de Puerto Rico, concéntrate acá. Los puertorriqueños si vienen de Puerto Rico, sus raíces están ahí. Y, hoy en día, los puertorriqueños que viven en los Estados Unidos defienden más la cultura que aquellos que viven en Puerto Rico. Eso es una realidad. Y no lo digo yo, lo dicen los mismos sociólogos de Puerto Rico, me entiendes. Entonces, ellos siempre han tratado de destruirnos, de hundirnos, pero ese surgimiento de los años sesenta barrió con eso.
CMI-PR: ¿Pero qué lucha en particular usted recuerda que se diera y usted participó en esos momentos?
GM: No, yo no voy a hablar de eso. Solo temas de la universidad, nada más, yo no voy a hablar de la lucha armada y lo que yo hice.
CMI-PR: No pero, que no fueran luchas armadas, me refiero...
GM: Bueno, en la universidad, participe en estudios puertorriqueños, esa fue la lucha principal, que después me tuve que ir de ahí.
CMI-PR: ¿En qué universidad fue eso?
GM: Eso fue en City College of NY. Pero me tuve que ir de ahí porque ya yo estaba quemao como un activista. Entonces de ahí me fui unos años, en 1970, me fui a estudiar cine.
CMI-PR: ¿En ese momento estaban activos los Young Lords?
GM: Sí, pero yo nunca participé con los miembros. Esa es una organización muy lumpen y muy infiltrados por la policía, que al fin y al cabo los destruyeron.
CMI-PR: ¿Y cómo fue en ese entonces la relación, quizás con otros grupos como los Black Panthers o...?
GM: ¿Qué tú dices?
CMI-PR: La relación que había entre los puertorriqueños, los grupos de Africans Americans, los grupos de...
GM: No, no, una relación no más de política. Entre esa izquierda sí hubo una unión y respeto. Pero te digo que siempre han querido, han hecho todo para dividirlos, los politiqueros, puertorriqueños politiqueros negros pa' dividir los dos pueblos. Eso es lo que han hecho.
CMI-PR: ¿Y cómo ve usted esa situación hoy en día de la relación...?
GM: No, yo no sé, yo estoy acá, yo no sé. Alguien me dice que no, que la gente se ha unido, eso es lo que me han dicho. Pero yo personalmente no te puedo decir.
CMI-PR: ¿Y con las luchas de que se estaban dando en NY y la relación con los grupos en PR en ese momento?
GM: ¿Luchas de qué?
CMI-PR: De... ya sea de los estudiantes o luchas armadas, ¿luchas militares?
GM: Pero aquel tiempo, si estuvo dividido hasta los años setenta- ochenta que se fue uniendo poco a poco. Porque, otra cosa, cuando se empezaron a dar to' esos cursos, en la ciudad de NY, de estudios puertorriqueños, ellos...algún...ellos traían algunos profesores que eran buenos en Puerto Rico pero muchos eran reaccionarios. Ellos fueron a hacer dinero nada más. A ganar... en aquel tiempo a ganar un salario de 30-28 mil dólares, pues imagínate.
CMI-PR: ¿En esos momentos también estaba la lucha por la excarcelación de los nacionalistas?
GM: Sí.
CMI-PR: ¿Y tiene algunos recuerdos sobre...?
GM: No, yo casi se como miembro de la lucha armada, que exigimos la libertad de los nacionalistas porque gracias a nosotros la gente se recordó otra vez que había cinco nacionalistas presos, porque eran olvidados. O sea, a raíz, que de algunas acciones la gente se recordó que los nacionalistas todavía existían.
CMI-PR: Y cuando eran las luchas de la...que se están dando a nivel hemisférico contra el Fondo Monetario Internacional o el ALCA, o los nuevos cambios de gobierno en América Latina. ¿Qué usted cree que esta pasando en la izquierda a nivel...?
GM: Yo no sé lo que esta pasando, pero yo sé lo que se tiene que hacer. No es tanto luchar contra el ALCA y el Fondo Monetario, es luchar contra el Imperialismo. Es los pueblos cambiar esos gobiernos en la forma que sea necesaria. Pacíficamente no se van a ir, entonces, quedo un solo camino. Todas esas izquierdas, si realmente quieren ver un cambio, si todos esos pueblos quieren un cambio, tienen que iniciar una revolución en esos países. Es la única forma, como cuando tumbaron a este otro de Bolivia, y aquellos presidentes que sacaron de Argentina, y el que van a sacar ahora de Ecuador. Es la única forma, y será un gobierno popular que represente los intereses del pueblo. Porque para que luchar contra el ALCA y que sigan los mismos sistemas que los explota y los oprime. Tú tienes que luchar para cambiar todo el sistema. Ponerlo patas pa' rriba e instalar en pueblo en el poder. Es lo único que se puede hacer.
CMI-PR: Un mensaje a la familia, a amistades, al pueblo.
GM: Bueno al pueblo, que sigan luchando. Que sigan luchando para la independencia de Puerto Rico, que no se vendan y que no se arrastren. Que luchen con dignidad y de pie.









Puerto Rico/Historia
Puerto Rico es un archipiélago del Caribe, vecina de la República Dominicana, y consistente en 78 municipios, dos de las cuales constituyen islas separadas de la isla mayor.
Puerto Rico fue descubierto en el 1492 por Cristóbal Colón. Hasta esa entonces, la isla estaba habitada por los indios Tainos. Los Tainos pensaron que Colón y sus acompañantes eran dioses debido al color de piel diferente. Por esto, le obsequiaron con regalos de oro y Colón inventó el nombre de Puerto Rico. Los indios Tainos le llamaban a la isla Boriquen, y es por esto que a Puerto Rico se le conoce como Borinquen, y a los Puertorriqueños como Boricuas.
Los españoles le cambiaron el nombre de la isla a San Juan Bautista y a la capital le llamaron Ciudad Puerto Rico.  Con los años, Ciudad Puerto Rico   pasó a ser San Juan, y San Juan Bautista pasó a ser Puerto Rico. Aunque los indios pensaron que los españoles eran dioses, pronto comprobaron lo contrario, tras la muerte del español Diego Salcedo, a manos de unos indios que lo tentaron a lavarse en un lago con unas mujeres indias, y lo ahogaron.
Los españoles trajeron a Puerto Rico a africanos Negros como esclavos. Los Negros en su mayoría vivían en la zona Este y en pueblos como Vieques y Ponce.
Es por esta mezcla de razas que algunos puertorriqueños de la era moderna describen a Puerto Rico como un país tricolor.
Durante siglos, España, Gran Bretaña y los Estados Unidos lucharon por la posesión de esta isla. Finalmente, los Estados Unidos tomaron la posesión a principios del Siglo XX, pero los puertorriqueños en general se negaron a reconocer la nacionalidad Norteamericana. En 1945, Luis Muñoz Marín ganó las primeras elecciones democráticas en la historia de Puerto Rico, y en 1952, el ayudo a Puerto Rico a obtener una autonomía parcial de los Estados Unidos. Desde entonces, Puerto Rico pasó a ser un Estado Libre Asociado, lo que significa que Puerto Rico es, en esencia, mitad país, mitad estado. Aunque las leyes en Puerto Rico son paralelas con las de Estados Unidos, Puerto Rico tiene su propio equipo olímpico y se presenta como una nación en todos los eventos internacionales. Por otro lado, Los líderes políticos de Puerto Rico no son llamados Presidente, sino Gobernador. Pero los puertorriqueños no votan para elegir al Presidente de los Estados Unidos. Así que, en esencia, el título de Estado Libre Asociado dado a Puerto Rico en 1952, hace a Puerto Rico mitad país, mitad estado.
A finales del Siglo XIX, hubo un pequeño movimiento para hacer de Puerto Rico una república independiente. El movimiento, llamado el grito de Lares, sin embargo, no obtuvo mucho apoyo y duro poco tiempo.
Antes de la llegada de los españoles, Borinquén, nombre indígena de la isla, estaba poblada por los tainos. Cristóbal Colón la descubrió en su segundo viaje, el 19 de noviembre de 1493, y la bautizó con el nombre de San Juan Bautista. La isla empezó a conocerse con el nombre de Puerto Rico a partir de 1521, después de la fundación de la ciudad de Puerto Rico (hoy la ciudad de San Juan) que dio el nombre a la isla.
7.1

Conquista y asentamiento español
En 1509 el conquistador Juan Ponce de León fundó el primer establecimiento español, Villa Caparra, llamada después ciudad de Puerto Rico, y se convirtió en su primer gobernador. La isla estuvo habitada en un primer momento por los tainos, pueblo agrícola que pronto fue diezmado por las duras condiciones de trabajo y las enfermedades, que llevaron los españoles, a las que no estaban adaptados. A partir de 1520 la población aborigen fue reemplazada progresivamente por esclavos africanos procedentes del golfo de Guinea y por grupos indígenas de otras islas, quienes comenzaron a trabajar en algunos yacimientos de oro y posteriormente en plantaciones de azúcar.
Los corsarios y los piratas acosaron a los habitantes de la isla durante los primeros años de la colonización, por lo que se construyeron imponentes fortalezas; en 1595 Puerto Rico rechazó a los ingleses Francis Drake y John Hawkins cuando éstos intentaron conquistar la actual ciudad de San Juan. Sin embargo, los ataques continuaron durante mucho tiempo: en 1625 San Juan fue incendiada durante un ataque de una Armada holandesa y en 1797 Puerto Rico resistió con éxito el gran ataque de los ingleses capitaneados por Ralph Abercromby.
Puerto Rico se abrió al comercio extranjero en 1804 y, entre 1809 y 1814, con la restauración del absolutismo en España, fue considerado parte integrante de la metrópoli y se acordó que tuviera representación en las Cortes de Cádiz. En 1815 obtuvo amplias libertades económicas, con la liberalización del comercio y el impulso a la inmigración. Sin embargo, durante todo este siglo se sucedieron los levantamientos contra el gobierno español, aunque todos ellos fueron duramente reprimidos (véase Grito de Lares). En 1873 se abolió la esclavitud; en 1897 se concedió la autonomía política y administrativa a la isla y un año después se constituyó el primer gobierno de Puerto Rico presidido por Francisco Mariano Quiñones.
7.2

Control estadounidense
En 1898, a raíz de la Guerra Hispano-estadounidense, España cedió Puerto Rico a Estados Unidos por el Tratado de París (10 de diciembre de 1898). En 1900 el Congreso de Estados Unidos elaboró la Ley Foraker, por la cual el poder político de la isla quedaba en manos de funcionarios civiles. En 1917, con la aprobación de la Ley Jones, el Congreso de Estados Unidos otorgó la ciudadanía estadounidense a los puertorriqueños y estableció medidas que tenían como objetivo resolver los problemas sociales y económicos. De 1940 a 1948 se instituyó un programa de expansión de la energía hidroeléctrica para atraer la industria estadounidense y proporcionar más empleo a los habitantes de la isla; también se iniciaron proyectos de construcción de sistemas de regadío. Durante la II Guerra Mundial la isla se convirtió en una importante base del Ejército y la Armada de Estados Unidos, con la construcción de bases navales en el puerto de San Juan y en la isla de Culebra.
En el año 1942 se emprendió un programa de desarrollo conocido como ‘Operación Oreja’, dirigido por Luis Muñoz Marín, presidente y fundador del Partido Popular Democrático, que preconizaba la autonomía interna y la asociación con Estados Unidos. Este programa tuvo como resultados la expansión industrial y el aumento general del nivel de vida. En 1948 Muñoz Marín fue el primer gobernador electo por los puertorriqueños, después de que el Congreso de Estados Unidos dispusiera su elección de forma democrática y no por decisión del presidente de ese país.
7.3

Creación del Estado Libre Asociado
El 4 de junio de 1951 los votantes puertorriqueños aprobaron mediante referéndum una ley estadounidense que les garantizaba el derecho a redactar su propia Constitución; en septiembre de ese mismo año la Asamblea Constituyente comenzó sus deliberaciones y en marzo de 1952 el electorado aprobó la nueva ‘Carta Magna’, que entró en vigor el 25 de julio. Muñoz Marín proclamó el Estado Libre Asociado de Puerto Rico. Las primeras elecciones generales bajo el nuevo estatuto se celebraron el 4 de noviembre y supusieron una aplastante mayoría para Muñoz Marín y el Partido Popular Democrático.
La reelección del gobernador Muñoz Marín en 1956 y en 1960 se consideró como una prueba del amplio apoyo popular del que gozaba, no sólo su política social y económica, sino la nueva condición de la isla como estado libre asociado. En el referéndum celebrado en julio de 1967 la mayoría de los puertorriqueños votaron a favor y ratificaron el mantenimiento de esta condición.
7.4

La cuestión del estado integrado
En las elecciones de 1968 Luis A. Ferré, candidato del Partido Nuevo Progresista, fue elegido gobernador. Ferré favoreció la integración de Puerto Rico en Estados Unidos, pero sólo cuando la economía de la isla se hubiera reforzado. Sin embargo, en 1973 el Partido Popular Democrático volvió al poder con Rafael Hernández Colón como gobernador, partidario de mantener la autonomía y la condición de Puerto Rico como estado libre asociado. La administración puertorriqueña inició una política de atracción de inversiones de Estados Unidos al gozar de franquicia arancelaria para la exportación de sus productos a ese país. El electorado cambió de nuevo en 1976: el Partido Nuevo Progresista volvió a hacerse con el control de la Asamblea Legislativa y Carlos Antonio Romero Barceló fue proclamado nuevo gobernador al año siguiente.
Romero, acérrimo defensor de la integración en Estados Unidos, vio muy disputadas las elecciones de 1980, en las cuales se mantuvo en su cargo sólo por un estrecho margen de votos; sin embargo, el Partido Popular Democrático obtuvo impresionantes resultados en las elecciones legislativas y en las municipales adjudicándose la mayoría en la Cámara de Representantes. Mientras tanto, grupos extremistas nacionalistas, como las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (FALN), con base en Estados Unidos, utilizaron tácticas terroristas a finales de la década de 1970 y comienzos de la de 1980 para presionar a favor de la independencia.
En 1984 Hernández Colón fue elegido de nuevo gobernador y el Partido Popular Democrático consiguió la mayoría en ambas cámaras legislativas. Colón fue reelegido en 1988 y tres años después promovió y firmó la Ley del Idioma, aprobada por la Asamblea Legislativa, por la cual se declaraba a la lengua española el idioma oficial único de Puerto Rico. En 1991, después de perder en un plebiscito simbólico sobre la condición de Puerto Rico como Estado Libre Asociado, Colón decidió no seguir gobernando durante otro periodo.
En 1992 Pedro Rosselló, del Partido Nuevo Progresista, que había sido elegido gobernador un año antes, comenzó a gobernar con un programa favorable a la integración de Puerto Rico en Estados Unidos. Una de sus primeras medidas fue la declaración del inglés como idioma oficial, además del español. En 1993 convocó un referéndum para conocer la opinión de los puertorriqueños sobre la condición política de la isla; sin embargo, el 48% de los votantes se decantó por la petición al Congreso de Estados Unidos de permanecer como Estado Libre Asociado, pero con un estatuto mejorado, frente al 46% que apoyó la plena integración a Estados Unidos y al 4% que defendió la total independencia de la isla.
En los comicios celebrados en noviembre de 1996, los puertorriqueños reeligieron a Pedro Rosselló para un segundo mandato. Participó un 90% del electorado, unos dos millones de votantes, de los que aproximadamente el 51% optó por Rosselló, ferviente partidario de la integración. Héctor Luis Acevedo, candidato del Partido Popular Democrático y defensor de mantener Puerto Rico como Estado Libre Asociado, obtuvo un 44% de los votos. Por su parte, David Noriega, del Partido Independentista Puertorriqueño, tan sólo recibió el apoyo del 4% del electorado.
El Partido Nuevo Progresista consiguió, además, dos tercios del total de escaños en la Asamblea Legislativa, al tiempo que Carlos Romero Barceló, también del PNP, volvió a ser reelegido como Comisionado Residente en el Congreso de los Estados Unidos. En marzo de 1998 la Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó una ley que permitía a Puerto Rico celebrar en diciembre de ese mismo año un referéndum para conocer de nuevo la opinión de sus ciudadanos sobre la posible integración de la isla en los Estados Unidos. En el caso de que el resultado del mismo fuera favorable a la plena integración, Puerto Rico se convertiría, previa aprobación del Congreso estadounidense, en el 51 estado de la Unión, un proceso que podría culminar en 10 años.
Una vez más, cada una de las opciones principales (tres de las cinco propuestas) que se planteaban en la consulta venía avalada por un grupo político; así, mientras el Partido Nuevo Progresista del gobernador Pedro Rosselló impulsaba la incorporación como estado federado de pleno derecho (proceso conocido en la isla como "estadidad"), el Partido Independentista, liderado por Fernando Martín, abogaba por la creación de un Estado soberano; por su parte, el Partido Popular Democrático, dirigido por Aníbal Acevedo, era favorable a mantener la condición de Puerto Rico como estado libre asociado, por lo que hizo campaña a favor de la opción conocida como "ninguna de las anteriores".
Pese a partir como favorita la opción de la plena incorporación, el referéndum —celebrado el 13 de diciembre de 1998, pese a que algunas voces habían propuesto su cancelación o su postergación ante la catástrofe provocada por el paso del huracán Georges en el mes de septiembre, que provocó la muerte a 13 personas y grandes daños materiales en las infraestructuras de la isla— fue ganado, una vez más, por los partidarios de mantener el estatuto político-jurídico vigente, cuya opción recibió el 50,3% de los votos emitidos.
En las elecciones para gobernador celebradas el 7 de noviembre de 2000, Sila María Calderón, líder del Partido Popular Democrático (y por tanto favorable a la libre asociación), obtuvo el 48% de los sufragios y resultó elegida para suceder a Pedro Rosselló en el cargo. El candidato del Partido Nuevo Progresista, Carlos Ignacio Pesquera, consiguió el 45% de los votos emitidos, mientras que el independentista Rubén Berríos no alcanzó el 5% de los mismos. Por lo que respecta a las elecciones legislativas, el triunfo fue también para el Partido Popular Democrático, que ganó el puesto de comisionado residente en el Congreso de Estados Unidos.

Ambientes: Uno irreal y otro real. En el irreal contribuyen los elementos escénicos: música vaga e imprecisa, escenografía, voces que vienen se lo  lejos como de dioses, la presencia de lo griego en la estatua y en la túnica griega que cubre a Casandra, que de suyo es un personaje mítico tocado por Apolo que le otorga el don de la poesía. Mar lejano, ruinas. Un país en ruinas. Metáfora visual de que Puerto Rico es un país en ruinas.
El otro ambiente real, es el del jardín del palacio donde todo esta en orden, es alegre y lleno de esperanza. Los amantes Alberto y Casandra todavía piensan en su relación como un todo armónico. Todavía no hay lianas, no hay ceibas.  Hay sol intenso en contraste con la oscuridad de la realidad trágica destruida
Casandra convertida en estatua como una representación del orden cósmico trastocado.
Estilo del autor: largas disertaciones apasionadas, que se acercan más a un vuelo poético y en ocasiones a un tono patético aunque esta la idea de que ha ocurrido una tragedia.  La tonalidad grave propia  de la tragedia podría entenderse como la tonalidad apasionada del hombre nacionalista que ve a su patria entregada a otro, por otro lado, la idea de que don José (el dictador Luis Muñoz Marín) es un personaje que se destruyó por soberbio y destruyo a sus seres cercanos y a su pueblo.
Personajes: Vemos sobre todo a don José como el trágico que incluso tiende a lamentar que la fatalidad de su ambición lo impulse a vender a su patria. Traiciona sus ideales. Además de ser soberbio mata a los ideales que tuvo. Don José se tapa los dientes, como un defecto que trata de ocultar. Es vigoroso y después está destruido. Tiene la oportunidad de no arruinar el país, cuando por ejemplo el mozo se presenta con la idea de que con las propias piedras de puerto rico se puede hacer un país libre e independiente, pero don José lo rechaza le da largas y parece que después lo destruye.
Casandra: víctima, al igual que Alberto. Aunque este ultimo tiene cierta responsabilidad al igual que Doña Isabel quien pierde sus raíces por ayudar al esposo.
Don  Rodrigo. Antagonista.
TEMA: La modernización y el progreso han acabado con la tradición. Con el alma del pueblo. La presa ahora es moderna pero sin vida. P. 330. La expulsión del paraíso. Don José vende su alma al diablo: al Norte. Agro, pan y emancipación: palabras históricas de campaña del tal Muñoz Marín Luis. Perdida de la independencia y del aliento vital = tragedia, como Yerma que pierde su posibilidad de actuar. La semilla de la libertad de don Rodrigo, palabrería que es criticada por Muñoz —José. Pero las acciones de los activistas de hoy no han cambiado. Ley antisubversiva que es como la de Maximiliano en tiempos del segundo imperio mexicano.

El segundo acto es como la declaración de la tragedia. Ya el ambiente cambió. Ya hay un desorden en todo. Los personajes han sido destruidos, a Tiresias (Teresias)  le piden identificación para entrar. El orden ha sido trastocado.
Fatalidad: se destruye a la libertad con toda conciencia, pero inexorablemente
Símbolos: la Ceiba y el ruiseñor.  Las raíces. La naturaleza habla.
Final: muerte de Alberto, transformación de Casandra en estatua, todo en la firma del tratado.  Intensamente dramático. 

Entradas populares de este blog

Antígona Furiosa Griselda Gambaro

Dos mujeres de Javier Daulte

Los Cuervos están de luto HUGO ARGÜELLES