Entradas

Mostrando entradas de diciembre 11, 2014

LA MARQUESA DE LARKSPUR LOTION TENNESSE WILLIAMS

Imagen
LA MARQUESA DE LARKSPUR LOTION
TENESSE WILLIAMS




SRA. HARDWICKE-MOORE
SRA. WIRE
EL ESCRITOR



ACTO ÚNICO
Una habitación pobremente amueblada en el barrio francés de
Nueva Orleáns. No tiene ventana, ya que es un cubículo separado
de otros semejantes por tabiques artificiales. Un pequeño tragaluz
inclinado deja pasar la escasa y deprimente luz de las últimas horas
de la tarde. Hay un armario alto, negro, con lunas rotas en las
puertas, una bombilla eléctrica oscilante, una cómoda negra y
carente de elegancia, una horrible estampa de un santo y, encima
de la cama, un escudo de armas en un marco.
La Sra. Hardwicke-Moore, una mujer de cuarenta años, teñida de
rubio, está sentada en el borde de la cama en una actitud pasiva,
como si no se le ocurriera nada mejor que hacer.
Se oye un golpe seco en la puerta.
SRA. HARDWIKE-MOORE: ( En un tono agudo, afectado)¿ Quién es, por favor?
SRA. WIRE: ( Desde afuera bruscamente) ¡ Soy yo!
(Con una expresión momentánea de terror en la cara, la Sra.
Hardwike-Moore se levanta mu…

La mutilada. TENNESSEE WILLIAMS.

Imagen
La mutilada

TENNESSEE WILLIAMS


ESCENA I
El Hotel Silver Dollar de la calle South Rampart: en el antiguo Barrio Francés de Nueva
Orleans. Ante el escritorio está sentado el empleado nocturno, BERNIE , en una silla giratoria
que se inclina hacia atrás, permitiéndole apoyar los pies sobre el bajo mostrador. Está leyendo
una revista de historietas. Si llama el conmutador, puede hacer una conexión con un levísimo
cambio de posición. Hay una estrecha escalera externa de madera gris que llega a un rellano
del piso superior. Por algún motivo, tal vez porque antes era una residencia privada de
madera, este rellano da acceso a un solo cuarto. El cuarto así favorecido es el de TRINKET
DUGAN . Cuando se alza el telón, oímos a los cantores de villancicos cantando los primeros
versos.
CORO :
Creo que los raros, los locos y extraños
Obtendrán su festividad este año
Y por un momento, un breve momento,
Habrá piedad para todos los violentos.
¡Milagro, milagro!
Un refugio para todos los violentos.
Creo…