Entradas

Mostrando entradas de noviembre 4, 2014

Marta y el Dragón. Luisa Josefina Hernández. La calle de la gran ocasión.

Imagen
Marta y el Dragón
La calle de la gran ocasión- Luisa Josefina Hernández
DRAGÓN: No puedo ni siquiera imaginar cómo te has atrevido a entrar en este bosque. No sé qué decirte porque sin duda ya estás enterada del destino que corren todos los que se atreven. O no aprecias la vida o eres el descuido mismo. ¿Nadie te advirtió lo que podía sucederte? MARTA: Algo me dijeron. DRAGÓN: Sin embargo, aquí estás. Prepárate. Piensa tu último pensamiento y procura que valga la pena, así tal vez te reconcilies con la idea de lo que te sucederá. MARTA: Estoy pensándolo. DRAGÓN: Supongo que sabes que voy a devorarte. MARTA: ¿Te gusta devorar? DRAGÓN: Me es indiferente, pero así vivo. Me gusta vivir. MARTA: A mí también me gusta vivir. DRAGÓN: No lo parece. ¿Ya estás lista? MARTA: Sí. DRAGÓN: ¡Con qué tranquilidad lo dices! MARTA: ¿Qué esperas? DRAGÓN: Nada. No sé. Dime, qué pensaste. MARTA: En ti. Intensamente. DRAGÓN: ¡En mí! ¿Qué pensaste de mí? MARTA: Que al fin te había encontrado. Llevo muchos años de pensar. Pri…

Marta y el Dragón. Luisa Josefina Hernández. La calle de la gran ocasión.

Imagen
Marta y el Dragón
La calle de la gran ocasión- Luisa Josefina Hernández
DRAGÓN: No puedo ni siquiera imaginar cómo te has atrevido a entrar en este bosque. No sé qué decirte porque sin duda ya estás enterada del destino que corren todos los que se atreven. O no aprecias la vida o eres el descuido mismo. ¿Nadie te advirtió lo que podía sucederte? MARTA: Algo me dijeron. DRAGÓN: Sin embargo, aquí estás. Prepárate. Piensa tu último pensamiento y procura que valga la pena, así tal vez te reconcilies con la idea de lo que te sucederá. MARTA: Estoy pensándolo. DRAGÓN: Supongo que sabes que voy a devorarte. MARTA: ¿Te gusta devorar? DRAGÓN: Me es indiferente, pero así vivo. Me gusta vivir. MARTA: A mí también me gusta vivir. DRAGÓN: No lo parece. ¿Ya estás lista? MARTA: Sí. DRAGÓN: ¡Con qué tranquilidad lo dices! MARTA: ¿Qué esperas? DRAGÓN: Nada. No sé. Dime, qué pensaste. MARTA: En ti. Intensamente. DRAGÓN: ¡En mí! ¿Qué pensaste de mí? MARTA: Que al fin te había encontrado. Llevo muchos años de pensar. Pri…

Amadeus. Peter Shaffer.

Imagen
Amadeus
Peter Shaffer

ACTO PRIMERO
Viena, 1823. Oscuro. Murmullos enfurecidos llenan la sala. Al principio no podemos distinguir nada más que la palabra "¡SALIERI!" repetida por todo el teatro. También, apenas perceptible, la palabra "¡asesino!".
Paulatinamente los murmullos se extienden y aumentan de volumen. Luego la luz sube en el fondo del escenario mostrando las siluetas de hombres y mujeres vestidos con sombreros de copa y faldas de principios del siglo XIX: son los ciudadanos de Viena, todos apiñados en la "Caja de Luz", expresando su escándalo.
CIUDADANOS.— ¡ SALIERI !... ¡ SALIERI !... ¡ SALIERI !
(En el escenario, en una silla de ruedas, vuelto de espaldas a nosotros, está sentado un anciano. Cuando la luz se hace más intensa, vemos la parte superior de su cabeza embutida en un viejo gorro, y quizá el chal que rodea sus hombros.)
CIUDADANOS.— ¡ SALIERI !...¡ SALIERI !...¡ SALIERI !...
(Dos hombres de mediana edad entran corriendo por ambos lado…