Entradas

Mostrando entradas de octubre 23, 2014

La señorita Julia. August Strindberg.

Imagen
La señorita Julia

August Strindberg


Una amplia cocina con techo de vigas decoradas y las paredes laterales ocultas entre telas. La pared del fondo avanza, sesgada, hacia el centro de la escena. A la izquierda, también, dos alacenas adornadas con papel de cocina, y en ellas, baterías de estaño, hierro y cobre. A la derecha, primer término, se ve parte de una gran puerta vidriera, en arco, por donde se divisa una fuente, con surtidor y un amorcillo, entre el ramaje de saúcos en flor y algunos chopos. Puertas a derecha e izquierda. Por la izquierda se distingue la esquina de un fogón de ladrillos con parte de la campana. A la derecha, una mesa de madera blanca para el servicio y algunas sillas. Sobre la mesa, una gran jarra japonesa, con ramos de saúco. También el fogón está adornado con ramas de abedul. En el suelo, esparcidas, ramas de enebro. Un cajón grande para el hielo. Un lavabo. Un fregadero. Sobre la puerta, un grande y antiguo reloj de péndulo. Una bocina de comunicación inter…

La Pirámide. Copi.

Imagen
La Pirámide
Copi
PERSONAJES: LA REINA LA PRINCESA LA RATA EL JESUITA EL  AGUATERO LA VACA SAGRADA EL FANTASMA DE LA RATA EL TURISTA

La reina, la princesa, la rata PRINCESA: Mamá, una  rata. REINA: ¿Quién es? PRINCESA: Una  rata  que habla. REINA: ¿Es un español? PRINCESA: No,  habla  indio como  nosotros. REINA: Hacelo entrar. PRINCESA: Puede  entrar, Señor  Rata. RATA: ¿Oh?  ¡Reina   mía!  Que  el dios  sol  le otorgue  una larga  vida  y una  dichosa muerte. REINA: Gracias, puede  usted  hablar. RATA: No  me atrevo, tanto tiemblo ante  vuestra belleza y poder ¡Sólo soy  una  vulgar  rata! REINA: En los límites  de mi reino  incluso  las ratas tienen derecho a la palabra, a condición de que  hablen  la misma  lengua. ¿Dónde aprendió usted  el indio? RATA: En los  jeroglíficos  de sus ancestros, oh, Reina  mía. REINA: ¿Y cómo  llegó hasta  ellos? RATA: En mi juventud  fui bibliotecario de su padre, el gran cacique Patoruzú. REINA: Me  parece  haber  escuchado su voz en mi infanci…