Dios (Una comedia) Woody Allen


























Dios
(Una comedia)

Woody Allen



ESCENA: Atenas. Aproximadamente el año 500 a. de C. Dos griegos meditabundos en el
centro de un enorme anfiteatro vacío. Crepúsculo. Uno es el ACTOR; el otro, el AUTOR.
Ambos están pensativos y desconcertados. Deberían interpretarles dos payasos buenos y
vulgares.

ACTOR
Nada,., sencillamente nada...
AUTOR
¿Qué?
ACTOR
No tiene sentido. Es vacío.
AUTOR
El final.
ACTOR
Naturalmente. ¿Qué estamos discutiendo? Estamos discutiendo el final.
AUTOR
Siempre estamos discutiendo el final.
ACTOR
Porque es imposible
AUTOR
Reconozco que es poco satisfactorio.
ACTOR
¿¡Poco satisfactorio!? Ni siquiera resulta creíble. Cuando se escribe una obra el truco
está en empezar por el final. Se busca un final sólido y bueno, y luego se escribe hacia
atrás.
AUTOR
Ya intenté eso. Me salió una obra que no tenía principio
ACTOR
Eso es absurdo.
AUTOR
¿Absurdo? ¿Qué es absurdo?
ACTOR
Toda obra ha de tener un principio, un centro y un final.
AUTOR
¿Por qué?
ACTOR
(Seguro de sí mismo.)
Porque todo en la naturaleza posee un principio, un centro y un final.
AUTOR
¿Y un círculo?
ACTOR
(Piensa.)
Está bien... Un círculo no tiene principio, centro, ni final,,, pero tampoco tiene nada de
gracioso.
AUTOR
Diabetes, piensa un final. Estrenamos dentro de tres días,
ACTOR
Yo no. No voy a estrenar este rábano. Tengo una reputación como actor, unos
seguidores... Mi público espera verme en algo digno de mí.
AUTOR
Me permito recordarte que eres un actor hambriento y sin trabajo, a quien generosamente
consiento que salga en mi obra para apoyar su reaparición,
ACTOR
Hambriento, si... sin trabajo, quizás.. Que busca una reaparición, tal vez... pero
¿borracho?
AUTOR
Yo no he dicho nunca que fueras un borracho
ACTOR
No, pero soy también un borracho.
AUTOR
(En un golpe repentino de inspiración.)
¡Y si tu personaje sacase una daga de su túnica y
en un arrebato frenético de frustración se desgarrara
los ojos hasta quedarse ciego?
ACTOR
Si, es una gran idea. ¿No has comido nada hoy?
AUTOR
¿Qué es lo que te parece mal?
ACTOR
Es deprimente. El público lo verá y...
AUTOR
Ya sé... hará ese sonido extraño con los labios.
ACTOR
Se llama silbar.
AUTOR
¡Por una vez que quiero ganar el concurso! Aunque sólo sea una vez, antes de que mi
vida se extinga, y quiero que mi obra se lleve el primer premio. Además, no es la vasija de
anisado lo que me importa, es el honor.
ACTOR
(Repentinamente inspirado.)
¿Y si el rey de pronto cambiase de actitud? Esta es una idea positiva.
AUTOR
Nunca haría tal cosa.
ACTOR
(Tratando de convencerle.)
¿Y si la reina le convenciera?
AUTOR
Ni hablar. Es una zorra.
ACTOR
Pero si el ejército troyano se rindiera...
AUTOR
Ha de luchar hasta la muerte.
ACTOR
¿También si Agamenón se volviese atrás en su promesa?
AUTOR
No va con su naturaleza.
ACTOR
Pero yo podría levantarme de pronto y luchar.
AUTOR
Va en contra de tu personaje. Eres un cobarde... un esclavo insignificante y ruin con la
inteligencia de un gusano. ¿Por qué crees que te he dado el papel?
ACTOR
¡Te acabo de ofrecer seis finales distintos!
AUTOR
Cada uno más torpe que el anterior.
ACTOR
Lo que es torpe es la obra.
AUTOR
Los seres humanos no actúan de esta manera. No va con su naturaleza.
ACTOR
¿Qué significa eso de su naturaleza? Nos hemos atascado en un final imposible.
AUTOR
Mientras el hombre sea un animal racional, yo no puedo, como dramaturgo, permitir que
un personaje haga en la escena lo que no haría jamás en la vida real.
ACTOR
¿Me permites recordarte que no existimos en la vida real?
AUTOR
¿Qué quieres decir?
ACTOR
¿Te das cuenta de que somos personajes en una obra que se representa ahora mismo en
algún teatro de Broadway? No te enfades conmigo, yo no ta he escrito.
AUTOR
Somos personajes de una obra y pronto vamos a ver mi obra... que es una obra dentro de
una obra. Y nos están viendo.
ACTOR
Sí. Resulta sumamente metafísico, ¿verdad?
AUTOR
¡No sólo es metafísico, es estúpido!
ACTOR
¿Preferirías quizá estar entre los espectadores?
AUTOR
(Mirando al público.)
Decididamente no. Mírales.
ACTOR
¡Entonces sigamos con lo nuestro!
AUTOR
(Murmura.)
Han pagado para entrar.
ACTOR
¡Hepatitis, te estoy hablando!
AUTOR
Ya lo sé, el problema está en el final.
ACTOR
Siempre está en el final.
AUTOR
(Se dirige de pronto al público.)
¿Alguno de vosotros sugiere algo?
ACTOR
¡Deja de hablar con el público! Ojalá no hubiese dicho nada del público.
AUTOR
Es extravagante, ¿no? Somos dos antiguos griegos en Atenas y estamos a punto de ver
una obra que yo he escrito y que tú interpretas, y ellos han venido de Queens o algún otro
lugar horrible como ese y nos están viendo en la obra de otra persona. ¿Y si no fueran
más que personajes de otra obra? ¿Y alguien les estuviera viendo? ¿O si nada existiese y
todos nosotros somos únicamente un sueño de alguien? ¿o, lo que sería peor, no
existiese más que aquel individuo gordo de la tercera fila?
ACTOR
Ahí quería yo ir a parar. ¿Y si el universo no es racional y las personas no son
inmutables? Entonces podríamos cambiar el final sin tener que sujetamos ' a conceptos
establecidos. ¿Me entiendes?
AUTOR
Naturalmente que no. (Al público.) ¿Le entendéis vosotros? Es un actor. Come en Sardi.
ACTOR
quisiera. Yo no tendría que ser el esclavo sólo porque tú lo escribiste así, yo podría elegir
convertirme en un héroe.
AUTOR
Entonces no hay obra.
ACTOR
¿No hay obra? Bueno, nos veremos en Sardi.
AUTOR
¡Diabetes, lo que sugieres es el caos!
ACTOR
¿La libertad es caos?
AUTOR
¿La libertad es caos? Hmmm... Ardua cuestión. (Al público.) ¿La libertad es caos? ¿Ha
estudiado alguien filosofía por aquí?
(Una CHICA del público contesta.)
CHICA
Yo.
AUTOR
¿Quién?
CHICA
La verdad es que saqué el título de gimnasia, pero he estudiado filosofía.
AUTOR
¿Quieres subir aquí?
ACTOR
¿Qué demonios estás haciendo?
CHICA
¿Importa que haya sido en la universidad de Brooklyn?
AUTOR
¿Universidad de Brooklyn? No. aprovecharemos lo que haya.
(La CHICA se abre paso hasta el escenario.)
ACTOR
¡ Yo me largo!
AUTOR
¿Qué te pasa?
ACTOR
Estamos en una obra. ¿Quién es esa chica?
AUTOR
¡Dentro de cinco minutos empieza el Festival de Teatro de Atenas, y aún no tengo final
para mi obra!
ACTOR
¿Y entonces?
AUTOR
Se han suscitado serías cuestiones filosóficas. ¿Existimos? ¿Existen ellos? (Indicando al
público.) ¿Cuál es la verdadera naturaleza del carácter humano?
CHICA
Hola. Me llamo Doris Levine.
AUTOR
Yo me llamo Hepatitis y éste es Diabetes. Somos antiguos griegos.
DORIS
Yo soy de Eureka, California.
ACTOR
¡Échala del escenario!
AUTOR
(Mirándola bien de arriba a abajo, ya que es guapa.) Está muy buena.
ACTOR
¿Y eso qué tiene que ver?
DORIS
El problema filosófico fundamental es: Si un árbol se cae en el bosque y nadie está cerca
para oírlo... ¿como sabremos que hace ruido?
(Todos se miran, desconcertados.)
ACTOR
¿Ya quién le importa? Estamos en la calle 42.
AUTOR
¿Irías a la cama conmigo?
ACTOR
¡Déjala tranquila!
DORIS
(Al ACTOR.)
No te metas en lo que no te importa.
AUTOR
(Llamando a alguien entre bastidores.)
¿Podemos bajar el telón? Sólo por cinco minutos...
(Al público.) No se muevan será un momento.
ACTOR
¡Esto es insultante! ¡Absurdo! (A DORIS.) ¿No tienes ninguna amiga?
DORIS
Claro. (Llamando a alguien del público.) Diana, ¿quieres venir aquí?... Creo que he ligado
con un
par de griegos. (No hay respuesta.) Es muy tímida.
ACTOR
Bueno, tenemos que representar una obra. Voy a decírselo al autor.
AUTOR
I Yo soy el autor!
ACTOR
Me refiero al autor original.
AUTOR
(En voz baja al ACTOR.)
Diabetes, creo que me la podré tirar.
ACTOR
¿Qué quieres decir con tirar? ¿Quieres decir acostarte... con toda esa gente mirando?
AUTOR
Haré bajar la cortina. Además ahí habrá unos cuantos que lo hacen. No muchos,
probablemente.
ACTOR
Idiota, tú eres ficticio, ella es judía... ¿sabes cómo saldrán los niños?
AUTOR
Ven, tal vez consigamos que su amiga suba aquí. (El ACTOR se dirige a la izquierda del
escenario para telefonear.)
¿Diana? Se te presenta la ocasión de salir con... (Da el nombre de un actor real.) Es un
actor muy conocido... ha hecho montañas de anuncios para televisión.
ACTOR
(Al teléfono.)
Línea, por favor.
DORIS
No quiero crear problemas
AUTOR
Problema ninguno. Lo único es que aquí hemos perdido el contacto con la realidad, según
parece.
DORIS
¿Quién sabe lo que es realmente la realidad?
AUTOR
Tienes toda la razón, Doris
DORIS
(Filosóficamente.)
Las personas creen tantas veces comprender la realidad cuando no hacen otra cosa
realmente que corresponder a su «falsifícacidad».
AUTOR
Siento un deseo por ti que estoy convencido de que es real.
DORIS
¿Es real el sexo?
AUTOR
Aunque no lo fuese, es sin embargo una de las mejores actividades falsas a que puede
dedicarse una persona.
(La abraza, pero ella retrocede.)
DORIS
No. Aquí no.
AUTOR
¿Por qué no?
DORIS
No lo sé. Es mi frase.
AUTOR
¿Nunca te has acostado con un personaje ficticio?
DORIS
La vez que estuve más cerca fue con un italiano.
ACTOR
(Está al teléfono. Se oye una fiesta al otro extremo del hilo, a través de un filtro.) ¿Oiga
TELÉFONO
(Voz de camarera.)
Residencia del señor Alien, ¿diga?
ACTOR
¿Podría hablar con el señor Alien?
voz DE CAMARERA
¿Quién le llama, por favor?
ACTOR
Uno de los personajes de su obra.
CAMARERA
Un momento. Señor Alien, un personaje ficticio al teléfono.
ACTOR
(A los otros.)
Ahora veremos qué pasa con vosotros, tortolitos.
VOZ DE WOODY
¿Diga?
ACTOR
¿Señor Alien?
WOODY
¿Sí?
ACTOR
Soy Diabetes.
WOODY
¿Quién?
ACTOR
Diabetes. Soy un personaje creado por usted.
WOODY
Oh, sí... Ya recuerdo, eres un personaje mal dibujado... demasiado de una sola pieza.
ACTOR
Gracias
WOODY
Oye... ¿no se está representando la obra ahora?
ACTOR
Por eso le llamo. Hay una chica desconocida en escena y no se va y Hepatitis de pronto
se ha puesto caliente con ella.
WOODY
¿Qué aspecto tiene?
ACTOR
Es guapa, pero no pertenece a la obra.
WOODY
¿Rubia?
ACTOR
Morena... de pelo largo.
WOODY
¿Piernas bonitas?
ACTOR
Sí.
WOODY
¿Buenas tetas?
ACTOR
Estupendas.
WOODY
Que no se mueva de ahí, ahora voy.
ACTOR
Estudia filosofía. Pero no tiene idea de nada... un típico producto de la cafetería de la
universidad de Brooklyn.
WOODY
Es gracioso, empleé esta frase en Sueños de seductor para describir a una chica.
ACTOR
Confío en que hiciese reír más.
WOODY
Y Que se ponga.
ACTOR
¿Al teléfono?
WOODY
Claro.
ACTOR
(A DORIS.)
Es para ti.
DORIS
(Susurra.)
Le he visto en el cine. No quiero hablar con él.
ACTOR
Ha escrito la obra.
DORIS
Es pretenciosa.
ACTOR
(Al teléfono.)
No quiere hablar con usted. Dice que la obra es pretenciosa.
WOODY
Oh, cielos. Está bien, vuélveme a llamar y me cuentas cómo termina la obra.
ACTOR
De acuerdo.
(Cuelga, y luego se rasca la cabeza dos veces, al darse cuenta de lo dicho por el autor.)
DORIS
¿Puedo hacer un papel en la otea?
ACTOR
No lo entiendo. ¿Eres una actriz o una chica que interpreta a una actriz?
DORIS
Yo siempre quise ser actriz. Mamá quería que fuese enfermera. Papá pensaba que debía
casarme con alguien de la buena sociedad.
ACTOR
¿Y qué haces para ganarte la vida?
DORIS
Trabajo en una compañía que fabrica platos de poco fondo para restaurantes chinos.
(Un GRIEGO entra desde bastidores.)
TRIQUINOSIS
Diabetes, Hepatitis. Yo soy. Triquinosis. (Saludos ad-lib.) Acabo de tener una discusión
con Sócrates en la Acrópolis, y me han demostrado que no existo, así que me siento
trastornado. Por cierto, corre la voz de que necesitáis un final para vuestra obra. Creo que
tengo la solución.
AUTOR
¿De veras?
TRIQUINOSIS
(Señalando a DORIS.)
¿Quién es?
DORIS
Doris Levine.
TRIQUINOSIS
No serás de Eureka, California.
DORIS
Sí.
TRIQUINOSIS
¿Conoces a los Rappaport?
DORIS
¿Myron Rappaport?
TRIQUINOSIS
(Asintiendo.)
Trabajábamos los dos para el partido liberal.
DORIS
Qué coincidencia.
TRIQUINOSIS
Tú tuviste una aventura con el alcalde Lindsay.
DORIS
Eso quería yo... él no.
AUTOR
¿Cuál es el final?
TRIQUINOSIS
Eres más guapa de lo que me imaginaba.
DORIS
¿De veras?
TRIQUINOSIS
Me gustaría irme a la cama contigo ahora mismo.
DORIS
Hoy es mi noche. (TRIQUINOSIS la toma por la muñeca apasionadamente.) Por favor.
Soy virgen. ¿Es ésta mi frase?
(El APUNTADOR sale de entre bastidores con el libro; lleva jersey.)
APUNTADOR
«Por favor. Soy virgen.» SI. (Sale.)
AUTOR
¿Qué hay de ese dichoso final?
TRIQUINOSIS
¿Huh? Oh (Grita.) ¡Compañeros!
(Entran varios GRIEGOS arrastrando una complicada máquina.)
AUTOR
¿Qué diablos es esto?
TRIQUINOSIS
El final de tu obra.
ACTOR
No comprendo.
TRIQUINOSIS
Esta máquina, que he estado construyendo durante seis meses en el taller de mi cuñado,
es la respuesta.
AUTOR
¿Cómo?
TRIQUINOSIS
En la escena final... cuando todo parece perdido y Diabetes, el humilde esclavo, se halla
en la más desesperada de las situaciones...
ACTOR
¿Qué?
TRIQUINOSIS
Zeus, Padre de los Dioses, desciende dramáticamente de lo alto y, blandiendo sus rayos,
trae la salvación a un agradecido pero débil grupo de mortales.
DORIS
Deus ex machina.
TRIQUINOSIS
¡Eh!... Ese es un nombre estupendo para ese chisme!
DORIS
Mi padre trabaja para la Westinghouse.
AUTOR
Sigo sin entenderlo.
TRIQUINOSIS
Espera a ver ese chisme en acción. Hace volar a Zeus. Voy a ganar una fortuna con este
invento. Sófocles ha pagado un depósito por uno. Eurípides quiere dos.
AUTOR
Pero esto cambia el significado de la obra.
TRIQUINOSIS
No hables hasta que veas la demostración. Colitis, métete en et arnés volador.
COLITIS
¿Yo?
TRIQUINOSIS
Haz lo que te digo. No lo vas a creer.
COLITIS
Ese chisme me da miedo.
TRIQUINOSIS
Lo dice en broma... Muévete, idiota, estamos a punto de hacer una venta. Él lo hará. Ja,
ja...
COLITIS
No me gustan las alturas.
TRIQUINOSIS
¡Métete ahí! Deprisa. ¡Vamos! ¡Métete en tu traje de Zeus! Una demostración.
(Sale mientras COLITIS protesta.)
COLITIS
Quiero llamar a mi agente.
AUTOR
Así que dices que Dios aparece al Final y lo arregla todo.
ACTOR
¡Me gusta! ¡Eso es b que el público paga por ver!
DORIS
Tiene razón. Es como aquellas películas bíblicas de Hollywood.
AUTOR
(Deteniéndose en el centro de la escena con aire un poco demasiado dramático.)
Pero si Dios lo arregla todo,, el hombre no es responsable de sus actos.
ACTOR
No me sorprende que te inviten a tan pocas fiestas.
DORIS
Pero sin Dios, el universo no tiene sentido. La vida no tiene sentido. Nosotros no tenemos
sentido. (Pausa mortal.) Siento un repentino e irresistible impulso de acostarme con
alguien.
AUTOR
Ahora no estoy de humor.
DORIS
¿De veras? (Al público.) ¿Querría alguien del público acostarse conmigo?
ACTOR
¡Basta ya! (Al público.) No lo dice en serio, amigos.
AUTOR
Estoy deprimido.
ACTOR
¿Qué te atormenta?
AUTOR
No sé si creo en Dios.
DORIS
(Al público.) Lo digo en serio.
ACTOR
Si no hay Dios, ¿quién ha creado el universo?
AUTOR
No estoy seguro aún.
ACTOR
¿ Qué significa eso de que no estás seguro aún!? ¿Cuándo vas a saberlo?
DORIS
¿Hay alguien ahí que quiera ir a la cama conmigo?
HOMBRE
(Se levanta entre el público.)
Yo me acostaré con esa chica si nadie más quiere.
DORIS
¿Lo hará, señor?
HOMBRE
¿Qué os pasa a todos?; Una chica tan hermosa como esa! ¿No hay ningún hombre con
sangre en las venas aqui? Sois todos un hatajo de neoyorkinos, izquierdistas, judíos,
intelectuales, comunistas, liberales...
(LORENZO MILLER sede de entre bastidores. Lleva traje de calle.)
LORENZO
¡Siéntese! ¿Quiere sentarse?
HOMBRE
Está bien, está bien.
AUTOR
¿Quién eres tú?
LORENZO
Lorenzo Miller. Este público es creación mía. Soy escritor.
AUTOR
¿Qué quieres decir?
LORENZO
Yo escribí que un numeroso grupo de personas de Brooklyn, Queens, Manhattan y Long
Island van al Golden Theater para ver una obra. Y ahí están.
DORIS
(Señalando d público.)
¿Quieres decir que son ficticios también? {LORENZO asiente.) ¿No son libres de hacer lo
que les venga en gana?
LORENZO
Ellos creen que lo son, pero siempre hacen lo que está previsto.
MUJER
(De pronto una MUJER se levanta del público, muy enojada.) ¡Yo no soy ficticia!
LORENZO
Lo siento, señora, pero así es.
MUJER
Pero si tengo un hijo en la escuela de comercio de Harvard.
LORENZO
Su hijo es una creación mía, es ficticio. Y no es que sea sólo ficticio, es homosexual.
HOMBRE
Ya le enseñaré yo lo ficticio que soy. Voy a salir de este teatro y hacer que me devuelvan
el dinero. Esta obra es una estupidez. De hecho, no es una obra. Cuando voy al teatro,
quiero ver algo que tenga argumento -con un principio, un centro y un final- y no esta
mierda. Buenas noches. (Sale enojado por un pasillo.)
LORENZO (Al público.) No es un
personaje muy bueno. Lo he escrito muy irritable. Más tarde se siente culpable y se pega
un tiro. (Suena una detonación.) ¡Más tarde!
HOMBRE
(Vuelve a entrar con una pistola humeante.)
Lo siento, ¿he disparado demasiado pronto?
LORENZO
¡Fuera de aquí!
HOMBRE
Estaré en Sardi.
(Sale.)
LORENZO
(Entre el público, hablando con varias de las personas presentes.)
¿Cuál es su nombre, señor? Uh-huh. (Diálogo improvisado, en función de lo que el
público diga.) ¿De dónde viene? ¿No es encantador? Estupendo personaje. Hay que
recordarle que se vista de otra manera. Más adelante esta mujer abandona a su marido
por ese tipo. Difícil de creer, ya lo sé. Oh... miren a ese individuo. Viola después a aquella
señora.
AUTOR
Es espantoso ser ficticio. Somos todos tan limitados.
LORENZO
Sólo por los límites del dramaturgo. Tú tienes la desgracia de estar escrito por Woody
Alien. Imagínate si te llega a escribir Shakespeare.
AUTOR
No puedo aceptarlo. Soy un hombre libre y no necesito que aparezca Dios volando para
salvar mi obra. Soy un buen escritor.
DORIS
¿Quieres ganar el Festival de Teatro de Atenas, no?
AUTOR
(De pronto dramático.)
Si. Quiero ser inmortal. No quiero morir y ser olvidado. Quiero que mis obras sigan
viviendo mucho tiempo después de que mi envoltura física haya desaparecido. ¡Quiero
que las generaciones futuras sepan que he existido! Por favor, no permitáis que sea un
punto insignificante, que se pierde en la eternidad, Gracias, señoras y caballeros. Me
honro en aceptar este Premio Tony y agradezco a David Merrick...
DORIS
A mí no me importa lo que diga nadie, soy real.
LORENZO
En realidad no.
DORIS
Pienso, luego existo. O mejor aún, siento... siento un orgasmo.
LORENZO
¿Lo tienes?
DORIS
Constantemente.
LORENZO
¿De veras?
DORIS
Con mucha frecuencia.
LORENZO
¿Sí?
DORIS
La mayor parte de las veces, si.
LORENZO
¿Sí?
DORIS
Al menos la mitad de las veces.
LORENZO
No.
DORIS
¡Sí! Con algunos hombres.
LORENZO
Difícil de creer.
DORIS
No es necesariamente a través de la relación sexual. Suele ser oral...
LORENZO
Uh-huh.
DORIS
Y lo finjo también, naturalmente. No quiero insultar a nadie.
LORENZO
¿Has tenido un orgasmo alguna vez?
DORIS
No. En realidad, no.
LORENZO
Porque ninguno de nosotros es real.
AUTOR
Pero si no somos reales, no podemos morir.
LORENZO
No. A menos que el autor decida matamos.
AUTOR
¿Y por qué haría tal cosa? (De entre batidores, sale. BLANCHE DUBOIS.)
BLANC3E
Porque, tesoro, satisface eso que llaman su... sensibilidad estética.
AUTOR
(Todos se vuelven hacia ella.) ¿Quién eres?
BLANCHE
Blanche. Blanche DuBois. Significa «blancos bosques». No os levantéis, por favor... Sólo
pasaba por aquí.
DORIS
¿Qué haces aquí?
BLANCHE
Buscar un refugio. Sí, en este viejo teatro... No pude evitar el oír vuestra conversación.
¿Podría tomar una coca-cola con un poco de bourbon?
ACTOR
(Aparece. No advertimos que se había marchado.)
¿Quieres una tónica?
AUTOR
¿Dónde demonios estabas?
ACTOR
Fui al baño.
AUTOR
¿En mitad de la obra?
ACTOR
¿Qué obra? (A BLANCHE.) Explícale que somos todos limitados.
BLANCHE
Me temo que es muy cierto. Muy cierto y muy penoso. Por eso me escapé de mi obra.
Salí huyendo. Oh, no es porque el señor Tennessee Williams no sea un gran escritor,
pero hijo... me puso en medio de una pesadilla. La última cosa que recuerdo, es que se
me llevaban dos desconocidos, y uno llevaba una camisa de fuerza. En cuanto salimos de
casa de los Kowalski me desasí y eché a correr. Tengo que encontrar otra obra, una
obra en la que Dios exista... en alguna parte donde pueda descansar por fin. Por eso
debes ponerme en tu obra y hacer que Zeus, el joven y hermoso Zeus, triunfe con sus
rayos.
AUTOR
¿Has probado en el baño?
TRIQUINOSIS
(Entra.)
Listos para la demostración.
BLANCHE
Una demostración. Maravilloso.
TRIQUINOSIS
(Gritando a alguien fuera de escena.)
¿Listos ahí fuera? Muy bien. Es el final de la obra. La situación es desesperada para el
esclavo. Todos le han abandonado. Se pone a rezar. Adelante.
ACTOR
Oh, Zeus. Gran dios. Somos desorientados e indefensos mortales. Te imploro que seas
misericordioso y cambien nuestras vidas. (Nada ocurre.) Ejem... gran Zeus.
TRIQUINOSIS
¡Vamos, compañeros! Por amor del cielo.
ACTOR
Oh, gran Dios
(De pronto estallan fabulosos truenos y relámpagos. Ei efecto es maravilloso: ZEUS baja,
enarbolando majestuoso sus rayos.)
COLITIS
(Como ZEUS.)
¡ Yo soy Zeus, Dios de Dioses! ¡ Autor de milagros! ¡Creador del universo! Traigo
salvación para todos!
DORIS
¡Espera a que en la Westinghouse vean esto!
TRIQUINOSIS
Bueno, Hepatitis, ¿qué te parece?
AUTOR
¡Me encanta! Es mejor de lo que me esperaba. Es dramático, es brillante. ¡ Voy a ganar el
festival! Soy un triunfador. Resulta tan religioso. ¡Mira, estoy temblando! ¡ Doris!
(La abraza.)
DORIS
Ahora no.
(Se produce un mutis general, un cambio de luz...)
AUTOR
Tengo que hacer unos cambios inmediatamente.
TRIQUINOSIS
Te alquilo mi Dios-máquina por veintiséis cincuenta la hora.
AUTOR
(A LORENZO.) ¿Puedes presentar mi obra?
LORENZO
Claro, adelante con ello. (Todos salen. LORENZO se queda detrás y mira al público.
Mientras habla, entra un CORO griego y se sienta al fondo del anfiteatro. Vestido de
blanco, naturalmente.) Buenas noches y sean bienvenidos al Festival de Teatro de
Atenas. (Sonido: ovaciones.) Les ofrecemos un gran espectáculo esta noche. Una nueva
obra de Hepatitis de Rodas, titulada «El Esclavo». (Sonido: ovaciones.) Con la actuación
estelar de Diabetes como el esclavo, con Colitis como Zeus, Blanche DuBois, y Doris
Levine de Eureka, California. (Ovaciones.) Este espectáculo es una gentileza del
Restaurante Al Cordero de Gregory Londos. Justo enfrente del Partenón. Que sus
cabellos no se transformen en las serpientes de la Medusa si buscan un sitio para cenar
fuera de casa. Prueben el restaurante A! Cordero de Gregory Londos. Y recuerden, a
Homero le gustó... y era ciego. (Sale. DIABETES interpreta el papel del esclavo
FIDIPIDES que. Justo en este momento aparece con otro ESCLAVO GRIEGO, mientras
el CORO empieza a narrar la acción.)
CORO
Congresos, oh griegos, y escuchad la historia de Fidípides... ese hombre tan prudente,
tan apasionado, embebido en las grandezas de Grecia,
DIABETES
Lo que yo digo es: ¿qué vamos a hacer con un caballo tan grande?
AMIGO
Pero si quieren dárnoslo de balde.
DIABETES
¿Y qué? ¿A quién le hace falta?... ¿Qué demonios vamos a hacer con él? Si fuera un
caballo bonito... Advierte lo que te digo, Cratino... como estadista griego, yo no me fiaría
jamás de los troyanos. ¿Te has fijado en que nunca se toman un día libre?
AMIGO
¿No sabes lo de Cíclope? Le ha salido una infección en el ojo.
VOZ FUERA DE ESCENA
¡Fidipides! ¿Dónde estás, maldito esclavo?
DIABETES
¡Ya voy, amo!
AMO
Fidípides... ah, aquí estás. Tienes mucho que hacer. Hay que vendimiar la uva, hay que
reparar mi carro, hay que coger agua del pozo... y tú por ahí haciendo el zangandongo.
DIABETES
No hacia el zangandongo, amo, estaba hablando de política.
AMO
¡Un esclavo hablando de política! ¡Ja, ja!
CORO
Ja, ja... Esta sí que es buena.
DIABETES
Lo siento, amo.
AMO
Tú y la esclava hebrea nueva limpiad la casa. Espero invitados. Luego haz todo lo demás
que te he dicho.
DIABETES
¿La hebrea nueva?
AMO
Doris Levine.
DORIS
¿Me llamaban?
AMO
Hay que limpiar. Vamos. Apresuraos.
CORO
Pobre Fidípides. Un esclavo. Y como todos los esclavos ansia una cosa.
DIABETES
Ser más alto.
CORO
Ser libre.
DIABETES
No quiero ser libre.
CORO
¿No?
DIABETES
Me gusta tal como estoy. Sé lo que se espera de mi. Se me mantiene. No tengo que
elegir nada. Nací esclavo y moriré esclavo. No siento angustia.
CORO
Buuu... buuu .
DIABETES
¿Ah. y qué sabéis vosotros, chicos del coro? (Le da un beso a DORIS, que ie aparta.)
DORIS
No.
DIABETES
¿Por qué no? Doris, tú sabes que mi corazón está henchido de amor... o como os gusta
decir a vosotros, los hebreos, tengo una cosa para ti.
DORIS
No puede ser.
DIABETES
¿Por qué no?
DORIS
Porque a ti te gusta ser un esclavo y yo no lo soporto. Quiero mi libertad. Quiero viajar y
escribir libros, vivir en París, tal vez fundar una revista femenina.
DIABETES
¿Y qué tiene de particular la libertad? Es peligrosa. Saber dónde está el sitio de uno es
seguro. Date cuenta, Doris, los gobiernos cambian de manos cada semana, los líderes
políticos se asesinan entre ellos, las ciudades son saqueadas, la gente es torturada. Si
hay una guerra, ¿quién crees que muere? Los que son libres. Pero nosotros estamos a
salvo porque no importa quiénes estén en el poder, todos necesitan a alguien que les
hagan las faenas de la casa. (La abraza.)
DORIS
No. Mientras siga siendo una esclava, no podré disfrutar del sexo.
DIABETES
¿No te apetece fingirlo un ratito?
DORIS
Déjalo estar.
CORO
Pero un buen día las parcas le echan una mano. (Entran las PARCAS, dos mujeres
vestidas de turistas americanas, con abigarradas camisas hawaianas; JENNY lleva
colgada del cuello una cámara fotográfica.)
JENNY
Hola, somos las Parcas, Jenny y Wendy Parcas. Necesitamos que alguien le lleve un
mensaje urgente al rey.
DIABETES
¿El rey?
JENNY
Le prestarías a la humanidad un gran servicio.
DIABETES
¿Yo?
WENDY
Si, pero es una misión peligrosa, y aunque seas un esclavo, tienes derecho a decir no.
DIABETES
No.
JENNY
Pero tendrías ocasión de contemplar el palacio en toda su grandeza.
WENDY
Y la recompensa es tu libertad.
DIABETES
¿Mi libertad? Sí, bueno, me encantaría ayudaros, pero tengo un asado en el horno.
DORIS
Yo lo llevaré.
JENNY
Es demasiado peligroso para una mujer.
DIABETES
Corre muy deprisa.
DORIS
Fidípides, ¿cómo puedes negarte?
DIABETES
Cuando se es un cobarde, ciertas cosas resultan muy fáciles.
WENDY
Te lo rogamos... por favor...
JENNY
El destino de la humanidad está en la balanza.
WENDY
Aumentaremos la recompensa. Libertad para ti y para toda persona de tu elección.
JENNY
Más una cubertería de plata de dieciséis piezas.
DORIS
Fidípides, ésta es nuestra oportunidad.
CORO
Decídete, tontorrón.
DIABETES
¿Una misión peligrosa seguida de libertad personal? Me entran náuseas.
WENDY
(Le tiende un sobre.) Lleva este mensaje al rey.
DIABETES
¿Y por qué no lo lleváis vosotras?
JENNY
Salimos para Nueva York dentro de unas horas.
DORIS
Fidípides, dijiste que me amabas...
DIABETES
Y lo digo.
CORO
Vamos, Fidípides que la obra se hunde.
DIABETES
Decisiones, decisiones... (Suena el teléfono, y contesta.) ¿Diga?
DE WOODY
Lleva ese maldito mensaje ai rey de una vez. Nos gustaría a todos irnos de aquí.
DIABETES
(Cuelga.) Lo haré. Pero sólo porque Woody me lo ha pedido.
CORO
(Canta.) Pooobre Profesor Higgins...
DIABETES
¡Que os equivocáis de obra, idiotas!
DORIS
Buena suerte, Fidípides.
WENDY
Realmente vas a necesitarla.
DIABETES
¿Qué quieres decir?
WENDY
A Jenny le encanta gastar bromas.
DORIS
Después de que seamos libres iremos a la cama, y quizá por una vez me lo pase bien.
HEPATITIS
(Irrumpe en escena.) A veces un poco de hierba antes de hacerlo...
ACTOR
¡Tú no eres el autor!
HEPATITIS
¡Ha sido más fuerte que yo! (Sale.)
DORIS
¡Vé!
DIABETES
jVoyt
CORO
Y de este modo Fidípides se puso en camino, para
llevar un importante mensaje al rey Edipo
DIABETES
¿El rey Edipo?
CORO
Si.
DIABETES
He oído decir que vive con su madre.
(Efectos: viento y relámpagos mientras el ESCLAVO
camina penosamente.)
CORO
Atravesando profundas montañas, franqueando altos valles.
DIABETES
Altas montanas y profundos valles. ¿De dónde habrán sacado a este coro?
CORO
Y en todo momento a merced de las Furias.
DIABETES
Las Furias están cenando con las Parcas. Fueron a Chinatown. A Las Delicias de Hong.
HEPATITIS
El restaurante de Sam Wo es mejor.
DIABETES
Siempre hay cola en ese restaurante.
HEPATITIS
No si preguntas por Lee. Él te buscará mesa, pero tienes que darte propina.
(HEPATITIS sale.)
OIABETES
(Con orgullo.) Ayer era un asqueroso esclavo, que nunca se había aventurado más allá de
la propiedad de su amo. Hoy llevo un mensaje al rey, el rey en persona. Observo el
mundo. Pronto seré un hombre libre. Imprevistas posibilidades humanas se abren ante
mi. Y por esta razón... siento un incontrolable impulso de renunciar. Oh, bueno...
(Viento)
CORO
Los días se hacen semanas, y las semanas meses. Pero Fidípides sigue luchando.
DIABETES
¿Por qué no paráis esa maldita máquina de hacer viento?
CORO
Pobre Fidípides, hombre mortal.
DIABETES
Estoy cansado, aburrido, enfermo. No puedo continuar. Me tiembla la mano... (El CORO
empieza a tararear una versión lenta de «Dixieb.) Sólo hay moribundos, guerra y aflicción,
hermano contra hermano. El Sur, rico en tradiciones; el Norte, en su mayor parte
industrial. El presidente Lincoln, que envía al ejército de la Unión a destruir las
plantaciones. La Vieja Casa Solariega. El algodón... bajando por el rio... (HEPATITIS
entra y le mira fijamente.) Un horró, un horró, zeñorita Eva... Ah. no puedo atravezá el río
helado. Son el general Beauregard y Robert E. Lee... Ah... (Se da cuenta de que
HEPATITIS le está mirando.) Yo... yo... bueno, ha sido más fuerte que yo.
(HEPATITIS le agarra por el cuello y le empuja hacia un lado.)
HEPATITIS
¡Cálmate! ¿¡Qué demonios te pasa!?
DIABETES
¿Dónde está el palacio? ¡Llevo días dando vueltas! ¿¡Qué clase de obra es ésta!?
¿Dónde diablos está ese maldito palacio? ¿En Bensonhurst?
HEPATITIS
¡Llegarás al palacio si dejas de estropearme la obra! ¡Guardia! Ven ahora, materialízate.
(Un fornido GUARDIA entra.)
GUARDIA
¿Quién eres?
DIABETES
Fidípides.
GUARDIA
¿Qué te trae a pateen?
DIABETES
¿Palacio? ¿Estoy ya en el palacio?
GUARDIA
Sí. Este es el palacio real. La más hermosa edificación de toda Grecia, marmolea,
majestuosa, y toda ella de renta limitada.
DIABETES
Traigo un mensaje para el rey.
GUARDIA
Oh, sí. Te está esperando.
DIABETES
Tengo la garganta seca y no he comido en varios días.
GUARDIA
Requeriré al rey.
DIABETES
¿No podrías requerir también un sandwich de rosbif?
GUARDIA
Traeré al rey y un sandwich de rosbif. ¿Cómo lo quieres?
DIABETES
En su punto.
GUARDU
(Saca un cuadernillo y anota.) Uno en su punto. Va con guarnición.
DIABETES
¿Qué tenéis?
GUARDU
Veamos, hoy... zanahorias o una patata asada.
DIABETES
Yo la patata asada.
GUARDIA
¿Café?
DIABETES
Por favor, Y una corbata de lazo a la plancha -si tenéis- y el rey.
GUARDU
Muy bien. (Mierüras sale.) Marchando uno de rosbif con un café.
(Pasan las PARCAS, tomando fotos.)
JENNY
¿Te gusta el palacio?
DIABETES
Me encanta.
JENNY
(Tendiendo la cámara a su hermana.) Haznos una los dos juntos.
(Wendy la toma.)
DIABETES
Creí que volvíais a Nueva York.
WENDY
Ya sabes cómo es el destino.
JENNY
Informal. Hay que aceptarlo como viene. (Tiende una flor al ESCLAVO.)
DIABETES
Bonita flor.
(Al olería, recibe un chorro de agua en un ojo, mientras las PARCAS ríen.)
JENNY
Lo siento. Ha sido más fuerte que yo. (Le tiende la mano. DIABETES se ¿a estrecha.
Recibe la descarga eléctrica de un vibrador.)
DIABETES
(Ahhh!
(Las PARCAS salen riendo a carcajadas.)
WENDY
Cómo le gusta gastarle bromas a la gente.
DIABETES
(Al CORO.) Vosotros sabíais que iba a jugármela.
CORO
Es muy jocosa.
DIABETES
¿Por qué no me lo advertisteis?
CORO
No nos gusta comprometemos.
DIABETES
¿No os gusta comprometeros? Enteraos, a una mujer la mataron a puñaladas en el metro,
mientras dieciséis personas estaban mirando sin hacer nada por ayudarla.
CORO
Lo leímos en el «Daily News», y fue en el autobús.
DIABETES
Si alguien hubiera tenido arrestos, tal vez ella estaría aquí hoy.
MUJER
(Entra con un cuchillo clavado en el pecho.) Aquí estoy.
DIABETES
Debí comerme la lengua.
MUJER
Soy una mujer que se ha pasado toda la vida trabajando en el Bronx. Estoy leyendo el
«Post», y seis gamberros -seis drogadictos -me asaltan y me tiran al suelo.
CORO
No fueron seis, fueron tres.
MUJER
Tres, seis, ¿qué más da?... tenían un cuchillo, querían mi dinero.
DIABETES
Lo mejor era dárselo.
MUJER
Ya lo hice. Pero aun así me apuñalaron.
CORO
Eso es Nueva York. Les das el dinero y aun así te apuñalan.
DIABETES
¿Sólo Nueva York? Es igual en todas partes. Estaba paseando con Sócrates por el centro
de Atenas, cuando dos jóvenes de Esparta nos asaltaron detrás de la Acrópolis para
quitarnos el dinero.
MUJER
¿Y qué pasó?
DIABETES
Sócrates les demostró por medio de la lógica que el mal no es otra cosa que la ignorancia
de la verdad.
MUJER
¿Y?
DIABETES
Le rompieron la nariz.
MUJER
Sólo confío en que tu mensaje al rey traiga buenas noticias.
DIABETES
Así lo espero, por su bien.
MUJER
Por tu bien.
DIABETES
Cierto y... ¿qué quiere decir eso de por mi bien?
CORO
(En son de burla.) ¡Ja, ja, ja!
(La luz se hace ominosa.)
DIABETES
La luz ha cambiado... ¿Qué es esto? ¿Qué pasa si trae malas noticias?
MUJER
En la antigüedad, cuando un mensajero llevaba un mensaje al rey, recibía una
recompensa si las noticias eran buenas.
CORO
Entradas gratis para el cine Loew de la calle 86.
MUJER
Pero si las noticias eran malas...
DIABETES
No quiero saberlo.
MUJER
El rey hacia matar al mensajero.
DIABETES
¿Estamos en la antigüedad?
MUJER
Por la ropa que llevas ¿qué te parece?
DIABETES
Entiendo lo que quieres decir. ¡Hepatitis!
MUJER
A veces el mensajero era decapitado... si el rey se hallaba en disposición indulgente.
DIABETES
¿Con disposición indulgente te decapitan?
CORO
Pero cuando las noticias eran realmente malas...
MUJER
Entonces al mensajero se le asaba vivo...
CORO
A fuego lento.
DIABETES
Hace tanto tiempo que no me han asado a fuego lento, que no consigo recordar si me
gusta o no.
CORO
Acepta nuestra palabra... no te gustará.
DIABETES
¿Dónde está Doris Levine Si pudiera echarle la mano encima a esa esclava hebrea de
Eureka, California...
MUJER
No puede ayudarte, está muy lejos de aquí.
DIABETES
¡Doris! ¿Dónde demonios estás?
DORIS
(Entre el público.)
¿Qué quieres?
DIABETES
¿Qué haces ahí?
DORIS
Me aburria la obra.
DIABETES
¿Qué quieres decir con que te aburría? ¡Levántate! i Estoy metido en un lío hasta el cuello
por tu culpa!
DORIS
(Subiendo.)
Lo siento. Fidípides, ¿cómo iba a saber lo que ocurría en la historia antigua? Yo estudié
filosofía.
DIABETES
Si las noticias son malas, tendré que morir.
DORIS
Ya lo he oído.
DIABETES
¿Es esa tu idea de la libertad?
DORIS
Un día se gana, otro se pierde.
DIABETES
¿Un día se gana, otro se pierde? ¿Eso es lo que te enseñan en la universidad de
Brooklyn?
DORIS
Oye, chico, vete a paseo.
DIABETES
Si las noticias son malas, soy hombre muerto. ¡Un momento! ¡Las noticias! El mensaje.
¡Si lo tengo aqui! (Busca a tientas, saca un mensaje de un sobre. Lee.) El premio al Mejor
Actor Secundario se concede a... (Da el nombre del actor que interpreta a HEPATITIS.)
HEPATITIS
(Asomándose de pronto.) Me complace aceptar este Premio Tony y quiero agradecer a
David Merrick...
DIABETES
¡Lárgate, me he equivocado de mensaje! (Saca el verdadero.) MUJER
Date prisa, llega el rey.
DIABETES
Mira si trae mi sandwich.
DORIS
¡Deprisa. Fidípides!
DIABETES
(Lee.) El mensaje consiste en una sola palabra.
DORIS
¿Sí?
DIABETES
¿Cómo lo has adivinado?
DORIS
¿Adivinado qué?
DIABETES
Que el mensaje es «Sí».
CORO
¿Es eso bueno o malo?
DIABETES
¿Sí? ¿Sí es afirmación? ¿No? ¿No lo es? (Comprobándolo.) ¡Sít
DORIS
¿Y si la pregunta fuera: «Tiene purgaciones ta reina»?
DIABETES
Ya entiendo lo que quieres decir.
CORO
| Su majestad, el rey!
(Trompetas, entrada espectacular del REY.)
DIABETES
Mi señor, ¿tiene purgaciones la reina?
REY
¿Quién ha pedido este rosbif?
DIABETES
He sido yo, mi señor. ¿Son esto zanahorias? Porque ' yo pedí una patata asada.
REY
Las patatas asadas se nos han acabado.
DIABETES
Entonces que se lo lleven. Iré ahí enfrente.
CORO
El mensaje. (DIABETES les sisea.) El mensaje, él trae el mensaje.
REY
Humilde esclavo, ¿traes un mensaje para mí?
DIABETES
Humilde rey, ejem... sí, en realidad...
REY
Bien.
DIABETES
¿Podéis hacerme la pregunta?
REY
Primero el mensaje.
DIABETES
No, primero vos.
REY
No, tú.
DIABETES
No, vos.
REY
No, tú.
CORO
Haz que primero hable Fidípides.
REY
¿Él?
CORO
Sí.
REY
¿Y cómo haré?
CORO
Soooo maricón, eres el rey.
REY
Claro, soy el rey. ¿Cuál es el mensaje?
(El GUARDIA desenvaina una espada.)
DIABETES
El mensaje es... sí-no... (Buscando una idea antes de que sea tarde.) no-sí... quizáquizá.
CORO
Está mintiendo.
REY
El mensaje, esclavo.
(Et GUARDIA pone la espada al cuello de DIABETES.)
DIABETES
Es una sola palabra, mí señor.
REY
¿Una sola palabra?
DIABETES
Asombroso, ¿verdad?, porque por el mismo dinero se pueden mandar catorce palabras.
REY
Una respuesta de una palabra a mi pregunta de las preguntas. ¿Hay un dios?
DIABETES
¿Es esa la pregunta?
REY
Esa es... la única pregunta.
DIABETES
(Mira a DORIS con alivio.) Entonces me enorgullece haceros saber el mensaje. La
palabra es sí.
REY
¿Sí?
DIABETES
Sí.
CORO
Si.
DORIS
Sí.
DIABETES
Tu tumo.
MUJER
(Cecea.) Zí.
(Diabetes la mira con disgusto.)
MUJER
¡Eso es fabuloso!
DIABETES
Ya sé en lo que estáis pensando, una pequeña recompensa para vuestro fiel mensajero...
Pero la libertad es más que suficiente... Por otra parte, si insistís en expresar vuestra
complacencia, creo que los diamantes resultan siempre de buen gusto. REY
(Gravemente.) Si hay un dios, entonces el hombre no es responsable y yo seré sin duda
juzgado por mis pecados.
DIABETES
¿Perdón?
REY
Juzgado por mis pecados, mis crímenes. Mis muy horribles crímenes. Estoy condenado.
Este mensaje que me traes me condena para toda la eternidad.
DIABETES
¿Yo he dicho sí? Quise decir no,
GUARDIA
(Se apodera del sobre y lee el mensaje.) El mensaje es sí, mi señor.
REY
Imposible concebir peores noticias.
DIABETES
(Cayendo de rodillas.) Mi señor, no es culpa mía. Soy un simple mensajero, yo no creo el
mensaje. Simplemente lo transmito.
Es como las purgaciones de su majestad la reina.
REY
Serás descuartizado por caballos salvajes.
DIABETES
Ya sabía que lo comprenderíais.
DORIS
Pero él no es más que el mensajero. No podéis hacerle descuartizar por caballos
salvajes. Vuestra costumbre es asarlos a fuego lento.
REY
¡ Demasiado blando para esa escoria!
DIABETES
¿Cuando el hombre del tiempo os anuncia lluvia, hacéis matar al hombre del tiempo?
REY
Si.
DIABETES
Ya veo. Bueno. Me he topado con un esquizofrénico.
REY
Préndete.
(El GUARDIA obedece.)
DIABETES
Esperad, mi señor. Quisiera decir algo en mi defensa.
REY
¿Sí?
DIABETES
Esto no es más que una obra.
REY
Eso es lo que dicen todos. Dame tu espada. Quiero darme el placer de matarle yo mismo.
DORIS
No, no... oh, ¿por qué habré provocado yo esto?
CORO
No te preocupes, eres joven, ya encontrarás a otro.
DORIS
Eso es verdad.
REY
(Alza la espada.) ¡ Muere!
DIABETES
Oh, Zeus... Dios de Dioses, aparece con tus rayos y sálvame... (Todos levantan la vista;
nada ocurre, pausa penosa.) Oh, Zeus... ¡¡(Oh, Zeus!!!
REY
¡Y ahora... muere!
DIABETES
Oh, Zeus... ¿dónde demonios se habrá metido Zeus?
HEPATITIS
(Entra y mira hacia arriba.)
¡ Santo cielo, haced funcionar la máquina!, Bajadlo!
TRIQUINOSIS
(Entra por el otro lado.) ¡Se ha atascado!
DIABETES (Dando el pie otra vez.) ¡Oh, gran Zeus!
CORO
A todos los hombres les aguarda la misma suerte.
MUJER
¡No voy a quedarme así y consentir que lo maten como me ocurrió a mi en el metro!
REY
Préndela.
(El GUARDIA la agarra y la apuñala.) MUJER
¡Ya van dos veces en una semana! Hijo de perra.
DIABETES
¡Oh, gran Zeus! ¡Dios..., ayúdame! (Efectos. Relámpagos... ZEUS es bajado con gran
torpeza y se retuerce hasta que vemos que el alambre con que le sujetaban le Ha
estrangulado. Todos se quedan atónitos.)
HEPATITIS
|La máquina no funciona bien! Se ha salido del carril.
CORO
¡Dios ha llegado, por fin!
(Pero está definitivamente muerto.)
DIABETES
Dios... ¿Dios? ¿Dios? ¿Dios, estás bien? ¿Hay algún médico en la sala?
MÉDICO
(Entre el público.) Yo soy médico.
TRIQUINOSIS
La máquina se ha jodido.
HEPATITIS
Psst. Lárgate. Estás estropeando la obra.
DIABETES
Dios ha muerto.
MÉDICO
¿No tiene seguro?
HEPATITIS
Improvisa.
DIABETES
¿Qué?
HEPATITIS
Improvisa el final.
TRIQUINOSIS
Alguien se equivocó de palanca.
DORIS
Se ha desnucado.
REY
(Tratando de continuar la obra.)
Ejem... bueno, mensajero... mira lo que has hecho.
(Blande la espada. DIABETES le sujeta.)
DIABETES
(Tomando la espada.) Yo la cogeré.
REY
¿Qué demonios haces?
DIABETES
¿Querías matarme, eh? Doris, ven aquí.
REY
Fidípides, ¿qué haces?
GUARDIA
Hepatitis, se está cargando el final.
CORO
¿Qué haces, Fidípides? El rey ha de matarte a tí.
DIABETES
¿ quién ha dicho eso? ¿Dónde está escrito? No... yo prefiero matar al rey.
{Atraviesa al REY, pero la espada es de guardarropía.)
REY
Dejadme solo... Se ha vuelto loco... ¡ Basta!... Me haces cosquillas.
MÉDICO
(Tomándole el pulso a DIOS.) Está definitivamente muerto. Será mejor que lo saquemos
de aquí.
CORO
Nosotros no queremos comprometernos.
(El CORO inicia el mutis, llevándose el cuerpo de
DIOS.)
DUBETES
¡El esclavo ha decidido ser el héroe!
(Atraviesa al GUARDIA; la espada sigue siendo de
guardarropía.)
GUARDIA
¿Qué diablos haces?
DORIS
Te amo, Fidípides. (Él la besa.) Te k» ruego, no estoy de humor.
HEPATITIS
|Mi obra... mi obra! (Al CORO.) ¿Adonde vais?
REY
Voy a llamar a mi agente. Sol Mishkin, Trabaja para ta William Morris. Él sabrá qué hay
que hacer.
HEPATITIS
¡Esta es una obra seria que tiene un mensaje! Si se desintegra, el público jamás captará
el mensaje.
MUJER
El teatro tiene que divertir. Como reza el dicho, si quieres mandar un mensaje, llama a la
Western Union.
REPARTIDOR DE LA WESTERN UNION
(Entra en bicicleta.) Traigo un telegrama para d público. Es el mensaje del autor.
DIABETES
¿Quién es éste?
REPARTIDOR
(Baja de la bicicleta, canta.) Cumpleaños feliz, cumpleaños feliz...
HEPATITIS
(Este no es el mensaje!
REPARTIDOR
(Lee el telegrama.) Perdón, aquí está. Dios ha muerto. Stop. Sois libres de hacer lo que
os parezca. Y firma... la compañía de bolas de billar Moskowitz.
DIABETES
Desde luego, todo es posible. Yo soy el héroe ahora.
DORIS
Y soto sé que voy a tener un orgasmo. Lo sé.
REPARTIDOR
(Sigue leyendo.) Doris Levine puede tener definitivamente un orgasmo. Stop. Si ella
quiere. Stop. (La abraza.)
DORIS
Stop.
(Por el fondo entra un hombre grosero.)
STANLEY
¡Stella! ¡Stella!
HEPATITIS
Ya no hay realidad. Absolutamente ninguna. GROUCHO MARX atraviesa el escenario
persiguiendo a BLANCHE. Un HOMBRE se levanta entre el público.)
HOMBRE
 Puesto que todo es posible, esta noche yo no vuelvo a mi casa de Forest Hills! Estoy
cansado de trabajar en Wall Street. \y harto del túnel de Long Island!
Agarra a una MUJER del público. Le rompe la blusa, la persigue pasillo arriba. Puede ser
también una acomodadora.)
HEPATITIS
Mi obra... (Todos los personajes han salido del escenario, dejando solos a los dos
primeros personajes, el autor y el actor, HEPATITIS y DIABETES.) Mi obra...
DIABETES
Era buena obra. Sólo le faltaba un final.
HEPATITIS
Pero, ¿qué significa?
DIABETES
Nada... sencillamente nada.
HEPATITIS
¿Qué?
DIABETES
No tiene sentido. Es vacío.
HEPATITIS
El final,
DIABETES
Naturalmente. ¿Qué estamos discutiendo? Estamos discutiendo el final.
HEPATITIS
Siempre estamos discutiendo el final.
DIABETES
Porque es imposible.
HEPATITIS
Reconozco que es poco satisfactorio.
DIABETES
¿Poco satisfactorio!? Ni siquiera resulta creíble. (Las luces empiezan a desvanecerse.)
Cuando se escribe una obra el truco está en empezar por el final. Se busca un final sólido
y bueno, y luego se escribe hacia atrás.
HEPATITIS
Ya intenté eso. Me salió una obra que no tenía principio.
DIABETES
Eso es absurdo.
HEPATITIS
¿Absurdo? ¿Qué es absurdo?
(SE APAGAN LAS LUCES

Entradas populares de este blog

Antígona Furiosa Griselda Gambaro

Dos mujeres de Javier Daulte

LAS ACEITUNAS Lope de Rueda