Lo dejado iluminado, basada en el Popol Wuj, del escritor argentino "paco redondo".

paco redondo
             





                       

Lo dejado iluminado.
De paco redondo                                            
Inspirado en la versión del Pop Wuj de A. Chávez


En una Argentina próxima. 
Basural del siglo XXI; un árbol  trampolín en un círculo central es el vértice común de los tres tercios en los que se subdivide el espacio de la ficción. Casa de los Arqueros. Submundo. Patio de juego.
En el vértice, en  la cima del árbol, el  cielo. Es como si hubiera coincidentemente,  un árbol en el patio de juegos, un árbol en la casa de Ocultadora, hay un árbol en la entrada a Xibalbá.
Un arquerito  con su pelota de hule  revisa la basura: Objetos de plástico, aparatos electrónicos, tachos, chapas, cajas,botellas y  papeles. Tararea una canción simple y antigua. Otros cartoneros que andan por ahí hacen ruidos mientras buscan.  Se construye entre todos una extraña música entre el azar y lo mecánico. Arquerito encuentra una caja, forrada. Un cartón plegado lleno de signos que no entiende, lo abre y suena. Una especie de Acordeón, máquina de escribir, libro y cajita de música. 
Arquerito:  ¡Mierda! ¡Quié! ¡Huy huy huy! ¿Quié, Quié, Quié, alguien-Quié-sabe?
Joven muchacha:  Una  máquina. Mecanismo de  palabras, escrito raro.
Viejo ciruja: ¿Quié? Quié ya sé.  ¡Miren! ¡¡Miren!!: “Y aquí escribimos, y aquí fijamos la antigua palabra; principio, es decir, base de todo lo sucedido en el pueblo.  De todo lo que hicieron en esta ciudad de lo que fue hecho.”
Aquerito: Eso dice mira vo. Ganchito y ruido dentro acá produce.
Vieja ciruja: Ver, ver déjame. Leerlo se yo. “De manera que aquí nos ponemos a enseñarlo, a revelarlo, es decir, a relatarlo, lo dejado iluminado”. (Tocan el acordeón,  la música se instala. Arquerito se va transformando en un arquero Chancha Voladora.)
Viejo ciruja: “Primero referimos la derrota, nuestras siete vergüenzas. Contaremos ahora aquí el nombre del  padre,   y los nombres de las muertes que sufrió. (Música)
Es muy oscuro, muy vago, relatar el nacimiento de una Chancha Voladora arquero. No diremos de esto sino la mitad y solamente una parte de la historia, un fragmento contaremos. (En la emoción de la lectura  Arquerito ocupa el lugar del protagonista de esta historia, un arquero Chancha Voladora sin saberlo, juega a ser  su propio padre.
Todos en coro: (Cantado) “Era de nacimiento noble, es decir,
de gran aparecimiento,
músico, orador y arquero.
De padre y madre nació
y  en la noche engendrado fue
y así estuvo."

Joven muchacha:  (Como relatores de fútbol) Una Chancha Voladora Arquero sólo tirando con arco, sólo jugando pelota, sólo en el patio con sus juguetes se mantenía. De cada dos días cuatro ahí jugando estaba.
Viejo ciruja:  Con Antigua Ocultadora se casó y con ella un hijo hizo: Un Mono Voladora arquero.  Lo bueno y lo malo a su hijo  enseñó, también cantar, también bailar todo eso a  Mono Voladora transmitió.
Joven muchacha- Viejo ciruja: (Como locutores de radio de cumbia) De todas partes a verlo jugar pelota venían grande su fama fue, Un Arquero Chancha Voladora. 
(Un arquero Chancha Voladora, practica en el patio de pelota. Entrenamiento en una práctica  del  guerrero jugador. Gladiador deportista, cada pelotazo es un golpe de bombo, el ruido es intenso. Usa  pequeño escudo, máscara de cuero, arco y flechas, guantes, calzado aparatoso, peto,  pelota de hule. La cancha tiene sobre el árbol  en forma vertical un aro, los disparos trataran de embocar, de pelota tanto como flechas
Aparición en el  submundo: Señor de Xibalbá Una Muerte Siete Muertes y sus asistentes Puyador  Pestilente y Bastón de Calavera  contrapunto con la percusión)
Sr. de Xibalbá: ¿Qué es lo que se oye sobre la tierra?  Parece que corren brincando, zumbando. ¿Quién hace tal tracán búmbu?
Puyador: He.
Sr.de Xibalbá: Es que no respetan, no tienen a quién respetar,  mejor dicho no tienen sosiego; no hay obediencia al Sr. de Xibalbá Una Muerte Siete Muertes. ¡Deténganse!
Puyador: He.
Sr. de Xibalbá: Verdaderamente no son obedientes.  No hacen más que saltar sobre nuestras cabezas.
Puyador:  ¡He!  (Bastón de Calavera de un golpe lo calla)
Sr. de Xibalbá: Que vayan a llamarlo, que venga aquí a jugar, y le ganaremos sus juguetes. Que vayan a traerlo, que lo arrimen. (Bailan los mensajeros hasta el patio de pelota.)
Bastón de Calavera: Una Muerte Siete Muertes Sr. de Xibalbá a competir a la pelota invitan. “Que venga aquí a pelotear con nosotros, en verdad admiramos su destreza”. (Puyador hace gestos que si no le cortan la cabeza.)
Chancha: ¿De veras así el Señor Una Muerte Siete Muertes dice?
Puyador:  Es cierto. Nosotros somos tus citadores. “Que traiga todos sus juguetes para un partido”, Sr. Una Muerte Siete Muertes dijo. “De verdad en Xibalbá lo elogiaremos”.
Chancha: Está bien, esperen aquí, de mi esposa y de mi hijo despedirme tengo.
Bastón: Escucha "Cuatro camino" encontrarás en la puerta de Xibalbá es lo único que te diré, los cuatros nombres debes dar. (Puyador hace gestos que sino le cortan la cabeza. Marchan hasta la casa de arqueros.  Despedida de su esposa Antigua Ocultadora y de su hijo  arquero un Mono Veloz.)
Chancha:   Que partir tengo, Antigua Ocultadora esposa mía; han venido, vinieron mensajeros a citarme. Mi viaje al submundo avanza. ¡Que se muera el Sr. de Xibalbá! (Antigua Ocultadora llora)  Mi pelota de hule esconderé aquí, en el árbol,  aquí se quedará como testigo. Después me divertiré con ella.
Un Mono Voladora escucha, consolarás  en medio de nuestra casa, es decir en el corazón de vuestra madre. Sólo escribirás - cantarás - tocarás instrumento,  músico, poeta, y bailarín. Cuida de tu madre la alegría. (Se termina de poner su armadura)  Me voy, vamos no estoy muerto. No estén tristes, no moriré. (Camino al infierno con los asistentes. Trampas ponen en su camino él las evita: Barranco y pozo.
Llegan a "Cuatro camino” una encrucijada de rutas: Negro, rojo, amarillo, blanco.  Ahí lo dejan al pie del árbol. Entra  el Sr. de Xibalbá  sus asistentes y un muñeco de cartón, cada uno en un color. Cae Voladora en el primer engaño, al  muñeco de cartón  le habla este arquero Chancha)
Chancha: ¡Salud! Una Muerte Siete Muertes Sr. de Xibalbá.
(Se burlan , hacen ruido de risa los de Xibalbá. Una Chancha Voladora de vergüenza ríe, no da con los lugares de cada uno.)
¡Salud! Pestilente Puyador. ¡Salud! Bastón Esqueleto.
Sr. de Xibalbá: Está bien que hayas venido, mañana nuestros escudos y juguetes confrontaremos.  Mañana se despertarán nuestros rostros. Ahora en nuestro banco siéntate. (Le acerca Puyador un asiento, la piedra  quema, la chancha voladora  cae en el segundo engaño. Puyador  Pestilente se muere literalmente de risa, muerto lo tiran a un costado. Pero ya resucitará)  Id a la casa de los aposentos. Descansa en la casa oscura, se te llevará un  puro para humear y una antorcha. A tu dormitorio. (Sale una Chancha Voladora arquero adolorido y confundido)
Mañana morirá Voladora arquero, su juego nos insulta. Ya son nuestros sus juguetes.
(Bastón de Calavera le lleva un puro y una antorcha que le entregó Sr. De Xibalbá. Tercer engaño)  
Bastón: (Como si fuera chiste) “Que encienda el puro y que lo devuelva al amanecer, que no se lo acabe y que traiga la muestra, sino … (gesto del cuello) dijo Una Muerte Siete Muertes Sr. de Xibalbá.
Chancha: Sí, sí claro que sí. (Enciende el puro y se evapora en el aire)
Coro de músicos (Canción de las cuatro casas):
Primero fue
La casa oscura
Donde la noche
Adentro había.

Segunda fue
Casa de hielo
De mucho frío rompía  huesos
De puro hielo relumbraba, ahí entró.

Lo engañaron,
Se acabó el puro que a la chancha le entregaron.
Lo engañaron
Grandes  fueron los tormentos  que Xibalbá preparó.

Tercera casa de los leones
Iban de uno al otro lado
Se retorcían se confundían
Te mordisqueaban en ese hogar.

Cuarta tortura  de los vampiros
Gritan chillan revoloteaban
Chupan  la sangre de los dormidos
En esa  casa, la cuarta casa
la cuarta casa de las torturas, y ahí entró

Únicamente es un anticipo
Nuestro relato de las torturas
Por que de la primera
La Voladora  no pudo pasar.

Lo engañaron,
Se acabó el puro que a la chancha le entregaron.
Lo engañaron
Grandes  fueron los tormentos  que Xibalbá preparó.

Sr. de Xibalbá: ¿Dónde esta mi puro?¿Dónde está la antorcha que anoche te vinieron a dejar? ¿Que encienda el puro y que lo devuelva al amanecer, acaso no te dijeron?
Arquero: Los acabé, Señor. (Le  entrega  cenizas)
Sr. de Xibalbá: Está bien, hoy se acabaron tus días. Cortaré tu cabeza, es decir, te destazaré, tu cuerpo será partido. ¿Querías jugar  pelota? Y mi puro te haz fumado Partido... partido tu cuerpo. Jaja. (Cortamiento de cabeza de Una Chancha Voladora Arquero. Lo cuelgan en un árbol, el mismo aquel de la pelota.)  Que nadie toque los frutos ni se ponga debajo del árbol. Que ninguno venga al pie. Ya no atacará este arquero una Chancha Voladora.
Bastón de Calavera: Que nadie toque los frutos ni se ponga debajo del árbol. Que ninguno venga al pie. Ya no atacará este arquero una Chancha Voladora.
 Puyador Pestilente:  Que nadie ponga los frutos ni se toque del árbol  debajo. Venga al pie que ningúno. ¿Atacará una Chancha? ¿Este Arquero Voladora?, ya no.
(Salen los tres con el paso de los años el patio de pelota es tapado por la basura. Entra Joven Sangre  al  basural  mira con curiosidad el árbol. Le grita a su padre Mala Sangre)
Joven Sangre: Mala Sangre, iré a ver el árbol que dicen. Si es cierto que ya tiene el fruto que oigo.
Mala Sangre: Joven Sangre, “Ni se pongan debajo del árbol”, dijeron. Se atajaron ya todos los de Xibalbá. “Que nadie vaya al pie”, así fue dicho.
Joven Sangre: Por lo que oí decir,  Mala Sangre,  esas frutas son verdaderamente deliciosas.
Mala Sangre: En ese caso, Joven Sangre... muchas muchas,  frutas.  Grande bolsa  traigo.
Joven Sangre: ¿Por qué no iría yo a ese árbol del cual tanto se habla? (Encuentro de Joven Sangre con la mascara de jugar pelota de Un Arquero Chancha Voladora colgada  en el árbol. Ella se enamora. Canta)                 
Oy vimu ya kriko
Ique oi nem alé
Oy drimá ney te
Ne bude sakti
Dí av milen inkoyi
¡Ji ji ji.. ya, ya ya....! ¿Con que  tiene fruto este árbol? ¿Qué es lo que le hace fructificar? (Se extiende para arrancar el fruto)No lo cortaré. Me moriré,  me perderé si tomo una. ¡Si cortaré una! ¡No, lo haré! ¡Si una sola!
Voz de Chancha Voladora: ¿Qué deseas de lo que es sólo hueso prendido en las ramas de los árboles?
Joven Sangre:  Su  frutito deseo.
Voz de Chancha Voladora: Estas frutas en las ramas no son más que hueso. ¿Las deseas igual?
Joven Sangre: Sí  las deseo.
Voz de Chancha Voladora: Está bien, tiende entonces la mano izquierda.
Joven Sangre: Muy bien.  ( La mascara de la Chancha Voladora escupe ambrosia en la palma de su mano)
Voz de Chancha Voladora: Solamente una señal  te ha dado mi saliva, mi baba, porque mi cabeza ya no trabaja, es sólo hueso, fruto en el árbol, ya no tiene trabajo. Era cabeza de un gran señor, era buena cuando tenía carne; desde que morí infundió miedo a la gente.
Joven Sangre: Miedo no tengo. Quiero tu fruto y tu saliva.  La saliva como tu simiente, como baba que origina.
Voz de Chancha Voladora:  (Engendra por la saliva).  Es hija de Señor, hija de sabio, de orador, de arquero; no se perderá, así seguirá, que se cumpla, que no se extinga, que no desaparezca la generación de señores, hombres sabios, oradores, arqueros; que queden siempre hijas, hijos como herencia, es lo que he hecho contigo.
Sube pues allá arriba, sobre la tierra no morirás, formas parte de la verdad.
Joven Sangre: Sea así engendrado, un hijo en mi vientre  por la saliva (Risitas) ¿cómo así originó? (Regreso a su casa embarazada. Entrega la bolsa de frutos al padre)
Mala Sangre:  Hace rato miro, Joven Sangre y  recién veo. ¿Es gordura o hinchazón?
Joven Sangre: Ni es lo uno ni es lo otro,  Mala Sangre padre mío.
Mala Sangre:  ¿De quién es hija mía, el hijo que llevas en el vientre?
Joven Sangre:  No tengo hijo, padre; no conocí  hombre. Comí fruto del árbol de Partidera de Pino.
Mala Sangre: ¿No estuviste con hombre alguno?
Joven Sangre: Con hombre, no.
Mala Sangre:  Iremos a Xibalbá. Verdad, o no verdad el señor nos lo dirá. (Baile viaje al submundo. Llegan a "cuatro camino" Saluda a cada uno como corresponde)  Oh Sr. de Xibalbá Una Muerte Siete Muertes. Oh Sr. servidor Bastón de Calavera. Oh Sr. servidor Puyador Pestilente. No te saludo  a ti muñeco de cartón.
Sucede que mi hija abultado el vientre tiene. Si no  gordura ni  hinchazón, verdad es fornicación. El vientre inflado esta.
Sr. de Xibalbá: Está ésta. Está bien, ponla en confesión; (A Bastón de Calavera)si no dice, pártela; pero lejos de aquí por los caminos. Que confiese. (La observa, la huele)
Mala Sangre: He... está bien, Señores. ¿De quién es el hijo que llevas en el vientre, hija mía? Di su nombre y te salvará. ¿Con quien haz fornicado?
Joven Sangre:  No he fornicado. Ni conocí  hombre alguno. (Se enfrenta a los ojos de Xibalbá) No conozco su nombre, Una Muerte Siete Muertes.
Sr. de Xibalbá: Está bien. No sabes su nombre. Pero es cierto entonces que eres fornicadora. ¡Pártanla! Puyador Pestilente, Bastón de Calavera, traigan su sangre en un vaso porque hoy tienen que agitar los señores. (Xibalbá lleva a Mala Sangre perplejo la mira partir, las cosas se le fueron de las manos. Puyador y Bastón arrastran  a Joven Sangre  para matarla)
Joven Sangre: No está bien que me maten, ustedes grandes señores Bastón de Calavera, Puyador Pestilente, porque yo no he fornicado para tener lo que llevo en el vientre, solo así se engendró. La saliva de un árbol me cayó en la palma.  Aquí cerca en Partidera de pino
Bastón: Hacia allí vamos, ahora.
Joven Sangre: A Partidera de pino. ¿Me partirán, a mí, ustedes mensajeros?
(Puyador hace gestos obscenos, seguramente la violará. Joven Sangre baila alrededor de Bastón de Calavera, al crecer ella en su erotismo Puyador Pestilente, como un gusano se sacude, cuando de la calentura no da más, grita)
Puyador:  Está bien, detente no nos tortures más. (El aire recupera) ¿Pero qué pondremos en lugar de tu sangre? ¿Acaso el Sr. de Xibalbá no dijo? “Traénos su sangre en un vaso, porque hoy tienen que agitar los Señores”. ¿Acaso no habló así?
Joven Sangre: No soy fornicadora, es sólo del árbol lo que se hizo ¿Por qué están obligados a matar, hombres?
Bastón:  No quisiéramos que mueras ahora, pero ¿qué echaremos en el vaso?
(Bajo el árbol  llega y Joven Sangre la solución  descubre)
Joven Sangre: Utilicen la savia de este árbol.
Puyador:  (Desconfían)En verdad parece sangre la roja savia de este árbol.
Bastón: Exprime otra vez. Rojo de pura sangre su aspecto.
Puyador:  Arbol rojo delicado le diremos. (El jugo rojo se narigueta, por los agujeros del cuerpo se lo mete)
Joven Sangre: Allá sobre la tierra serán amados siempre, tendrán de mí lo que es vuestro.
Bastón: Está bien, Joven Sangre. Nos iremos, y subiremos a servirte.
Puyador: Y a cobrarte.
Bastón: Nos encaminaremos  pronto; llevaremos ahora el sustituto de tu sangre ante el Sr. de Xibalbá. (Joven Sangre sale.  Los mensajeros bailan hasta  Xibalbá).
Bastón: Cuando Una Muerte Siete Muertes pregunte:  ¿Estuvo bien? Diremos: ¡Muy bien!  Nos mandará  el vaso quemar, y arreglado todo queda. Ya sabes . ¡Muy bien! ¡Muy bien! (Puyador repite bajito muy bien. Llegan a las puertas  de Xibalbá). Aquí a Xibalbá con la orden cumplida Pestilente Calavera regresó.
Sr. de Xibalbá: ¿Estuvo bien?
Bastón:  Muy bien.
Puyador: (Se tara, que decir no recuerda) Fabuloso, no extraordinario, no… ¿era?..
Bastón:  Muy bien.
Puyador: OH si, apretamos una ramita y fa…( Como una orgía recuerda) chiquito cortamos y con un  palito la aspiramos.
Sr. de Xibalbá: Imbécil ¿Qué díces   Pestilente?
Bastón:  (Le da un golpe en la cabeza a Pestilente) Aquí la sangre  en el vaso.
Sr. de Xibalbá:  Aviva las brasas y ponlo sobre ellas.
(Bastón le pega a Puyador mientras se llevan el vaso.
Queda el espacio vacío.
Un Mono Voladora  Arquero con Antigua Ocultadora en su casa. Ella amasa y estira,  él  toca un instrumento o escribe. Se presenta  Joven Sangre como su nuera)
Joven Sangre: Ya vine, Antigua Ocultadora estoy aquí.
Antigua Ocultadora: ¿Quien eres tu?
Joven Sangre: Joven Sangre. Mire, falta poco por nacer un niño en este vientre; (Silencio. Ocultadora cree que es de Mono Voladora) es de Chancha Voladora arquero,  soy como una nuera, como su hija.
Antigua Ocultadora: ¿De dónde vienes? ¿Dices que de mi esposo un hijo, en el vientre tienes? ¿Y dónde está una Chancha Voladora arquero? ¿No se murió en Xibalbá pues? Han dejado señales de su muerte. (Los juguetes en el árbol)
Mono Voladora:  Mi padre en partido de pelota murió. Xibalbá es su tumba. Grande su triunfo fue, grande la trampa del SeñordexibalbáunaMuertesieteMuertes SeñorBastóndeCalavera SeñorPuyadorPestilente. Su cabeza  está perdida.
Antigua Ocultadora: ¡Sal de aquí, mentirosa!
Joven Sangre: En verdad, es cierto hace ya tiempo que pertenece a una Chancha Voladora arquero lo que tengo. Está vivo. Lo que ha hecho es descubrir la verdad, suegra mia.  No se ha muerto, está aquí. Así es:  verá la figura de lo que llevo cuando nazca.
Antigua Ocultadora: No quiero que seas como una nuera, es señal de fornicación lo que llevas en el vientre. Tú eres ingrata, el hombre del que hablas ha muerto.
Pero si es cierto lo que me dices, está bien que seas  nuera mía, me ayudarás: Vete a traer en una red nuestro alimento para comer.
Mono Voladora:  Pero como no tenemos una, vete a tejer red,  fabrica.  Si eres  familia  trabaja.
Joven Sangre:  Muy bien. (Camina al pie del árbol)  Oh ya veo, soy pecadora, soy desgraciada. ¿De dónde voy a sacar la red  que se me pide? (Descubre en  el árbol   una  red,  follaje que ya estaba.  Regresa a la casa)
Antigua Ocultadora: ¿De dónde trajiste esa red? Esta es prueba de que sí es cierto que eres mi nuera, seguiré viendo tus hechos para demostrar que es de sabios lo que tienes. (A comer con ellos se sienta. Da a luz a un arquerito Araña Voladora. Aunque él por un tiempo no sabrá su verdadero nombre. Muere Joven Sangre.  No se dan cuenta  del nacimiento ni de la muerte hasta que levantan al nacido.)  ¿Qué es esto? ¿Ea tu niño ha nacido,  me escuchas? (La zamarrea) Se ha ido, partió.
Araña Negra arquero te llamaremos. (El niño llora se lo deja a Mono Voladora)
Mono Voladora:  (Tomando al niño no sabe que hacer con el) Engendro, desde que llegaste traes problemas. El sustituto de mi padre soy yo. Basta no llores.  Prodigio tu origen conozco. Vete a tirarlo; en verdad sólo se la pasará chillando. Tiradlo desaparécele. (Canta Antigua Ocultadora y el coro)
Mono Voladora mal arquero
A su hermano arrojó en el hormiguero
Pero Araña hablo con las hormigas
Y en lo verde campo apareció.

Mono Voladora mal arquero
Pura envidia a su hermano menor
Hablador, Soñador, embustero
Murió sin ser el heredero de su padre que Xíbalba asesinó.
(Crece arquero Araña Negra en el bosque en armonía con los animales. Rata,  culebra, águila, sapo y piojo. Tótem Un Pie lo mira desde las sombras del árbol. Con su arco flecha caza, ora por los animales que tiene que matar para comer.  Al  bosque llega Mono Voladora , comida busca)
Mono Voladora: ¿Qué cazaste arquero Araña Negra? Tan sólo esto.
Araña Negra: Todos los días llevo.
Mono Voladora:  No te atajes Arquerito. Habilidad  faltará Araña Negra. (Antes de salir lo orina)
Araña Negra: Cambiaré su naturaleza, su estómago, de verdad que se haga así, porque mucho me ha hecho sufrir, quiso mi hermano mayor que me muriera, que yo desapareciera; por eso lo venceré.  Lo haré como signo. (Sale)
(Mono Voladora  con Ocultadora en la casa comen. Llega Araña Negra.)
Mono Voladora:  Tarde cantaste. Fuera de juego. (Se comieron todo)
Antigua Ocultadora: ¿Por qué no traes más pájaros?
Araña Negra:  Es que mis pájaros se quedan trabados en los árboles y no puedo subir; no soy tan hábil como Mono Voladora, ojalá quisiera ir conmigo, un hermano mayor tener quisiera para bajar los pájaros.
Mono Voladora :  Cállate Negra. Está bien, iré con Arañita. (Hasta el árbol juntos van. Mono Voladora  tiene miedo a subir.) 
Araña Negra: Nuestros pájaros de ningún modo caen, anda...  y a bajarlos tu sabes.
Mono Voladora: Está bien.  (Voladora  sube y crece el árbol por su miedo, no puede bajar) Hay pobre de mí el árbol ya me parece aterrador. Quiero bajar pero no podría.  Ay, no puedo bajar, no podré nunca bajar.
Araña Negra:  Tu cinto desata y amárralo bajo el vientre. Procura dejar lo que sobre hacia atrás, de esta manera te podrás bajar.
Mono Voladora: Bueno, así sea. (Tira del cinto y se transforma en cola y él  se convierte en mico con máscara. Empieza a gritar y a saltar en  el árbol. Le tira los pájaros a Araña Negra. No quiere bajar, está feliz en las ramas)
Araña Negra: Adiós hermano un Mono Voladora arquero de bananas. (Le tira una fruta. Araña Negra va con los pájaros a  casa  de Antigua Ocultadora).  Antigua Ocultadora vaya a ver lo que le pasó a mi hermano mayor, tenía la cara de verdadero animal cuando se fue por los árboles.
Antigua Ocultadora: No es tu hermano.
Iré a ver qué hiciste a tu hermano mayor. Si algo le pasó  a ti  te aquí.
Araña Negra:  No se preocupe, madre abuela. Verá otra vez a mi hermano mayor, lo haré venir solamente por usted. Pero no debe reírse cuando lo vea. ¿Me entendió?
¡Un Mono Voladora! (No baja. Toca  flauta.  Baja del árbol  Mono Voladora  de espaldas. La madre   ríe  por su solo aspecto.  Rápidamente al  árbol  sube)
Araña Negra:  ¿Qué hiciste madre? Sólo cuatro veces podemos llamarlo, tres veces ahora sólo faltan  para llamarlo por la música. Trate de aguantar la risa la próxima. (Toca la flauta. Mico baja, muestra la máscara, la cara explota de risa, madre no quiere pero ríe.)
Araña Negra: ¿Qué hiciste, abuela? Dos veces ahora sólo faltan. Ustedes tampoco se rían. Deben luchar contra la risa (Toca nuevamente, pone una banana, el mico baja se acerca a la fruta. Antigua Ocultadora  contiene la  risa. El  mico contento graciosamente  danza. Antigua Ocultadora   ríe. El mico se va fuera del teatro)
Araña Negra: Otra vez, ustedes también...  si vos y vos los vi con cara de risa ¿Qué no se rían acaso no les aconsejé? Tocaré una vez más (Toca, el mico no viene más. Antigua  Ocultadora  se pone a llorar) ¿Todo lo posible acaso no hice?¿No lo llamé  y vino? Pero no se entristezca, que estoy yo. Soy el nieto; es como mi madre, es  mi abuela. Un brazo soy. Cultivaré, limpiaré madre. No esté triste, estoy,  yo vuestro nieto;  sustituto de mi hermano mayor soy. Mediodía a comer volveré.
( Limpia el potrero y aparece el patio de pelota, como si fuera a descifrar las  reglas de un juego, en el dibujo que quedo en el piso, en las paredes, en los árboles.
Se mueve con sorprendente agilidad en el espacio.
A  comer con Ocultadora bailando se va.
Entra al patio de pelota una Rat que  persigue  su comida, rompe el trabajo de Araña Negra.  En su casa Araña escucha y corre armado hacia el patio. Araña Negra al acecho nocturno)
Araña Negra: ¡Mierda! No dormiré la  noche. No está bien lo que me hicieron. (Deja unos granos en el piso y toca la  canción  del  mico.  A la  Rat. caza)
Rat.:  Que yo no debo morir en tus manos, no me mates, ni tu oficio es limpiar  basura.
Araña Negra: Rat, rat.  ¿Quié  contás? Mi esfuerzo destruído.
Rat.: Suéltame,  tengo algo que decirte. Dame algo de comer antes.
Araña Negra:   Después te daré de comer; primero tienes que hablar. (Se lanza encima)
Rat.:  Vuestro padre fue arquero, se llamaba una Chancha Voladora.  Murió luchando en  Xibalbá.
Dejó sus juguetes antes de irse, colgó sus juguetes, están colgados sobre el árbol de tu casa:  Mascara, lanza,  botas, guantes,  pelota de hule.
Tu madre murió al darte luz. Tu nombre verdadero es Araña Voladora.
Araña Negra: Mientes y por ello morirás rat.
Rat: Guerrero del juego de pelota.
Araña Negra: Mi padre muerto en Xibalbá.
Rat: Sobre el árbol en el patio de tu casa escondió sus mejores  juguetes.
Es que la Antigua no te los quiere mostrar,  porque por los juguetes  murió tu padre.  
Araña Negra: ¿De veras lo sabes? ¡Mi padre jugador de pelota! ¡Una Chancha Voladora Arquero!  Aquí queso,  arvejas y otras cosas tengo. (Comen en silencio. Araña Negra piensa)
Rat.:  Muy bien hijo ...  ¿para comer no hay más?
Araña Negra:  No te preocupes, estoy yo. Araña Negra Voladora.Yo pienso, sé lo que le voy a decir a Ocultadora. Rápido te subo al costado de la casa cuando lleguemos, entonces te colocas donde colgada  está la pelota y los juguetes.  (Bailan hasta la casa)
Araña Voladora:  Antigua Ocultadora machácame unos gramos ¡Por favor! que el hambre azota   (La Rat sube al árbol,  los  juguetes  pasa, él los esconde. Entra  Ocultadora con la comida) ¿Qué pasó me cansé de esperar?
Antigua Ocultadora:  ¡Machácame unos gramos! ¡Machácame unos gramos! Como sino fuera nada.
Araña Negra: (Los devora) Bueno. Buenos ... estaban. No se preocupe madre, en el patio de pelota juego. (Se equivoco al decirlo, ocultadora  ve que se llevó los juguetes del árbol.
Araña Voladora Práctica  juego de pelota con lanza. Golpe la pelota contra las cosa.Despierta  el  submundo.)
Sr. de Xibalbá: ¿He? ¿Quién hace tal tracán Bumbum? ¿Quién empezó a jugar a la pelota sobre nosotros?
¿No tiene vergüenza de hacer ruido?
¿No murió una Chancha Voladora arquero, el que quiso engrandecerse ante nosotros? Desafíenlo.
Y si no viene destacen a todos. Id a llamarlo. 
Puyador: ¿Otra vez?
Sr. de Xibalbá: Digan, cuando al patio de pelota lleguen, “ Venga a Xibalba, a jugar con nosotros, arquero jugador. Repitan. (Lo hacen) dice el Sr.Una muerte siete muertes. Y no sean idiotas como siempre. (Lo golpea  a Bastón de Calavera. Este cae)  Id, que vayan.  Marchen.
Bastón : Un día cantaré tu hora, Sr. De Xibalbá
Puyador: ¿Otra vez, ir tenemos? Treinta y cinco años tardo en florecer. Apenas tiempo hace que lo fuimos a llamar.
Bastón:  Otro jugador debe ser. No ejemplifica la rama. (Hasta el patio de juegos bailan.)
Bastón:  (Fanfarria y proclama) Una Muerte Siete Muertes Sr. de Xibalbá  a competir a la pelota desafía. “Venga aquí a jugar con nosotros, y  llevarán su premio” dijo.(Ríe)
Puyador: No dijo eso -“Que venga a Xibalbá a pelotear o los destazaremos los desollaremos  a todos .
Bastón:  No fue lo que dijo, eso.
Puyador: Sí, digo. Destacémoslos ahora y ya. (Quiere arremeter contra los espectadores)
Bastón: ¡Estupido! Calla.
Antigua Ocultadora: (Escondida tras un tacho) Partido de pelota en Xibalbá.
Bastón:  Quien sea  el de la pelota, al arquero jugador, aquí, en una semana  esperan los Señores de Xibalbá.
Antigua Ocultadora: (Se asoma y va hasta ellos) Está bien, mandaré a llamarlo.
Puyador: A recogerlo, aquí, vendremos. Sino a todos destazaremos. (Salen)
Antigua Ocultadora:  Qué fastidio. ¿A quién buscaré para llamar a mi nieto? ¿No iba a ser cierto lo de Xibalbá? (Se toma el cuello) Así ocurrió la venida de los mensajeros antiguamente cuando fue a morir su padre.
En el árbol pelota y lanza eencontró.
Por eso yo no quería, por Xibalbá.
Para correr estoy vieja, cómo le avisaré.   (Del  árbol  un piojo  cae y se le mueve por el cuerpo).  Un Pioj. Oh que alegría ¿Quisieras ayudarme, a mi nieto yendo a llamar?  Está en el patio de pelota. Dile  “Vino citador mensajero adonde vuestra abuela”  le dirás cuando llegues; “en siete días debes presentarte, para partido de pelota en Xibalbá dijo el mensajero de Xibalbá Bastón de Calavera.” Ahora marcha  (El Pioj. invisible sale.  Un Sap. lo ve venir.)
Sap.: ¿A dónde vas hermano? Llevas mandado en tus orejas  (El Pioj. salta)  Pero veo que no vas ligero. ¿Quieres que te trague? Yo soy ligero, así pronto llegaremos. (El Pioj. intenta huir rápidamente) Bueno está. (Se lo traga, se queda disperso, no se apura) Llamar a un nieto arquero. (Entra una Culebr. el Sap. se asusta)
Culebr.: ¿A dónde vas, hermano?
Sap.: ¡Soy mensajero!  Llevo un mandado en  el  estómago.
Culebr.: Pero veo que no vas rápido;  si yo fuera tu llegaría más pronto. Mejor es que te coma. (Se lo traga. Se quiere mover pero está pesada. Entra un águil.  Y sin mediar palabra se la traga. Vuela pesadamente y se  posa  en  el  árbol  del  patio de pelota. Grita, wak wak)
Araña Voladora: ¿Quie  grita? Sabré con mi arco. (Tira al Ágil.  del árbol, la atrapa) ¿De dónde vienes? ¿wak wak, qué dice?
Aguil.:  Traigo un mensaje en mi estómago, cúrame primero y entonces lo daré.
Araña Voladora:  Bien.  (Con cosas de ahí  cura al Ágil) Dilo pues... (Vomita una Culebr.) ¿Tú quié? ¿Tú qué sabes?
Aguil.: Vomitalo, vomitalo. (La Culebr. vomita al Sap.)
Araña Voladora: ¿Cuál es tu mensaje? ¡Habla!
Sap.: Tengo el mandado en mi estómago. (No arroja nada. Araña Voladora  quiere pegar ahorcar)  Un grosero  eres. (Una patada  en  el  culo le pega, escupe el Pioj.)
Araña Voladora:  Un piojo. picador picante. Habla (Al  oído lo lleva). Mi abuela... citador... mensajero Una Muerte Siete Muertes... (Los animal salen) que venga en siete días, allí competiremos decididamente; que venga con sus juguetes,  pelota,   lanza,  pechera; y escarmentará: mi abuela  mandó avisar. Lloró. ¿Cómo no ha de ser cierto? (Hasta la casa baila. Sus  juguetes prepara con ayuda de Antigua Ocultador, y en un guerrero jugador se transforma.)
Araña Voladora: Irme abuela tengo,  hora de despedirme ha venido, esta señal es mi destino. Soy Arquero soy hijo soy nieto, no soy sembrador en  tierra seca. (Se abrazan. Entran a buscarlo Puyador Pestilente y Bastón de Calavera, los  separan. Camino a  Xibalbá  con los ojos vendados  los asistentes ponen  trampas ,  él las evita, barranco, río. Llegan a "cuatro camino”. Negro, rojo, amarillo, blanco.  Contra el árbol, ahí lo dejan. Llega el Sr. de Xibalbá  sus  asistentes y un muñeco a cada una de las esquinas.  Araña Voladora  sube al árbol. Dispara un pelo    contra  uno de los señores de Xibalbá)
Puyador : ¡Aayy!
Bastón: ¿Por qué gritas  Pestilente?
Puyador: No sé algo  aquí pinchó, Calavera.
Sr. de Xibalbá: Se pueden callar.
Puyador y Bastón: Claro que sí, Sr. de Xibalbá Una Muerte Siete Muertes.
Sr. de Xibalbá: ¡Silencio!
(Baja del árbol y si instala en la encrucijada de caminos Voladora  arquero)
Bastón: Saluda al gran Señor.
Araña Negra: Este no es Señor, es muñeco de cartón. (Le corta la cabeza) Buenos días Sr. de Xibalbá Una Muerte Siete Muertes.  Buenos días Sr. Bastón de Calavera. Buenos días Sr.  Puyador Pestilente.  Los conozco por sus nombres. Los re-conozco.
Soy  Araña Voladora arquero y a vencerlos he venido.
Sr. de Xibalbá:  Veremos que tienes. Siéntate. Deseo que te sientes.
Araña Voladora:  Ese no es asiento, eso es piedra candente. Quisieron engañarme. Me iré. (Puyador Pestilente lo niega, lo toca y se quema.)
Sr. de Xibalbá: No, no lo hagas. No receles
(Entra Puyador Pestilente con la pelotacon cuchillos, quiere que se juegue ya)
Puyador: Reglas de juego;  Lo que un gol tarde en hacerse. Tres partidos a jugar dos a vencer.
Araña Voladora: Esta bien juguemos ahora.
Sr. de Xibalbá:   No ahora no.  Id a la casa de los aposentos. Descansa en la casa oscura, se te llevará un  puro para humear y una antorcha.  Mañana por el alba en el patio de Xibalbá. A tu dormitorio. Ahí, descansa. (Sale  Araña  Volador)
Mañana morirá Negra Voladora Arquero, su juego nos insulta. Nuestros son los juguetes de su padre  los de él agregaremos. (Bastón de Calavera  le lleva un puro y una antorcha)   
Bastón:  “Que encienda el puro y que lo devuelva al amanecer, que no se lo acabe y que traiga la muestra”, dijo Una Muerte Siete Muertes Sr. de Xibalbá.  
Araña Negra:  Bien. (Lo enciende. Al retirarse Bastón apaga el cigarro y le pone fuego falso, lo mismo con la antorcha. No consume. Amanece)
Puyador:                                 Oh oh oh eh oh eh oh eh.
¿Dónde está  mi puro?   Una Muerte, le dirá.
¿Si arde aún la antorcha?    Siete Muertes gritará
No podrá ofrecerle nada
Araña Voladora su cabeza perderá.

Araña Voladora: No los acabe, Señor.  (Se los entrega a Una Muerte)  Buen día tenga el Sr. de Xibalbá Una Muerte Siete Muertes.
Flaco día Bastón de Calavera.
Flatulencias para usted Sr. Puyador Pestilente,  ¿hoy no juega   el muñeco de cartón?
Sr. de Xibalbá: Está bien. (Lo empuja) ¿Quién eres? ¿De dónde vienes? ¿Quiénes te engendraron?  En verdad  nos está irritando porque no es bueno lo que nos haces; eres extraño,  rara tu existencia. (Calavera amaga con su bastón) Por ahora no cortaremos su cabeza.  Vamos a competir contigo, hijo. ¿De dónde vienes? Dilo.
Araña Voladora :  De dónde vengo, no sé, en verdad no lo sé.
Sr. de Xibalbá:  Ya, vamos a pelotear entonces. (Entra Puyador con un pelota con clavos)
Araña Voladora:  Juguemos
Sr. de Xibalbá:  Pero emplearemos nuestra pelota.
Araña Voladora:   Entonces no vamos a emplear la mía.
Puyador: Primera jornada. Un gol. (El juego de pelota es una especie de básquet de un solo aro, con rugby por los tacles y done la pelota pasa como en el hand bol. Se ponen en posición para el pique.Tira la pelota arriba para el primer salto y todos salen corriendo, menos  Araña Voladora que viendo la pelota en el aire no la agarra.)
Araña Negra: Ustedes quieren matarme. ¿Acaso no  mandaron por mí? De veras, lástima de mí. Yo me iré. (Todos lo detienen, no te vayas, etc.)
Sr. de Xibalbá:  No te vayas, hijo no;  todavía tenemos que luchar,  emplearemos tu pelota en el partido.
Araña Voladora:  Así acepto. (Cambio de pelota)
Sr. de Xibalbá: Espera, ganaras tu vida ¿nosotros qué ganaremos?
Puyador: ¡Es verdad pues! No pensamos en los premios, yo quiero... (Lo hacen callar)
Sr. de Xibalbá: Cuatro recipientes ...
Puyador:  ¡No!
Sr. de Xibalbá:  con flores...
Puyador:   ¡No!
Sr. de Xibalbá:  de cuatro colores.
Puyador:  ¡Ay! qué bonito.
Araña Voladora:  Está bien, pero ¿qué clase de flores?
Sr. de Xibalbá:   Muchis rojas.
Bastón:  Muchis blancas
Puyador:  Un manojo de  amarillas grandes.
Araña Negra: Bien está.  (Para sí) ¿De dónde sacaré flores en Xibalbá?
(Comienza  el primer partido. Araña Negra tiene más fuerza más habilidad más alegría. Cada vez  que les gana una  jugada  el  Sr. de Xibalbá castiga a los asistentes.  Los dos asistentes frenan a Araña Voladora y  Xibalbá hace el gol.
Puyador: OiOiOi. Xibalbá gol.
Sr. de Xibalbá:  Mañana, el premio de este encuentro retiraremos. Muy temprano nos traerás las flores si no...(Bastón hace el gesto)
Araña:  Está bien, y temprano tendrás que volver a luchar. (Los ganadores cantando salen. Araña convoca, canta -  pide ayuda  a  los animales.  Cuchicheando organizan la acción. Araña Voladora entretiene con su  flauta a los servidores mientras los animales traen de afuera flores. Termina la canción y ya tienen preparados los floreros. Entra al patio de pelota Una Muerte siete muertes sabiendo que Araña no podrá cumplir)
Bastón: (Va  hasta  el  Sr. y vuelve)  Qué venga, dice el Señor, “que traiga lo que he ganado”.
Araña Negra:  Aquí  sus flores.
Puyador: ¡Ay! qué bonitas (Se come una)
Sr. de Xibalbá: ¡Bastón Pestilente! ¿Dejaron que robe las flores?
Puyador: La flauta hace muy bonito.
Sr. de Xibalbá: ¡Vemos que éstas son flores!
Bastón: No los sentimos Señor.
Puyador:  Tampoco sentimos cuando nos masticaron la cola. (Sr. de Xibalbá  los castiga, fieramente, quedan medio rotos para el partido. Lo gana Araña Voladora)
Sr. de Xibalbá:  El partido es tuyo.
Araña Negra:  Mañana otra vez.
Sr.de Xibalbá:  Deténte, esta noche en la casa de hielo duermes, que descanses  si puedes.
(Canta Araña)
La tortura nuevamente 
en la casa de Xibalbá
ya pase el cuarto obscuro 
donde mi padre murió.

Ahora viene la de hielo 
¡Blanco frio en esa casa!
Es deseo de  Xibalba 
que  de frío  muerto caiga.

No hubo muerte  por el frío.
La noche pase tocando
la canción me daba fuego
retumbaba Xibalbá.

Rapidito me mandaron 
a la casa de leones
Mil mordisco me tiraron,
pero yo les explique.

A´ ca uno di lo suyo.
Todo el mundo bien comido
Los leones no jodieron
tranquilito descanse.

(Como si lo escribiera en un nuevo libro instrumento maquina) Pero no era que descanse, la idea de Xibalbá.
Me entraron a una casa de murciélagos, sólo murciélagos había; era una casa de vampiros, grandes animales de ésos que tienen la nariz como ovidiana; gritaban ante mi.
Estuve ahí, dormi dentro de un tacho defendido con mi arco y  no mordieron los vampiros. Toda la noche revoloteando estuvieron gritando ¡Kilitz!¡Kiltiz!; Kilitz gritaron toda la noche; pero  sosegaron  un momento, ya no se movieron los murciélagos. Y aquí bajo del cielo un extraño... (Entra Tótem Un Pie);  lo que hizo es  misterio no revelado (Desdoblamiento  de  Araña Voladora en dos, un costado masculino y una mujer en el opuesto  femenino.  Habla uno y mueve la otra boca)
Araña Masc.: ¿Quiere amanecer?
Araña Fem.: Quiere. Parece que sí, iré a ver.
Araña Masc.: Y veré. Si ya amaneció.  (Ve a Tótem Un Pie, se asusta entra. Tótem Un Pie sale)
Araña Fem.: ¿Qué fue eso?
Araña  Masc.: ¿Qué hubo? ¿No amaneció aún?
Araña  Fem.: ¿Qué pasa mi mano no se mueve?
Araña Masc.: ¡Una mujer! (Se descubren iguales y diferentes como gemelos imposibles)
Araña Fem.:  ¡Que amanezca esta pesadilla!
Araña Masc.:  ¡Ay! ¡Qué desgracia! (Cada uno recupera el sonido de su voz)
Araña Fem.: ¡Una mujer!  Nos han vencido.
Araña Masc.: Avancemos. (Les duele)
Araña Fem.:   Cabeza.
Araña  Masc.:  Culo. (Se desdicen y se chocan,  afinación de habilidades)
Araña Fem.:   Como recuperé los juguetes…
Araña Masc:  Así es como ganaré. (Araña Fem.  se viste de jugador y se esconde a un costado. Llega el equipo de Xibalbá. Puyador trae la pelota.  Comienza el partido. Los dobles hacen jugadas imposibles para uno sola persona. Al final tira la pelota afuera)
Sr. de Xibalbá: ¡¡¡Huuuuu!!!!  La colgó ¿Dónde están los recogedores? A  buscarla.
Bastón:  No iré, a buscarla ve tu.
Puyador:  No iré. A buscarla.
Sr. de Xibalbá:  Ya van a ver, iré yo.
Bastón: No, yo iré.
Puyador: No, no hace falta que se molesten, iré yo. (Salen los tres.  Una Araña Voladora  desdoblada  reflexiona)
Araña Fem.:  Me matarán igual. 
Araña Masc.:  No  van a dejar ganar.
Araña Negra Fem.:  Ay mi corazón presiente: usarán el fuego para darme muerte.
Voz de Puyador:  Vengan ayuda, la pelota  no encuentro.
Araña Fem.: No importa lo que hagamos...
Araña  Masc.:  Al árbol pronto sube  regresan.
Bastón: ¡Y no la vimos!
Sr. de Xibalbá: Sea que comience.
(Gana nuevamente arquero Araña Voladora con su doble)
Sr.  de Xibalbá: No importa tu merecimiento. Xibalbá te dará muerte.
Por tus incontables prodigios  cuidado tendremos con tu muerte. Moleremos tus huesos.
Bastón: Arrojémoslo por el barranco.
Puyador: Mejor arrojemos sus huesos río abajo.
Bastón: Que se muera ese magnífico, quede el polvo de sus huesos en el río.
Sr. de Xibalbá: Que el agua se lo lleve.
Puyador: Pasando entre pequeñas y grandes montañas.
Sr. de Xibalbá:  Sea así. Pronto el río.
(Los arrojan desde el árbol, como la tabla pirata, al fondo del barranco. Se retiran los de Xibalbá.
Los Araña Voladora salen del agua entre los dos se ayudan, hay un cambio, un nuevo nacimiento  como artistas ambulantes.
Alegran  a las gentes.
Durante la canción  ella baila.
El submundo intrigado por la música se asoma y espía el número musical ya por finalizar.
En el final  del espectáculo  Araña Voladora Masculino se suicida clavándose una daga y resucita)
Canta el coro: Al rio, sí al rio,  bolsa de huesos
Al rio, sí al rio hasta desaparecer.
Se volvió a ver su cara,  salió ileso del agua.
Todo el mundo lo miraba era hombre y mujer.

Al rio, sí al rio,  bolsa de huesos
Al rio sí al rio hasta desaparecer.
Gente pez gente pez, los del pueblo  llamaban
Por su agalla  su brillo  su forma de bailar.
Armadillo, comadreja, anda solo y otros tantos.

Baila bombo en las manos  cuchillo lo mataba
Despues  resucitaba y cantaba otra vez
Al rio, sí al rio,  bolsa de huesos
Al rio sí al rio hasta desaparecer.

Bastón:  “Que a divertirnos venga. Queremos verlo, admirarlo queremos, eso dice Sr. de Xibalbá Una Muerte Siete Muertes. Verdaderamente bello es lo que danzan y sus Muertes”. Sr.  bailador  acepte el mandado de los Señores.
Puyador: ¿Quién será ese miserable que se mata y resucita? dijo Siete Muertes mientras...
Araña  Masc.: No quiero ir, porque de veras  miedo tengo.
Araña  Fem.: Me da vergüenza entrar a la casa de  los Xibalbá, es horrible mi presencia.
Araña  Masc.:  Tengo muy grande los ojos por la pobreza.
Araña  Fem.: ¿No han visto  sólo baile hago?
Araña Masc.: Mis compañeros de miseria (por el público) sin la diversión de mi baile se quedan, se entusiasman conmigo.
Araña Fem.: Que lo haga para los Señores de Xibalbá pues no es conveniente. De manera que, no quiero ir, mensajero. (Se felicitan los dobles)
Pestilente: (Eructa, se tira pedos, hace bolas de moco, está sacado, en el punto de la violencia) Bailador...
Bastón: Suyo. (Puyador los reduce, ellos se dejan. Marchan cabizbajos, humillados. En "cuatro camino" se arrodillaron los Araña.
 Sostienen  la mirada frente al Sr. de Xibalbá pero no los nombran, ni dicen sus nombres.)
Sr. de Xibalbá:  Oh muy admirable lo que hacía si es verdad que lo hizo. Morir y resucitar yo no puedo morir ¿De qué país, de dónde vienes? Habla de tu pueblo.
Araña Negra Masc.: Cualquier pueblo es mi país.
Sr. de Xibalbá: Ya, pero tu padre tu madre.
Araña Negra Fem.: No sé,  Señor. No conocí a mi madre ni a mi padre.
Araña Negra Masc.: Tenía poca edad  cuando murieron.
Sr.de Xibalbá: Diviértenos, lo pagamos ¿Cuánto cobras?
Araña  Masc:  De veras me da miedo.
Sr. de Xibalbá:  No tengas miedo, ni te asustes. Mejor primero el baile ¡Baila! Muestra  lo que sabes, queremos divertirnos, es nuestro deseo, para eso fuiste llamada;  daremos tu paga. (Música para el baile de la seducción por una Araña  Fem. Bastón de Calavera y Puyador Pestilente se pegan entre sí, por la excitación)
Sr.de Xibalbá:  Muere dicen que te matas y resucitas.
Araña  Masc.:   El que vive muchas vidas muchas muertes debe morir. ¡Alma mía! (Bailando  mata a Araña Fem. Silencio. Se mata él. Silencio en Xibalbá. Resucitan y se vuelven a unir un solo Araña Voladora aparece. Gritos aplausos gran entusiasmo.
Puyador:  Mátame, repítelo conmigo corta mi vientre.
Bastón:   Probar probar quiero.  ¡Destázame! vos mismo.
Araña Voladora: ¿Para divertirse no es que me llamaron?
Puyador y Bastón:   Métanos sí, métanos. Adentro adentro.
Araña  Voladora:  Bueno, y los haré resucitar.
Sr. de Xibalbá:   ¿Y yo?  Yo pagué.  Mátame a mí primero el Sr.de Xibalbá así  exige, mátame a mí.
Araña Negra:  Tú lo has dicho. (Lo mata, le quita la máscara. Los servidores ven que no resucita.  Se ponen a llorar.)
Araña Voladora:  Ea ustedes, horrosas miradas, malvados servidores, incitadores de  decadencia y  guerra, hipócritas, traidores, irascibles, esclavistas.
Puyador:  ¡Lástima un poco de lástima!
Araña Voladora: No es limpia  tu sangre.
Puyador: OH crecen mis granos, las pústulas estallan.
Araña Voladora: Sólo madre de lo a perder echado seras,  sólo retoño de tacho.
Bastón:  (Contento) Llegó el fin.  También llega mi hora. Destazame.
Araña Voladora: ¡O no! recién comienza. Padre de lo que se acaba, vas a ser. Sólo trasto inservible será tu creación. Nacerás muerto. Y si un capullo sale será hueco.
Bastón y Puyador: No por favor degüéllanos.
Araña Voladora:  Los aplaudirán, los hipócritas, los tristes, los sirvientes del vicio, los malos críticos.
Bastón y Puyador: Nos iremos y volveremos a servirte. (Salen)
Araña Voladora:  Oigan todos lo dejado iluminado.
Yo soy vengador, de la muerte de mi padre y de todo lo que desearon que sufriera. El nombre de mi padre es una Chancha Voladora arquero.
Ahora debo inscribir junto al suyo mi nombre (Como relatando un mito. Escribe) “Arquero Chancha Voladora  fecundó por su saliva a Joven Sangre quien fue muerta a dar  luz. Con un hilo de baba Voladora puso la simiente para que quedaran siempre hijas hijos como herencia, es lo que han hecho conmigo." (Sobre  fondo musical tótem Un Pie se asoma )

APAGÓN






Entradas populares de este blog

Antígona Furiosa Griselda Gambaro

Dos mujeres de Javier Daulte

LAS ACEITUNAS Lope de Rueda